Palacios españoles

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Sáb Abr 04, 2009 11:01 pm

Ahora que se ha puesto de actualidad la apertura de la Casita del Príncipe en el El Pardo, me ha parecido una buena opotunidad para abrir este hilo, en el que tendrán cabida todos nuestros palacios.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Sáb Abr 04, 2009 11:05 pm

Casita del Príncipe (El Pardo)





La Casita del Príncipe es una de las residencias de la Familia Real Española. Es un palacete neoclásico de finales del siglo XVIII, que se encuentra en el barrio madrileño de El Pardo (España). Su gestión corresponde a Patrimonio Nacional, organismo del que dependen los bienes del Estado a disposición de la Corona Española.


El edificio está situado junto al Palacio Real de El Pardo, en el monte homónimo, una extensa área forestal vinculada históricamente con la monarquía española, que la utilizaba con fines cinegéticos. Fue erigido en 1784 como pabellón de caza, para uso de Carlos IV, por entonces príncipe de Asturias, por encargo de su padre, el rey Carlos III. Se debe al arquitecto madrileño Juan de Villanueva, quien ideó un diseño previamente ensayado en las Casitas de Arriba y de Abajo, de su misma autoría, levantadas en el Real Sitio de El Escorial.

En 1950 fue objeto de una remodelación, tras varias décadas de abandono. Fue la residencia de soltero de Juan Carlos I, actual Rey de España. En los primeros años del siglo XXI se procedió a una nueva rehabilitación, para permitir la visita del público.


El palacete está construido en materiales de granito y ladrillo y se dispone en cinco cuerpos principales, en los que prevalece la horizontalidad sobre la verticalidad. Junto a la fachada principal se extienden unos jardines neoclásicos de trazado hipodámico, separados del edificio por una vía asfaltada realizada en el siglo XX.

En el interior, organizado en pequeñas salas, se guardan importantes colecciones de bordados y sedas, así como pinturas de Lucas Jordán, Anton Raphael Mengs y Francisco Bayeu, autor de los frescos de la bóveda del comedor (1788).



Casita del Príncipe de El Pardo (Madrid), obra de Juan de Villanueva del siglo XVIII.



Jardines junto al palacete.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Sáb Abr 04, 2009 11:07 pm

avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Sáb Abr 04, 2009 11:08 pm



Madrid recobra rehabilitada, visitable desde hoy, una joya arquitectónica y ornamental de primer orden, la Casita del Príncipe de El Pardo, que ha permanecido sellada al público desde hace 18 años. Ideada por Juan de Villanueva en 1784 para el futuro rey Carlos IV y su esposa, María Luisa de Parma, fue decorada durante 12 años. Es un edificio de 400 metros cuadrados de fábrica, en ladrillo y granito, con una sola planta de cinco metros de altura y cubierta emplomada, dos vestíbulos y siete estancias, todas ellas adornadas con profusión ornamental de exquisito gusto.

Pinturas de Mariano Salvador Maella, Francisco Bayeu y Vicente López cubren sus techos abovedados;
luminosos entelados y tapices alegóricos esmaltan suntuosamente sus estancias. Entre las piezas más valiosas que la Casita incluye se encuentra un salón -único superviviente en la historia de los textiles, según la especialista de Patrimonio Nacional Pilar Benito- tapizado con terciopelo chiné. "
Se trata de una singularísima técnica que corrige ópticamente la obligada reducción del dibujo de su urdimbre con la ampliación de su trazado hasta seis veces"
, explica.

En fachadas, salones y sillerías se manifiesta el tránsito estilístico desde el Barroco tardío hacia el neoclasicismo. Juan de Villanueva, uno de los arquitectos madrileños con mayor proyección, aplicó a este palacete ritmos estéticos y cánones tectónicos en pequeña escala que, poco después, desplegaría con desenvoltura en el Museo del Prado, del que también fue autor, según Luis Pérez de Prada, arquitecto de Patrimonio Nacional.

La rehabilitación ha consistido en recuperar, mediante restauraciones precedidas por enjundiosas investigaciones de José Luis Sancho y Pedro Moleón, los elementos artísticos originales, algunos dañados por humedades a las que una atarjea perimetral de nueva hechura pondrá fin. La recuperación incluye, además, la reapertura y arbolado de los jardines que rodean la fachada principal;
el solado de la calzada contigua;
el rescate de una fuente histórica de cuatro caños y el renivelado de un parterre situado en el contorno cercano, axialmente unido a la Casita hoy separada de aquél por una carretera que cruza enfrente y que muere en el cementerio de El Pardo. La movilización de los mejores especialistas en albañilería, cantería, carpintería, jardinería, restauración y arquitectura de Patrimonio Nacional, con el patrocinio de la Fundación ACS, revierte a Madrid este compendio sustantivo de su legado histórico-artístico.

http://www.elpais.com/articulo/madrid/Casita/Principe/tiene/llave/nueva/elpepiespmad/20090403elpmad_11/Tes
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Sáb Abr 04, 2009 11:10 pm

La Casita en obras



Última edición por el Sáb Abr 04, 2009 11:14 pm, editado 1 vez
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Sáb Abr 04, 2009 11:25 pm

SU RESTAURACIÓN:






El 18 de diciembre de 1990, deteriorada por la humedad y huérfana de la estética y el sentido con que había sido concebida dos siglos antes, se cerraba «sine die» la puerta trasera de la Casita del Príncipe de El Pardo que, paradójicamente, había sido la exclusiva entrada por la que miles de viajeros habían penetrado en sus entrañas durante años, vetado el acceso natural, y principal, que es el que mira al Palacio Real, y al que le unía un paseo. Por eso, volver al casino de recreo del Príncipe de Asturias, que luego reinaría como Carlos IV, es, por obra y gracia de un impresionante trabajo de recuperación arquitectónico y artístico, viajar en el tiempo y regresar al siglo XVIII, exactamente a 1784, cuando la monarquía española disfruta del esplendor y la gloria de un reino que es aún primera potencia del mundo —España y Francia acaban de derrotar a Inglaterra y se ha reconocido la independencia de los Estados Unidos— y tanta plenitud se recoge en obras plásticas que ensalzan a la Corona como garante de la estabilidad, la paz y protección de todo bien público que se manifiesta en la defensa de las bellas artes, como apostilla el historiador José Luis Sancho.

Seguramente, El Pardo fue el Sitio Real favorito de Carlos III, donde vivía de Epifanía a Domingo de Ramos —la primavera en Aranjuez, el verano en San Ildefonso, el otoño en el Escorial y el invierno compartido con Madrid—, y aunque su hijo Carlos fue también aficionado a la caza y a este lugar tanto como él, no despertaba el mismo entusiasmo en la esposa y prima del Príncipe, María Luisa de Parma, que se aburría soberanamente en él mientras su esposo y su suegro se entregaban a la pasión cinegética, por otra parte, tan ligada a los Borbones y a estos bosques de encinas de Madrid plagados de cérvidos, jabalíes y conejos.
Precisamente, fue por expreso deseo de la Princesa que se mandó construir en ese glorioso 1784 este pabellón —las obras de decoración durarían hasta 1791— sobre una antigua casa gallinero, con el objeto de que si debía pasar allí el día, que al menos fuera sin las formalidades del protocolo de la Corte. Y no sólo, porque para el futuro Rey la edificación de esta casa constituyó un pasatiempo estético —como lo fueron las Casitas de El Escorial o la del Labrador de Aranjuez—, siguiendo la tendencia marcada por sus primos de la familia real francesa. Porque no se trata de hacer casas para vivir, sino de crear «escenarios para la felicidad», con decoraciones exquisitas, en parajes apartados, pero cercanos a los palacios reales, donde privadamente disfrutar de almuerzos, veladas musicales y festejos.

De esta manera, ir al encuentro de la arquitectura de Juan de Villanueva, tal y como concibió la Casa de El Pardo, es un descubrimiento. Y lo hacemos dando un pequeño rodeo por una flamante zona ajardinada que nos lleva al punto de arranque en el mismo eje con el Palacio para penetrar por la exedra original, que se ha saneado y reforzado su forma semicircular con una nueva plantación de árboles. Toparnos por primera vez con la fachada principal del edificio, de un solo piso de planta rectangular, dividido en cuerpo central sobresaliente y dos alas laterales, es darnos de bruces con un Museo del Prado en versión reducida, con su mismo pórtico y sus columnas jónicas, pero coronado con el escudo con la cifra del nombre de quien por entonces ya era Carlos IV. Según me cuenta el arquitecto de Patrimonio Nacional, Luis Pérez de Prada, que firma el proyecto de restauración arquitectónica con Pedro Moleón, lo que singulariza y da trascendencia especial a la Casita de El Pardo dentro de la obra de Villanueva es la presencia del granito y el ladrillo en su fachada, combinación que ensaya por primera vez aquí y que después lleva a su mejor edificio —el Museo—, proyectado cuatro meses después de concluir la obra de fábrica de la Casita y a la vista de su resultado, espléndido de nuevo tras las numerosas acometidas.

Porque Pérez de Prada y todo el equipo de Arquitectura que dirige Elisenda Galcerán han tenido que combatir los problemas derivados de omisiones de Villanueva —nadie es perfecto—, forzadas tal vez por la premura en la construcción —un año—, y de donde nacieron los graves problemas de la casa: no hay sótano ni ático, por lo que las humedades han atacado desde arriba y desde abajo, cuestión que parece no preocupaba a Villanueva, al que la decoración interior importaba un bledo.

Sin embargo, que esta Casita sea una joya única en el mundo se debe a la riqueza de los textiles que conserva en su interior y que permanecen, como un milagro, exactamente igual que cuando fueron colocados. Lourdes de Luis, jefe del servicio de Restauración de Patrimonio Nacional, y experta en telas, declara, sin atisbo de duda, que lo que hoy ven nuestros ojos no es posible verlo en ningún otro palacio de Europa. Además, con sólo caminar por las salas de izquierda a derecha estamos recorriendo la evolución estética que va desde el último rococó, de la Sala Comedor que hoy, decapado el blanco con que se repintó, vuelve a ser azul —el color original y preferido de María Luisa de Parma—, hasta el más puro neoclásico de la Saleta Pompeyana, al otro extremo de la planta, donde los bordados se inspiran en las estilizadas pinturas de arquitecturas que decoraban la Domus Aurea de Nerón en Roma.

«Esta casa, como la de El Escorial o Aranjuez, —explica la conservadora Pilar Benito— intenta recrear de una manera racional la naturaleza, de ordenarla, con esa idea muy ilustrada del XVIII. El diálogo entre el interior y el exterior es continuo, como se aprecia magníficamente en el Gabinete de las Fábulas, donde cada guirnalda encierra una de esas parábolas (la de la zorra y las uvas, la del león y el ratón...) siendo su único lenguaje el del mundo del campo. No se trata de dominar la naturaleza, sino de ordenarla para su máximo disfrute. Porque viniendo de Palacio, la Casa —no hablemos de “casitas” que es un invento contemporáneo, hace el inciso, sino de casas del Príncipe porque están mandadas construir por él— es una zona de paso hacia los montes y si vas hacia los lados, las ventanas —que también han vuelto a ser azules— te ofrecen ese encuentro con la naturaleza».

De las nueve estancias con que cuenta el palacete, todas excepto dos se adornaron con ricas colgaduras de seda. Las tres salas de menores dimensiones fueron vestidas con bordados españoles y franceses, siendo la del retrete —de caoba y que se conserva impecable— la única que ha perdido su adorno textil original, una colgadura bordada en sedas de colores sobre fondo blanco por el mejor bordador de cámara de la época, Juan López de Robredo. El resto, como nos va relatando en nuestro paseo Pilar Benito, se vistió con bellísimas telas servidas por la manufactura más relevante de Europa, establecida en Lyon por Camille Pernon y de la que también fueron clientes Catalina la Grande de Rusia y Napoleón. Sólo la pieza conocida como «de la Colgadura de Valencia» no tiene sedas galas, sino de la ciudad del Turia.
«Los pocos rastros documentales que se conocen de la sedería francesa proceden de las numerosas cartas que el diseñador Françoise Grognard, “agente comercial” de Pernon, le escribió a éste desde España. En ellas consta, por ejemplo, la dificultad de los bordados de la Saleta Pompeyana y cómo se solventó en parte pintando con acuarela sutiles sombreados perimetrales de los que el Rey se percató de inmediato y con los que se conformó ante la justificación de que si también eso se hubiera bordado habría retrasado mucho el encargo». Por cierto, que tras la decapitación de Luis XVI y María Antonieta, al fin y al cabo primos de los Reyes españoles, Grognard tuvo que salir de Madrid tras ordenarse la expulsión de los franceses como medida de protesta (y no menos de prevención).

Tejedores, esos matemáticos locos
Pero antes había servido para el Salón de Terciopelos las telas que hacen de la Casa de El Pardo una pieza exclusiva en la historia del tejido. Se trata de un terciopelo chiné a la rama, para cuya fabricación debió de ser tejido dos veces, primero en una tela normal donde se imprimiría el dibujo sobre la urdimbre que habría de ser retejida para hacer el terciopelo. Además, el dibujo debía deformarse a lo largo porque la tela se encoge seis veces y eso nos lleva a tal complicación que lo hace excepcional. «Los tejedores —me susurra Pilar Benito— son unos matemáticos locos con tantos pájaros en la cabeza que si se les cruza un cable te hacen una locura como ésta. Una locura maravillosa y única».
Y por si todo este escenario para la felicidad fuera poco, en las sillas de todas las salas se tejieron sedas adecuadas a la forma exacta de asientos, respaldos y cenefas;
se decoró con frescos de Bayeu, Maella y Vicente Gómez, y estucos y relieves de Ferroni, y espejos, consolas y cornucopias lograron el soberbio «atrezzo» que recupera su esencia.
Porque hoy de nuevo, como lo veía Carlos IV, volvemos a ver desde la entrada principal, y a través de la trasera, la fuente del jardín —que con sumo esmero atiende, como todos los espléndidos jardines de El Pardo, el ingeniero Francisco Tomé—, aunque el edificio siga separado del parterre por la cicatriz terrible de la carretera. Allí, bajo el sol de la primavera recién nacida y mientras se dan los últimos toques a la restauración, no hay duda de que haber vuelto a la Casita de El Pardo es un chapuzón en la historia y ante todo un retorno a la belleza.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Sáb Abr 04, 2009 11:28 pm



JUAN DE VILLANUEVA, el arquitecto
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:15 am

PALACIO REAL DE MADRID

El Palacio Real de Madrid es la residencia oficial de Su Majestad el Rey de España, que lo emplea en las ceremonias de Estado, aunque no habita en él.

El origen del palacio se remonta al siglo IX en el que el reino musulmán de Toledo construyó una edificación defensiva que después usaron los reyes de Castilla, sobre la que en el Siglo XVI, se construyó el Antiguo Alcázar.

Destruido este por un incendio en la Nochebuena de 1734, Felipe V quiso que el Palacio Nuevo ocupase el mismo lugar. Toda la construcción se hizo abovedada, en piedra y ladrillo, sin madera, para que ningún incendio pudiera destruirlo.

Las obras se realizaron entre 1738 y 1755, estableciendo Carlos III su residencia en él en 1764.

Para su decoración interior, se emplearon ricos materiales: mármoles españoles, estucos, madera de caoba en puertas y ventanas e importantes obras de arte, en especial las pinturas al fresco de los principales artistas del momento como Giaquinto,Tiepolo o Mengs y sus seguidores españoles Bayeu y Maella.
La decoración del Palacio Real de Madrid ha ido cambiando con el paso del tiempo según los diferentes estilos artísticos de cada momento. Del reinado de Carlos III se conservan el Salón del Trono, la Cámara del Rey (o de Gasparini) y la Sala de Porcelana, obra de la Real Fábrica del Buen Retiro.

El Salón del Trono
La decoración del Salón del Trono se conserva intacta desde el reinado de Carlos III. La bóveda fue pintado al fresco por Tiepolo, que la terminó en 1766, y representa la Alegoría de la Monarquía Española, con personificaciones delos reinos que la integraban en el siglo XVIII. El mobiliario de talla dorada y el bordado de la colgadura de terciopelo fueron realizados en Nápoles, donde Carlos III había reinado. Los espejos, enormes para la época, son de la Real Fábrica de La Granja, y las arañas de cristal de roca fueron adquiridas en 1780 en Venecia. Velázquez trajo en 1650, desde Roma, los leones de bronce dorado que flanquean el dosel del trono.

Palacio alberga una selecta Galería de Pinturas, con importantes obras como el "
Políptico de Isabel I la Católica"
, obra de Juan de Flandes, "
Salomé con la cabeza del Bautista"
pintado por Caravaggio, un "
Caballo"
realizado por Velázquez o diversos cuadros de Goya;
también se exhiben importantes instrumentos musicales, como el cuarteto realizado para el rey de España por Estradivarius y la importantísima colección de la Real Armería.

Campo del Moro

Los jardines de Palacio llamados Campo del Moro, tienen su origen en época de Felipe II, aunque su aspecto actual data de 1890.



La plaza situada al Este de Palacio, llamada por esto de Oriente, recientemente remodelada, está adornada con varias de las esculturas de reyes de España realizadas durante el reinado de Fernando VI, para la decoración exterior de Palacio.

La Real Armería está considerada como una de las colecciones más importantes de su género. Conserva armas y armaduras pertenecientes a los reyes de España y a otros miembros de la Familia Real, desde el siglo XIII.

Tras un largo periodo de restauración, se reabre al público la Real Armería, a partir del mes de junio de 2.000, presentando una importante selección de armas y armaduras del periodo medieval, así como la armería de Carlos V y Felipe II.

Plaza de la Armería

Fachada Plaza de Oriente.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:18 am

Saleta de Porcelana

Salón del Trono.



Panorámica de la fachada norte desde los jardines de Sabatini
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:20 am


Fachada principal, con las arcadas de la plaza de la armería y el "
ala de San Gil"
a mano derecha, producto de la ampliación de Sabatini.



Fachada oeste del Palacio Real de Madrid, vista desde los Jardines del Campo del Moro
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:23 am



Sala de Porcelana.
La Saleta de Porcelana tiene paredes y techo completamente recubiertos de placas de porcelana sujetas a un armazón interior de madera, ensambladas de tal forma que sus uniones quedan disimuladas entre adornos de telas y tallos imitados en porcelana.





Comedor de Gala.

Con una superficie de cuatrocientos metros cuadrados, ocupa el lugar de las tres habitaciones que conformaban el cuarto de la reina María Amalia de Sajonia, esposa de Carlos III, quien nunca los llegó a utilizar por fallecer antes de su finalización. El actual salón, ordenado hacer por Alfonso XII para ser usado como salón de baile y nuevo comedor, se utilizó por primera vez con motivo de su segundo matrimonio, con María Cristina de Habsburgo-Lorena, en el año 1879. Está decorado con tapices de Bruselas del siglo XVI, tibores de porcelana china del siglo XVIII y piezas de porcelana de la villa francesa de Sèvres.

En la estancia se encuentra una gran mesa de ochenta metros de largo que puede llegar a albergar a doscientos comensales. Según la antigua tradición, los reyes debían sentarse en uno de los extremos, pero el protocolo moderno dicta que lo hagan en el centro de uno de los lados. En la actualidad es utilizado cuando el rey ofrece cenas de gala a jefes de Estado extranjeros o en recepciones con gran número de asistentes. Los almuerzos tienen lugar en el Comedor de Diario, que está en el lado opuesto del palacio.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:26 am



Cámara de la reina Maria Cristina



Despacho de la Reina Victoria Eugenia



Dormitorio de la Reina Victoria Eugenia
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:32 am



Sala de música de Victoria Eugenia




Dormitorio de Alfonso XIII, bastante austero para la época.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:35 am



Dormitorio de Maria Luisa de Parma
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:38 am



Biblioteca de Victoria Eugenia.



Despacho Alfonso XIII
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:40 am



Despacho Oficial del Rey




Despacho del Rey consorte Francisco de Asis (esposo de la Reina Isabel II)
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:42 am



Escalera Principal.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:45 am



Desde este balcón es donde Felipe y Letizia saludaron el día de su boda:


avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:52 am



Antecámara de Gasparini

Se encuentra en la planta principal de lado sur del palacio, entre la Saleta y el Salón de Gasparini. Formó parte de las habitaciones del cuarto del rey Carlos III con la función de «pieza donde el rey cenaba y conversaba». A comienzos de la década de 1760, Carlos III encargó su diseño al pintor y estuquista italiano Matías Gasparini, junto con los de la saleta contigua y el famoso salón de la torre suroeste.



Saleta Gasparini



Salón Gasparini

Mide 15 metros de largo por 10 de ancho y es uno de los pocos salones que se conservan intactos del reinado de Carlos III, que como hemos apuntado en otro lugar fue el primer soberano que habitó el palacio.

El Salón Gasparini fue concebido originariamente como «pieza de parada» o «pieza donde el rey se viste», y venía a ser una más de las dependencias privadas que constituían el llamado «cuarto del rey». Entre las dependencias que formaban el cuarto de Carlos III se encontraban la Saleta Gasparini o «pieza donde el rey come», la Antecámara Gasparini o «pieza donde el rey cena y conversa», el Salón de Gasparini o cámara de vestir, los tres despachos de «maderas de indias», el oratorio y el dormitorio del rey. Desde finales del siglo XVIII la mayoría de estas salas fueron reformadas por los sucesivos soberanos y hoy presentan estilos predominantemente Imperio y Neoclásico. Así, por ejemplo, donde antes estuvo el dormitorio del rey hoy se encuentra el denominado Salón de Carlos III y donde se encontraban los despachos de maderas de indias, que también realizó Gasparini, se instalaron en la segunda mitad del siglo XIX las habitaciones privadas de Francisco de Asís, rey consorte de Isabel II.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:54 am

avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:58 am




avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:58 am




avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 12:59 am




avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 11:08 pm

JARDINES DEL CAMPO DEL MORO (EN EL PALACIO REAL).
AQUÍ HUBO UNA ÉPOCA EN QUE EL REY SIEMPRE DABA UNA RECEPCIÓN POR SU SANTO ( 24 DE JUNIO).



avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por andromeda el Lun Abr 06, 2009 11:11 pm

LAS RECEPCIONES QUE COMENTABA:





avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Palacios españoles

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.