LA DUQUESA DE BORGOÑA

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:20 pm

Anne Marie volvió a dar a luz después de haber tenido a María Luísa Gabriela, pero los dos partos siguientes fueron desafortunados. En 1691 sufrió una ordalía para poner en el mundo una niña muerta, a la que ni siquiera se pudo administrar un bautismo de emergencia. En 1697, la cosa fue aún peor, porque la criatura también muerta que surgió de su seno era un varón. Paralelamente, Vittorio Amedeo, su marido, seguía teniendo de amante favorita a la Luynes, que en 1690 le había proporcionado una hija llamada Vittoria Francesca y en 1694 había mejorado sus perspectivas ofreciendo un hijo, Vittorio Francesco Filippo. Vittorio Amedeo no ocultaba su orgulloso afecto por los retoños de la Luynes. Anne Marie, por suerte, jamás perdió su entereza ni su dignidad.

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:21 pm

Anne Marie no consiguió garantizar la sucesión de los Saboya hasta 1699, año en que se produjo el natalicio de un varón al cual se le otorgaron los nombres de Vittorio Amedeo, en un claro homenaje a su padre y a uno de los bisabuelos paternos. En 1701, Anne Marie repitió la proeza de llevar a feliz término la gestación de un bebé de sexo masculino, en ese caso bautizado Carlo Emanuele. Para la época en la que Anne Marie se encontró con esos dos niños -¡tan ansiados durante años...!- colgados de su falda, las chiquillas Adelaide y Luísa Gabriela ya habían abandonado Saboya. De hecho, Adelaide había sido enviada a Francia en 1696, tres años antes de que Anne Marie pariese a Vittorio Amedeo y cinco años antes de que se verificase el alumbramiento de Carlo Emanuele. En lo que se refiere a Luísa Gabriela, hubo de emprender viaje hacia Figueres, en Girona, en 1703, a cuenta de sus reales nupcias: en esa fecha, su hermanito Vittorio Amedeo frisaba en los cuatro años y Carlo Emanuele era un lactante de menos de dos años.

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:26 pm



Aqui un Carlo III Enmanuelle de Savoia...hermano de Adelaida de Savoia.

Porque el quid de la cuestión es que las princesas Saboya se encontraron prometidas en matrimonio a edades tempranas. Las largas y enrevesadas negociaciones que precedieron al noviazgo formal de nuestra Adelaide dieron inicio ANTES de que ella cumpliese los once años;
a los once años hubo de abandonar su familia así como su país natal para marcharse a la corte francesa;
con doce años, se celebró solemnemente su boda. Con Luísa Gabriela se repetiría el mismo patrón: se acordaron sus esponsales en un momento en el que tenía doce años y se encontró intercambiando los votos nupciales a los trece años. Esto hoy en día nos aconjoga bastante, pero era algo común y corriente entre los siglos XVI-XVII. Centrándonos en el siglo XVII, la princesa Christine de Francia, una de las bisabuelas paternas de Adelaide y Luísa Gabriela, se había casado a los trece años, en 1619. Y una princesa italiana de ese período, Vittoria della Rovere, se había unido en un matrimonio con el duque Ferdinando II de Toscana antes de haber alcanzado los doce años, en 1633.

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:28 pm

La abuela paterna de Adelaide y Luísa Gabriela, la muy enérgica y ambiciosa Jeanne de Savoie-Nemours, había matrimoniado con el abuelo paterno de ellas teniendo cumplidos los veintiún años. Pero esto constituía una rareza, a decir verdad. "
Minnette"
, la princesa Henriette Anne de Inglaterra, la abuela materna de Adelaide y Luísa Gabriela, se había casado con Monseigneur le duc d´Orléans a los dieciséis años. De las hijas de "
Minnette"
, Marie Louise había sido empaquetada rumbo a la cama de Carlos II el Hechizado con dieciséis años y Anne Marie se había hallado camino de Turín para desposar a su Vittorio Amedeo II a los quince años. Si uno repasa estos antecedentes, queda claro que quizá Adelaide y Luísa Gabriela, particularmente Adelaide, hubieran podido tener la suerte de permanecer en su hogar infantil, con los padres, unos cuantos añios más de los que se les otorgaron para esa etapa primera de sus biografías. Lo que motivó la diferencia fue que a Adelaide, y posteriormente a Luísa Gabriela, les surgió "
una oportunidad de oro puro"
, desde la perspectiva de los enlaces entre linajes regios, en un momento en que ni siquiera habían perdido los mofletes de unas niñas ni les había bajado la regla. Vittorio Amedeo, el padre, no estaba en condiciones de rechazar ofertas que procedían del mismísimo Versailles.

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:35 pm

Sin remontarse excesivamente hacia atrás en el tiempo, encontramos La paz de Cateau-Cambrésis fue, según numerosos expertos, el principal tratado de su siglo e incluyó a modo de guinda del pastel dos bodas. Por un lado, el mismo rey Felipe II de España se comprometía a tomar, en condición de esposa, a la princesa francesa Isabelle de Valois, hija de Henri II con Catherine de Médici. De otra parte, Emanuele Filiberto de Saboya se casaría con la princesa Marguerite de Valois, duquesa de Berry, hermana menor de Henri II, cuñada queridísima de Catherine de Médici, tía carnal de la Isabelle de Valois destinada a Felipe II.


Emanuele Filiberto trasladó la capital del ducado de Saboya de la encantadora Chambéry a Turín, a la vez que el latín dejó de ser el idioma oficial de su corte en beneficio del italiano. Junto a su Marguerite de Valois duquesa de Berry tuvo un hijo que garantizó el relevo generacional: Carlo Emanuele I. Si el padre había sido Testa di Ferro, Cabeza de Hierro, al hijo se le denominaría, no sin corrosivo sarcasmo, Testa di Feu, Cabeza de Fuego. Se estrenó en su papel de duque tomando por las bravas el marquesado de Saluzzo, vinculado a la dinastía saboyana pero que los franceses habían dominado hacía tiempo y que habían conservado incluso después de aquella célebre paz de Cateau-Cambrésis. Lo cierto es que si Carlo Emanuele, Testa di Feu, se lanzó a la conquista militar de su marquesado de Saluzzo, lo hizo aprovechando que Francia se encontraba muy debilitada en el ocaso del reinado del último Valois, Henri III. Al morir Henri III y ascender al trono Henri IV, el primer Borbón, éste reclamó de inmediato que se le devolviese Saluzzo. Estalló una guerra, faltaría más. España apoyó a Saboya, por aquello de la tradicionalísima rivalidad enconada con Francia;
además, Carlo Emanuele Testa di Feu se había casado con una de las adoradas hijas de Felipe II, la infanta Catalina Micaela. La Paz de Vervins firmada por España y Francia en 1598 no resolvió definitivamente la cuestión del marquesado de Saluzzo. No obstante, en 1601, el Tratado de Lyon determinó que Saluzzo se quedase para los Saboya, quienes, a cambio, cedían a Francia la zona piamontesa de Bresse.

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:37 pm

Años después, hacia 1610, Carlo Emanuele Testa di Feu mudó sus alianzas. Determinó unirse a Henri IV de Francia mediante el Tratado de Bruzzolo, en un manifiesto deseo del duque saboyano de sacudirse de encima a los españoles, quienes también habían aprovechado los avatares de las décadas precedentes para establecer plazas fuertes en el norte italiano. Por desgracia para Carlo Emanuele, Henri IV murió asesinado en un breve lapso de tiempo;
su viuda, Marie de Médici, que debía ejercer la regencia durante la minoridad de Louis XIII, no estaba dispuesta a asumir las condiciones del Tratado de Bruzzolo. Carlo Emanuele, sin embargo, había conseguido ya arrebatar el Montferrat a los españoles. Años después, el hijo de Carlo Emanuele con Catalina Micaela, Vittorio Amedeo, se casaría con la princesa Christine de Francia, hija de Henri IV y Marie de Médici, hermana de Louis XIII;
en el interín, Louis XIII decidió ayudar a los Saboya a expulsar a los españoles de Alba.

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:38 pm

Las tornas cambiaron otra vez hacia 1630. El cardenal Richelieu, poderoso ministro francés, se había tomado a mal que los piamonteses hubiesen querido permanecer neutrales en una nueva escalada de tensión en Italia propiciada por la España que gobernaba a la sazón Felipe IV. Resultado del enojo de Richelieu: un ejército francés se introdujo en el Piamonte, ocupando Pinerolo y Avigliana. Vittorio Amedeo I, el marido de Christine de Francia, hizo lo posible por reconducir la situación de manera coincidente con los intereses de los Saboya. Los franceses insistían, en particular, en reclamar a los Saboya que se implicasen en borrar del mapa a los valdenses, una sección del protestantismo que había adquirido pujanza en el Piemonte. El hijo de Vittorio Amedeo I y Christine de Francia, Carlo Emanuele II, centró sus esfuerzos en esa dirección, la de suprimir a los valdenses de sus territorios. En su esfuerzo por ser bien mirado desde la corte francesa, de tono claramente francés serían sus dos matrimonios: el primero con Françoise-Madeleine d´Orléans, sobrina de Louis XIII, y el segundo con Jeanne de Savoie-Nemours, nieta de Henri IV y Gabrielle d´Estrées.

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:38 pm

para que entendáis que el hijo sucesor de Carlo Emanuele II con la imperiosa Jeanne de Savoie-Nemours, Vittorio Amedeo II, heredaba una situación extraordinariamente compleja en lo que atañe a las relaciones diplomáticas con el vecino reino de Francia. Carlo Emanuele II se había muerto prematuramente, por lo que Jeanne de Savoie-Nemours, que gustaba de que la llamasen Madama Reale según ella en un tributo a la memoria de su suegra Christine de Francia, había sido regente de Vittorio Amedeo II. La etapa de regencia de Jeanne de Savoia-Nemours, Madama Reale, confirmó la tremenda dependencia de Saboya respecto a Francia, la Francia de Louis XIV;
un símbolo de esto lo constituyó la boda de Vittorio Amedeo con Anne Marie d´Orléans. No obstante, Vittorio Amedeo II realizó un esfuerzo por romper esos lazos de subordinación a Francia mediante su elección de bando en la denominada Guerra de los Nueve Años. Digamos que Vittorio Amedeo II escogió coaligarse con el emperador germánico Leopold II, el rey español Carlos II, el estatúder-rey de las Provincias Unidas Willem II de Orange y otros príncipes para hacerle la guerra a Louis XIV de Francia. Aquí no vamos a entrar en detalles acerca del desarrollo de la Guerra de los Nueve Años, un conflicto de envergadura en el siglo XVII, pero, desde luego, una de las zonas geográficas en las que incidió con mayor fuerza sería el Piamonte de los Saboya. En un momento crítico, los franceses que estaban asestándole una paliza a los españoles en el Rousillon consiguieron, por otra parte, darle la del pulpo a los saboyanos en la batalla de Staffarda, en agosto de 1690. Tropas galas se hicieron con el control de Saluzzo, pero también se apoderaron de Savigliano, Fossano y Susa, antes de tomar asimismo la ciudad portuaria de Niza y más tarde añadir al botín Montmélian. Definitivamente, Vittorio Amedeo II las pasó canutas entre 1690 y 1691.

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:39 pm

Constituyendo aquella guerra tan tremenda sangría de hombres y territorios para el duque de Saboya, éste hubo de prepararse para negociar la paz. El ministro de finanzas de Vittorio Amedeo II, Gropello, empezó a tantear el terreno con el francés René de Froulay, conde de Tessé, que pertenecía al staff del comandante de los ejércitos franceses que habían ído haciéndose valer en el Piamonte, Nicolás Catinat. Paralelamente, René de Froulay conde de Tessé inició contactos con Jeanne de Savoie-Nemours, Madama Reale, la madre de Vittorio Amedeo II. Jeanne seguía siendo una figura poderosa en la corte de Turín, desde luego mucho más que la nuera Anne Marie d´Orléans. La idea de que una paz con Francia se alcanzase mediante una nueva alianza nupcial parece haber entusiasmado tanto al conde de Tessé como a Madama Reale. Numerosas princesas francesas se habían casado con miembros masculinos del linaje saboyano: Marguerite de Valois duquesa de Berry, Christine de Francia, Françoise-Madeleine d´Orléans, la misma Jeanne de Savoie-Nemours y en época inmediatamente anterior Anne Marie d´Orléans. Había sonado la hora de invertir los papeles: una princesa piamontesa, Adelaide de Saboya, podría casarse con el príncipe Louis, duque de Borgoña. Louis era hijo del Grand Dauphin, a su vez el hijo heredero de Louis XIV, fruto del matrimonio de éste con la española María Teresa. A su debido tiempo, Louis XIV sería sucedido en el trono por el Grand Dauphin y cuando el Grand Dauphin hubiese cumplido su papel histórico, le relevaría Louis duque de Bourgogne. Casar a Adelaide con Louis de Bourgogne significaba convertirla en duquesa de Borgoña, futura delfina y, luego, reina consorte de Francia. La abuela Jeanne, Madama Reale, se ponía como unas castañuelas imaginándose a su nietecita en semejante tesitura, presidiendo la corte más espléndida del mundo en Versailles.

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:39 pm

Y esos son los prolegómenos del casamiento francés de Adelaide.

Vittorio Amedeo II no estaba en condiciones de hacerse el remolón. Necesitaba, urgentemente, una paz con la poderosa Francia. Su madre, Jeanne de Savoie-Nemours, Madama Reale, insistía en que era prioritario reestablecer los vínculos que se habían roto con el estallido de la Guerra de los Nueve Años. Anne Marie d´Orléans tenía una influencia política más o menos igual a cero, pero la pespectiva de suegra Jeanne, Madama Reale, de que convenía cerrar las negociaciones para un contrato nupcial de la pequeña Adelaide con Louis duque de Borgoña le agradaba. Anne Marie d´Orléans no dejaba de ser sobrina de Louis XIV;
su padre, que aún estaba con vida, era Monseigneur el duque de Orléans y su querida madrastra Liselotte ocupaba un papel destacadísimo en Versailles. Enviarles a Adelaide la satisfacía;
su hija no sólo se metamorfosearía de princesa piamontesa en una futura reina de Francia, sino que estaría rodeada de familaires en Versailles, empezando por el abuelo Philippe d´Orléans y la abuelastra Liselotte, Madame la Palatina.

Aquí Liselotte con dos de sus hijos.



Última edición por el Lun Oct 25, 2010 11:52 pm, editado 1 vez

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:40 pm

Conociendo a Jeanne y a Anne Marie, no cabe duda de que aleccionaron cuidadosamente a la jovencísima Adelaide. La chiquilla era una Saboya del Piamonte, pero pensad que siglos de sangre real francesa corrían por sus venas. Tenía por madre a Anne Marie d´Orléans, su abuela paterna era Jeanne de Savoie-Nemours, entre sus bisabuelas figuraban la madre de Jeanne, Elisabeth, hija de César de Vendôme, y la madre del extinto duque Carlo Emanuele II, Christine de Francia. Adelaide, al igual que su hermanita Luísa Gabriela, había crecido repasando a diario ese árbol genealógico. Se les había inculcado que existía una fortísima relación histórica de la corona de Francia con el Piamonte, al margen de que, en determinados períodos, las tensiones territoriales estallasen en forma de escaramuzas o batallas.

No era cuestión de tener a Adelaide al tanto del constante trajín diplomático que cristalizaría en la firma de la Paz de Ryswick, pero ella fue informada de los aspectos más relevantes porque la concernían de manera directa. La abuela Jeanne batía palmas con las orejas cada vez que se mencionaba al francés conde de Tessé, René de Froulay;
éste había servido con escrupulosísima lealtad a los intereses de su señor Louis XIV, pero poniendo el máximo interés en que la parte de las conversaciones centradas en el compromiso del joven duque de Borgoña con la casi niña Adelaide de Saboya favoreciesen también a la muchacha destinada a convertirse en un futuro que se esperaba lejano en reina de Francia. Aunque Vittorio Amedeo II había asegurado que sería espléndido con la dote de Adelaide, la cruda realidad era que los saboyanos estaban apuradísimos de fondos después de los enormes gastos contraídos en el curso de la Guerra de los Nueve Años;
bastante le íba a costar al padre sufragar un ajuar apropiado para la hija. Una revisión atenta del acuerdo matrimonial refleja que era Louis XIV de Francia quien provisionaba el futuro de Adelaide en Versailles: el monarca se comprometía a otorgar a su sobrina nieta por la sangre e inminente nieta política por el matrimonio la suma de 50.000 "
écus d´or sol"
, moneda de gran valor en la época, así como a abonar anualmente, para gastos propios de la joven, un total de 20.000 "
écus d´or sol"
. Con esos ingresos, Adelaide podría llevar el tren de vida acorde con el rango que asumiría. No tenía nada de extraño que Jeanne bailase la jota (metafóricamente hablando, claro) en compañía de su nuera Anne Marie.

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:45 pm

En 1696, Louis ya había sumado cincuenta y nueve años;
según el criterio de la época, estaba avanzando hacia la ancianidad, pero el caso es que todavía se conservaba robusto y vigoroso a punto de convertirse en un sexagenario. Llevaba ocupando el trono de Francia la friolera de cincuenta y cuatro años. Bien es cierto que había sucedido al padre con apenas seis años, bajo la regencia de su madre, Anne de Austria, nacida infanta Ana Mauricia de España. Anne había sabido preservar la herencia del chico, apoyándose primeramente en el cardenal Richelieu y después en el cardenal Mazarino.

A los cincuenta y nueve años, Louis se hallaba en su apogeo: había logrado consolidar el poder absoluto de la monarquía en un Estado fuertemente centralizado y su país se había transformado en la gran potencia continental de ese momento después de haber superado la dura prueba de la Guerra de los Nueve Años. En términos coloquiales, no sólo podía darse con un canto en los dientes sino que, por añadidura, le sobraban motivos para adoptar la actitud de un pavo real con la cola desplegada en orgulloso abanico.


Última edición por el Lun Oct 25, 2010 11:47 pm, editado 1 vez

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:45 pm

En el ámbito familiar, era más discutible su suerte. Le había tocado casarse con una prima española, la infanta María Teresa. María Teresa había llevado una existencia bastante solitaria y melancólica en la corte de Francia, manteniéndose al margen de cualquier actividad política para, a cambio, parir seis hijos de los que cinco se echaron a perder en la infancia. Para cuando murió la buena de María Teresa, en el caluroso verano de 1683, le quedaba un único retoño, Louis, el delfín, llamado el Gran Delfín. Lo de Gran Delfín, por cierto, aludía a su formidable corpulencia, que derivaría en obesidad.

El Gran Delfín se había casado con una princesa de Baviera vinculada a la casa de Saboya por vía materna. Era María Anna Christina Victoria de Baviera, hija de Fernando María de Wittelsbach y de Enriqueta Adelaide de Saboya, una hermana del abuelo paterno de nuestra Adelaide.


María Anna Christina Victoria de Baviera

A su llegada a Francia para casarse con el Gran Delfín, María Anna había sorprendido por su fealdad (lo mismo que la princesa Liselotte von der Pfalz cuando había aparecido en escena para convertirse en segunda esposa de Monseigneur le duc Philippe d´Orléans, viudo de "
Minnette"
). Pero María Anna, poco agraciada físicamente, estaba dotada de encanto y de un notable deseo de agradar. Por desgracia, su suegro el rey Louis consideró que había fallado a la monarquía debido a que la frágil salud de la nuera le impedía ejercer sus funciones de dama principal de la ceremoniosa corte versallesca. María Anna acabó sus días profundamente deprimida en 1690, después de haber parido tres hijos varones: Louis duque de Borgoña, Philippe duque de Anjou y Charles duque de Berry.
Fallecida María Anna, el viudo Louis se había centrado por entero en su relación romántica con Marie Emilie Thèrése Joly de Choin, Mademoiselle de Choin, una dama de honor de la princesa de Contí, medio hermana bastarda legitimada a la que el Gran Delfín adoraba. El Gran Delfín y Mademoiselle de Choin establecieron su propia corte paralela en el château de Meudon;
es probable que contrajesen un matrimonio morganático en algún momento del año 1695.

El Château de Meudon;







Última edición por el Mar Oct 26, 2010 12:11 am, editado 2 veces

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:48 pm

Naturalmente, el Gran Delfín intervenía poco en la vida de sus tres hijos...Louis, Philippe y Charles. Éstos eran los chicos destinados a garantizar la pervivencia del linaje de Louis XIV, algo así como las joyas de la Nación. Louis XIV tomaba las decisiones y señalaba las pautas a seguir en todo lo que atañía a sus únicos tres nietos de incuestionable legitimidad.

El Gran Delfín



Luis de Francia, Le Grand Dauphin, y su esposa María Ana de Baviera con sus tres hijos (hijo del rey Luis XIV de Francia y la infanta María Teresa de España.): Louis, Le Petit Dauphin, Felipe (el futuro rey Felipe V de España) y Carlos (este último duque Carlos de Berry)

La familia de Louis XIV era bastante más compleja de lo que esta breve panorámica permite suponer. El monarca había tenido una vida amorosa que podríamos definir empleando la palabra "
intensa"
. De sus numerosas maîtresses, al final las que habían prevalecido en el imaginario popular habían sido las que le habían proporcionado hijos bastardos que él había querido lo suficiente como para legitimarlos. Esto implica particularmente a dos mujeres: Louise de La Vallière (la tímida y dulce violeta que había sido dama de honor de "
Minnette"
duquesa de Orléans) y Françoise Athénaïs de Rochechouart de Mortemart, marquesa de Montespan (que había caído en desgracia tras el tremendo escándalo de los venenos). De los hijos de Louise de La Vallière sobrevivieron a la infancia Marie Anne, llamada Mademoiselle de Blois, que se casaría con el príncipe de Contí (la medio hermana favorita del Gran Delfín) y Louis conde de Vermandois (que desdichadamente había muerto joven, en 1683). De los hijos de Athénaïs madame de Montespan habían superado los peligros de la niñez Louis Auguste duque de Maine;
Louis César conde de Vexin (fallecido lo mismo que su medio hermano de padre Vermandois en 1683);
Louise Françoise, titulada Mademoiselle de Nantes, casada con Louis Henri duque de Bourbon;
Louise Marie, Mademoiselle de Tours (había perecido en 1681);
Françoise Marie, Mademoiselle de Blois, casada con su primo Philippe d´Orléans, hijo de Monseigneur y Liselotte, para gran disgusto de ésta, que creía que a su hijo le habían rebajado endosándole a una bastarda del cuñado y, finalmente, Louis Alexandre, conde de Toulouse.

Aquí Madame de Montespan



Última edición por el Mar Oct 26, 2010 12:01 am, editado 2 veces

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:48 pm

Para rematar las cosas, Louis XIV había pasado de Madame de Montespan a una tal Madame de Maintenon, Françoise d’Aubigné, que, a diferencia de su notoria predecesora, trataba de conjugar una actitud virtuosa y decorosa con el papel de maîtresse del soberano. Louis XIV premió a Madame de Maintenon por su austeridad y su devoción casándose con ella morganáticamente, en secreto, en la noche del 9 al 10 de agosto de 1683, es decir, poco después de que se hubiese muerto la reina María Teresa. Madame de Maintenon era la figura esencial en Versailles, la que detentaba auténtica influencia y la ejercía...


Madame de Maintenon, Françoise d’Aubigné.


Última edición por el Mar Oct 26, 2010 3:11 pm, editado 2 veces

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Lun Oct 25, 2010 11:48 pm

La significación de Madame de Maintenon, la esposa morganática de Louis XIV, es muy grande en esta historia de Adelaide de Saboya. En la época en que se concertó el matrimonio de Louis duque de Borgoña con Adelaide de Saboya, no se movía una paja de sitio en Versailles ni para el caso en cualquiera de las residencias reales, desde Fontainebleau a Marly, sin el beneplácito de Madame de Maintenon, cuya gran rival, por cierto, era Madame la Palatina, o sea, Liselotte von der Pfalz duquesa de Orléans.

Madame de Maintenon



Cuando se preparaba una boda de la categoría de la de Louis con Adelaide, se estipulaban claramente, de la "
a"
a la "
z"
, todos los detalles relativos al ajuar, dote y asignación de la novia, así como de su viaje para ser entregada a la familia que la recibiría o la composición de la casa que tendría en su nuevo país. Madame de Maintenon participó de manera decisiva en la elección de los caballeros y damas que rodearían a la futura duquesa de Borgoña, como a continuación veremos...


Última edición por el Mar Oct 26, 2010 3:09 pm, editado 1 vez

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Thrib el Mar Oct 26, 2010 11:22 am

Gracias Tiffany para esta decripción muy completa de los antepasados y de la infancia de la duquesita de Borgoña.

Esto hoy en día nos aconjoga bastante, pero era algo común y corriente entre los siglos XVI-XVII.
Creo que es necesario de precisar que cuando las princesas llegaban antes de sus quinze años a casarse, continuían su vida de infancia (pero a la corte de su marido), con su "
casa"
(como bién lo escribe Tiffany) y empezaban las relaciones matrimoniales solo cuando les daba la gana.

Sobre la noción de matrimonio morganático (los secundos matrimonios de Louis XIV y de su hijo el Gran Delfín, quién en su vez después de su viudez tuvo una amante, una Caumont La Force, antes de encontrar a su secunda esposa), la noción no existe en derecho francés. Es decir, la esposa legítima (en bodas públicas o publicadas) del rey o del delfín, cual que sea su nacimienta, es la reina o delfina y llevan este rango a la corte. En los casos citados, en primero a Madame de Maintenon no le gustaba la idea del papel de reina con toda la etiqueta con su avanzada edad, con Louis XIV imaginaron una solución que después adoptó el Gran Delfín.
Esta solución, era el matrimonio secreto. Así no pecaban más al haber relaciones conjugales, y no creaban más escándalo siendo que si la boda fue secreta y a nadie se les mostraron pruebas de ella, en cambio lo dijeron en la corte y se supo. Y como a su edad la marquesa de Maintenon no podía tener hijo, no había el problema de la legitimidad de la prole.
Para el Gran Delfín, sí había el problema de la prole, ya que con su nueva esposa tuvo un hijo pero como éste murió a tan solo dos años de vida, finalmente no se sabe cual decisión hubiera tomado su abuelo Louis XIV (publicar la boda del Gran Delfín para hacer oficial la legitimidad de su último nieto, o mantenerlo secreto, éste teniendo una posición inedita de "
oficialmente illegítimo pero en realidad legítimo"
— y en este caso no se sabe si un día él y su descendencia hubieran sido considerados dinastas).
Es decir, no hubo matrimonio morganático y sí, matrimonios secretos para evitar la automática elevación a reina y delfina de las nuevas esposas, a no existir la noción de matrimonio morganático en Francia.

Thrib
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3870
Fecha de inscripción : 31/08/2007
Localización : Francia

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Mar Oct 26, 2010 3:18 pm

Gracias Thrib, sabes era una duda que iba a plantear, porque justo se habla de esos matrimonio secretos en Francia, lo que me parecía extraño que se hiciesen, puesto que si ya habían enviudado tanto el rey como el gran Delfín, que problema se tenia dentro de los cánones de la corte real en Francia, ya me los has aclarado. Gracias.

En cuanto a las niñas, sin duda eran eso todavía cuando les tocaba partir fuera de su país a otro para convertirse en esposa, y más si su matrimonio se trataba de índole dinástico,, a Adelaida se le permitió y creo que han sido uno de los casos que más me quedan grabado después de leer tanto, que le aventajaron tomarse unos añitos para consumar su matrimonio, pese a que ya se había casado a temprana edad...

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Mar Oct 26, 2010 3:19 pm

Aqui una jovencita María Adelaida de Saboya, Duquesa de Borgoña.


Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Mar Oct 26, 2010 3:23 pm

Continuamos con madame Maintenon Françoise de´Aubigné, había nacido nada menos que en el interior de la lúgubre prisión de Niort, dónde se hallaba cumpliendo condena su padre, Constant d´Aubigné. Lo mejor que se puede decir de Constant d´Aubigné es que era un elemento de cuidado: había asesinado a su primera esposa, Anne Marchant, y al amante de ésta;
se había casado después con Jeanne de Cardihac, cuya dote dilapidó alegremente, condenándola a una existencia miserable, con sobreabundancia de deudas y acreedores en perpetuo enojo. De la difunta Anne Marchant, a Constant le había quedado un hijo varón, Theodore, al que poquísima atención prestó. Se hallaba demasiado ocupado con "
sus asuntos"
, que incluían una peligrosa correspondencia con los ingleses, en esa época enemigos de los franceses;
fueron esas cartas las que le mandaron a la prisión de Niort, pero ya anteriormente había probado la cárcel en París y en La Rochelle. Su mujer Jeanne de Cardihac debía ser un modelo de abnegación: tenía dos hijos de corta edad, Constant y Charles, pero, llevando a los pequeños consigo, con un tercer embarazo en curso, solicitió ingresar en Niort para estar con su marido. Por eso la niña Françoise vió la luz entre los oscuros muros de Niort. ¿Quien hubiera podido imaginar que en un futuro esa criaturita llegaría a ser esposa de un rey de Francia de la talla de Louis XIV?


Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Mar Oct 26, 2010 3:24 pm

Las otras damas de la corte francesa en ese momento histórico...

Por rango, se distinguía particularmente a Madame la duquesa de Orléans, generalmente llamada la princesa palatina o, abreviando, la palatina. Hablamos de Liselotte, la sucesora de "
Minnette"
en el nada fácil papel de esposa de Monseigneur Philippe:

Liselotte había gozado de una enorme estima de su cuñado Louis XIV. El monarca había apreciado la aguda inteligencia de la princesa, su facilidad para hilvanar conversaciones ingeniosas, su destreza como amazona y el ritmo frenético que ella se imponía para participar en las cacerías, dónde, a diferencia de otras damas, no usaba antifaz para proteger su tez de los efectos del sol o del aire frío, porque, consciente de su falta de belleza, había renunciado a cualquier atisbo de coquetería femenina. Pero la entente cordiale de Louis y Liselotte se había estropeado con el tiempo. La forma en que los franceses habían arrasado el Palatinado, país natal de Liselotte, en el transcurso de la Guerra de los Nueve Años, había hecho sangrar el corazón de la señora;
no obstante, el principal punto de fricción no sería ese episodio dramático, sino la feroz animadversión de Liselotte hacia Madame de Maintenon. Cuando Liselotte se refería a Madame de Maintenon, le dirigía los peores epítetos: "
la vieille sorcière"
o la "
vieille ripopée"
era lo más suave -fijaos, lo más suave- que dedicaba la palatina a su rival. En otros momentos de mayor furor, la denominaba "
la vieille touffe"
o "
le vieille conne"
.

Liselotte había sido una madrastra cariñosa para Marie Louise y Anne Marie d´Orléans. Después de que Marie Louise había partido hacia Madrid y Anne Marie hacia Turín, Liselotte había dedicado largas horas a escribirles extensas misivas a ambas. La muerte prematura de Marie Louise en 1689 provocó una considerable pesadumbre en Liselotte. Por suerte, le quedaba Anne Marie y tenía ella misma dos hijos propios, Philippe y Elisabeth Charlotte.


Liselotte

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Mar Oct 26, 2010 3:26 pm

Los dos hijos de la palatina, medio hermanos de la madre de aquella pequeña Adelaide que estaba a punto de abandonar el Piamonte natal para establecerse en Francia.

Philippe, en ese período duque de Chartres:


Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Tiffany el Mar Oct 26, 2010 3:35 pm

Elisabeth Charlotte:



Comprensiblemente, Liselotte había nutrido en su interior durante años magníficas expectativas respecto a los eventuales matrimonios de Philippe -heredero del ducado de Orléans- y de Elisabeth Charlotte. En el caso de Elisabeth Charlotte, una de las biógrafas de Liselotte ha subrayado que incidió muy negativamente en esas perspectivas nupciales el estallido de la Guerra de los Nueve Años. Cuando gran parte de los soberanos europeos del momento se coaligaron en Augsburg para hacerle la guerra a Louis XIV de Francia, la princesa Elisabeth Charlotte, a quien la corte gala se refería habitualmente como Mademoiselle, tenía doce años, una época en que se hubieran debido empezar a barajar los naipes en la partida de las alianzas dinásticas. La eclosión de la guerra obligaba a postergar esa clase de asuntos.

En un determinado momento, realizó una serie de tanteos la esposa bávara del Gran Delfín Louis, María Anna Christina, a quien ya hemos conocido. María Anna Christina tenía dos hermanos varones menores que ella. Maximilian era por así decirlo el partido destacado, pues la muerte de su padre ya le había convertido en Elector (Kurfürsten) de Baviera. Pero rápidamente tras el anuncio de compromiso de María Anna Christina con el Gran Delfín, el emperador germánico Leopold II, que observaba con recelos ese nuevo acercamiento de los Wittelsbach a la corte de Versailles, arregló el casamiento del Elector Maximilian II con una de sus propias hijas, María Antonia de Austria. Por tanto, sólo quedaba soltero el príncipe Josef Klemens, que había nacido cinco años antes de que lo hiciese Elisabeth Charlotte d´Orléans: las edades de ambos cuadraban bien. Las propuestas de María Anna Christina fueron inmediatamente rechazadas por Elisabeth Charlotte, que había salido digna hija de su madre Liselotte. No sin cierta altivez, Elisabeth Charlotte replicó a la delfina que "
ella no estaba hecha para un benjamín"
de ninguna casa principesca. Cabe suponer que María Anna Christina se sentiría herida por esa respuesta ingeniosa que enseguida se propagó a través de la corte de Francia.

Así las cosas, surgió una brecha significativa en la familia real de Francia a propósito del casamiento del hermano de Elisabeth Charlotte, el duque Philippe de Chartres. El tío Louis XIV estaba absolutamente decidido a emparejar a su único sobrino carnal con una de sus propias hijas naturales legitimadas, en concreto con Françoise Marie de Bourbon, intitulada Mademoiselle de Blois...

Mademoiselle de Blois

Tiffany
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 05/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Filippos el Mar Oct 26, 2010 3:49 pm

Tiffany, muchas gracias por este hilo. Está quedando increíble.
No he podido leer todo por falta de tiempo, pero lo que leí, me quedó clarísimo.

Saludos!

Filippos
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 2611
Fecha de inscripción : 13/04/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Thrib el Mar Oct 26, 2010 4:14 pm

a Adelaida se le permitió y creo que han sido uno de los casos que más me quedan grabado después de leer tanto, que le aventajaron tomarse unos añitos para consumar su matrimonio, pese a que ya se había casado a temprana edad...
Es que era el caso general cuando se casaban tan jovenes...
Las princesas eran consideradas "
maduras"
para iniciar una vida conjugal desde sus quince años pero ¡doce no son quince!
Como en Versalles cada persona tenía bastante libertad para ir donde quiera (siempre acompañada por damas/doncelas de su casa, claro), pero al mismo tiempo no se les expectaba de las niñas ya casadas que frecuenten a otros varones que su marido o la familia de su marido, no había problema y un día o otro entraban en el matrimonio "
completo"
.
El problema fue cuando a Louis XV le dió la gana, al ver la novia de su nieto tan guapa mientras ella era a punto de cumplir su quince cumpleaños, decidir que debían "
consumir"
luego la boda hecha, y aunque su novio, el futuro Louis XVI, decidió no forzarla y la dejó tranquila, el miedo le resultó un trauma y ella no consiguió cumplir con sus deberes antes de siete años.

Thrib
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3870
Fecha de inscripción : 31/08/2007
Localización : Francia

Volver arriba Ir abajo

Re: LA DUQUESA DE BORGOÑA

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.