¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Página 8 de 11. Precedente  1, 2, 3 ... 7, 8, 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Hispanoaustriaco el Vie Dic 18, 2009 8:43 pm

El Estado plurinacional en Austria, fue bien llevado por mi persona. Bien lo sabes, querida abuela. Nos fue muy bien en las Españas, hasta que los Borbones implantaron el centralismo, el cáncer desde entonces en para mí las Españas y para otros, simplemente España.
Además como sabes, a los Hasburgos nunca un dictador nos tuvo que colocar de nuevo en el trono como a otros. Precisamente no es mérito de los Borbones haber regresado al solar, que no les es propio.

Atentamente, con respeto y pasión de nieto

Franz Joseph

Hispanoaustriaco
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 07/04/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Hispanoaustriaco el Vie Dic 18, 2009 8:53 pm

Otra cosa querida y amantísima Marijuana, me recomendabas que leyese el testamento del tío Carlos II.

Cuál de ellos, ¿el auténtico o el falso? Conociendo a los Borbones, mis sospechas se confirmaron hace tiempo: http://terranoticias.terra.es/cultura/articulo/sorti_monaldi_carlos_ii_850257.htm

Espero que si algún juez con memoria histórica o algún pro-morisco, lee esto, lleve el asunto a Naciones Unidas y al Tribunal Internacional de La Haya.

De nuevo, un beso de tu nieto amantísimo

Franz Joseph

Hispanoaustriaco
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 07/04/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Juana_I el Vie Dic 18, 2009 11:23 pm

Paco, en cuestiones de historia yo soy como Santo Tomás, necesito ver, leer y tocar los documentos.
A día de hoy sólo tenemos un documento del testamento de Carlos II, y tiene todos los visos de ser real y verídico.
En la actualidad es fácil saber si un documento es falso o no, y el testamento de Carlos II puede ser perfectamente analizado por paleógrafos, y no por una pandilla de periodistas y escritores de novelas.
Esto me suena a novela tipo Dan Browm y su código Da Vinci, aprovechada de que en los tiempos actuales la gente no tiene ni idea de iconografía y símbolos cristianos saca una novela de lo más peregrino, pues ésto igual nieto.

Paco, el estado plurinacional, como tu has dicho, de Austria-Hungría lo llevabas la mar de bien, pero murió contigo, no se si hubiera sido posible seguir sin ti, posiblemente si, si las circunstancias hubieran sido otras, pero no lo fueron.

Te repito, que el sistema de agregación de estados a la Monarquía Católica que heredan los Austria de mi (Trastamara) ya era puesto en discusión en època de Felipe IV. Te dejo aqui en memorial del Conde Duque de Olivares.
Y te repito, que me da igual lo del innombrable, eso no me vale.


"
Tenga V. M. por el negocio más importante de su Monarquía, el hacerse Rey de España;
quiero decir, Señor, que no se contente V. M. con ser Rey de Portugal, de Aragón, de Valencia, Conde de Barcelona, … sino que trabaje y piense con consejo mudado y secreto, por reducir estos reinos de que se compone España, al estilo y leyes de Castilla sin ninguna diferencia, que si V. M. lo alcanza será el Príncipe más poderoso del mundo.


Conociendo que la división presente de leyes y fueros enflaquece su poder y le estorba conseguir fin tan justo y glorioso, y tan al servicio de nuestro señor, extender la Religión Cristiana, y conociendo que los fueros y prerrogativas particulares que no tocan en el punto de la justicia (que ésa en todas partes es una y se ha de guardar) reciben alteración por la diversidad de los tiempos y por mayores conveniencias se alteran cada día y los mismos naturales lo pueden hacer en sus cortes, (…) se procure el remedio por los caminos que se pueda, honestando los pretextos por excusar el escándalo, aunque en negocio tan grande se pudiera atropellar por este inconveniente, asegurando el principal. (…).


Tres son, Señor, los caminos que a V. M. le pueden ofrecer la ocasión (…)


El primero, Señor, y el más dificultoso de conseguir (pero el mejor pudiendo ser) sería que V. M. favoreciese los de aquel reino, introduciéndolos en Castilla, casándolos en ella, y los de acá, allá y con beneficios y blandura, los viniese a facilitar de tal modo, que viéndose casi naturalizados acá con esta mezcla, por la admisión a los oficios y dignidades de Castilla, se olvidasen los corazones de manera de aquellos privilegios que, por entrar a gozar de los de este reino igualmente, se pudiese disponer con negociación esta unión tan conveniente y necesaria.


El segundo sería, si hallándose V. M. con alguna gruesa armada y gente desocupada, introdujese el tratar de estas materias por vía de negociación, dándose la mano aquel poder con la inteligencia y procurando que, obrando mucho la fuerza, se desconozca lo mas que se pudiere, disponiendo como sucedido acaso, lo que tocare a las armas y al poder.


El tercer camino, aunque no con medio tan justificado, pero el más eficaz, sería hallándose V. M. con esta fuerza que dije, ir en persona como a visitar aquel reino donde se hubiere de hacer el efecto, y hacer que se ocasione algún tumulto popular grande y con este pretexto meter la gente, y en ocasión de sosiego general y prevención de adelante, como por nueva conquista asentar y disponer las leyes en conformidad con las de Castilla y de esta misma manera irla ejecutando con los otros reinos.(…)


El mayor negocio de esta monarquía, a mi ver, es el que he representado a V. M. y en qué debe V. M. estar con suma atención, sin dar a entender el fin, procurando encaminar el suceso por los medios apuntados.



Tomado de DÍAZ PLAJA, F.: La Historia de España en sus documentos: El siglo XVII. Madrid, 1.957, pp. 119-121

Juana_I
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 903
Fecha de inscripción : 21/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Helena el Sáb Dic 19, 2009 1:28 am

Doña Juana, Vuestra Majestad siempre fue de muy noble espíritu y aceptó todas las que os hicieron vuestro padre, marido e hijo, que no fue poco, ¡nada menos que arrebataros el trono que legítimamente y solo a Vuestra Majestad pertenecía. ¡Con que nobleza de alma perdonó! Con la misma nobleza de alma que pasa por alto que el trono venga de don Paquito o que le hayan puesto cualquier cosa para futura Reina de España. ¡Es más buena que el pan!, pero fijaros, que el resto no somos tan buenos como Vos, mi Señora.

Y ya que es tan católica, mi Señora, debería de saber que un rey perjuro comete un pecado, según la Santa Madre Iglesia… Y no vale eso de la democracia ni el bien de España ni tanta milonga sentimental para un asunto meramente crematístico.

Ni tan novela de Dan Brown, léase al muy serio historiador británico A. J. P. Taylor sobre las intrigas internacionales de aquella época en torno a la Corona española y veréis lo que dice…

Un garbeo por Viena con archiduques y archiduquesas… ¡qué maravilla! El Emperador y doña Juana de Castilla también vendrán? Porque esta Archiduquesa no se transa por menos que por Majestades…

Helena
Non

Mensajes : 10690
Fecha de inscripción : 21/07/2007
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Hispanoaustriaco el Sáb Dic 19, 2009 9:26 am

Juana_I escribió:Paco, en cuestiones de historia yo soy como Santo Tomás, necesito ver, leer y tocar los documentos.

¡¡Ay Marijuana!! ¿Mujer de poca fe, mi querida abuela? Fueron muchas las intrigas y puñaladas que se hicieron para conseguir el trono de las Españas.

¿La edad le impide a Su Majestad Católica, recordar que las Austrias que se casaron con los gabachos renunciaron por sí y por sus descendientes a la Corona española? Y aquí no cabe duda que el Felipe Quinto, era descendiente por vía maternal de aquellas princesas españolas y reinas de los gabachos. Por la vía paternal, como ya hemos dicho anteriormente, cualquiera pudo ser el padre.

Hispanoaustriaco
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 07/04/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Hispanoaustriaco el Sáb Dic 19, 2009 9:30 am

Helena escribió:Un garbeo por Viena con archiduques y archiduquesas… ¡qué maravilla! El Emperador y doña Juana de Castilla también vendrán? Porque esta Archiduquesa no se transa por menos que por Majestades…

Le agradezco la invitación mi querida Archiduquesa, pero mis obligaciones en otras tierras del Imperio, me impiden al menos en estas fechas, estar por nuestra amada Viena.

No por ello, agradezco su gesto y lo tendré en cuenta para otra ocasión.

De todas formas, si por Viena va próximamente, no deje al menos de colocar alguna rosa ante mi tumba. Se lo agradeceré eternamente.

Atentamente,

Franz Joseph

Hispanoaustriaco
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 07/04/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por andromeda el Sáb Dic 19, 2009 2:18 pm

Helena escribió:crematístico.

Un garbeo por Viena con archiduques y archiduquesas… ¡qué maravilla! El Emperador y doña Juana de Castilla también vendrán? Porque esta Archiduquesa no se transa por menos que por Majestades…

Vaya, veo que no tengo cabida en ese garbeo. Con lo que adoro Viena!!!!!!!!!!!!!!!!! Aunque quizás pueda ir como dama de compañía de la Archiduquesa. Para mí sería todo un honor.


Dña. Juana y el Emperador están manteniendo una conversación de lo mas amena, que sigo con gran interés. Sobre todo me gusta la forma en que tienen de dirigirse uno a otro: "
Paco, querido nieto, abuela, etc."

Tanto uno como otro destilan educación, exquisitez en su modales y un fino sentido del humor.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Hispanoaustriaco el Sáb Dic 19, 2009 3:06 pm

andromeda escribió:Tanto uno como otro destilan educación, exquisitez en su modales y un fino sentido del humor.

Muy agradecido le quedo por esas palabras, que tendré siempre en cuenta.

Además, no sabe como "
m'allegra"
que su persona sepa comprender ese fino sentido del humor que tanto mi Católica y Real Abuela tiene desde tierras de Castilla, como yo tengo desde Austria, el llamado y a veces mal entendido "
humor austriaco"
.

Siempre suyo,

Franz Joseph

Hispanoaustriaco
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 07/04/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Juana_I el Sáb Dic 19, 2009 4:21 pm

Helena escribió:Doña Juana, Vuestra Majestad siempre fue de muy noble espíritu y aceptó todas las que os hicieron vuestro padre, marido e hijo, que no fue poco, ¡nada menos que arrebataros el trono que legítimamente y solo a Vuestra Majestad pertenecía. ¡Con que nobleza de alma perdonó! Con la misma nobleza de alma que pasa por alto que el trono venga de don Paquito o que le hayan puesto cualquier cosa para futura Reina de España. ¡Es más buena que el pan!, pero fijaros, que el resto no somos tan buenos como Vos, mi Señora.

Y ya que es tan católica, mi Señora, debería de saber que un rey perjuro comete un pecado, según la Santa Madre Iglesia… Y no vale eso de la democracia ni el bien de España ni tanta milonga sentimental para un asunto meramente crematístico.

Ni tan novela de Dan Brown, léase al muy serio historiador británico A. J. P. Taylor sobre las intrigas internacionales de aquella época en torno a la Corona española y veréis lo que dice…

Un garbeo por Viena con archiduques y archiduquesas… ¡qué maravilla! El Emperador y doña Juana de Castilla también vendrán? Porque esta Archiduquesa no se transa por menos que por Majestades…


Recuerde que antes de Viena tenemos pendiente lo de Granada, que yo serviré de guía tanto de monumentos como de bares y tabernas....

Como dos cosas no se juran y Juanito juró los principios del movimiento, sancionó la constitución de su firma, sin embargo Felipe sí ha jurado ya como heredero al cumplir los 18 años.

Y por cierto, no confunda lo católico con la mogigatería y la falta de criterio. Ya sabe que aunque católica siempre he defendido cosas como el matrimonio gay, el encarcelamiento de sacerdotes pederastas (y me da igual que sean obispos o lo que sea) y la separación y el divorcio, y por supuesto, nada de aguantar a maridos maltratadores, a esa gentuza que las metan en la cárcel.
Soy una católica heterodoxa, pero mire usted, a mi el mensaje de Jesús y el amor de María me concencen y me llenan, amén de la pompa y el boato católico de Andalucía (en otros lares se ha perdido) .

Qué quiere que le diga archiduquesa, lo del innombrable a día de hoy me trae sin cuidado, me preocupa más el presente de los españoles (me ha quedado muy PP eso, pero es verdas).

Juana_I
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 903
Fecha de inscripción : 21/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por plantagenet el Sáb Dic 19, 2009 4:31 pm

Me sigo preguntando si en este foro se "
discute"
entre monarquía y república o sobre la legitimidad de Juan Carlos I como rey. Y me sigo preguntando, tambien, si algunos de los que aqui escriben son republicanos convencidos o simplemente monárquicos, pero de otro monarca...

plantagenet
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 01/12/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Juana_I el Sáb Dic 19, 2009 5:24 pm

Hispanoaustriaco escribió:
Juana_I escribió:Paco, en cuestiones de historia yo soy como Santo Tomás, necesito ver, leer y tocar los documentos.

¡¡Ay Marijuana!! ¿Mujer de poca fe, mi querida abuela? Fueron muchas las intrigas y puñaladas que se hicieron para conseguir el trono de las Españas.

¿La edad le impide a Su Majestad Católica, recordar que las Austrias que se casaron con los gabachos renunciaron por sí y por sus descendientes a la Corona española? Y aquí no cabe duda que el Felipe Quinto, era descendiente por vía maternal de aquellas princesas españolas y reinas de los gabachos. Por la vía paternal, como ya hemos dicho anteriormente, cualquiera pudo ser el padre.

Hombre, más descendiente de Habsburgo que era Felipe V no se podía ser ya, lo era tanto como el Archiduque Carlos, simplemente nieto, lo que le ocurría era que no se llamaba Austria.
Hagamos memoria de este tema tan interesante:

La Ley de Sucesión a la Corona Española es la de las Partidas, que como ya hemos repetido hasta la saciedad, hereda el primer hijo varón, y en el caso de no haber, hereda la hija primogénita.

El caso de Felipe V es muy parecido al mío, ya saben que yo llego tras la muerte de mis hermanos Juan, Isabel y mi sobrino, el pequeño Miguel de Paz de Avís. Ninguno de nosotros al casarse con príncipes de fuera renunciamos a nuestros derecho al trono de España, como tampoco lo hicieron los portugueses (por eso mi nieto Felipe pudo reclamar Portugal), simplemente lo que se hace es aplicar las Partidas.

En el caso de Felipe V, llega al trono de España tras la muerte de Carlos II sin haber dejado descendencia y lo que se hace es lo mismo que conmigo, aplicar las partidas:

Felipe IV tuvo los siguientes hijos que llegan a la edad adulta:
María Teresa, hija mayor tras la muerte de sus seis hermanos anteriores. Infanta de España y Reina de Francia, esposa de Luis XIV. Tras la Paz de los Pirineos se produce este matrimonio, y es cierto que ella debía renunciar a sus derechos de sucesión, a cambio de una dote de medio millón de escudos, suma que no se entrega, con lo cual la Infanta nunca renunció a sus derechos sucesorios.

Margarita, Infanta de España y Emperatriz del Sacro Imperio, esposa de Leopoldo I. Felipe IV la tuvo preferentemente como heredera de la Monarquía Católica si moría Carlos II, pero ojo, su boda con el Emperador también suponía la renuncia a sus derechos como sucesora al trono, esa es la razón por la que se dilata tantísimo el matrimonio de la Infanta con Leopoldo.

Carlos II (paso por alto los Príncipes muertos antes), Rey de España que muere sin sucesión.
Se pactó como heredero, siguiendo la tradición de ligar la Monarquía Española al Imperio (que tanto quebranto nos trajo, no sólo glorias) a Jose Fernando de Baviera, nieto de la Infanta Margarita e hijo de María Antonia de Austria (o sea, que para el caso también cambiábamos de Dinastía, lo serían los Wittelsbach, apellido que a tu corazón no le deja indiferente Paco), pero el niño muere en con 7 años en 1699, repentinamente (¿envenenamiento?) un año antes que Carlos II.

Así que hay que nombrar de nuevo heredero, para lo cual, las potencias europeas se preparan a hacer un reparto de la Monarquía sin tan siquiera, preguntar a España y a su Rey, reparto por el que el Archiduque Carlos recibiría la Corona de España con sus Indias y los Países Bajos, un reparto que España veía como inválido, puesto que en ningún momento había salido de la corte de Madrid.
Ante esta situación, el Primado de España, el Cardenal Portocarrero da un golpe de Estado y plantea la situación de unirse a Francia, siguiendo la natural línea de sucesión, puesto que como se ve en las Partidas, al desaparecer el hijo varón debe heredar la primogénita.
En el mismo testamento de dice una razón más

[i]"
Reconociendo, conforme a diversas consultas de ministro de Estado y Justicia, que la razón en que se funda la renuncia de las señoras doña Ana y doña María Teresa, reinas de Francia, mi tía y mi hermana, a la sucesión de estos reinos, fue evitar el perjuicio de unirse a la Corona de Francia;
y reconociendo que, viniendo a cesar este motivo fundamental, subsiste el derecho de la sucesión en el pariente más inmediato, conforme a las leyes de estos Reinos, y que hoy se verifica este caso en el hijo segundo del Delfín de Francia: por tanto, arreglándome a dichas leyes, declaro ser mi sucesor, en caso de que Dios me lleve sin dejar hijos, al Duque de Anjou, hijo segundo del Delfín, y como tal le llamo a la sucesión de todos mis Reinos y dominios, sin excepción de ninguna parte de ellos. Y mando y ordeno a todos mis súbditos y vasallos de todos mis Reinos y señoríos que en el caso referido de que Dios me lleve sin sucesión legítima le tengan y reconozcan por su rey y señor natural, y se le dé luego, y sin la menor dilación, la posesión actual, precediendo el juramento que debe hacer de observar las leyes, fueros y costumbres de dichos mis Reinos y señoríos"
.

Este es un fragmento del testamento del Rey, y por si fuera poco, tras una guerra es Felipe V quien la gana, por lo tanto poco de puede objetar a lo mismo.
Recuerden, que mi propia madre, de Santa memoria también fue una usurpadora del trono a la Princesa Juana, mal llamada la Beltraneja, y nadie discute hoy su legitimidad.

Juana_I
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 903
Fecha de inscripción : 21/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Juana_I el Sáb Dic 19, 2009 5:28 pm

andromeda escribió:
Helena escribió:crematístico.

Un garbeo por Viena con archiduques y archiduquesas… ¡qué maravilla! El Emperador y doña Juana de Castilla también vendrán? Porque esta Archiduquesa no se transa por menos que por Majestades…

Vaya, veo que no tengo cabida en ese garbeo. Con lo que adoro Viena!!!!!!!!!!!!!!!!! Aunque quizás pueda ir como dama de compañía de la Archiduquesa. Para mí sería todo un honor.


Dña. Juana y el Emperador están manteniendo una conversación de lo mas amena, que sigo con gran interés. Sobre todo me gusta la forma en que tienen de dirigirse uno a otro: "
Paco, querido nieto, abuela, etc."

Tanto uno como otro destilan educación, exquisitez en su modales y un fino sentido del humor.

Andrómeda, en Viena cabemos todos, y si viene con nosotros sería un placer, y si alguien se decide a hacerlo en serio mejor aún ¿el próximo verano? Para mi una buena fecha, hace mucha (en femenino, como decimos en Andalucía) calor en Granada...

Juana_I
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 903
Fecha de inscripción : 21/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Juana_I el Sáb Dic 19, 2009 5:31 pm

plantagenet escribió:Me sigo preguntando si en este foro se "
discute"
entre monarquía y república o sobre la legitimidad de Juan Carlos I como rey. Y me sigo preguntando, tambien, si algunos de los que aqui escriben son republicanos convencidos o simplemente monárquicos, pero de otro monarca...


No hay más cera que la que arde, y si nos ponemos a hacer legitimidad, la única hija que tiene a día de hoy descendencia viva de los Habsburgo españoles es María Teresa, la hija de Felipe IV y esposa de Luis XIV.

Juana_I
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 903
Fecha de inscripción : 21/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Hispanoaustriaco el Sáb Dic 19, 2009 6:27 pm

Juana_I escribió:Margarita, Infanta de España y Emperatriz del Sacro Imperio, esposa de Leopoldo I. Felipe IV la tuvo preferentemente como heredera de la Monarquía Católica si moría Carlos II, pero ojo, su boda con el Emperador también suponía la renuncia a sus derechos como sucesora al trono, esa es la razón por la que se dilata tantísimo el matrimonio de la Infanta con Leopoldo.

Veamos mi querida y Real Abuela, y esperando que el frío que me dicen hace por las Españas, no la haya hecho olvidar algunos detalles.

Sobre las interpretaciones de las leyes, haberlas haylas muchas, como dicen en sus "
terras galegas"
, refiriéndome a su Galicia y no a mi Galitzia. La interpretación jurídica para apoyar a una u otra candidatura, no fue justa, sino ajustada a una base ideológica para apoyar la causa austracista -esta ajustada realmente a Derecho de nuestra Real Casa y Dinastía- o la afrancesada, donde no faltaron luchas intestinas y falsos presupuestos.


Por un lado debe recordar que el tratado de Fontainebleau de 1611 fue un acuerdo matrimonial firmado por las casas reales de España y Francia mediante el cual se pactó la futura boda del Príncipe de Asturias Felipe IV con la princesa francesa Isabel de Borbón, y la de sus respectivos hermanos, la infanta española Ana de Austria con el rey Luis XIII de Francia, todos ellos menores de edad en la fecha de la firma del acuerdo.
El tratado, promovido con la intermediación del papa Paulo V y del gran duque de Toscana Cosme II de Médici, fue firmado en el palacio de Fontainebleau el 30 de abril de 1611 por Íñigo de Cárdenas, embajador español en Francia en nombre de los reyes de España, Felipe III y Margarita de Austria, y por Nicolás de Neufville, secretario de estado francés en representación de María de Médici, viuda de Enrique IV y regente del reino durante la minoría de edad de Luis XIII.
En las capitulaciones matrimoniales, firmadas el 25 de agosto de 1612 en el palacio del Louvre de París, se fijó la dote de cada una de las novias en 500.000 escudos de oro, a razón de 13 reales cada uno;
independientemente de ésto, Isabel de Borbón recibiría 166.666,66 escudos y joyas por valor de 50.000 más. Ambas contrayentes tendrían la obligación de renunciar por sí mismas y por sus herederos a los derechos que les correspondiesen a la sucesión al trono de su país de origen, renuncia que llevaron a cabo en octubre de 1615, mismo año en que se celebraron ambas bodas.


Y por otro recordar que las directrices sucesorias del testamento de Felipe IV, además de responder a la tradición medieval castellana (las Partidas de Alfonso X), expusieron claramente la orientación austriaca de la herencia.

El Rey, al suscribir su última voluntad, siguió las pautas de sus antepasados, basadas en las disposiciones hereditarias de Carlos V: el Emperador, después de abdicar la corona imperial en su hermano Fernando, estableció que la monarquía española sólo podía ser heredada por miembros de la Casa de Austria (incluidos los miembros femeninos), de ahí la intensa política matrimonial practicada con la rama austriaca de los Habsburgo y el sistema de renuncia a la herencia practicada por las princesas españolas casadas con soberanos ajenos a la Casa de Austria (destacan en este caso las renuncias de las infantas Ana de Austria, hija de Felipe III, casada con el rey Luis XIII de Francia, y de la infanta María Teresa, hija del propio Felipe IV, casada con el rey Luis XIV de Francia). Esta solución sucesoria fue renovada en un tratado efectuado por Felipe III y el emperador Matías en 1617, por lo que parece lógico que Felipe IV mantuviera el código sucesorio aplicado desde la muerte de Carlos V. En definitiva, la tradición imperó en las cláusulas testamentarias de un rey que dejaba un niño enfermizo en el solio real, dando inicio a un nuevo período de incertidumbre, marcado por la gobernación de la hasta ese momento esposa consorte del rey: Mariana de Austria.

Según el derecho castellano, una mujer podía acceder al trono como reina propietaria o como regente en caso de que no existieran herederos varones. Felipe IV siguiendo la normativa castellana, nombró a Mariana de Austria como tutora y gobernadora de sus reinos hasta la mayoría de edad del heredero (fijada a los 14 años de edad) :

"
[…] nombro por gobernadora de todos mis Reynos estados y señoríos, y tutora del prícipe mi hijo, y de otro qualquier hijo o hija que me hubiere de suceder a la Reyna doña Mariana de Austria mi muy chara, y amada muger con todas las facultades, y poder, que conforme a las leyes fueros, y privilegios, estilos y costumbres de cada uno de los dichos mis regnos, estados y señoríos…"


La ley de las Siete Partidas, arraigada firmemente en el derecho castellano, ya recogió los casos de las frecuentes minorías reales en la Edad Media;
la solución más socorrida y la menos conflictiva parecía ser la regencia de la reina madre ya que ésta estaba unida por lazos de sangre a su hijo y podía ser la máxima protectora de sus derechos al trono en reinados poco seguros para las sucesiones dinásticas. No obstante, el Rey intentó compensar la inexperiencia política de su esposa estableciendo una Junta de Regencia que ayudase a la regente en el gobierno de la Monarquía.

El rey eligió a seis miembros para conformar la Junta de Regencia:

- el Presidente del Consejo de Castilla: don García Haro Sotomayor y Guzmán, conde de Castrillo

- el Vicecanciller del Consejo de Aragón: Cristóbal Crespí de Valldaura

- un representante del Consejo de Estado: don Gaspar de Bracamonte y Guzmán, conde de Peñaranda

- un Grande de España: don Guillén Ramón de Moncada, marqués de Aytona

- el Inquisidor General: el cardenal Pascual de Aragón

- y finalmente el Arzobispo de Toledo, máxima autoridad religiosa en la Monarquía: el cardenal Baltasar Moscoso y Sandoval, muerto solo unas horas antes que el Rey, por lo que la Reina hubo de buscar soluciones y con la intención de dejar vacante el puesto de Inquisidor General, obligó a don Pascual de Aragón a ocupar el arzobispado de Toledo. De este modo el puesto de inquisidor quedó libre para ser copado poco después por el máximo confidente de la reina: su confesor el padre Juan Everardo Nithard.

(Fuente Principal: "
Mariana de Austria en la encruzijada política del siglo XVII"
de Laura Oliván Santaliestra. Universidad Complutense de Madrid, 2006)


Esperando y deseando, que su Majestad Católica Marijuana -dicho con todos mis respetos y llamándola así como en familia solemos hacer en la corte vienesa cuando nos referimos a su Augusta Persona- se encuentre bien abrigada y calentita, alejada de esos fríos polares que asolan su solar patrio.

Un beso de su Amantísimo Nieto

Franz Joseph

Hispanoaustriaco
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 07/04/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Hispanoaustriaco el Sáb Dic 19, 2009 6:30 pm

plantagenet escribió:Me sigo preguntando si en este foro se "
discute"
entre monarquía y república o sobre la legitimidad de Juan Carlos I como rey. Y me sigo preguntando, tambien, si algunos de los que aqui escriben son republicanos convencidos o simplemente monárquicos, pero de otro monarca...

Entre mi Real y Muy Católica Abuela y yo, hablamos de lo que nos place y a lo que muy gustosamente le invitamos, esperando sus aportaciones y ofreciéndole con todos mis respetos un buen café vienés, mientras se decide a hacerlo.

Atentamente y deseando se una a nuestro "
coro"
tan Real e Imperial,

Franz Joseph

Hispanoaustriaco
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 07/04/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Hispanoaustriaco el Sáb Dic 19, 2009 6:35 pm

Juana_I escribió:No hay más cera que la que arde, y si nos ponemos a hacer legitimidad, la única hija que tiene a día de hoy descendencia viva de los Habsburgo españoles es María Teresa, la hija de Felipe IV y esposa de Luis XIV.

A pesar del testamento de Felipe IV, la corte francesa siguió considerando a Luis XIV como un candidato legítimo y posible para la sucesión de la Corona Española en caso del fallecimiento del débil Carlos II. Las renuncias a la herencia efectuadas por las princesas españolas al contraer matrimonio con los reyes de Francia, fueron desestimadas por la Monarquía Francesa;
de hecho, nunca fueron consideradas irrevocables y, en contrapartida, se primó el lazo matrimonial que unió a ambas coronas, aprovechado los tiempos de fuerte inestabilidad sucesoria para la Monarquía Hispánica;
de esta forma, la figura de María Teresa permitió a la Casa de Borbón reforzar sus pretensiones al trono español, sustentadas sobre la abundante sangre de los Habsburgos españoles que corría por las venas de la familia legítima de Luis XIV.


Tras la muerte del rey Felipe IV en septiembre de 1665 y la de su hermana la reina madre de Francia Ana de Austria en enero de 1666, Luis XIV, sobrino e hijo respectivamente, decidió que aquel era el momento adecuado para hacer valer sus intereses dinásticos sobre los territorios de la Monarquía Hispánica. Dos fueron las principales ambiciones del monarca galo: los Países Bajos Españoles(1), en primer lugar, y la herencia de la Monarquía, en segunda instancia. Amplias expectativas que, en un principio, el Rey quiso conseguir a través de una diplomacia basada en la legalidad vigente: su esposa María Teresa, cuya renunciación a los derechos sucesorios no tuvo valor alguno para la Monarquía Francesa que, entre otras cosas, arguyó el impago de la dote matrimonial por parte del monarca español para justificar la anulación de la renunciación de la infanta.


En cuanto a los Países Bajos, Luis XIV se valió de los polémicos derechos de devolución de ciertas provincias de Brabante para hacer valer los derechos de su esposa María Teresa a la herencia de los mismos (2): en octubre de 1665, al mes de subir Mariana de Austria al poder, Luis XIV se sirvió tanto de la Reina madre, Ana de Austria, como de su esposa María Teresa, para comunicar a la Monarquía Hispánica sus pretensiones sobre los Países Bajos a través del embajador español en París, Marqués de la Fuente, al cual se le prohibió hablar del tema ni con la reina María Teresa, ni con la reina madre Ana de Austria, la cual moriría el 20 de enero de 1666. El 12 de marzo de 1666, casi tres meses después, el marqués de la Fuente envió una misiva a la reina regente Mariana de Austria para comunicarle los pormenores de la entrevista que la Reina madre había tenido con su hijo Luis XIV antes de morir. En esta misma carta, el embajador español en París hablaba sobre la entrada en el círculo de damas de la reina María Teresa de la Valier, una amante del Rey y dama de la duquesa de Orleáns. Con respecto a lo primero, el marqués de la Fuente había averiguado que la Reina madre había pedido a su hijo que mantuviera la paz con la Monarquía Hispánica, que perdonase a los enemigos que obraron contra ella durante su regencia, que protegiera la religión y, con respecto al segundo asunto, pidió que se comportara como cristiano cuidando a la reina María Teresa librándola del escándalo público. Sin embargo, el propio Marqués de la Fuente desconfiaba en sus misivas de que Luis XIV, a pesar de haber jurado obedecer a su madre en el lecho de muerte, cumpliera sus promesas: si no tenía verdaderas intenciones de conservar la paz con la monarquía hispánica tampoco iba a honrar a su esposa María Teresa, como de hecho así sucedió(3)

Tras el fallecimiento de la reina madre, Ana de Austria, María Teresa fue cooptada por la corte parisina a la que Luis XIV: en los primeros meses de 1666, ausente ya la reina Ana, el marqués de la Fuente comenzó a acusar el aislamiento de la consorte: María Teresa nunca estaba sola, por lo que él no podía establecer ninguna comunicación con ella porque el Rey la tenía secuestrada con el fin de que no pudiera dejar translucir ningún tipo de información referente a las intenciones francesas sobre los Países Bajos.

Un debate europeo sobre la legitimidad de los derechos de devolución de la Reina de Francia precedió a la contienda bélica de 1667. La polémica estuvo servida desde la publicación en Francia de ciertos documentos a favor de las pretensiones del Rey Cristianísimo sobre los territorios españoles de los Países Bajos. El planteamiento legal articulado por el rey francés se prestaba a múltiples interpretaciones, dependiendo éstas de la particular visión del legalista, de su escuela y origen, etc (4). Los juristas franceses, encabezados por Antonie Bilain, argumentaron la invalidez de la renuncia de la Reina a sus derechos sucesorios: María Teresa tenía derechos sucesorios y éstos no se podían derogar ya que la ley de sucesión estaba por encima de cualquier renuncia. Salvado el obstáculo de la renunciación, Bilain pasaba a enumerar los derechos de la reina cristianísima, entre ellos los llamados de “devolución”, emanados de cláusulas del derecho privado.

Finalmente el monarca francés optó por las armas y en mayo de 1667, invadió los Países Bajos Españoles, iniciándose la llamada Guerra de Devolución.

La invasión francesa de los Países Bajos, se tradujo en un verdadero paseo militar de Luis XIV. La fulminante ocupación de plazas como Charleroi, Bergues, Tournai, Courtrai, Oudenarde o Ath dejó el camino libre para el asedio de Lille, que fue tomada el 26 de agosto fue tomada. Aquellos cuatro meses de rápida anexión, suscitaron la reacción del resto de las potencias europeas: Inglaterra y Holanda sellaron un tratado defensivo en la Haya (23 de enero). Suecia se añadiría poco después conformando así la Triple Alianza por la cual, las tres potencias se comprometían a unirse en caso de que Luis XIV se excediera en sus ambiciones territoriales en Europa. Además mientras todo esto sucedía, el Emperador firmaba con Francia el tratado secreto de partición de la Monarquía Hispánica en caso de muerte del pequeño CarlosII, el 19 de enero de ese mismo año de 1668.

La guerra terminó con las paces de Aix-la-Chapelle (Aquisgrán) el 4 de mayo de 1668, por las cuales Francia tuvo que renunciar al Franco Condado pero manteniendo a cambio sus conquistas de 1667: Charleroi, Binche, Ath, Douai, Lille, Armentières, Courtri, Tournai, Bergues, Fuernes, Menin y Oudenarde. La Triple Alianza, liderada por las Provincias Unidas, había obligado a Luis XIV a claudicar en sus empeños territoriales, lo que a la larga generaría una nueva guerra, la Guerra de Holanda en la que Luis XIV invadió las Provincias Unidas.


Por lo que se refiere a María Teresa, ésta mantuvo siempre una relación muy afectuosa con Mariana de Austria, en cuanto que la reina francesa era hijastra de la Reina madre, a parte de ser primas. María Teresa se preocupó siempre por doña Mariana, incluso en los momentos más difíciles como fueron el exilio de la madre de Carlos II tras la llegada al poder de don Juan José de Austria.

María Teresa falleció el 30 de julio de 1683 en la corte de Versalles. Las relaciones entre las cortes francesa y española pasaban un periodo difícil. Los derechos de reunión y la entrada de tropas francesas en algunos señoríos de los Países Bajos, como el ducado de Luxemburgo, anunciaban la inminencia de una declaración oficial de guerra. La Reina de Francia dejaba varios hijos, entre ellos el primogénito Luis, conocido como el Gran Delfín, padre del futuro Felipe V, el primer Borbón que se sentó en el trono hispano, y a quien llegaban sus derechos sucesorios precisamente por vía de su abuela paterna (5).



(1) En cuanto a los Países Bajos ya en 1645 Mazarino había sugerido la idea de que el matrimonio con la infanta María Teresa serviría para pedir (en concepto de dote) las provincias de Flandes a cambio de la restitución de Cataluña a la Monarquía Española;
esta idea encontró salida en la acción de la diplomacia francesa que a partir de entonces trató de conseguir la mano de la infanta española, consiguiéndolo como ha sido ya dicho tras la Paz de los Pirineos de 1659.

(2) Los juristas de Luis XIV invocaron el llamado "
droit de dévolution"
, una antigua costumbre del ducado de Brabante según la cual los bienes patrimoniales pasaban a los hijos del primer matrimonio si el viudo contraía segundas nupcias.

(3) Tras la muerte de su madre, Luis XIV se apresuró a intentar introducir a su amante, Mademoiselle de la Valier, entre las damas de María Teresa;
para ello solicitó a su mujer la Reina que fuera ella misma la que permitiera esta situación, prometiéndole que si le obedecía la compensaría de alguna forma. La Reina aceptó la proposición el Rey y Mademoiselle la Valier, dama de la duquesa de Orleáns, entró en Palacio conforme la costumbre de la corte francesa, en la que contrariamente a la corte de los Austrias, las amantes podían vivir en palacio e influir en la política del monarca.

(4) De la parte francesa el texto que dio inicio a la contienda legal fue el "
Traité des Droits de la Reyne Très-Chrétienne sur divers Etats de la Monarchie d’Espagne"
(1667) de Antonie Bilain;
texto defensor de los derechos de devolución que fue inmediatamente contestado por el jurista Francisco Ramos del Manzano en su "
Respuesta de España al Tratado de Francia sobre las pretensiones de la Reyna Cristianísima"
.

(5) Aunque se tratará en futuras entradas, finalmente el testamento de Carlos II no tuvo en cuenta las renunciaciones de María Teresa al trono hispano por las siguientes razones:

"
Reconociendo, conforme a diversas consultas de ministro de Estado y Justicia, que la razón en que se funda la renuncia de las señoras doña Ana y doña María Teresa, reinas de Francia, mi tía y mi hermana, a la sucesión de estos reinos, fue evitar el perjuicio de unirse a la Corona de Francia;
y reconociendo que, viniendo a cesar este motivo fundamental, subsiste el derecho de la sucesión en el pariente más inmediato, conforme a las leyes de estos Reinos, y que hoy se verifica este caso en el hijo segundo del Delfín de Francia: por tanto, arreglándome a dichas leyes, declaro ser mi sucesor, en caso de que Dios me lleve sin dejar hijos, al Duque de Anjou, hijo segundo del Delfín, y como tal le llamo a la sucesión de todos mis Reinos y dominios, sin excepción de ninguna parte de ellos. Y mando y ordeno a todos mis súbditos y vasallos de todos mis Reinos y señoríos que en el caso referido de que Dios me lleve sin sucesión legítima le tengan y reconozcan por su rey y señor natural, y se le dé luego, y sin la menor dilación, la posesión actual, precediendo el juramento que debe hacer de observar las leyes, fueros y costumbres de dichos mis Reinos y señoríos"
. (Testamento de Carlos II, cláusulas 13 y 14)



Fuentes principales:

* Álvarez-Ossorio Alvariño, Antonio: "
La sacralización de la dinastía en el pulpito de la Capilla Real en tiempos de Carlos II"
. Universidad Autónoma de Madrid. 2002.

* Oliván Santaliestra, Laura: "
Mariana de Austria en la encrucijada política del siglo XVII"
. Universidad Complutense de Madrid. 2006.

Hispanoaustriaco
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 07/04/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Hispanoaustriaco el Sáb Dic 19, 2009 6:37 pm

La infanta María Teresa de Austria (10 de septiembre de 1638, El Escorial - 30 de julio de 1683, Versalles) era hija del rey Felipe IV y de su primera mujer, la reina Isabel de Borbón y, por tanto, media hermana de Carlos II.


Pese a su importancia histórica, la figura de la infanta María Teresa no ha sido estudiada con el detenimiento que merece. Cabe solo destacar que es ella, o mejor dicho sus derechos sucesiorios, los responsables de la subida al trono hispánico de la Casa de Borbón tras la muerte sin sucesión de Carlos II.

María Teresa de Austria había nacido en septiembre de 1638, siendo bautizada en la real capilla en una solemne ceremonia oficiada por el cardenal Gaspar de Borja, en la que fueron los padrinos el duque de Módena y María de Borbón, esposa del príncipe Tomás de Saboya. Tras la muerte de su hermano Baltasar Carlos en 1646, y hasta el nacimiento de Felipe Próspero en 1657, María Teresa se convirtió en la posible heredera a la Monarquía Hispánica (1), y por su mano rivalizaron las casas de Austria y de Borbón. El cardenal Mazarino consideró que el matrimonio de Luis XIV con la infanta daría esperanzas a Francia para la sucesión de la corona española, ya que María Teresa quedaba como la única heredera de una monarquía inmersa en una crisis dinástica, y además era hija Isabel de Francia.


A pesar de las intenciones francesas, en agosto de 1654 se había ya previsto el matrimonio de la Infanta con el Duque de Saboya Carlo Emanuele II, un candidato que no la inhabilitaría como futura reina. Además, tamnién en 1654, y según los rumores recogidos por Jerónimo de Barrionuevo en sus Avisos, se barajaba la idea de que se jurasen como herederas "
la una en defecto de la otra"
a María Teresa y a la infanta Margarita Teresa (2), sin embargo, a instancias de la reina doña Mariana de Austria, Felipe IV decidió suspender la convocatoria de Cortes pensada para noviembre de ese año, retrasándolas hasta el próximo abril con el fin de que aprobaran el matrimonio de su primogénita, y que en primavera fuera jurada por la Cortes del Reino de Aragón. A pesar de todo, en diciembre, al hacerse los preparativos para convocar las Cortes en Madrid, parece que el Rey aún no había tomado la resolución de hacer jurar a la hija mayor sola o con la menor, o quizás de posponer su juramento, siempre a la espera de la descendencia de un varón.


En mayo de 1655 se esperaba incluso se esperaba la llegada a Madrid tanto del Duque de Saboya como de un nuevo pretendiente, el hijo de los archiduques Leopoldo de Austria y Claudia de Medici, el archiduque Fernando Carlos de Innsbruck, Duque de Estiria y primo segundo de Felipe IV. Mientras todo esto sucedía, se anunciaba la boda de Luis XIV con una hermana del Duque de Saboya.


Por otra parte, la expectativas del nacimiento de un heredero varón se desvanecían nuevamente el 7 de diciembre de 1655 al nacer la infanta María Ambrosia, la cual fallecía dos semanas después. De esta forma, María Teresa recuperó su importancia en cuanto heredera de la Monarquía, aunque en enero de 1656 el Rey desestimó su juramento por las Cortes de Aragón, según parece por no disgustar a la reina doña Mariana, quien podría haberse sentido desautorizada como posible madre de un varón.


En relación al matrimonio de María Teresa, aún en abril de 1656 se mantenía el proyecto de enlace con el Duque de Saboya, aunque en la corte de los Austrias de Viena se pensara que debía casarse con el Rey de Hungría y Rey de Romanos, Leopoldo de Austria (futuro emperador Leopoldo I). Por esas mismas fechas, doña Mariana volvió a sentirse embarazada, pero en septiembre se descubrió el error y las esperanzas de un heredero varón volvieron a disiparse. También por entonces (julio de 1656) una embajada francesa había acudido a Madrid, dirigida por el diplomático Hugues de Lionne, para buscar la paz en las dos coronas a través de un pacto matrimonial, pero el pretendiente a la mano de la infanta María Teresa no sería el rey Luis XIV, sino su hermano menor, el Duque de Anjou Felipe de Orleans, mientras que Luis XIV casaría con Margarita Teresa. Sin embargo, una cosa eran los deseos del monarca francés y otros los de Felipe IV y la política hispana.


Mientras todo esto sucedía, la infanta María Teresa había cumplido los 18 años, y los rumores seguían indicando que sería su hermana quien desposara a Luis XIV, mientras que el emperador seguía solicitando su mano para su hijo el Rey de Romanos Leopoldo. Por su parte, el Consejo de Estado requería aún su matrimonio con el Duque de Saboya.


Como se ve, los planes de matrimonio de María Teresa con un pretendiente francés no se consideraban hasta que no naciese un posible heredero varón. Sin embargo, las cosas cambiaron el nacimiento, el 20 de noviembre de 1657, del príncipe Felipe Próspero, que fue jurado un año después como Príncipe de Asturias y, por tanto, heredero universal de la Monarquía Hispánica (3).


Finalmente la consecución de la Paz de los Pirineos tras la larga guerra hispano-francesa de 1635-1659 determinó la boda con Luis XIV con la infanta María Teresa, que hasta ese momento había sido utilizada por Felipe IV como una importante pieza de su política dinástica ante la falta de un heredero varón. Sin embargo, el Rey se cuidó mucho de anular los derechos sucesorios de su hija para que así un monarca francés o un hijo de Francia no pudiesen jamás sentarse en el trono hispano, por ello el contrato matromonial incluía la renuncia de la infanta María Teresa a sus derechos sucesorios a la Corona Española, derechos que como se verá no fueron finalmente respetados por Luis XIV.


Tras la muerte de Felipe IV, la Monarquía quedó en una sitición altamente delicada, con una regencia femenina y un rey de apenas 4 años de edad. Precisamente fue la fragilidad de la regencia que Felipe IV legaba a la Monarquía tras su muerte la que le obligó a establecer unas cláusulas que contemplaran todas las posibilidades de sucesión. Según estas dos cláusulas testamentarias (15 y 16), la rama francesa quedaba completamente excluida de la herencia en virtud de la renunciación a sus derechos de María Teresa. En ningún momento el monarca español tuvo en cuenta la posibilidad de que el rey francés pudiera acceder a la sucesión de la Monarquía Hispánica en caso de la muerte de Carlos II. Y es que, como indica Oliván Santaliestra, la lógica habsbúrguica se impuso en el texto testamentario: la herencia (en caso de muerte de Carlos II) recaería en los sucesores de la infanta Margarita Teresa, entonces prometida del emperador Leopoldo I;
la siguiente mujer destinada a continuar la línea sucesoria sería la hermana de Felipe IV, la emperatriz María, mujer de Fernando III, la ya fallecida madre de Mariana de Austria, por lo que serían sus descendientes (Leopoldo I, o los hijos que éste pudiera tener con Margarita Teresa, pues se suponían que ésta iba a renunciar también a sus derechos tras su matrimonio con el emperador que se celebraría finalmente en 1666), los llamados a la sucesión. La Casa de Austria debía, por tanto, recoger estos derechos, tras los cuales estaba la Casa de Saboya que recibía también su candidatura a través de la tía de Felipe IV, Catalina Micaela, hija de Felipe II, que se había casado con el duque de Saboya;
sus descendientes debían ostentar la corona en caso del agotamiento de la candidatura de los Habsburgo austriacos.En definitiva, la sucesión francesa quedó descartada en el testamento de un Felipe IV fiel a la tradicional alianza con la Casa de Austria.

La publicación del testamento tras la muerte del Rey causó grandes recelos en la corte francesa;
el mero hecho de que la casa de Saboya pudiera estar por delante de la monarquía francesa en la línea sucesoria, enervó los ánimos de la reina madre Ana de Austria, hermana de Felipe IV y defensora a ultranza de los derechos de su hijo Luis XIV.

...
...


(1) A pesar de que muchos autores han pasado por alto este hecho, la infanta María Teresa se convirtió, hasta el nacimiento de los príncipes Felipe Próspero y posteriormente del futuro Carlos II, en la heredera universal de la Monarquía Hispánica, como bien indica Laura Oliván Santaliestra en su tesis "
Mariana de Austria en la encrucijada política del siglo XVII"
(Universidad Complutense de Madrid, 2006). No obstante, María Teresa, presunta heredera durante años, no fue jamás Princesa de Asturias, por no ser jurada como tal, pese a las peticiones que se hicieron a su padre por parte de los procuradores castellanos, como así reflejan las actas de las reuniones de las Cortes de la época así como de lo dicho por Jerónimo de Barrionuevo en sus famosos Avisos. El numerarla como Princesa de Asturias es un error del Padre Risco , quien escribió cien años después de los hechos narrados (en concreto durante el reinado de Fernando VI), cronista copiado unánimemente por los autores que han tratado sobre esta materia con posterioridad.


El citado Padre Risco dice que la Infanta doña María Teresa fue jurada en 1655, y, extrañamente, da toda clase de detalles acerca de una ceremonia que jamás tuvo lugar(Sampedro Escolar, José Luis: "
La numeración de los Príncipes de Asturias"
, Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía, Madrid, 2004 (pag.5).


(2) Nacida en 1651, era hija de Felipe IV y de su segunda mujer, la reina doña Mariana de Austria.


Fuentes principales:


* Marías, Fernando: "
La representación del heredero: la imagen del Príncipe de Asturias en la España de los Austrias"
en "
Ceremoniales, ritos y representación del poder"
. III Coloquio Internacional del Grupo Europeo de Investigación Histórica, Religión, Poder y Monarquía. Universitat Jaume I. 2004.


* Álvarez-Ossorio Alvariño, Antonio: "
La sacralización de la dinastía en el pulpito de la Capilla Realen tiempos de Carlos II. Universidad Autónoma de Madrid. 2002.


* Oliván Santaliestra, Laura: "
Mariana de Austria en la encrucijada política del siglo XVII"
. Universidad Complutense de Madrid. 2006.

Hispanoaustriaco
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 07/04/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por plantagenet el Sáb Dic 19, 2009 8:09 pm

Pues me tomaré ese café vienes con mucho gusto y aportaré lo que pueda (que será bien poco).

plantagenet
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 01/12/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Helena el Sáb Dic 19, 2009 9:51 pm

Mi estimada, Lady Plantaganet, tu último comentario más desenfadado me ha gustado más, ya que a raíz de tus últimos post me empezaba a parecer que ibas un poco en plan Pepito Grillo, no sé, una especie de “conciencia colectiva” de como debemos actuar en el foro, según lo más correctísimo.

Un foro es para expresar lo que uno piensa del tema que sea, debatir libremente y sin cortapisas, jugar, reír, gastarnos bromas, como un juego del rol divertido sin que sea dañino, no sé, pero no hay que ser tan graves, ¿no?
No es mi intención molestarte ni criticarte, no lo pienses por un momento, sólo que a veces siento que te nos pones muy sobria, guapa.

En mi opinión, en este hilo doña Juana y el Emperador han dado una magnífica muestra de que se puede disentir y debatir con gracia, buen humor y no vi que en ningún momento haya existido la menor falta de respeto por parte de nadie. Si llevemos todo a los extremos de la corrección política, pues apañados estaríamos y lo mejor sería quedarnos mudos… Quiero decir, que si simples bromas o comentarios empezamos a buscarles tintes de machistas, sexitas, clasistas y todos los “istas”, nos vamos a poner muy espesos…

Helena
Non

Mensajes : 10690
Fecha de inscripción : 21/07/2007
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por plantagenet el Sáb Dic 19, 2009 10:24 pm

Bueno, es que soy seria. No lo puedo remediar. Es lo que tenemos los ingleses de la Edad Media, que desde que fuimos a las cruzadas estamos, lo que se viene llamado raros. Y de conciencia colectiva nada. Sólo personal. Nada más lejos de mi intención que dar lecciones a nadie, a no ser de manejo de lanza, maza, ajuste de yelmo y justas en general, que eso siempre se nos dio bien a los de mi casa y apellido.

plantagenet
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 01/12/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Helena el Dom Dic 20, 2009 12:38 am

¿Lecciones de manejo de lanza, maza, ajuste de yelmo y justas en general?????? Ufff te necesitaremos en el foro de Letizia. De acuerdo, Planta, pero trata de sonreír algo más guapa, como ahora Very Happy

Doña Juana que no os conteste vuestro mensaje. Yo estoy dispuesta a viajar en cualquier época del año a donde sea, menos precisamente en verano. Los que me conocen de hace tiempo en el foro saben que no soporto el verano. Suelo recluirme y apenas si veo a nadie. La montaña muy alta es lo que mejor me va, cuando el termómetro sube a más de 21º me dan rabietas!!!

Ahora que puedo, leeré con calma a Su Majestad Imperial.
¿Quiere que ponga rosas en vuestra tumba dice? ¿Pero está muerto? Pues no lo parece.... Entre el sarcófago de la catedral de Granada y el de la Cripta de los Capuchinos, me voy a arruinar comprando flores…

Muy buenas noches a los vivos y a los muertos oh(re1

Helena
Non

Mensajes : 10690
Fecha de inscripción : 21/07/2007
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por plantagenet el Dom Dic 20, 2009 10:24 am

¿En el foro de Leticia? Mal me quiere Archiduquesa, mal me quiere. Casi prefiero volver a las cruzadas. Y voy a leer a su majestad imperial que hace rato que me he perdido leyendo y voy a ver si me encuentro

plantagenet
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 01/12/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Juana_I el Dom Dic 20, 2009 1:01 pm

Nieto: Cierto es y en ningún momento yo mismo he negado la lógica de los Austria (castellanizando el apellido) de que pasase a la rama austríaca la corona y que nunca el Monarquía Católica pasase a ser patrimonio de otra familia.
Claro está, ésto es lo que se pone de manifiesto en el testamento de Felipe IV, e incluso, yo misma he incidido en esta misma idea sacando a relucir al pobre niño Jose Fernando de Baviera, un heredero pactado como solución intermedia entre Habsburgos y Borbones.

Sin embargo, el testamento de Carlos II, que es el Rey que debía nombrar sucesor, y no Felipe IV, que ya llevaba tiempo haciéndome compañía en el otro mundo, se decanta por la rama francesa de la famila y además escluye totalmente a los Habsburgo de la línea sucesoria de la Corona.

¿Por qué tiene lugar ésto? Las presiones de Luis XIV son más que evidentes, que tiene a la Monarquía Católica siempre con la soga al cuello con contínuos enfrentamientos y sus intereses en los Países Bajos (que serán los desencadenantes de la Guerra de Sucesión) son un factor a tener en cuenta.

Sin embargo, no debemos de dejar de observar la actitud de los Habsburgos, que junto con otras coronas (incluso la Francesa, no quiero presentar verdades a medias) y sin el consentimiento de España y su Rey van a realizar tratados de sucesión a la Corona Española, sin el consentimiento de la misma.
El Archiduque Carlos nunca fue proclamado por nadie heredero Universal de la Monarquía, sólo por un tratado realizado por potencias ajenas a España, por lo tanto tal cosa la hace inválida.
Si el propio Rey, y recordemos que se trataba de un Monarca absoluto, que tomaba las decisiones que creía conveniente, había validado de nuevo a su hermana como sucesora, que repito, según la Ley de Partidas era la lógica a seguir, poco hay que decir a tal respecto.
Si todos los Reinos de España sin excepción lo juraron por Rey, siguiendo las exhortaciones de Carlos II, y éste en un principio respetó todas las leyes y fueros de sus reinos, nada le podemos objetar.

Ahora bien, la única potencia en ponerle peros al testamento fue Austria, que no jugó bien sus cartas, al menos eso creo yo, simplemente los Habsburgo ambicionaron una corona que creían suya, y que no pertenecía a nadie más que al propio Rey de España que podía nombrar sucesor al pretendiente que creyera más apto.

El hecho es el que es Paco, no podemos darle más vueltas a la historia por más que queramos, y es más, los Habsburgo tras perder la Guerra de sucesión (que por cierto, se dirime por un hecho tan casual como la muerte de Leopoldo I y finalmente los intereses británicos, más que por otra cosa) se desentendieron de España totalmente.
Felipe V es el Rey legítimo de España, así como sus sucesores lo continúan siendo (y te he dicho muchas veces que lo de paco f. bahamonde me trae sin cuidado) y éstos a su vez son los herederos de los Habsburgo y Trastámara.

He leído varias veces que nos perdimos a Carlos VI como Rey de España ¿Quien sabe como hubiera dirigido este país? ¿Sería un Rey ausente más preocupado por los asuntos imperiales como Carlos V en su primera época? ¿Continuarían las riquezas Americanas que llegaban a los puertos de Sevilla y Cádiz en los bolsillos de prestamistas centroeuropeos y pagando guerras agenas a nuestros intereses? ¿Gibraltar y Menorca se hubieran recuperado?
Viendo el presedente del Emperador y Rey Carlos V y I no tengo yo las cosas tan claras y recuerden que el siglo XVIII no fue tan malo para España, sino más bien un siglo de recuperación que se tira por la borda en el XIX.

Paco, el Zar propone que nos vayamos a San Petesburgo ¿Tu que dices?

Juana_I
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 903
Fecha de inscripción : 21/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Hispanoaustriaco el Dom Dic 20, 2009 1:08 pm

Juana_I escribió:Paco, el Zar propone que nos vayamos a San Petesburgo ¿Tu que dices?

Abuelita mía, sobre lo demás te contestaré más tarde pues ahora tengo obligaciones imperiales que me lo impiden.

Mientras le invito a leer esto: http://www.raco.cat/index.php/Manuscrits/article/viewFile/23382/23215

Respecto a la invitación del Romanov, prefiero que vengas a Viena y veas con tus propios ojos, lo que os perdisteis los españoles por apostar por aquellos que no se merecían el trono de las Españas.

Hispanoaustriaco
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 07/04/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Juana_I el Dom Dic 20, 2009 7:15 pm

Nieto, el artículo no puede ser más interesante, no hace mucho leí uno dedicado a los españoles en la Corte de Carlos VI, muy bueno.

En cualquier caso, y reflexionando hoy sobre el tema, llego a la conclusión de que el Archiduque Carlos fue una pieza más en un juego liderado por Inglaterra y del que salió victoriosa y duela de los mares.
Date cuenta de la forma en la que para la Guerra, con su asunción al solio imperial, algo que entonces sí que no le convendría a sus aliados y mucho menos a Luis XIV y para que hablar de la Gran Bretaña.
Creo que Gibraltar y Menorca seguramente hubieran seguido ocupadas en pago a su ayuda, puesto que se toman en nombre del Archiduque Carlos, pero como ya he dicho en otras ocasiones, ésto forma parte ya de la ficción.

Ahora me marcho a la Ópera, a ver "
la Favorita"
, de Doncceti, un drama de la realeza castellana en el siglo XIV.

Juana_I
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 903
Fecha de inscripción : 21/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Si usted es español, prefiere la monarquía o la república?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 8 de 11. Precedente  1, 2, 3 ... 7, 8, 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.