Primera Guerra

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:29 pm

No sabia donde poner esto, asi que opte crear esto, si quieren lo unen a algo despues

Magnicidio en Sarajevo

El atentado que desencadeno la Gran Guerra

Por Mateo Madrilejos, historiador y periodista

El 28 de junio de 1914, en Sarajevo, capital de Bosnia Herzegovina, el heredero de Austria-Hungría, archiduque Francisco Fernando, y su esposa, Sofía de Chotek, fueron asesinados por un joven bosnio, Gavrilo Princip, en un atentado que resonó en toda Europa, como una ominosa advertencia. El magnicidio de Sarajevo abrió una nueva crisis balcánica, un grave conflicto entre Austria y Serbia, y acabó pasando a la historia como el inicio, del fatídico proceso que, un mes más tarde precipitó a Europa en la Gran Guerra.



Francisco Fernando de Habsburgo

Francisco Fernando archiduque de Austria nació en Graz, en 1863, sobrino del emperador Francisco José, siguió la carrera militar y, tras el suicidio del archiduque Rodolfo en Mayerling, quedo como heredero del trono (1889)
Opuesto a las consecuencias del Ausgleich, deseaba reducir la influencia de los húngaros en la doble monarquía y crear un estado triple, que tuviera en cuenta las aspiraciones de los eslavos, una solución contraria a los intereses de Serbia.
En 1900, contrajo matrimonio morganático con una aristócrata checa, Sofía de Chotek, después duquesa de Hohemberg, lo que le granjeo la hostilidad de la corte. Los hijos de este matrimonio fueron excluidos de la sucesión al trono.
Hostil al inmovilismo de su tío, pero adversario de la democracia liberal, de los círculos influyentes de Viena (entre ellos los judíos) y de la aristocracia húngara, Francisco Fernando propugno una solución federalista, para el imperio, que respetara las fronteras lingüísticas.
Inspector general de las fuerzas armadas desde 1913, en junio de 1914, Francisco Fernando, acudió a Sarajevo en compañía de su esposa tras presenciar unas maniobras militares. El día 28, fecha en que debían ser recibidos por las autoridades locales de la capital e Bosnia Herzegovina, era la fiesta nacional de Serbia: el aniversario de la dolorosa batalla de Kosovo (1389) en la que la victoria turca, había privado a los serbios de su libertad. Siete jóvenes terroristas habían escogido aquel día para dar una “muerte ejemplar” al heredero de los Habsburgo y proclamar así su deseo de ver formar una Gran Serbia que reagrupara a todos los eslavos del sur.


Francisco Fernando, sobrino del emperador Francisco José I, en compañía de su esposa, la duquesa Sofía de Chotek, y sus hijos Ernesto, Sofía y Max.

Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:30 pm


El conde Berchtold, ministro de asuntos exteriores de Austria-Hungría, Francisco Fernando y Francisco José, estudiando política a seguir en los Balcanes (Berchtold defendía una “línea dura” para contener la expansión serbia en la región)

En la primavera de 1914, Europa era el centro del mundo, “la perla de su esfera y el cerebro de su vasto cuerpo”, como contará Paul Valéry, y sus burguesías disfrutaban de una prosperidad sin precedentes, de una buena conciencia ilimitada que se nutría del liberalismo y la fe en el progreso. Sin embargo la prodigiosa expansión del capitalismo y el despliegue colonialista, que habían transformado más que en ninguna época las condiciones de vida de la humanidad, estaban amenazados tanto por los conflictos internos cuanto por la competencia incipiente pero impetuosa de Estados Unidos y Japón.

El desarrollo asombroso de las fuerzas materiales contrastaba con la indigencia moral, la inestabilidad política y la fragilidad diplomática, cuyas consecuencias eran la “paz armada”, como se decía entonces, y la carrera de armamentos. El movimiento socialista, reticente ante el imperialismo, hostil a las soluciones militares, buscaba la liberación del proletariado de aquel “yugo semejante a la esclavitud” que denuncio el papa León XII;
pero había sido incapaz de contrarrestar los impulsos patrióticos, los egoísmos nacionales, y acabo por sucumbir ante la propaganda belicista.

Nadie se atrevió a formular el vaticinio impopular de que Europa marchaba alegremente hacia la catástrofe. Y, sin embargo, los síntomas del mal eran tan numerosos como inequívocos. La reposaba sobre un frágil sistema de alianzas, lo que quedaba del legado de Bismarck, corolario, a su vez, de los antagonismos engendrados por el desigual desarrollo económico, la competencia financiera, el dominio colonial y las rivalidades nacionalistas de hondas raíces históricas, y las heridas todavía abiertas en Alsacia-Lorena y los Balcanes.


Sarajevo 1914

Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:30 pm

Rivalidades imperialistas

En los últimos 50 años, el espectacular desarrollo de Alemania, que se dotó de una industria muy concentrada y poderosa, en un marco político autoritario, constituyó un desafío para las otras naciones industriales y especialmente para la Gran Bretaña, que inicio una política de contención, desato en 1902 una guerra de tarifas contra la agresividad exportadora germana y defendió a ultranza el principio del Two Powers Standard: mantener una potencia naval igual o superior a la potencia conjunta de los dos países que le siguen en importancia.

Las rivalidades imperialistas alteraron el sistema europeo de Bismarck. Gran Bretaña, que había permanecido al margen de los conflictos continentales desde las guerras napoleónicas, replico al desafío alemán con un renovado interés por el equilibrio entre las potencias: Constitución de la Entente Cordiale (1904) con Francia, ampliada a Rusia con la triple Entente (1907), a fin de impedir la expansión de Alemania en África y el próximo Oriente. El equilibrio continental era la mejor garantía para los intereses británicos.

Francia aprovechó estos antagonismos para salir del aislamiento en que la había mantenido Bismarck, y en 1894 concertó una alianza con Rusia, renovada en 1897, con cláusulas militares secretas.

Alemania había exigido “un lugar en el sol” en el reparto del mundo, y se sentía frustrada en sus pretensiones, cuando no cercada por los franco británicos, sin mercados para su poderosa industria. Paralelamente, la tensión permanente austro-rusa en los Balcanes hundió la Dreikaiserbund (Liga de los 3 emperadores) y Guillermo II hizo de la Tríplice o Triple Alianza, sellada en 1882 entre Alemania, Austria-Hungría e Italia el principal instrumento de su política exterior.



Europa quedó dividida en dos grandes bloques antagónicos, de intereses difícilmente conciliables, y la crisis de Marruecos (1905 y 1911), de Bosnia Herzegovina (1908-1909) y de las guerras balcánicas (1912 y 1913) agravaron las tensiones. Aliada de Austria-Hungria y Turquia, dos “Estados interiormente podridos”, Alemania se vio envuelta en las complicaciones balcánicas que encenderían la chispa para el gran incendio.

Frente a la política estrictamente europea de Bismarck, el emperador Guillermo II se lanzó a una Weltpolitik (política mundial) influida por la liga pangermánica, que hizo del poder marítimo el instrumento de una expansión, que inexorablemente chocaba con los intereses británicos. El rearme naval, dirigido por el almirante Tirpitz, prosiguió tras el fracaso de las negociaciones entabladas con Gran Bretaña en el año 1912.

Con Raymond Poincaré, lorenés sospechoso de ansias de desquite, Francia siguió una política de “estar preparada para la guerra”, respaldada por Clemenceau y estimulada por el nacionalismo xenófobo y anti germánico de Maurras, Barrés y Péguy. Solo el socialista Jean Jaurés, tras denunciar la amenaza de una guerra imperialista, había defendido el entendimiento con Alemania.

No hay que exagerar la importancia de los gastos militares, que en 1913 solo representaban el 4% de la renta nacional alemana;
pero las tensiones diplomáticas y el prurito de mantener la coyuntura, como ingrediente de la paz social, fomentaron la carrera armamentista. En 1913, el ejército alemán llego a los 780.000 hombres, y en Francia, con una demografía poco pujante, se implanto el servicio militar de 3 años.


Ejercito bulgaro de la 7° división

Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:31 pm

Bosnia-Herzegovina

Región del noroeste de la península balcánica, con capital en Sarajevo. Formo parte de la Iliria romana, pero su personalidad no se desarrolló hasta el poblamiento eslavo (siglos VI y VII). En el siglo XV fue ocupada por los turcos, y la gran nobleza se convirtió al Islam.
Las insurrecciones contra el sultán comenzaron a principios el siglo XIX. Una insurrección general en 1875 fue reprimida con gran crueldad. En el congreso de Berlín (1878), se otorgó a Austria-Hungría “El derecho de administrar Bosnia-Herzegovina provisionalmente”, pues siguió formando parte del imperio otomano.
Al producirse el movimiento de los Jóvenes Turcos, Austria-Hungría, temerosa de que su dominación fuera puesta en entredicho, se anexionó oficialmente las dos provincias (5 de octubre de 1908). La anexión precipitó la llamada “Crisis de Bosnia”, que coloco a Europa al borde de la guerra-Rusia estuvo a punto de declarar la guerra a Austria, pero se detuvo ante la amenaza alemana y la negativa francesa de respaldarla. Esta crisis provocó un gran resentimiento en Rusia, que se sintió humillada, y entre los eslavos del sur. La agitación subsiguiente en Bosnia-Herzegovina y Serbia desembocó en el magnicidio de Sarajevo.
En el periodo de entreguerras, Bosnia-Herzegovina, formó parte del reino de Yugoeslavia. En la actualidad constituye una de las 6 repúblicas federadas de Yugoeslavia y tiene la mayor comunidad musulmana de Europa. (este artículo corresponde a los años 80, de ahí que en esa época se hablara que Bosnia-Herzegovina fuese parte una de las repúblicas de Yugoeslavia)


Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:32 pm

Conflicto de nacionalidades

Las más graves amenazas acechaban en los Balcanes. Desde el Ausgleich (Compromiso) de 1867, que consagró la independencia de Hungría y salvo al imperio mediante la fórmula de la doble monarquía, la vida política estaba envenenada por el problema de las nacionalidades. “La única patria posible para los apátridas”, como escribió el judío Joseph Roth;
el refugio para los hebreos que huían de los progroms resultaba insoportable para los eslavos del sur, protegidos por Rusia.

Aunque el imperio austro-húngaro contaba con casi 700.000 Km2, buenas comunicaciones y algunas instituciones, como la Iglesia católica o el Ejército, que daban cohesión al mosaico de nacionalidades, se respiraba en Viena un ambiente de “fin de reinado”, de decadencia política que contrastaba, sin embargo, con una gran vitalidad cultural, animada por figuras tan relevantes como Rainer María Rilke, Karl Kraus, Gustav Mahler, Franz Kafka y Sigmund Freud, sin olvidar el austro marxismo. “Austria no muere a causa de sus múltiples nacionalidades –escribía Rosa Luxemburgo-, sino de un sistema político demencial que entrega el poder a las clases y partidos cuyo objetivo supremo es excitar a unos contra otros”

De los 10 millones de sudeslavos dos tercios vivían bajo la monarquía danubiana (eslovenos, croatas y serbios) separados por la religión;
para ellos, el pequeño reino de Serbia se había convertido en polo de atracción, sobre todo tras la exasperación provocada por la anexión de Bosnia-Herzegovina, que constituyó también una humillación para Rusia cuando todavía no se había recuperado de la derrota ante Japón y de la revolución de 1905.

Para mantener la precaria cohesión del imperio y frenar las tradicionales ambiciones rusas en los Balcanes, Viena solo podía contar con la “Fidelidad nibelunga”, la protección de Alemania. El príncipe heredero, Francisco Fernando para contener el nacionalismo panserbio, imagino la creación de un estado autónomo sudeslavo dentro del imperio (el trialismo), pero tropezó con la resistencia del emperador y la oposición tenaz de Budapest, centro natural e histórico de la política antieslava.


Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:33 pm

En las innumerables crisis balcánicas, Alemania frenó los impulsos austriacos para lanzarse a una guerra preventiva contra Serbia, mientras Paris y Londres disuadían a Rusia. La situación internacional no era más peligrosa en 1914, y nada permitía sospechar que las grandes potencias no pudieran evitar una conflagración, sobre todo, cuando se daba por seguro que, en ningún caso, Gran Bretaña se dejaría arrastrar a un conflicto en el continente. Al mismo tiempo, los sudeslavos no estaban solo separados por el antagonismo religioso y cultural entre serbios y croatas, sino por dos proyectos políticos contradictorios: el trialismo dentro de la monarquía de los Habsburgo o la reunificación en torno al “Piamonte Serbio”.

La reconciliación germano británica parecía en buena vía –corrían rumores de un arreglo colonial a costa de Portugal-, como demostró la visita de una escuadra británica a Kiel, el 24 de junio. “Los navíos ingleses y alemanes –Escribía el Daily News-, anclados en Kiel, ofrecen la prueba más contundente de que la causa internacional de la paz, está a punto de triunfar después de los graves peligros pasados.”

El mismo día, sin embargo, un acontecimiento poco comentado ensombreció las difíciles relaciones austro serbias: el cardenal español Merry del Val, secretario e Estado del Vaticano, firmó en Roma, con el representante de Belgrado. El primer concordato entre la Santa Sede y un estado oficialmente ortodoxo. La noticia fue interpretada en Viena como un doloroso fracaso, pues el emperador siempre se había presentado como protector de los católicos en los Balcanes. Cualquier éxito de Serbia constituía una amenaza para el inestable equilibrio en que se asentaba el imperio


El Cardenal Secretario de Estado Rafael Merry del Val signa el concordato con el representante de Serbia 24 junio 1914 (en la foto, de pie junto al Cardenal, el joven Eugenio Pacelli, futuro Pio XII)

Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:33 pm

El Atentado

En estas circunstancias, el archiduque Francisco Fernando, tras entrevistarse con el emperador alemán en el castillo de Konoposcht, en Bohemia, los días 12 y 13 de junio, se trasladó a Bosnia-Herzegovina para asistir a unas maniobras militares. Estas concluyeron el 27 de junio, y al día siguiente, domingo, el archiduque se trasladó en visita oficial a Sarajevo, centro de las actividades terroristas de diversos grupos paneslavos y panservios teledirigidos desde Belgrado y subvencionado por San Petersburgo.



En los medios políticos locales, además de hablarse abiertamente de la conjura contra el archiduque, se denunciaba la provocación de una visita coincidente con el aniversario del desastre de Kosovo, fiesta nacional Serbia. Los extremistas consideraban que el archiduque, por sus proyectos de una triple monarquía y sus simpatías hacia los eslavos, se estaba convirtiendo en un peligroso obstáculo para el proyecto de una gran Serbia.



Poco después de las 9 de la mañana, Francisco Fernando que vestía de generalísimo, acompañado de su esposa, la duquesa de Hohemberg, salió del Cuartel General de Illidijzé para dirigirse al Ayuntamiento de Sarajevo. La comitiva, formada por tres automóviles, se detuvo u8n momento en el edificio de Correos, donde el archiduque fue saludado por los funcionarios y prosiguió por el muelle Appel que bordea el rio Miljacka. En uno de los automóviles iban el archiduque y su esposa;
en otro, el mariscal Potoriek, gobernador general de Bosnia-Herzegovina.

Al paso de la comitiva, un joven que se encontraba en la acera del lado del rio se adelantó y arrojo un objeto negro –resultó ser una granada de mano- que cayó sobre la capota del coche del archiduque, y que este, con gran sangre fría, devolvió sobre el pavimento, donde estalló. A causa de la explosión resultaron heridos un ayudante y un funcionario local, pero el archiduque ordeno que prosiguiera la marcha.

En el Ayuntamiento, el alcalde leyó nerviosamente un discurso en el que se hablaba de la lealtad y la alegría de los ciudadanos de Sarajevo por la visita. Francisco Fernando lo interrumpió: “Basta ya, señor alcalde. ¿Cómo es posible venga aquí como amable visitante y se me reciba con bombas? ¿De qué lealtad me está hablando? –Lo increpó-. Esto es indigno (…) Y, ahora prosiga”.

Después de la recepción, y ante las advertencias del mariscal Potoriek, que temía un nuevo atentado, el archiduque renuncio a atravesar de nuevo la ciudad, mas decidió trasladarse al hospital, para visitar al militar herido, al tiempo que instó a su mujer para que regresara directamente al Cuartel General, pero ella se negó: “En los momentos de peligro –le dijo- es cuando más me necesitas”.

Cuando la comitiva llego a la calle de Francisco José en su cruce con la de Rodolfo, en el momento que los automóviles disminuían la marcha para girar, un joven se precipitó para el coche del archiduque, blandiendo un revolver. Y disparó a quemarropa. Un primer disparo hirió a la duquesa de Hohemberg en el vientre;
El segundo alcanzo a Francisco Fernando en la garganta y le alcanzó una arteria carótida. Ambos cayeron sobre el asiento y murieron pocos minutos después, antes de llegar al Cuartel General y sin haber recuperado el conocimiento.


Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:34 pm

El magnicida y sus cómplices

A pesar de la confusión y el estrepito, la muchedumbre se abalanzó sobre el asesino, lo redujo y, sin causarle daño, lo entregó a la Policía. Aquella misma tarde se supo que el magnicida era Gavrilo Princip, estudiante bosnio, y que el que arrojó la bomba, igualmente detenido, se llamaba Cabrinovic, un tipógrafo bosnio, que trabajaba en Belgrado. Todos los indicios apuntaban a la existencia de una conjura, no solo por la coincidencia de los dos atentados, sino porque no lejos del lugar del crimen se halló otra bomba presumiblemente abandonada por otro cómplice. Después se dijo que otros cuatro conjurados aguadaban el paso de la comitiva, para asegurar el atentado.


Los conjurados, Princip a la derecha

La noticia del magnicidio provoco una gran agitación en Sarajevo y otras ciudades de Bosnia-Herzegovina, donde los croatas se enzarzaron en un nuevo ajuste de cuentas contra los serbios. A los que colectivamente culpaban del crimen. En la capital fueron saqueadas las instalaciones de los periódicos serbios y más de 200 tiendas quedaron destruidas ante la indiferencia de las autoridades, a pesar de que el mariscal Potoriek proclamó inmediatamente el estado de sitio.

Los medios irrendentistas serbios fueron los únicos en expresar cautelosamente que con la desaparición del archiduque heredero quedaba bloqueada cualquier solución del problema sudeslavo dentro de la monarquía de los Habsburgo. Pero Serbia, debilitada después de las guerras balcánicas, no estaba en condiciones de lanzarse a una guerra contra Austria. En cualquier caso, los terroristas colocaban en muy mala posición el gobierno de Belgrado e incluso al rey Pedro.


Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:34 pm

Organizaciones secretas serbias.

Mano negra (Narodna Odbrana)

Mano negra es el nombre con el que se conocía popularmente la organización secreta Ujedinjenje ili Smrt (Unidad o muerte), fundada por jóvenes oficiales del ejército serbio, en Belgrado, en mayo de 1911.
Su objetivo proclamado era la unión en un mismo estado de todos los serbios, que vivían bajo los imperios austro-húngaro y turco. Su principal dirigente era Dragutin Dimitrievic, conocido popularmente como coronel Apis, quien autorizó el entrenamiento del grupo de bosnios que tomaron parte en el doble asesinato.
En razón de sus métodos, que incluían un terrorismo de inspiración anarquista, la mano negra estaba en conflicto con el gobierno de Serbia, presidido por el conservador Nikola Pasic, al que acusaba de “traidor”.

Joven Bosnia (Mlada Bosnia)

Organización nacionalista secreta de Bosnia, integrada por serbios, a la que pertenecía Gavrilo Princip, el estudiante serbio de 19 años que ejecuto materialmente el asesinato del archiduque y su esposa.
Gavrilo Princip (1894-1918), por ser menor de edad, no pudo ser condenado a muerte y ejecutado. Murió tuberculoso en la prisión de Therensienstadt, en Checoslovaquia. Fue considerado un héroe nacional, tanto por los dirigentes del reino de Yugoeslavia, como por los comunistas.


Coronel Dragutin Dimitrievic, fotografiado con un colaborador en Belgrado, en la epoca que dirigía los servicios de informacion del ejército serbio

Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:35 pm

La profecía de Bismarck

El frágil equilibrio europeo fue sacudido por el magnicidio, pero no parecía que fuese a cumplirse la profecía de Bismarck “Cualquier condenada tontería en los Balcanes provocara una guerra europea” Todas las pasiones de la vieja “Cuestión de oriente” afloraron a la superficie de una Europa, aparentemente ajena a su trágico destino. En Viena, la calma y la dignidad de la corte no traslucían una excesiva pesadumbre.

Los restos mortales del archiduque y su esposa, trasladados de Sarajevo a Trieste y desde aquí a Viena por vía férrea el 2 de julio, fueron inhumados al día siguiente en el castillo de Arstetten, en la más estricta intimidad, pero con un protocolo que perpetuaba el incurable conflicto por el matrimonio morganático. El asesinato, que parecía haber aliviado a los recalcitrantes adversarios de las víctimas, planteó inmediatamente el problema exterior con todo su dramatismo.

Los círculos militares consideraron que el episodio sangriento de Sarajevo era una prueba más del peligro que el movimiento serbio hacia correr a la doble monarquía, pero el jefe del gobierno, conde de Berchtold, ante el temor de un conflicto con la Entente, se mostraba más cauteloso y el periódico Neue Freie Presse exhortaba a la prudencia: “El mayor error político seria hacer del atentado el punto de partida de una política hostil a los serbios de la monarquía y realizar lo que precisamente lo que pretendían los asesinos: cavar entre el pueblo serbio y la Corona. Toda venganza derivada del atentado solo serviría para hacer el juego a la agitación irrendentista” El jefe del Estado Mayor, general Conrad von Hötzendorf, apoyado por el “partido de la guerra”, compartía con el ministerio de Asuntos Exteriores la arraigada opinión de que Serbia constituía un peligro mortal para el Imperio. Por lo tanto, se imponía una guerra preventiva.


Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:36 pm

En Berlín, el canciller Bethmann Hollweg, inclinado a la moderación, sufrió las presiones de los mi9litares y la Liga pangermánica, y la virulencia antieslava de muchos periódicos. El Berliner Tageblatt aconsejaba el 30 de junio: “Europa debe arreglar ahora uno de los más graves peligros que la amenazan: el movimiento panserbio que, según proclaman sus promotores, solo puede resolverse con una guerra europea”. Era una incitación al ataque preventivo, a la eliminación de Serbia como factor político en los Balcanes.

Como Viena no podía actuar sin asegurarse el apoyo alemán, un enviado del gobierno austriaco, el conde Alexander Hoyos, llevo a Berlín un extenso memorándum y una carta escrita de Francisco José para Guillermo II. Después de diversas consultas los días 5 y 6 de junio, el Káiser pronuncio su veredicto: “Ahora o nunca. Que no pueda decirse que Alemania retuvo el brazo de su aliado”.

Aunque Alemania esperaba que el conflicto no se extendiera, su apoyo a Austria-Hungría, mediante un “cheque en blanco” acabo con las vacilaciones de Viena. En su reunión del 7 de julio, el gobierno austriaco decidió enviar a Belgrado un ultimátum redactado en tales términos que no pudiera ser aceptado y cuyo rechazó sirviera de pretexto para desencadenar las operaciones militares.

Como estaba previsto, el Káiser abandonó Berlín para emprender un crucero de verano a bordo del Hohenzollern, y los preparativos bélicos se mantuvieron en secreto, ya que los alemanes propugnaban una acción por sorpresa a fin de evitar que el conflicto se propagara. La alarma no cundió hasta que los periódicos de Viena indicaron que “La investigación de Sarajevo revela las complicidades de Belgrado y compromete a algunos medios militares serbios”.


Conrad von Hötzendorf, jefe del estado mayor austriaco, para quien Serbia debia ser destruida

Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:36 pm

Una verdad a medias

La prensa comunicaba una verdad a medias. La investigación había demostrado, en efecto, que Princip y Cabrinovic actuaron por instigación y con la complicidad de militares y funcionarios serbios, pero no existía ninguna prueba de que el gobierno de Belgrado estuviera directamente implicado en el magnicidio. El diplomático austriaco Wiesner, enviado a Belgrado, telegrafió a su gobierno: “Imposible probar ni siquiera sospechar la participación del gobierno serbio”. Después se supo que los magnicidas había sido entrenados y pertrechados por la Mano Negra, pero esta organización estaba en abierto conflicto con el gobierno serbio de Nikola Pasic, al que acusaban de “Traición”.

Por otra parte, el embajador alemán en Viena y el primer ministro húngaro no eran los únicos en expresar su asombro por la deficiencia de las medidas de seguridad en el día del crimen y por el hecho de que ni Potiorek ni ninguno de sus subordinados tuvieran que dar cuenta por la incalificable negligencia de la policía. No obstante, los rumores sobre una conspiración militar o palaciega contra el archiduque jamás encontraron el menor apoyo en los hechos.

En Rusia, pesar de las huelgas y los atentados que presagiaban la descomposición del régimen zarista, la prensa lanzó una campaña en la que incitaba al Gobierno a “Cumplir con su deber para con sus hermanos bajo el yugo”, en el mismo momento en que el presidente francés Raymond Poincaré y su primer ministro, Rene Viviani, desembarcaban en Kronstadt para reafirmar su apoyo al statu quo en Europa y reafirmar con el zar la alianza francorrusa.

Mientras Alemania comunico a las cancillerías que el conflicto debía permanecer localizado. Puesto que la intervención de otras potencias tendría “consecuencias incalculables”, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergej Sazonov, advirtió al embajador alemán, conde de Pourtalès, que un conflicto austro-serbio podría ocasionar una conflagración general en Europa y que, desde luego, Rusia no permitiría que Serbia fuera aniquilada. Por su parte, el Foreign Office anuncio que Gran Bretaña estaba dispuesta a ejercer su influencia sobre Belgrado para que aceptara las condiciones de Austria-Hungría, “siempre que estas fueran moderadas y compatibles con la independencia del país”.


Nikola Pasic, primer minsitro serbio y autentico fundador del estado yugoeslavo

Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:37 pm

Los 10 puntos del ultimátum

El ultimátum de Austria-Hungría fue entregado al gobierno de Serbia, a las 6 de la tarde del 23 de julio, por el barón Giesl, embajador austro-húngaro en Belgrado. El histórico y extenso documento hacia historia de la anexión de Bosnia-Herzegovina por Austria en 1909, aceptada por Serbia, y acusaba a las autoridades serbias de “tolerancia culpable” en las actividades contra el imperio. Y añadía: “De las declaraciones y confesiones de los autores criminales del atentado del 28 de junio se deduce que el asesinato de Sarajevo ha sido tramado en Belgrado;
que las armas y explosivos de los asesinos les fueron entregadas por oficiales y funcionarios serbios que forman parte de la Narodna Odbrana;
y, en fin, que la entrada en Bosnia de los criminales fue organizada y efectuada por los jefes del servicio serbio de fronteras”.

Seguidamente, conminaba al gobierno serbio a publicar en el Diario Oficial una dura declaración de repudio de las actividades contra el imperio, así como la promesa de su implacable represión. Las demandas concretas de Austria-Hungría se formulaban en 10 puntos:

“el gobierno serbio se compromete:

1.- A suprimir toda publicación que estimule al odio y menosprecio de la monarquía austro-húngara y cuya tendencia general vaya dirigida contra la integridad territorial del imperio.

2.- a disolver inmediatamente la sociedad llamada Narodna Odbrana, a confiscar todos sus medios de propaganda y a proceder de la misma manera contra las otras sociedades y organizaciones que se dedican a la propaganda contra la monarquía austro-húngara. El gobierno real adoptará las medidas necesarias para que las sociedades disueltas no puedan continuar su actividad bajo otro nombre y por otros medios.

3.- A eliminar sin demora de la instrucción serbia, tanto por lo que se refiere a los cuerpos docentes como a los medios de enseñanza, todo lo que sirva o pueda servir para fomentar la propaganda contra Austria-Hungría.

4.- A alejar del servicio militar y de la administración en general a todos los oficiales y funcionarios culpables de la propaganda contra la monarquía austro-húngara.

5.- A aceptar dentro de Serbia, la colaboración de los órganos del gobierno imperial y real en la supresión del movimiento subversivo dirigido contra la integridad territorial del imperio.

6.- A abrir una investigación judicial contra los cómplices de la conjura del 28 de junio que se encuentran en territorio serbio. El gobierno imperial y real tomara parte en esas investigaciones mediante los organismos delegados pertinentes.

7.- A proceder urgentemente a la detención del comandante Voija Tankosic y del llamado Milan Ciganovic, empleados del Estado serbio, comprometidos por los resultados del proceso de Sarajevo.

8.- A impedir con medidas eficaces el concurso de las autoridades serbias en el tráfico ilegal de armas y explosivos a través de la frontera, A destituir y castigar severamente a los funcionarios del servicio fronterizo de Shabatz y Loznica culpables de haber ayudado a los autores del crimen de Sarajevo al facilitarles el paso de la frontera.

9.- A dar explicaciones al gobierno imperial y real sobre las declaraciones injustificables de altos funcionarios serbios, tanto en Serbia como en el extranjero, después del atentado del 28 de junio, al expresarse de manera hostil hacia la monarquía austro-húngara.

10.- A dar cuenta sin demora al gobierno imperial y real de la ejecución de las medidas comprendidas en los puntos precedentes.

El gobierno imperial y real espera la respuesta del gobierno real lo mas tarde el sábado 25 de este mes a las 6 de la tarde”

“Anexo: Información judicial sobre el magnicidio de Sarajevo, con todos los documentos relativos a autores y cómplices, y una exposición minuciosa de todos los hechos”



Baron Giesl von Gieslingen, presenta el últimatum a Lazar Pač
u, mninistro de Asuntos Exteriores de Serbia

Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:37 pm

El ultimátum de Austria-Hungría

La febril actividad de las cancillerías, superpuestas al corsé de las alianzas, no pudo detener los planes establecidos por Viena y Berlín par5a ajustar las cuentas a los serbios. El 23 de julio, a las 6 de la tarde, el embajador de Austria-Hungría en Belgrado, el barón Giesl, presentó al gobierno serbio el famoso y extenso ultimátum, coincidiendo con la visita de Poincaré a San Petersburgo.

El ultimátum estaba cuidadosamente redactado para que resultara inaceptable, pues no solo aseguraba que el crimen se había fraguado en Belgrado, con la complicidad del gobierno serbio, sino que imponía condiciones claramente incompatibles con la soberanía serbia, como era la intervención de funcionarios austro-húngaros en Serbia. En cualquier caso, el embajador Giesl no podía aceptar una negociación sobre las exigencias. El dilema era tajante: el sometimiento absoluto o la guerra.

Al día siguiente los embajadores alemanes en las capitales de la Entente (San Petersburgo, Paris y Londres) comunicaron que Berlín respaldaba a Austria-Hungría, pero que “deseaba ardientemente que el conflicto sea localizado”. El ministro británico de Asuntos Exteriores, Edward Grey, ofreció un proyecto de mediación de las 4 potencias no directamente implicadas en el litigio. Por su parte, el gobierno italiano, alegando que no había sido consultado, se consideró desligado de las obligaciones de la Triplicie. El ministro ruso Sazonov advirtió: “Esta claro que la dominación austriaca de Serbia es tan intolerable para Rusia, como para la dominación de los Pises Bajos por Alemania para Inglaterra. De hecho se trata de una cuestión de vida o muerte para Rusia”

La respuesta serbia, prodigio de habilidad diplomática, fue entregada el 25 de julio, según lo exigido. Aceptaba las demandas del ultimátum, excepto los puntos 5 y 6;
pero, en cualquier caso, ofrecía someter cualquier controversia al arbitraje internacional de La Haya. A pesar de la sumisión, el barón Giesl se atuvo estrictamente a las instrucciones de su gobierno y el mismo día, tras romper las relaciones diplomáticas, abandono Belgrado, para regresar a Viena en el tren de la noche. Así quedó abierto el camino hacia la guerra.


Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Dom Jun 29, 2014 6:38 pm

Los funerales del archiduque y su esposa

“Los restos mortales de Francisco Fernando y de la duquesa de Hohemberg llegaron a Viena el 2 de julio a las 10 de la noche. Los honores fueron rendidos por el archiduque Carlos, presunto heredero y sobrino del archiduque asesinado, y por los oficiales de la guarnición de Viena que, aquella misma noche, acompañaron al cortejo fúnebre, hasta la pequeña capilla de Hofburg. Allí los dos féretros fueron colocados uno al lado del otro. Sobre los archiduques estaban expuestos los emblemas de su rango: la corona de príncipe imperial, la gorra y el sable de general y el sombrero de archiduque. Sobre el de la duquesa no había más que un abanico y un par de guantes blancos, recuerdos de la época en que era dama de honor. Al día siguiente, por la mañana, el público fue autorizado a entrar;
a partir del mediodía, las rejas se cerraron, y los féretros permanecieron en la capilla hasta la breve misa de réquiem, oficiada a las 16 horas… Se había descartado la presencia de personajes reales bajo el pretexto oficial de que la ceremonia sería muy breve dado al estado de salud del emperador… Al pie del catafalco, se podía ver una corona de rosas blancas con estos tres nombres: Sofía, Max y Ernesto, los tres hijos de la pareja asesinada, que tampoco estuvieron presentes en la ceremonia.

Ni doblaron las campanas ni hubo quien llevara hachones para acompañar la procesión cuando abandono por la noche, el palacio de Hofburg para dirigirse a la estación del Oeste. En su testamento, Francisco Fernando había manifestado el deseo de ser enterrado con su esposa en el castillo de Arstetten, a orillas del Danubio. Conocía los sentimientos de sus familiares;
jamás hubieran permitido que Sofía Chotek fuera enterrada junto a él en la cripta de los Capuchinos, donde le esperaban ya ciento treinta y siete miembros de la augusta casa de los Habsburgo, incluido el desdichado príncipe heredero Rodolfo que se había suicidado… El viaje a Arstetten fue una pesadilla para los contados miembros del séquito oficial encargados de acompañar los cuerpos a su última morada (…) Cuando, a las dos de la madrugada, el tren llego a la pequeña estación de Pochlarn, junto al Danubio, desde donde los féretros debían ser trasladados a la otra ribera del rio, estallo una tormenta apocalíptica y todo el mundo debió guarecerse en la lúgubre sala de espera. La noche se vio rota en relámpagos y truenos terribles, como el Crepúsculo de los Dioses”




Fin

Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por portablito el Lun Jun 30, 2014 11:58 am

Según leí hace ya tiempo, los ataúdes de Francisco Fernando y su mujer fueron colocados a distinta altura para evidenciar la desigualdad de cuna que existía entre uno y otro y que tanto se encargaron de remarcar en vida de la pareja.

Saludos!

portablito
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 447
Fecha de inscripción : 11/10/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por JOY7 el Lun Jun 30, 2014 1:45 pm

Desgraciadamente, eso es cierto. Sad Sad Sad

JOY7
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1751
Fecha de inscripción : 03/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Viviana QM el Mar Jul 01, 2014 12:17 am

Gracias PEDRORO, muy interesante.
avatar
Viviana QM
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 5666
Fecha de inscripción : 03/10/2011
Localización : Buenos Aires, Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pedroro el Mar Jul 01, 2014 2:30 am

So tambien lei eso de los ataudes, supongo que asi eran las cosas en esos tiempos.

No hay de que Viviana, me alegra que haya gustado

Pedroro
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3062
Fecha de inscripción : 16/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Helena el Mar Jul 15, 2014 8:21 pm

Pedroro, pensé en ti mientras leía este libro. Quizás te lo puedas bajar gratis. Te gustará.

…Gran parte de los habitantes del imperio asociaba el Estado de los Habsburgo con los beneficios de un gobierno metódico: educación pública, bienestar, saneamiento, ley y mantenimiento de una complicada infraestructura. Estas características de la organización política de los Habsburgo cobraron mucha importancia en la memoria después de la desaparición de la monarquía. A finales de la década de 1920, cuando el escritor (e ingeniero superior) Robert Musil repasaba el último año de paz del Imperio Austrohúngaro, la imagen que visualizaba en su mente era la de unas “calles blancas, amplias y prósperas (…) que se extendían como ríos de orden, como cintas de una brillante sarga militar que abarcaba las tierras con el brazo blanco de la administración”.


Christopher Clark
"
Sonámbulos"
("
The Sleepwalkers"
)
Primera edición: enero 2014 - Pág 103

Helena
Non

Mensajes : 10690
Fecha de inscripción : 21/07/2007
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por JOY7 el Lun Jul 28, 2014 11:49 am

Tal día como hoy, hace cien años (28 de julio de 1914), el emperador Francisco José de Austria Hungría declaró la guerra a Serbia, dando comienzo a la Gran Guerra, que hoy conocemos cono la Primera Guerra Mundial.

100 years of World War I: Timeline of The Great War

AFP
Jul 28, 2014 at 11:14am IST



#world war i #100 years of word war i #wwi


Paris: The Great War pulled in close to 70 million soldiers on five continents, leaving some 10 million dead in battle and claiming many million more lives through hunger and disease.

The 1914-18 conflict toppled four empires, Austro-Hungarian, German, Ottoman and Russian, redrawing the world map and shaping the geopolitics of the coming century.


100 years of World War I: Timeline of The Great War


1914

June 28: Archduke Franz-Ferdinand, heir to the Austro-Hungarian throne, is assassinated by a pro-Serb nationalist in Sarajevo.

July 28: Austria-Hungary declares war on Serbia. Russia mobilises two days later in aid of its Serbian ally, setting off a chain reaction among European powers bound by a web of military alliances.

August 1: Both France and Germany declare general mobilisations, Germany declares war on Russia.

August 3: Germany declares war on France, German troops invade neutral Belgium.

August 4: Britain declares war on Germany, joins France, Russia in group known as the Allies.

August 19-24: Clashes along the borders between France and Belgium, and France and Germany push French back 200 kilometres (125 miles) before they dig in on the banks of the Marne River.

August 22 is the worst day of the war for France as 27,000 troops die.

August 23: Japan declares war on Germany.

August 26-30: Battle of Tannenberg. German General Paul von Hindenburg halts Russian breakthrough in Prussia.

September 6-9: First battle of the Marne. Franco-British force of almost one million troops stops 800,000 German soldiers less than 40 kilometres from Paris, then recovers some ground.

September-November: "
Race to the sea"
on the Western Front. Each side tries to outflank the other, fighting creeps north, reaches North Sea on November 17.

A front now extends from the coast to Switzerland, barely to shift until 1918 as troops dig vast trench networks cutting through northeast France. Lines on the Eastern Front are more fluid.

November 1: The Ottoman Empire blocks Black Sea access, isolates Russia and joins Austria-Hungary and Germany in a group known as the Central Powers.

1915

January 19: First Zeppelin raid on Britain.

March 18 - December: Allied campaign in the Dardanelles region of the Ottoman Empire aimed at helping Russia is a failure.

On April 25, troops from Australia, Britain, France and New Zealand attempt landing near Gallipoli but are driven back by the Ottomans.

The Allies lose 180,000 soldiers, Ottoman losses are put at 66,000.

Last Allied troops are evacuated on January 9, 1916 and the southern European front is frozen until late 1917.

April 22: Germans launch first poison gas attack against Canadian and French soldiers near Ypres.

April 24: Arrest and massacre of Armenians in Istanbul, then called Constantinople. Start of a genocide that lasts into 1917 and kills more than 1.5 million people according to Armenian sources. Turkish authorities put toll at 250,000-500,000.

May 7: British ocean liner Lusitania is sunk by a German submarine off the coast of Ireland, leaving 1,198 people missing, including 128 US citizens, and provoking outrage in western democracies.

May 23: Italy joins the war on the Allied side.

October 5: Allied expeditionary force lands in Salonica, Greece. Bulgaria joins the Central Powers.

1916

January 27: Conscription introduced in Britain.

February 21: Battle of Verdun begins with a German offensive but the French contain a breakthrough. Fierce fighting that lasts until June, claiming the lives of 500,000 soldiers in all. The battles becomes a symbol of the war for the French.

March 9: Secret Sykes-Picot Agreement establishes British and French zones of influence in the Middle East.

June 7: Arab revolt against the Ottoman Empire begins with help from Britain.

July 1: Battle of the Somme, the war's biggest, begins. More than three million soldiers take part to November 18.

British forces introduce tanks on September 15. Overall casualties total 1.2 million troops.

For Britain and Germany, the Somme becomes the symbol of the war.

1917

February 1: Germany launches all-out submarine attacks against Atlantic shipping. The United States cuts diplomatic ties with Berlin.

March 8-15: The first Russian Revolution topples Czar Nicolas II.

April 6: The United States declares war on Germany.

April 16-May 9: A French offensive at Chemin des Dames in the Champagne region fails, killing several tens of thousands in a few days. Some French soldiers mutiny.

In September, British forces mutiny in the coastal town of Etaples, and German sailors refuse to embark on what they consider a suicide mission from Kiel in late October 1918.

November 5-6: Second Russian revolution, also called October Revolution owing to Russian use of the Julian calendar, brings Vladimir Lenin and the Bolshevik party to power.

December 9: British forces enter Jerusalem, a month after the Balfour declaration backs the establishment of a Jewish homeland in Palestine.

December 15: Russia and Central Powers sign Brest-Litovsk armistice, follow with a peace treaty on March 3, 1918.

1918

January 8: United States spells out its goals in a statement known as the Fourteen Points that presage post-war treaties.

US intervention takes effect in the spring of 1918, helps end the war.

March 21: German forces launch first of several offensives on the Western Front to claim victory before US reinforcements arrive. Allied troops struggle but hold their positions.

July 15: Second Battle of the Marne. Allies stage a counteroffensive at Viller-Cotterets with fresh US troops. German forces are pushed back and begin a long retreat.

Allies also advance in Asia and the Balkans.

September/November: Peak of Spanish flu epidemic that kills at least 20 million people across Europe in two years.

October 30: Ottoman Empire signs an armistice, Austria-Hungary follows on November 3.

November 9: German emperor Wilhelm II abdicates. Demonstrations break out in Berlin.

November 11: Allied Victory. Armistice with Germany takes effect at 11:00 am.

JOY7
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1751
Fecha de inscripción : 03/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por JOY7 el Vie Ago 29, 2014 1:46 pm

En la revista National Geographic (en español) de agosto hay un artículo interesantísimo titulado "
El mundo escondido de la Gran Guerra: la olvidada vida subterránea de la Primera Guerra Mundial"
.

¡Malditas sean todas las guerras! Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad

JOY7
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1751
Fecha de inscripción : 03/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por JOY7 el Sáb Abr 25, 2015 4:19 pm

Hoy se celebra el centenario del comienzo de la campaña (¿o debo decir MASACRE?) de Gallipoli . . .
¡Descansen en paz todas las víctimas!

JOY7
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1751
Fecha de inscripción : 03/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Pandora el Dom Mayo 03, 2015 10:26 pm

EXCELENTE ARTICULO, GRACIAS POR APORTARLO PEDRORO, DE VERDAD QUE TODO FUE UN DRAMÁTICO EPISODIO DE UNA PELÍCULA DE TERROR LO QUE ASOLO AL MUNDO DURANTE LAS DOS GUERRAS MUNDIALES, AUN HOY DÍA SEGUIMOS PAGANDO EL ALTO PRECIO DE LAS DECISIONES POLÍTICAS Y ARBITRARIEDADES DE UNOS CUANTOS.

Hoy ya casi 70 años del fin de aquella catastrófica Guerra. Voy a decir que el tema esta bien resumido para esos trabajos que le asignan a los pequeños en casa, muy bueno. Ahora me quedan unas dudas pero con las victimas principales que ahora mismo planteare en su respectivo tema de existir.

Pandora
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por HelenaUgalde el Vie Sep 25, 2015 2:01 am

Wow! No me canso de leer este foro, tiene tanta información.

HelenaUgalde

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 24/09/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Guerra

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.