Casas indianas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casas indianas

Mensaje por Thrib el Jue Jul 30, 2009 2:59 am

Muerte de la maharani de Jaipur :
[url]http://week.manoramaonline.com/cgi-bin/MMOnline.dll/portal/ep/contentView.do?contentId=5774248&
programId=1073754912&
pageTypeId=1073754893&
contentType=EDITORIAL[/url]
Encontré la información en el site en francés ArchivesGotha.
Maharani quiere decir gran reina (ahí se ve que el hindi es un idioma indoeuropeano : maha no es muy lejos de magna, rani de reina). Devi sería más o menos el equivalente de "
doña"
, siendo que quiere decir divinidad.

Thrib
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3870
Fecha de inscripción : 31/08/2007
Localización : Francia

Volver arriba Ir abajo

Boda real del hijo del Maharajá de Jaipur

Mensaje por felipe el Vie Nov 05, 2010 2:29 am

Se casa el hijo del Maharajá de Jaipur el 18 de noviembre. El chico estuvo en coma mucho tiempo luego de caerse de un caballo y darse un golpe en la cabeza, afectándose el lóbulo frontal. Es jugador profesional de Polo y luego de muchos tratamientos logró hablar y caminar de nuevo. Es un milagro que esté vivo y que pudiera volver a su vida normal. Me imagino que de Espana irán Carmen Lomana y Carlos Mundy, amigos de la hija del Maharajá de Jaipur.

http://desertyouthsociety.com/dys/wp-content/uploads/2010/07/Shivraj.jpg

http://www.businesswireindia.com/attachments/Arisia_Jodhpur_Picture_2.jpg

http://d.imagehost.org/0402/Shivraj_Singh_de_Jodhpur.jpg

http://www.dnaindia.com/img/710/1306730.jpg

http://lite.epaper.timesofindia.com/Repository/TOIJ/2010/05/11/17/Img/Pc0170800.jpg

http://lite.epaper.timesofindia.com/Repository/TOIJ/2010/07/02/17/Img/Pc0171100.jpg

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Prince Shivraj Singh of Jodhpur

Mensaje por felipe el Vie Nov 05, 2010 2:30 am

http://www.youtube.com/watch?v=tMGNumcbBUQ&
feature=player_embedded[youtube][/youtube]

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

otro video del principe que se casa

Mensaje por felipe el Vie Nov 05, 2010 2:32 am

http://www.youtube.com/watch?v=d1i6xMd8Gfk&
feature=related

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Casas indianas

Mensaje por Thrib el Mar Nov 09, 2010 11:48 pm

Parece que sea el hijo del maharajah de Jodhpur, no de Jaïpur.
http://es.wikipedia.org/wiki/Jodhpur

Thrib
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 3870
Fecha de inscripción : 31/08/2007
Localización : Francia

Volver arriba Ir abajo

Re: Casas indianas

Mensaje por glorisabel el Vie Nov 19, 2010 3:38 pm

Yo quisiera saber qué es lo que entienden ustedes por "
indiano"
. Aquí, un "
indiano"
es
una persona que emigra de alguna aldea o pueblecito de España, hace dinero aquí,
y luego se regresa con su plata a España, a darse buena vida.

Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española:

indiano/a - dicho de una persona que vuelve rico de América.

glorisabel
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 8254
Fecha de inscripción : 07/06/2008
Localización : San Juan, Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

Re: Casas indianas

Mensaje por Juana_I el Vie Nov 19, 2010 10:01 pm

Aque el sentido es exactamente el mismo, de hecho, me ha llamado la atención porque pensé en América.
Lo correcto es decir hindú.

Juana_I
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 903
Fecha de inscripción : 21/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Casas indianas

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 20, 2010 10:46 am

Buenos días:

Indiano:, ya está perfectamente definido más arriba.

Hindú: (también del Diccionario de la Real Academia de la Lengua) se refiere a quien profesa la religión hinduista.
El hecho de que la mayoría de los habitantes de la población de la India profese el hinduismo , junto con el deseo de no designarlos con el gentilicio Indio para evitar la ambigüedad ha dado lugar a que se utilizara este término para designarlos.

Indio: gentilizio utilizado para definir a los aborígenes del continente americano.

Hindi: Nombre de la lengua mayoritaria de la India.

Me uno al comentario de Gloria, no entiendo a que se refieren cuando hablan de casas "
indianas"
, refiriéndose a familias de origen hindú. Question

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Casas indianas

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 20, 2010 11:46 am

Rectifico y pido perdón, gentilicio, se escribe con c.
(con "
z"
daña la vista).

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

más

Mensaje por felipe el Lun Nov 22, 2010 7:53 am

Foto y video de la boda:

http://www.thehindu.com/news/national/article894437.ece

http://www.patrika.com/videos.aspx?vid=MCs0OTU2M3x8MTI5

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Las perlas del «maharaja» de Baroda

Mensaje por felipe el Mar Nov 23, 2010 2:45 pm

MIRADA ATRÁS: Las perlas del «maharaja» de Baroda

Era uno de los príncipes más respetados de La India cuando, en 1943, se enfrentó al mundo por una mujer casada. Se desposó con Sita Devi, apodada «la Wallis Simpson» india, pero la fatalidad marcó una unión que ni el tesoro del soberano pudo eludir. Ahora se subastan algunas joyas, como un collar que podría alcanzar siete millones de euros.

Cuando el «maharaja» Pratapsingh Rao Gaekwad conoció, en 1943, a Sita Devi tenía 35 años, hacía cuatro que había sucedido a su abuelo al frente del pequeño Estado de Baroda (actual Vadodara, integrado en el Estado de Gujarat) y estaba considerado uno de los hombres más ricos del mundo. Sobre todo por la fabulosa colección de joyas que había heredado con el trono. El encuentro se produjo en Madrás (actual Chennai), ciudad en la que ella había nacido y donde el príncipe acudió para asistir a las carreras. Su amor, a primera vista, fue uno de los mayores escándalos de La India colonial.

El motivo de tanto alboroto fue que cuando iniciaron su relación ninguno era libre. El maharaja llevaba 14 años casado con la maharani Shanta Devi y era padre de ocho hijos. Sita Devi, de 26 años, también estaba casada, con un humilde recaudador de impuestos, lo que planteaba una situación inimaginable en la época: que un príncipe compartiera una mujer con otro hombre. No era otro el problema, ya que la poligamia era aún una práctica habitual en La India. Por ejemplo, cuando la malagueña Anita Delgado llegó a Kapurthala para casarse con el rajá Jagatjit Singh descubrió que su futuro marido tenía ya cuatro esposas.

Sin embargo, el caso de Baroda era singular. El abuelo de Pratapsingh había abolido la poligamia por el amor que profesó a su esposa. Había acabado también con el purdah, tradición que imponía la segregación de las mujeres, sobre todo de las clases altas, que debían vivir recluidas en las zenanas (zonas de los palacios reservadas para ellas), y cuando asistían a actos públicos lo hacían ocultas tras biombos. De ahí el choque que sufrieron las primeras maharanies que viajaron a Europa, y lo aficionadas que eran a ir al extranjero, donde incluso los maharajas se liberaban de la rígida etiqueta de la corte.

Al declararse la independencia de India y Pakistán, en 1947, en lo que fue La India colonial británica quedaban aún unos 565 estados principescos. Algunos de menos de tres kilómetros cuadrados, pero todos con su propio soberano caprichoso y muy rico. Cabezas coronadas que los británicos habían reducido a meras figuras decorativas. Baroda, de 21.144 km2, era uno de los estados más prósperos, a cuyo maharaja o gran rey se le rendía honores con 21 cañonazos. Bastante más importante y rico que Kapurthala, 14 veces menor, a cuyo rajá o rey, tan popular en Europa, se le honraba con sólo 13.

Los maharajas de Baroda eran, además, admirados entre los príncipes por las riquezas legendarias que atesoraban, de cuya magnitud dio fe, en el siglo XIX, el viajero francés Louis Rousselet. «Ocupa varias estancias grandes, de muros gruesos y puertas de hierro que guardan numerosos centinelas. Hay multitud de diamantes, diademas, collares, vestidos y mantos bordados con perlas y piedras preciosas de gran belleza. Entre tanta joya de precio incalculable destacaba un collar, posiblemente el más valioso del mundo, en el que centelleaban La estrella del sur y el English Dresden, rodeados por otros diamantes», escribió.

Puede parece un testimonio exagerado, pero se ajusta a la realidad. La estrella del sur (128,8 quilates) y el English Dresden (78,5 quilates) son dos diamantes hallados en Brasil a mediados del siglo XIX, que se cuentan entre los más célebres y codiciados del mundo. En 2005, cada uno de sus quilates se valoró en 736.000 dólares (unos 550.000 euros). Fueron también el orgullo de los Gaekwad, quienes los engarzaron con decenas de diamantes de buen tamaño, formando un fabuloso collar de tres vueltas y varios miles de quilates. La familia poseía también el Akbar Shah, de 70 quilates, una pieza menor que se cree que era uno de los ojos de las aves que decoraban el trono en forma de pavo real del imperio Mughal, soberanos mongoles de La India antigua.

Las debilidades del «maharaja». No menos impresionante era el collar de perlas, gruesas como canicas, de siete vueltas, tasado en 1909 en medio millón de libras esterlinas. Se dice que el dirigente de Baroda llegó a tener 35 collares de perlas de distinto número de vueltas. Junto al deporte, la caza y las mujeres, las joyas fueron una de las grandes debilidades de estos príncipes, quienes se adornaban con ellas a la menor ocasión. Una costumbre que se extendía a sus esposas, concubinas, parientes y deidades de sus templos. Incluso para sus caballos, camellos y elefantes.

La pieza estrella, considerada un tesoro nacional, era una alfombra tejida con perlas y valorada en la época en seis millones de rupias. Se cuenta que en la década de 1990 fue vendida a un príncipe árabe por 31 millones de dólares. La encargó, en la década de 1860, el maharaja Khande Rao para cubrir la tumba del profeta Mahoma en Medina (Arabia Saudí). Una idea tan inusual en un devoto hindú que sus subordinados fueron demorando su donación a Arabia hasta que la muerte del soberano la hizo innecesaria. Para confeccionarla se emplearon 1,4 millones de perlas, 2.520 diamantes, 1.000 rubíes y 600 esmeraldas. La dinastía de los Gaekwad adoraba todas las piedras salvo los zafiros;
creían que daban mala suerte. Aunque los Gaekwad no se arredraban ante las dificultades. Así, lo demostró Pratapsingh Rao al no permitir que las convenciones se interpusieran en su amor por Sita Devi.

La pareja urdió un plan para allanar el camino a su matrimonio. Ella se convirtió al islam y rogó a su marido que hiciera otro tanto. Él se negó y pidió el divorcio. Tras obtenerlo, ella volvió a abrazar la fe hindú y quedó en disposición de desposarse con su príncipe. Se casaron en Bombay, el 31 de diciembre de 1943, desafiando preceptos religiosos, leyes y convenciones sociales indias y británicas de la época.

No era la primera vez que los Gaekwad provocaban un escándalo de este tipo. Su tía Indira Raje suspendió su boda con el poderoso maharaja Madhavrao Scindia de Gwalior tras enamorarse de Jitendra Narayan, hermano menor del mucho más modesto maharaja de Cooch Behar. La pareja se había conocido en 1911, en los actos en honor a Jorge V de Inglaterra, emperador de La India, que visitaba su imperio. Ella se enfrentó a todos hasta que logró casarse con quien quiso. Al poco de la boda, murió su cuñado;
su marido le sucedió y ella fue la maharani de Cooch Behar.

Los británicos, habituados a las salidas de tono de los soberanos locales, hacían la vista gorda. Pero la boda de Pratapsingh con una divorciada no les sentó nada bien. Estaba aún reciente la abdicación de Eduardo VIII, quien en 1936 renunció para casarse con la divorciada Wallis Simpson. La similitud era tanta que a Sita Devi empezaron a llamarla «la Wallis Simpson» de La India. Los británicos acusaron al maharaja de violar la Ley contra la bigamia promulgada por su abuelo, pero él replicó que ésta no obligaba al soberano. Los ingleses tuvieron que conformarse con negarle a ella el tratamiento de alteza y despreciarla abandonando los actos públicos a los que asistía. El amor de la pareja parecía maldito.

De Baroda a Mónaco. Su primer y único hijo, Shrimant Maharajkumar Sayajirao, nació en 1945. Fue el cuarto descendiente varón del maharaja, por lo que sus posibilidades de acceder al trono eran casi nulas. Poco después se trasladaron a Europa y se compraron una magnífica mansión en Montecarlo. No tardaron mucho en trasladar las joyas más valiosas del tesoro de Baroda a su nuevo hogar. Siendo el soberano, podía hacer lo que le placiera sin dar explicaciones. Ni siquiera hoy puede precisarse cuántas y qué joyas le regaló a Sita Devi, aunque entre ellas se encontraban el collar de perlas de siete vueltas y el de diamantes de tres vueltas del que pendían La estrella del sur y el English Dresden. Una de las dificultades para identificar el tesoro que conservó en su poder estriba en la afición de la maharani a desmontar las piezas y volverlas a montar. Desde final de los años 40 hasta los 60, las sucursales de Nueva York y París de la firma de joyeros Van Cleef &
Arpels engastaron miles de sus viejas piedras preciosas, haciéndolas irreconocibles.

Se cuenta una anécdota clarificadora en este sentido. El famoso joyero neoyorquino Harry Winston le compró a la maharani un par de pulseras de diamantes y esmeraldas para los tobillos. Las transformó en una fastuosa gargantilla que, en 1957, vendió a Wallis Simpson, duquesa de Windsor. Ésta la estrenó en una fiesta en la que levantó admiración por la belleza y tamaño de sus diamantes. Pero tuvo la mala suerte de coincidir con su anterior dueña quien, al reconocer las piedras, comentó en alto que también habían lucido espléndidas cuando ella las llevó en sus pies. Simpson, humillada, devolvió el collar al joyero.

Ni con todos sus tesoros la pareja pudo conjurar al destino. La independencia de La India, en 1947, forzó a Baroda a integrarse en el país que nacía. Al nuevo Gobierno no le gustaban los antiguos monarcas, aunque temporalmente los respetó. En 1949, obligó a Pratapsingh a devolver parte del tesoro usurpado. Dos años más tarde, fue depuesto y su primogénito le sucedió en el título y el disfrute de los pocos privilegios que aún se reconocieron a los príncipes hasta los años 70.

La pareja se separó en 1956, año en el que Sita Devi obtuvo la nacionalidad monegasca. Pratapsingh murió solo en su exilio londinense, en 1968. Su hijo Princie, que vivía con su madre, se suicidó cortándose el cuello en 1985. Tenía 40 años y un pasado de adicciones y sórdidas aventuras sexuales. Ella murió un año después, convertida en una anciana inválida y malhumorada. Se llevó a la tumba el secreto de qué había hecho con las alhajas, muchas de las cuales siguen en paradero desconocido.

Custodiadas en bancos y cajas fuertes de coleccionistas privados, las joyas de Baroda afloran, de tiempo en tiempo, en subastas como la que el próximo 25 de abril organiza en Nueva York la casa Christie’s. Componen el lote un collar de dos vueltas de 68 perlas (de entre 9,47 y 16,04 milímetros cada una), las más perfectas del collar de siete vueltas original. Pieza que podría alcanzar entre siete y nueve millones de dólares (entre casi 5,3 y 6,8 millones de euros), a la que acompañan dos pendientes de perlas y diamantes, un broche y un anillo.

Por Juan Pando

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

libro

Mensaje por felipe el Mar Nov 23, 2010 2:46 pm

Libro nuevo:

“La dernière reine de Jaipur. la vie légendaire de la Maharani Gayatri Devi”
Dharmendar Kanwar
Editions White Star

http://www.noblesseetroyautes.com/nr01/wp-content/uploads/2010/02/reinedejaipur.jpg

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

se casa la princesa padmaja de udaipur

Mensaje por felipe el Lun Feb 28, 2011 4:43 pm

La 'gran boda india':

Una de las aptitudes personales más sobresalientes de Carmen Lomana es que le gusta cuidar de sus amigos, tanto de los que conserva de su infancia, los que conoce en cada viaje que realiza y los de nueva hornada, que, tras su salto al estrellato mediático, cotizan al alza. Por eso, la polifacética televisiva tiene previsto visitar la India para acudir a la boda de su gran amiga, la princesa Padmaja de Udaipur, que se casa con un señor influyente en el desierto de Rajastán.

En su caso, otro invitado hubiera alegado incompatibilidad de agendas, ausencia de liquidez o demasiadas horas de vuelo, pero al tratarse de Lomana, la novia puede estar bien tranquila. Del 1 al 10 de marzo, la popular empresaria se entregará la ‘gran fiesta india’ que Padmaja y su padre, el maharajá de Udaipur, quien la invitó a su cumpleaños hace unos meses, tienen previsto organizar en el magnífico palacio que poseen. “La invitación es como un catálogo de viajes. ¡Vaya fiesta están organizando!”, dice.

Los predios de la familia se dividen en dos sectores: uno privado y otro que explotan como complejo hotelero de lujo, del que Padmaja es su directora comercial, y que ya apareció en Hola cuando la socialité disfruto de la fiesta de aniversario del patriarca. En su día, algunos la veían como una auténtica maharaní capaz de hacerle sombra a la fascinante Anita de Kapurthala.

Otros en cambio, pensaron que la escenografía festiva, de la que en su día dio buena cuenta DEC y la revista de cabecera de Isabel Preysler, era de atrezzo y su presencia igual que la de otros miembros de la familia -princesa y príncipe heredero- formaban parte del paquete del viaje. Pero el tiempo ha demostrado que hay vínculo afectivo. Es más, Padmaja ha disfrutado del tea time en la casa de Carmen Lomana en el barrio de Salamanca.

Como se trata de una ocasión muy importante para su amiga, Carmen ya tiene pensado el estilismo para cada día. Aunque ahora está entregada por completo a ultimar los detalles de su vestido de valenciana, que lucirá como reina mayor de la comisión Alameda- Avenida de Francia de la capital del Turia durante las Fallas. Como curiosidad, la socialité no tiene previsto vacunarse porque, cada vez que viaja al país, se hospeda en el Hotel Imperial de Nueva Delhi, con lo que el riesgo de sufrir algún problema se reduce. Lo que hace Carmen por una amiga no tiene precio: lo mismo se marca un viaje de 14 horas que regala un Gucci a quien más lo necesita.

http://www.vanitatis.com/noticias/2011/india-carmen-lomana-boda-diez-dias-20110215-12968.html

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

mas

Mensaje por felipe el Lun Feb 28, 2011 4:49 pm

Video sobre la vida de Anita Delgado:

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100127/cronicas-amor-principe/678895.shtml

felipe
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 30/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Casas indianas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.