IRENE DE GRECIA

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 3:12 pm

Irene de Grecia, hermana de la Reina Sofía, es una mujer que pasa desapercibida totalmente.
Acompaña a la Reina a multitud de viajes y actos, pero siempre es la mujer en la sombra.

Pese a ser una princesa, nunca ha presumido de tal.
No se casó, no tiene hijos.

Descubramos un poco más de ella.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 3:15 pm

Irene de Grecia (Ciudad del Cabo, Sudáfrica, 11 de mayo de 1942). Princesa de Grecia y Dinamarca, hija menor de los reyes Pablo y Federica de Grecia. Es hermana del depuesto rey Constantino II de Grecia y de la reina Sofía de España. Tanto en España como en Dinamarca utiliza el título de Su Alteza Real, Princesa de Grecia y Dinamarca si bien en España no está reconocido legalmente ya que no es un título español. No está casada y tampoco tiene hijos.

La princesa Irene nació en el exilio, cuando su familia se encontraba en Sudáfrica debido a la invasión de la Alemania Nazi a Grecia. De regreso a su país, estudió piano, siendo alumna de la pianista clásica Gina Bachauer. La destreza que alcanzó la llevó a trabajar un tiempo como concertista profesional.

En 1967, la familia real griega partió al exilio por el enfrentamiento entre el rey y la junta militar dictatorial que había tomado el poder en Grecia. Tras una corta estancia en Roma, Irene se mudó con su madre a Madrás, en la India, país donde viviría hasta poco antes de la muerte de la reina Federica, en 1981. Tras la muerte de su madre, Irene se mudó a España, y vive en el Palacio de la Zarzuela, la residencia en Madrid de los monarcas españoles.

En 1993 recibió 900.000 euros por parte del gobierno griego como parte de la demanda de Constantino ante la Corte Europea de Derechos Humanos por la incautación ilegal de sus propiedades en Grecia.

Amante de la cultura hindú, se dice partidaria de la espiritualidad y la solidaridad. Es la fundadora y presidenta de la Fundación Mundo en Armonía, una organización filantrópica sin fines de lucro. Por su trabajo en la fundación, aparece regularmente en varios eventos sociales y culturales en España. Uno de los proyectos más importantes de la fundación, fue el envío a la India de vacas que había que sacrificar en Europa para ajustarse a las cuotas lecheras que marcaba la Unión Europea.

En octubre de 2007 se publicó el libro "
Irene de Grecia, la Princesa Rebelde"
, primera biografía autorizada de la Princesa.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 3:37 pm

El tercer hijo de Pablo y Federica nació muy lejos de Grecia, en un parto sin complicaciones, un día después de lo que predijo su madre;
su padre no llegó a estar presente y el bebé fue una niña y no un niño: Irene de Grecia y Dinamarca.
Su madre, Federica, había decidido refugiarse en Sudáfrica debido a que su gobierno se brindó a hospedarles, tras una precipitada huida de Grecia. Las guerras entre colonos descendientes de holandeses y los ingleses (guerras anglo-bóers), que habían protagonizado su historia durante todo el siglo XIX, se saldaron con el dominio británico de la zona. En 1910 se había constituido la Unión Sudafricana, que unía la Colonia del Cabo, Natal, Transvaal y el Estado Libre de Orange bajo el control de la Corona británica. Una circunstancia que favoreció la buena acogida a la familia real griega, en excelentes relaciones con la familia real inglesa.
En las ocasiones en las que Federica no podía abandonar Sudáfrica para ir al encuentro de su esposo, escribía largas cartas al príncipe contándole hasta las cosas más insignificantes de su vida familiar en el país africano. Tal y como le dice Federica a Pablo, su marido ausente: «Al menos Irene nació en un entorno bello».
Su gran anfitrión en Sudáfrica fue el general Jan Christian Smuts, primer ministro del Dominio británico, político de corte moderado y probritánico, que les alojó en su granja después de que Federica y los suyos perdieran la casa que habían alquilado en Ciudad del Cabo. La granja de Smuts abarcaba un amplio terreno, con jardines cuidados, y estaba rodeada de los hermosos horizontes de la sabana. Debido a la amistad que surgió entre el general y sus invitados griegos, éste se convirtió en el padrino de la princesa Irene. Con el paso de los años sería además un hombre muy apreciado por la Familia Real, especialmente por Federica, que encontró en él una amistad muy valiosa también a nivel intelectual. Paseaban durante horas hablando de política y filosofía y se sentaba todos los días a comer con la familia. Según cuenta Federica:

Le pedimos al general Smuts que fuese padrino de nuestra hija. Le estábamos agradecidos por habernos ofrecido su hospitalidad. El general Smuts era un gran hombre. Él sostuvo a Irene durante el bautizo y me gusta creer que la grandeza de alma será para siempre el don más preciado por mi hija menor.

Federica escribía a sus padres sobre su vida en África, el 14 de junio de 1943: «Tengo una película corta del bautizo de Irene. Es una niña encantadora, muy cariñosa y casi nunca llora».
-Nunca vi esa película de mi bautizo -cuenta Irene-, aunque sí tengo fotos. Tiempo después, el general Smuts me regaló un sombrero de los que él llevaba en África. Recuerdo que me hizo mucha ilusión. Para los niños era fantástico, como un abuelo más.
En un primer momento se pensó elegir el nombre de Alexia, que significa en griego «protección del mal», pero finalmente se le puso Irene. Sobre la elección del nombre de la princesa existen todavía hoy dos teorías: la primera sostiene que su madre Federica se inclinó por Irene porque en griego significa «paz». Un anhelo que toda la familia sentía profundamente y que en la turbulenta década de los cuarenta era un deseo del mundo entero. La segunda teoría es que se eligió ese nombre porque la finca que les había prestado el general Smuts y donde había nacido la princesa se llamaba también Irene. El gesto de poner el nombre de Irene a su hija menor podía significar un pequeño tributo de la Familia Real al general que tan amable había sido desde la llegada de la comitiva a Sudáfrica. Ambas razones serían por partida doble suficiente motivo para imponerle este bello nombre a la recién nacida princesa.
Los primeros meses de la vida de Irene se desarrollaron entre los animales domésticos de la granja y las fieras salvajes de la sabana, entre las historias de aventuras del general Smuts y las películas caseras de la Reina, con la ausencia de su padre y la cercanía de su madre y hermanos. En un marco tan exótico, Irene comenzó a perfilarse desde muy pequeña como alguien especial y una persona profundamente espiritual. Más tarde, la Reina recordaría en sus memorias, cómo Irene, cuando contaba sólo cuatro años, se acercó una noche a ella antes de irse a dormir y le dijo:
-¿Sabes una cosa, mamá? ¿Sabes que te quiero más que tú a mí y que te conozco desde mucho antes de que tú me conocieras?
-¿Cómo es eso? -le preguntó sorprendida la madre.
-Pues mira, yo estaba allá arriba con el Niño Jesús, te vi aquí abajo y le dije: «Jesús, ésa es la mujer a la que yo quiero. Quisiera nacer de ella».

(Primer capítulo de : IRENE DE GRECIA, LA PRINCESA HUMILDE de EVA CELADA )



Última edición por el Sáb Mayo 29, 2010 3:43 pm, editado 1 vez
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 3:40 pm




avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 3:45 pm





avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 3:51 pm

Irene de Grecia, es la gran desconocida de la familia real. De su vida personal se sabe que no se ha casado ni ha tenido hijos, que vive en el palacio de la Zarzuela con los Reyes y que frecuenta poco las fiestas, con excepción de las reuniones familiares. Es muy austera y suele vestir con ropas sencillas.

Sus sobrinos la llaman tía pecu, de peculiar, y no se puede negar que su biografía está llena de capítulos que poco tienen que ver con la vida de una princesa de cuento de hadas.

"
Ella misma se define como la excéntrica de la familia"


DIRECTORA DE UNA ONG:
Irene se dedica en cuerpo y alma a dirigir la fundación Mundo en Armonía, una ong que trabaja en más de 30 países. En 1989, ella misma llevó en un Boeing a la India 72 vacas lecheras adquiridas en Cantabria. Ha hecho casas en Vietnam y ha ayudado en España a drogodependientes.

La biografía desvela la gran complicidad que existe entre la Reina y su hermana. "
Comparten su pasión por la arqueología y suelen hacer muchos viajes juntas"
, cuenta Celada. Irene confiesa en la biografía que envidia las cualidades de la Reina: "
Tiene criterio, serenidad, responsabilidad. Aguanta muchas horas de trabajo, no necesita dormir y además tiene mucha psicología"
.

Periódico Mediterráneo. Artículo de 2007.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 3:55 pm


1959






avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 4:06 pm

¿Por qué no se casó Irene?

Beatriz de Orleáns hizo un comentario sobre la relación que tenía Irene con Michel de Orleáns:

"
"
Yo me casé loca de amor por mi marido, Michel de Orleans. Le conocí cuando era novio de la princesa Irene de Grecia"


Según otras informaciones, es cierto.



Michel de Orleáns.

¿Tuvo otros novios Irene?
También he leido que Jesús Aguirre se interesó por ella, pero que la reina sofía se interpusó y no llegaron a tener ninguna relación. Trás esto, Jesús Aguirre inició su relación con Cayetana de Alba.

Imagino que Tino nos podrá aportar mas información.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 4:06 pm

avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por glorisabel el Sáb Mayo 29, 2010 5:19 pm

En un momento dado, se llegó a hablar de un romance entre Irene y don Gonzalo de Borbón, cosa que terminó en nada. ¡No creo que a JC y a Sofía les hubiera gustado que Irene se casara con el hermano de don Alfonso! oh(w1 oh(w1 oh(w1

glorisabel
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 8254
Fecha de inscripción : 07/06/2008
Localización : San Juan, Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

mio

Mensaje por felipe el Sáb Mayo 29, 2010 7:01 pm

En su momento se comentó (la prensa rosa) que su gran amor fue un diplomatico que estaba casado y que también estuvo loca de amor por el Sr. Jesus Aguirre. Aguirre la dejó por Cayetana de Alba. Pude leer las memorias escritas por la periodista Eva Celada, pero no aportan muchos datos nuevos sobre la protagonista porque Irene no quiso darle muchos datos de su vida privada. En el libro la escritora comenta que quiso conocer datos sobre la vida amorosa de Irene, pero la protagonista se negó. Ella comenta en el libro que no nació para casarse y tener hijos, y que es feliz así. Irene se fue un tiempo a vivir a la India y estudió sus religiones. También es una gran pianista. En el libro comenta que desde pquena admiraba y estaba pegada de la princesa Sofía, y a ésta no le gustaba nada que estuviera todo el dia pegada de ella.

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

ds

Mensaje por felipe el Sáb Mayo 29, 2010 7:06 pm

IRENE DE GRECIA’, UNA BIOGRAFÍA AUTORIZADA

“Soy la excéntrica de la familia”

Después de largos meses y gracias a un buen amigo común de la princesa y la autora, aquélla aceptó colaborar en su biografía. La escritora Eva Celada escribió nada más conocerla la siguiente nota en su cuaderno: “Es un torbellino, directa, impaciente, alegre y muy vital”.

Lo que más le gustó de la princesa fue “su franqueza algo rústica”. “A veces te desarma –dice– la serenidad que emana de su reflexión intelectual, su sincera humildad (no espera el halago fácil, más bien lo rehúye), su capacidad de adaptación a todos los ambientes”.

Nunca se hubiera podido imaginar Eva Celada lo mucho que le llegarían a gustar esos encuentros. “Me he divertido, me ha fascinado su forma de reír, ruidosa y espontánea, como buena griega. No exagero si digo que es la persona más inteligentemente buena que conozco. Tiene una rara mezcla de carisma, entusiasmo y capacidad de entusiasmar a los demás, una austeridad extrema y una gran modestia y timidez”.

Tardó en decidirse, pero la hermana de la Reina Sofía venció sus reticencias y aceptó contar sus relaciones con los Reyes, sus proyectos humanitarios, su enfermedad...

Nacida en Sudáfrica en 1942, hija de los reyes de Grecia, exiliada en Roma, vivió una década en la India, fue espectadora de primera fila de la transición española, utiliza la música, una de sus pasiones, como vía de escape a la situación de desarraigo que le ha tocado vivir, es presidenta de Mundo en Armonía, una ONG que trabaja en más de treinta países, y vive la mayor parte del año en La Zarzuela. La princesa Irene de Grecia es la hermana pequeña de Doña Sofía y del ex rey de Grecia Constantino. “Mis éxitos –dice– se los debo a mi familia, a mis hermanos, pero mis errores son sólo míos”.

Su pasaporte es español y su apellido “De Grecia”. Habla un español correcto pero con acento, y aunque con sus colaboradores y hermanos suele comunicarse en inglés o en griego, se ha adaptado a las costumbres de España, a su gastronomía y horarios, explica Eva Celada, autora de Irene de Grecia, la princesa rebelde (Plaza&
Janés), un trabajo que ha durado todo un año repartido en más de cien horas de conversaciones en una sencilla oficina en el centro de Madrid. Este año se plantea dividir su tiempo de forma diferente a como hasta ahora: tres meses pretende vivir en España, tres en Grecia, tres en la India y otros tres viajando. “Como somos europeos –explica– puedo entrar sin problemas en Grecia. Al principio iba a un hotel, me lo daban gratis, con mucho cariño, porque los griegos son muy generosos;
ahora unos amigos me han prestado un piso en Atenas”. Cuenta, sin ningún tipo de rencor, que su hermana y ella no guardan resentimiento hacia su país porque “no somos los primeros que hemos perdido cosas. Siempre piensas en el pasado y te pones fatal. Es mejor pensar en el presente y en el futuro. A mi hermano Constantino le afectó mucho el tema del exilio y lo ha pasado muy mal, pero se ha planteado ir a vivir a Grecia. Gracias a Dios es otra generación y otros políticos. Son mucho más tolerantes ahora”. Irene se siente en España casi como en Grecia: “Soy griega, aunque en España estoy como en casa”.

Su hermana la Reina Sofía
“Nada cambió en mi relación con ella después de su boda. Es mi hermana mayor, la tengo mucha confianza, mucho cariño y mucha admiración... Su trabajo o el mío no interfieren en nuestra relación de hermanas. De todas formas, es cierto que a medida que han ido pasando los años se ha vuelto más expresiva. A eso le ha ayudado mucho el Rey;
da rienda suelta cada vez más a sus sentimientos, los deja aflorar. Nuestros mejores momentos juntas son cuando estamos tranquilas, en Madrid o en cualquier otro lugar. Ella tiene unas cualidades como persona que a mí me encantaría tener: serenidad, criterio, responsabilidad. Aguanta muchas horas de trabajo, el estrés. Tiene además una gran resistencia física, no necesita dormir tanto como yo, por ejemplo, es más fuerte. Además, tiene mucha psicología, sabe siempre qué hay que hacer”.

El Rey Juan Carlos
“El Rey es muy carismático, muy generoso y tiene muy buen corazón. También es muy emotivo. Los dos somos como hermanos. Le puedo decir lo que quiero, él me gasta bromas. Sus hermanas también son bromistas. Mi padre decía que el Rey Juan Carlos tenía una sensibilidad muy, muy especial en situaciones difíciles, una intuición muy fuerte. Sigue siendo un rebelde”.

Sus sobrinos
Ellos la ven como algo excéntrica y le toman el pelo bastante. La llaman Peculiar y para abreviarlo se limitan a decir Pecu. “Soy la excéntrica de la familia y se ríen mucho. Cuando me gastan bromas, mi hermana no me defi ende, no dice nada, les da la razón”. De Elena dice que es muy buena persona, fantástica. Cristina, un encanto. “Su marido tiene un gran corazón, su hija pequeña se llama Irene como yo y me sentí muy orgullosa cuando le pusieron ese nombre. Claro que no fue por mí, simplemente les gustaba mucho. Felipe es un encanto, le quiero también mucho. Tiene un sentido del humor muy refi nado. Le gusta dialogar, la discusión intelectual y tenemos muchas conversaciones sobre el mundo y la política. Veo en Letizia maravillosas cualidades personales. Sabe que ha asumido un trabajo duro, lo entiende, y que no es estar todo el día en una fi esta”.

Amores
No quiso hablar de sus amores a la autora ni poner nombres y apellidos a hombres, algunos muy ilustres. “Prefi ero no hablar de ello, eso me lo guardo, es muy privado. Tuve muchos novios, una gran colección, según la prensa. He estado enamorada, naturalmente, pero no quiero contar ninguna historia de amor que he vivido por discreción. Hay gente que tiene la suerte de casarse y otros que tienen la suerte de no casarse. Las dos situaciones tienen ventajas y desventajas. Yo considero la soltería como mi suerte y mi destino. De joven, en algún momento me sentí sola y me hubiera gustado tener un compañero e hijos, eso no voy a negarlo”.

Mundo en Armonía, su ONG
La cuestión de los excedentes la alejó de su plácida vida en la India y la puso en primera línea de batalla por los derechos humanos. “Dedico casi todo mi tiempo a Mundo en Armonía. Cuando creé esta ONG no sabía que iba a meterme en un lío tan grande. No hacemos mucha publicidad para no aprovecharnos de mi hermana, no es correcto aprovecharse de los poderes de otros. Tampoco pido o llamo a la puerta de las personas que mandan. No obstante, dentro de mis posibilidades y de mi situación, hago lo que puedo”.
http://www.tiempodehoy.com/default.asp?idpublicacio_PK=50&
idioma=CAS&
idnoticia_PK=46170&
idseccion_PK=683&
h=

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 10:55 pm

Gracias por la aportación Felipe.
No creo que consigamos mucho más sobre la vida amorosa de Irene.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 10:57 pm




avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 10:59 pm


avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

ds

Mensaje por felipe el Sáb Mayo 29, 2010 11:00 pm

Creo que en el libro "
La Reina"
de Pilar Urbano la Reina Sofía dedica varios párrafos a su hermana Irene. Hace muchos anos que leí el libro, el cual es fantástico.

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Sáb Mayo 29, 2010 11:01 pm



avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

ds

Mensaje por felipe el Lun Mayo 31, 2010 12:44 pm

Libro sobre la hermana de la Reina Sofía de Espana llamado:
“Irene de Grecia, un princesa rebelde”

Este nuevo libro ha estado gestándose más de tres años, sin duda es un cambio de registro, pero no mi primera biografía, ya que la primera fue precisamente la escrita a su hermana la Reina con motivo de su cincuenta cumpleaños y se editó en Valencia.

La mayoría de los miembros de la Familia Real tienen experiencias y enjundia para escribir sobre ellos una biografía, sin embargo la Princesa Irene siempre me pareció “especial”, y ahora comprendo porque en la familia se la llama “Tía Pecu” (ya que todos reconocen que es peculiar).

Así lo imaginaba yo cuando tuve la oportunidad de conocerla personalmente en 1996, en el transcurso de una intensa y emotiva entrevista con motivo del décimo aniversario de la fundación que preside, Mundo en Armonía.

Fascinada por aquel primer encuentro, seguí sus pasos rastreando sus actividades sociales, filantrópicas y familiares. Observé cómo, en las tradicionales fotos de familia, la Princesa se situaba en el lugar más escondido, o se alejaba directamente del foco de las cámaras cuando acompañaba a su hermana a un concierto o exposición. Prácticamente nunca se la veía.

Sin embargo, a pesar de sus desvelos por pasar desapercibida, sus actos la precedían y su nombre sonaba con fuerza en los foros internacionales por su ingente labor humanitaria en medio mundo. En aquella época realicé multitud de reportajes periodísticos de perfil humanitario: con la madre Teresa de Calcuta, con el Dalai Lama, con Rigoberta Menchú, y la proyección internacional de la Princesa desde el increíble traslado de vacas y alimentos procedentes de los excedentes europeos a India y Jordania no pasaron desapercibidos.

Tras los atentados del once de marzo, la tétrica imagen del mundo como un lugar inseguro me llevo a la conclusión de que debía contar otro tipo de realidades, la de las personas buenas que luchan por un mundo mejor, y visualicé a la Princesa, como una persona de prestigio, con proyección social, que trabajaba día a día por cambiar la realidad de muchas persona que sufren en el mundo. ¿Qué mejor que contar su vida para hacer una llamada de atención? Y me puse manos a la obra. Los primeros contactos para conseguir una entrevista con la Princesa Irene de Grecia para hablarle de mi proyecto fueron difíciles e infructuosos, Su Alteza no quería ni oír hablar de su biografía. “¿Qué tengo yo que decir?”, se preguntaba, mientras algunos de sus colaboradores la miraban atónitos.

Sin embargo, mi intención de escribir su biografía iba creciendo según iba investigando sobre su vida: nacida en África, hija de los Reyes griegos, exiliada en Roma, una década viviendo en India, espectadora de primera fila de la transición española por su condición de familia directa de los Reyes de España, sus numerosos proyectos humanitarios, su vida en el Palacio de la Zarzuela, su relación con sus sobrinos y sobrinos-nietos, su enfermedad… tras mucho insistir y conseguir la intercesión de un amigo común: Diego Hidalgo, que avaló como nadie mis honorables intenciones, la Princesa aceptó realizar el libro. Con la única condición de poder revisarlo previamente a su publicación.

Nos reencontramos en febrero y la ví cambiada, con el pelo corto y completamente gris, tenía un aspecto dulce y venerable. Durante todo ese invierno, la primavera y gran parte del verano nos encontramos en su despacho. Fueron más de cien horas de trabajo en encuentros distendidos, amables, relajados y respetuosos, casi todos ellos en el despachito anexo al suyo, junto a la mesa redonda llena de papeles.

Durante estos meses me ha impresionado de la Princesa su respeto hacia las personas: prácticamente cada día, durante nuestros encuentros, me ha preguntado por mi familia, mis hijos… La he escuchado hablar con sus colaboradores, por teléfono con otras personas, y además de preocuparse por las grandes cuestiones lo ha hecho también por los pequeños detalles.

También me ha llamado la atención su rebeldía e impaciencia, casi juveniles, cuando se produjo el Tsunami en Asia. Entonces acudió urgentemente a sus colaboradores: “¡Tenemos que ayudar!”. En ella se observa una esmerada educación que, junto a su calidez (algo poco común para el rango que ostenta), no pone barreras en los encuentros: se acerca, gira la conversación, lleva los temas a su apreciación personal, se rebaja si es necesario en un intento de provocar la risa con un humor muy inglés… Como aquella vez en la que contó que prefiere no llevar sombrero porque tiene la cabeza muy grande.

Me ha gustado de ella su franqueza, algo rústica que a veces te desarma, la serenidad que emana de su pensamiento intelectual, su sincera humildad (no espera el halago fácil, más bien lo rehuye), su capacidad de adaptación a todos los ambientes: ¡con qué facilidad pasa de cenar junto a un jefe de Estado a conversar con gente humilde que le presenta proyectos solidarios en España o que le explica cualquier actividad en cualquier aldea perdida del mundo!

Nunca hubiera podido imaginar lo mucho que me llegarían a gustar nuestros encuentros. Me he divertido con la Princesa Irene, me ha fascinado su forma de reír, ruidosa y espontánea, como buena griega. Cuando lo hace cierra casi los ojos y continúa la conversación enlazando un comentario simpático con otro. Tiene una alegría natural que la hace muy atractiva, porque hace sentir bien a los que la rodean, aunque a veces llega a comunicar una cierta preocupación por la responsabilidad de su rango, un hecho del que habla con frecuencia desde diferentes perspectivas. No significarse de forma que pueda dañar la imagen de su hermana y por extensión de la Monarquía, acompaña a la Reina a muchos de sus viajes pero insiste en que es de forma no oficial. “No soy oficial”, insiste.

Tal es su preocupación que el manuscrito del libro tardó varios meses en revisarse, las correcciones no fueron muchas, ni esenciales, la Princesa mantuvo valientemente todas sus opiniones y propuestas, a pesar de que el libro fue corregido por diferentes miembros de la Familia Real y supervisado por varios miembros de su equipo.

Ella no es Reina, pero reina en su mundo de forma espectacular y evidente con los atributos que ha ido creando en su constante y esforzado crecimiento personal. Es una mujer extraordinaria, digna de su rango y valiosa por encima de su rango, y a pesar de ello es humilde, (aunque no nos dejará subtitular el libro con este calificativo). Y si alguien lo duda, estas fueron sus palabras al despedirnos el último día de nuestros encuentros:

“No olvide que mis éxitos se los debo a mi familia, a mis hermanos, pero mis errores son sólo míos.”

El libro cuenta su vida, las peripecias importantísimas, también a nivel histórico de su familia, sus relaciones personales, también las familiares, sus estudios en India, su carrera profesional como concertista de piano, sus experiencias místicas a raíz de la muerte de su padre, su relación con su hermana, con el Rey Juan Carlos, con los Príncipes de Asturias. Su visión del mundo, y como intentar cambiarlo, sobre las monarquías, su filosofía vital, sobre la esencia humana.

En definitiva es un recorrido por su existencia y la de las extraordinarias personas que han compartido su vida. Es, además, el libro testimonial de una de las personas más interesantes de la sociedad española, dándose la paradoja de que siendo un personaje público su vida es un enigma para la gran mayoría, un enigma que se desvela a través de este libro: su primera y única biografía autorizada.
Escrito por: Eva Celada, la autora del libro sobre la princesa Irene de Grecia.

«El Rey Juan Carlos sigue siendo un rebelde»

Sus sobrinos la llaman la «tía Pecu», de «peculiar», y, rastreando su vida, no se puede negar que Irene de Grecia, la hermana menor de la Reina Sofía, ha sido y es una mujer singular, cuya biografía se aleja de las circunstancias que suelen arropar a los miembros de las familias reales. No en vano, la biografía que acaba de publicar Eva Celada se titula: «Irene de Grecia. La princesa rebelde».

En ella, extremadamente discreta, evita abundar en sus opiniones o expresiones sobre la Familia Real española, aunque da algunas pinceladas cotidianas de cómo es el Rey, su hermana la Reina, sus sobrinos: la Infanta Elena, la Infanta Cristina y los Príncipes de Asturias. Así, de Letizia afirma: «Admiro su carácter y su forma de ser, su perspectiva ante las cosas... hay cualidades de Reina en ella». Destaca también que ha asumido que su trabajo es duro -«sabe que no es estar todo el día en una fiesta»- y que hace feliz al Príncipe. Exiliada desde 1967, tras el enfrentamiento entre el Rey Constantino y la junta militar que había tomado el poder en Grecia, la princesa cuenta con pasaporte español y no tiene asignación económica oficial. Sus gastos, según se afirma en la biografía, son asumidos por el Rey, y, cuando está en España, vive en La Zarzuela.

Aunque la protagonista del libro es ella, resulta inevitable que esté siempre presente la Familia Real española. Púdica cuando se le pregunta por ella, «no quiero ser una cotilla», habla de Don Juan Carlos como de un hermano del que dice que los años no le han cambiado -«sigue siendo un rebelde», apunta con una sonrisa. Destaca su emotividad y su sentido del humor y recuerda que su padre, Pablo I, siempre le decía que tenía una sensibilidad muy especial para las situaciones difíciles. Es entonces cuando recuerda el 23-F. El destino quiso que viviera, como le ocurrió en 1967, una crisis institucional que podría desembocar en un exilio.

Tras el Golpe de Estado, toda la Familia Real se reunió en un salón contiguo al despacho del Rey. Al poco tiempo se unieron Doña Pilar y Doña Margarita con sus respectivos esposos. «Fue horrible, pero cuando estás en el centro de las cosas no eres capaz de asimilar la relevancia de los acontecimientos. Estábamos en la Zarzuela esperando que la radio dijera algo del extranjero, Alemania, Francia... No sabíamos qué pasaba... Después, el Rey habló por televisión...».

La Princesa dice que el siglo XXI no es tiempo de monarcas, sino de reyes, ya que reinan pero no gobiernan. Y se remite a una frase que ha oído varias veces a nuestro soberano en referencia a que él es «como un paraguas, está presente como un director de orquesta: sin los musicos no puede existir la orquesta, pero la coordina para que la sinfonía salga bien. El que tiene el poder es el primer violín», refiriéndose, sin duda, al presidente del Gobierno.

También atribuye a Don Juan Carlos un cambio en el temperamento de la Reina, a la que ve «más expresiva. A eso le ha ayudado mucho el Rey;
da rienda suelta cada vez más a sus sentimientos, los deja aflorar», comenta. De Doña Sofía destaca su serenidad, criterio y responsabilidad, además de su psicología, «sabe siempre lo que tiene que hacer».

Gracias a su testimonio, el lector se puede aproximar a lo que es la vida cotidiana en La Zarzuela. Vegetariana como Doña Sofía, afirma que ninguna suele tomar vino en las comidas, y que tampoco fuman. También apunta que «no dormimos la siesta». Televisión se ve poca, la mayoría de la Familia Real se decanta por el cine -estrenos en versión original-, oír música y habla de la presencia de los nietos de los Reyes, hasta el punto de comparar Zarzuela con una guardería.

Familiar y solidaria:
-Irene de Grecia nació en el exilio, en Suráfrica el 11 de mayo de 1942.
-Cuando regresó a su país, se dedicó a estudiar piano con la pianista clásica Gina Bachauer. Su destreza fue comparada con la de una profesional.
-En 1967 abandona Grecia junto a su familia. Su primer destino fue Italia;
después, Londres. Sin embargo, por sugerencia de la reina Federica, se trasladaron a Madrás, donde vivieron entre 1969 y 1974.
-Desde 1978 pasa largas temporadas en España. Reside en el palacio de La Zarzuela.
-Es presidenta de «Mundo en Armonía» desde 1986, una ONG que trabaja en más de 30 países.

Fuente: El Mundo

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Lun Mayo 31, 2010 1:13 pm

Podéis ayudarme con las fotos, eh??????????? Laughing Laughing Laughing Laughing Laughing

Así que, venga, un poco de colaboración!!!!!!!!!!!!!!!
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por glorisabel el Lun Mayo 31, 2010 1:22 pm

Este foro está muy bueno, Lady Andro. Voy a buscar a ver si encuentro fotos . . .

glorisabel
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 8254
Fecha de inscripción : 07/06/2008
Localización : San Juan, Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Lun Mayo 31, 2010 4:21 pm

Ok Glori, gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Very Happy
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Lun Mayo 31, 2010 9:34 pm




avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Lun Mayo 31, 2010 9:38 pm



Sofía es unos años más mayor que Irene y parece al revés.





avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Lun Mayo 31, 2010 9:43 pm






Dedica mucho de su tiempo a la ONG Mundo en Armonía.

Es discreta, siempre en un segundo plano.


Última edición por el Lun Mayo 31, 2010 9:55 pm, editado 1 vez
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por andromeda el Lun Mayo 31, 2010 9:46 pm





Esta foto pertenece a la jura de D. Juan Carlos como Rey de España.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: IRENE DE GRECIA

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.