Casa Imperial de Austria

Página 23 de 23. Precedente  1 ... 13 ... 21, 22, 23

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Casa Imperial de Austria

Mensaje por Invitado el Miér Mar 21, 2012 4:31 pm


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Casa Imperial de Austria

Mensaje por Invitado el Miér Mar 21, 2012 5:36 pm

Luz te ha quedado fenomenal, y además se puede leer perfectamente,
El retrato de Francisco José es fantástico.
Me pregunto si el término progresista (la verdad es que no lo he consultado) tal y como Queralt del Hierro define a la joven o más bien adolescente Elisabeth debía conocerse en aquella época.
Y me pregunto tambien si lo más dificil, en lo que respecta al reinado de Francisco José fue conciliar el caracter austriaco (occidental) y el húngaro (oriental), son muy dispares. Más que en los problemas de dominio político, de hacerse con el poder, pienso yo que los enfrentamientos y las diferencias venías originadas por las diferencias culturales y que no hubo más gracias a que la Emperatriz puso mucho de su parte para que no las hubiera por su amor a Hungría.
En un rato posteo un fragmento de como el emperador conoció a la emperatriz que me entusiasma.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Casa Imperial de Austria

Mensaje por Invitado el Miér Mar 21, 2012 6:43 pm





"
El hogar de Elisabeth era el Palacio de Possenhofen, en el lago Starnberg, donde había crecido en una hermosa libertad. Sisi, como la llamaban en círculos familiares, era la segundona, detrás de su hermana mayor Elena y, precisamente por ello, todo lo que perdió en atención lo ganó en libertad. Ella misma dijo una vez a su lector Christomanos que, como joven emperatriz, era "
la princesa más ignorante de Europa"
. Sus ocupaciones preferidas eran montar a caballo, retozar por el parque y por las orillas del lago. Su forma de andar, leve y suspendida, era como la de su padre. Su lugar preferido, la caballeriza de su padre. El día más triste del año fue cuando se tuvo que despedir de Possenhofen. Cuando en Otoño de 1852 la princesa quinceañera dejó ese lugar amado, no sabía que sería una despedida para siempre. Las dos hermanas, la archiduquesa Sofía, madre del emperador, y la duquesa Luisa, madre de Elisabeth, habían convenido un encuentro en Ischl en el verano del año siguiente. No sin un propósito, es probable que secretamente estuvieran de acuerdo en unir a Elena, de veintitrés años, con Francisco. La madre de Elisabeth se alojó con sus hijos en el Hotel Elisabeth y los padres del emperador en su palacete de verano. El 17 de agosto de 1853 Luisa invitó a comer a su sobrino.

En la mesa para cuatro se sentaron el joven emperador, Elena y sus padres. Sisi comió con su institutriz en la habitación contigua. La duquesa pensaba que era conveniente que la impetuosa hija menor no estuviera presente en aquella decisiva ocasión. El tiempo de la visita está predeterminado y, minuto a minuto, se acerca el momento en que Francisco José debe tomar una desición. Siente la mano de la madre, esa mano tierna pero fuerte que lo quiere guiar por ese inquietante momento. Siente las dudas que palpitan en su sangre, se ve despidiéndose de los pequeños deleites de la soltería. En las pausas de la conversación oye el tictac de los segundos, lo agobia observar la timidez de Elena y la mirada de su tía, que temerosamente transmite una pregunta. En ese momento de vacilación de la hija mayor se oye desde la habitación contigua la voz de la muchacha de dieciseis años. Llaman a la mesa a Sisi, la niña. Entra animadamente en la habitación. Sus mejillas están encendidas por una pequeña discusión con la institutriz. Saluda a su primo Francisco José con infantil timidez, sin sospechar la importancia que ese momento tiene para los adultos presentes. El joven emperador se queda deslumbrado por la joven. En su cerebro surge una decisión súbita que aparta toda inhibición y toda duda. Su esposa no va a ser Elena, sino Sisi. La manecilla del reloj llama al emperador y el destino de Francisco José y Elisabeth queda sellado.

El dieciocho de agosto, día en que Francisco José cumple veinticuatro años, ante el portal de la iglesia, la madre del emperador cede el paso a la jovencísima Elisabeth. La Corte y el mundo saben lo que ha sucedido. El "
Wiener Zeitung"
, diario del gobierno del Estado, informa cinco días después "
Su Majestad Apostólica Imperial y Real .... el Emperador Francisco José Primero, se ha prometido en Ischl con la Princesa Elisabeth Amalia Eugenia de Baviera, Duquesa de Baviera, tras obtener el consentimiento de Su Majestad el Rey Maximiliano José y de la Duquesa Luisa, nacida Princesa Real de Baviera. Que la bendición del Señor Todopoderoso...."
El joven emperador permanece un mes con su prometida. Es la primavera de la vida de Francisco José, el tiempo de la pura felicidad, cuando le está permitido ser nada más que feliz, libre de las presiones que impone la dignidad.

"
Adiós, calladas estancias,
adiós, viejo palacio.
Primeros sueños de amor,
reposad en el palacio del lago.

Adiós, desnudos árboles,
y arbustos, pequeños y grandes.
Cuando volváis a brotar,
lejos de aquí estaré"


Elisabeth (1853)

Fuente: Karl Tschuppik
Elisabeth Emperatriz de Austria


Última edición por el Miér Mar 21, 2012 11:26 pm, editado 2 veces

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Casa Imperial de Austria

Mensaje por Invitado el Miér Mar 21, 2012 7:20 pm

Laura querida, no tengo ningún mérito, es todo tuyo :-)

Tus reflexiones son siempre interesantes, me pregunto lo mismo, estoy segura que nuestra Archiduquesa nos puede aclarar mucho más al respecto.

Por cierto, he visto el video del tren imperial...¡¡¡qué elegancia, qué ambiente!!!

Muy bonito este pasaje sobre el encuentro entre Francisco José y Elisabeth. Un momento puede cambiar la vida ;
)

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Casa Imperial de Austria

Mensaje por Invitado el Miér Mar 21, 2012 11:23 pm

Luz
Muy bonito este pasaje sobre el encuentro entre Francisco José y Elisabeth. Un momento puede cambiar la vida

Este pasaje me sorprendió mucho, no me esperaba ese encuentro, ella está a parte con la institutriz, es una niña. No hay bailes, ni fiestas... todo es muy normal,. Sin embargo hay que ver como lo sublima el autor. Si la hubiera conocido en un baile en una embajada o algo por el estilo... no hubiera tenido esa magia que tiene este fragmento. El autor sabe conjugar a la perfección el trabajo de investigación con un extraordinario ejercicio de sensibilidad. Hay otros pasajes que conmueven como este.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Casa Imperial de Austria

Mensaje por Helena el Vie Mar 23, 2012 5:27 pm

Laura, si entiendo bien tu pregunta, te diré que el Emperador tenía un profundo carácter germánico y que Hungría no es del todo “oriental”. Aunque no, los caracteres no se conciliaron nunca. La alianza con Hungría fue en detrimento del Imperio, por más que le aportará muchos años de paz y lustre. Elizabeth con el paso de los años olvidó su gran pasión por lo húngaro, como por casi todo.

Gracias por el escaneado ;
)

Helena
Non

Mensajes : 10690
Fecha de inscripción : 21/07/2007
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: Casa Imperial de Austria

Mensaje por Helena el Mar Mayo 01, 2012 5:04 pm

Aunque nadie le hizo caso al escaneado en que Laura invirtió su tiempo... y aunque ahora solo hablemos de elefantes....

Y aunque a nadie le importe y aunque me haya cansado de hablar de ello…, de los pianos que se fabricaban en la ciudad de Viena;
aunque a nadie le importe que el emperador Matías tenía águilas y leones de mascotas;
que el emperador José II era un ilustrado que quiso introducir reformas que favorecerían a los campesinos y terminó el pobre más solo que la una, porque los mismos que intento mejorar rechazaron todas sus propuestas;
que mi Emperador cometió un error con su política con Hungría, llevado por un exceso de complacencia hacia su bella y amada esposa. A pesar de todo, cuanto me gustaría cerrar los ojos y estar allí… En un mundo duro para muchos, no lo negaré, pero también para muchos y muchos cálido, seguro, firme, espirituoso y alegre.

Helena
Non

Mensajes : 10690
Fecha de inscripción : 21/07/2007
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: Casa Imperial de Austria

Mensaje por Thrib el Mar Mayo 01, 2012 11:01 pm

José II también llevó una política muy anticlerical... Reformas, había que hacer, supongo, pero fue bastante duro.

Thrib
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3870
Fecha de inscripción : 31/08/2007
Localización : Francia

Volver arriba Ir abajo

Re: Casa Imperial de Austria

Mensaje por Helena el Mar Mayo 01, 2012 11:44 pm

El clero gozaba de unos privilegios muy grandes en aquellos tiempos. No me gusta la religión como una ideología, sino como un referente espiritual, como deber ser. El extremo de hoy contra la Iglesia católica es absurdo, pero el extremo de ayer a su favor también. Todo en su contexto.

Helena
Non

Mensajes : 10690
Fecha de inscripción : 21/07/2007
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: Casa Imperial de Austria

Mensaje por Thrib el Jue Mayo 03, 2012 9:14 pm

Pues, no sé como funcionaba. En Francia en teoria la Iglesia tenía mucho, pero en realidad las rendas eran confiscadas por el sistema de la encomienda...

Thrib
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3870
Fecha de inscripción : 31/08/2007
Localización : Francia

Volver arriba Ir abajo

Re: Casa Imperial de Austria

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 23 de 23. Precedente  1 ... 13 ... 21, 22, 23

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.