ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Página 33 de 35. Precedente  1 ... 18 ... 32, 33, 34, 35  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por leyla el Mar Mayo 05, 2009 10:44 am

Edgar Kennedy


Edgar Kennedy

Edgar Livingston Kennedy (26 de abril de 1890—9 de noviembre de 1948) fue un actor cinematográfico cómico estadounidense, conocido como "
el rey del slow burn (quemadura lenta, aproximadamente)"
. Un slow burn es una expresión facial exasperada, interpretada de manera deliberada;
Kennedy la exageraba frotando su mano sobre su cabeza calva y sobre su cara, en un intento de no perder los nervios. Posiblemente hoy en día Kennedy es mejor recordado por un pequeño pero memorable papel como vendedor de limonada en el film de los Hermanos Marx Sopa de Ganso.

Antiguo cantante y boxeador, Kennedy trabajó en cientos de filmes, empezando como un Keystone Kop (Policía Keystone) en 1914. Llegó a trabajar con los cómicos más importantes de los Estados Unidos, incluyendo a Fatty Arbuckle, Charlie Chaplin, El gordo y el flaco, los Hermanos Marx, Charley Chase, y la serie de La Pandilla. La constitución robusta de Kennedy le sirvió para trabajar en papeles de villano en el cine mudo. En la década de 1920 Kennedy trabajaba para el productor Hal Roach, quien mantenía al actor ocupado haciendo papeles de reparto en cortos cómicos. Kennedy destacó en un corto, A Pair of Tights (1928), en el cual interpreta a un tacaño determinado a gasta lo menos posible en un día. Sus travesuras con el cómico Stuart Erwin recuerdan las de las comedias de Laurel y Hardy con Roach. Roach también permitió a Kennedy dirigir, lo cual hizo con una docena de comedias.

En 1930 Edgar Kennedy fue escogido por RKO-Pathe para participar en un par de cortos cómicos, Next Door Neighbors y Help Wanted, Female. La caracterización de Kennedy fue tan efectiva que hizo una serie a partir de su personaje. Las comedias de The "
Average Man"
presentaban a Kennedy como un tipo borrascoso y testarudo determinado a llevar a cabo un proyecto en su hogar o a salir adelante profesionalmente, a pesar de la intromisión de su esposa cabeza hueca (usualmente interpretada por Florence Lake), su cuñado parásito (originalmente William Eugene, después Jack Rice) y su dudosa suegra (Dot Farley). Kennedy fue pionero de la comedia doméstica que posteriormente se hizo familiar en la televisión. The Edgar Kennedy Series, con su melodía "
Chopsticks,"
llegó a ser una parte estándar del acto de ir al cine: Kennedy hizo seis cortos "
Average Man"
al año durante 17 años.

Edgar Kennedy llegó a estar tan identificado con la frustración que prácticamente todos los estudios, grandes y pequeños, le contrataban para interpretar a personajes impulsivos. A menudo actuaba como policía bobo, detective, guardián de prisión, como personaje gruñón, camionero, o trabajador manual. Kennedy, ya confirmado como imagen de la frustración, incluso interpretó una película educativa titulada The Other Fellow, sobre la conducción de vehículos.

Quizás sus papeles más inusuales fueron el de titiritero en el film de misterio The Falcon Strikes Back (1943), y el de camarero filósofo creador de exóticos cócteles en el último film de Harold Lloyd El pecado de Harold Diddlebock (The Sin of Harold Diddlebock, 1947).

Kennedy falleció a causa de un cáncer de garganta en 1948 en Woodland Hills (Los Ángeles), California, y fue enterrado en el Cementerio de Holy Cross en Culver City, California.

leyla
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 05/03/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por leyla el Mar Mayo 19, 2009 10:34 am

Anna Lee



Anna Lee, miembro de la Orden del Imperio Británico (2 de enero de 1913 – 14 de mayo de 2004) actriz inglesa, cuyo verdadero nombre era Joan Boniface Winnifrith

Lee estudió en el Royal Albert Hall. Debutó en el cine en 1932 con un pequeño papel en His Lordship. Cuando ella y su primer marido, el director Robert Stevenson, se trasladaron a Hollywood, California, se asoció a John Ford, apareciendo en varias de sus películas, destacando How Green Was My Valley (¡Qué verde era mi valle!), Two Rode Together (Dos cabalgan juntos) y Fort Apache. También fue miembro de la compañía de actores de Val Lewton, interviniendo en el film Bedlam.

Lee tuvo frecuentes apariciones en televisión a lo largo de los años cuarenta y cincuenta, incluyendo Robert Montgomery Presents, The Ford Theatre Hour, Kraft Television Theatre, Armstrong Circle Theatre y Wagon Train.

Tuvo un pequeño pero memorable papel como la hermana Margaretta en The Sound of Music (Sonrisas y lágrimas-La novicia rebelde). En 1994, hizo el papel principal de la película What Can I Do?, dirigida por Wheeler Winston Dixon.

En sus últimos años, fue conocida por una nueva generación de espectadores al encarnar a la matriarca "
Lila Quartermaine"
en General Hospital y Port Charles hasta su despido en 2003, por el cual protestaron ampliamente los actores de General Hospital y de otras series de situación. Uno de sus hijos declaraba que el despido minó el deseo de vivir de Lee. Falleció no mucho después, a causa de una neumonía. Fue enterrada en el cementerio Westwood Village Memorial Park, en Los Ángeles, California.

Anna Lee nació en Igtham, condado de Kent, Inglaterra, Su padre era un pastor protestante que la incitó a dedicarse a la actuación. Estuvo casada en tres ocasiones. La primera con Robert Stevenson (1937-1944), la segunda con George Stafford (1944-1964) y, finalmente, con el novelista Robert Nathan, con quien permaneció casada hasta la muerte de él en 1985.

Una de sus hijas fue la actriz Venetia Stevenson, que se casó con Don Everly, de los Everly Brothers. Un hijo de Lee, Jeffrey Byron, es también actor. Lee fue ahijada de Sir Arthur Conan Doyle y amiga de su hija, Jean Conan Doyle. Su hermano Sir John Winnifrith llegó a secretario permanente en el Ministerio de Agricultura.

leyla
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 05/03/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por leyla el Mar Mayo 19, 2009 10:40 am

Lupino Lane


Henry William George Lupino o Lupino Lane (16 de junio de 1892 – 10 de noviembre de 1959) actor y director teatral británico, perteneciente a la familia de artistas Lupino.

Nacido en Londres, pertenecía a una familia de tradición teatral que a menudo afirmaba que sus raíces procedían de un inmigrante italiano del siglo XVII. Él adoptó el apellido Lane como homenaje a su tía abuela Sarah Lane (1822-1899), directora del Teatro Britannia, en Hoxton. Lane se casó con la actriz Violet Blythe el 10 de febrero de 1917, y su hijo, Lauri Lupino Lane (1921–1986), también fue actor.Su hermano, Wallace Lupino (1898–1961), fue así mismo actor, al igual que el hijo de Wallace, Richard.

El miembro más famoso de la familia fue la actriz Ida Lupino, sobrina de Wallace Lupino e hija de los actores Stanley Lupino (1893–1942) y Connie Emerald (1892–1959).

Lupino Lane apareció en escena por primera vez a los cuatro años de edad en una gala benéfica en Birmingham a favor de Vesta Tilley. Su debut londinense tuvo lugar en 1903 en el London Pavilion.

En 1915 actuó en el Teatro Empire, y a partir de ese momento interpretó papeles teatrales cómicos y cinematográficos tanto en el Reino Unido como en los Estados Unidos. Lane y Blythe actuaron juntos en el musical de Broadway Afgar, en el Teatro Central Theatre en 1921, y después Lane actuó en las Ziegfeld Follies of 1924 en el Teatro New Ámsterdam entre junio de 1924 y marzo de 1925. Más adelante interpretó a Ko-Ko en The Mikado, también en Broadway, en 1925, recibiendo críticas positivas.

Lane intervino de manera regular en filmes mudos tanto británicos como estadounidenses. Su carrera en el cine se inició en el Reino Unido en 1915 con una serie de cortos. Como actor de comedia actuó en 40 títulos de Hollywood rodados en la década de 1920. Fue conocido por sus actividades acrobáticas y por su versatilidad interpretando a 25 personajes en un único film.

Lane volvió al Reino Unido en los años treinta. En los primeros años de la década actuó en una serie de obras teatrales, entre ellas el espectáculo de pantomima llamado Aladdin.

Interpretó a Bill Snibson en la pieza Twenty to One, escrita por L. Arthur Rose y Frank Eyton, con música de Billy Mayerl. Lane co-produjo esta obra con Sir Oscar Stoll. La producción fue un gran éxito y se representó en el West End londinense durante un año, y continuando posteriormente en una larga gira por el país.

Posteriormente trabajó en la obra Me and my Girl, escrita por Rose y Douglas Furber con música de Noel Gay, y que fue un gran éxito. Interpretaba una canción y un número de baile que se llamó el Lambeth Walk y que se hizo popular en toda Europa a finales de los años treinta. Lane dirigió y produjo el espectáculo, interpretándolo en 1550 representaciones entre 1937 y 1940. Fue la primera comedia musical británica televisada, y se hizo una versión cinematográfica en 1939. El film fue conocido como Lambeth Walk debido a la popularidad del baile.

El éxito de Me and my Girl enriqueció a Lane. En 1946, tras el daño a que fue sometido en la Segunda Guerra Mundial, adquirió el Teatro Gaiety a fin de restaurarlo. Sin embargo, no consiguió apoyo económico y lo vendió en 1950. El local fue demolido en 1956.

Lupino Lane falleció en 1959 en Londres, a los 67 años de edad. Está enterrado en el South London Crematorium and Streatham Park Cemetery.

leyla
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 05/03/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por leyla el Mar Mayo 19, 2009 10:47 am

Louis Hayward

Louis Hayward (19 de marzo de 1909 – 21 de febrero de 1985) actor cinematográfico británico.

Su verdadero nombre era Seafield Grant, y nació en Johannesburgo, Sudáfrica.

Su trabajo en la gran pantalla comenzó en el cine británico. Su papel más famoso es, posiblemente, el del personaje creado por Leslie Charteris, Simon Templar (EL Santo) en El Santo en Nueva York. En 1939 interpretó un papel doble en el film The Man in the Iron Mask.

Durante la Segunda Guerra Mundial Hayward se alistó en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos y mandó una unidad fotográfica que filmó la batalla de Tarawa, realizando un documental titulado With the Marines at Tarawa. Hayward fue recompensado con una Estrella de Bronce

Otro de sus papeles destacados fue el de Philip Lombard en la versión de 1945 de And Then There Were None, film basado en la novela de Agatha Christie. En 1954 Hayward protagonizó la serie televisiva The Lone Wolf. Del resto de su trabajo televisivo destaca el papel de juez en un episodio de la serie Alfred Hitchcock Hour titulado "
Day of Reckoning"
, estrenado en 1962.

Louis Hayward se casó en tres ocasiones. Sus esposas fueron:

-Ida Lupino, actriz y directora cinematográfica. Casados el 16 de noviembre de 1938 y divorciados el 11 de mayo de 1945.

-Peggy Morrow Field, Casados en 1946, divorciados en 1950

-June Hanson. Casados en 1953. El matrimonio duró hasta el fallecimiento de él. Tuvieron un hijo, Dana.

Hayward falleció en Palm Springs (California) a causa de un cáncer de pulmón a los 75 años de edad. Fue incinerado, y sus cenizas entregadas a la familia.

leyla
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 05/03/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por leyla el Vie Mayo 22, 2009 10:15 am

Se suicida a los 28 años la actriz británica Lucy Gordon



La actriz británica Lucy Gordon se suicidó el pasado miércoles en su apartamento de París. La intérprete apareció en la saga de Spiderman en el papel de la periodista Jennifer Dugan y había actuado en películas como Serendipity o Las muñecas rusas. Tenía previsto el estreno de Serge Gainsbourg, el biopic del cantante en el que Gordon interpreta a su pareja, Jane Birkin.

"
El miércoles, 20 de mayo, la actriz Lucy Gordon puso fin a sus días"
, ha confirmado su representante sin dar más detalles. El cuerpo de la joven fue hallado en su apartamento ubicado en el décimo distrito de la capital parisina, dos días antes de su 29 cumpleaños. Un comerciante del barrio explicó a la revista francesa Gala que el novio de la actriz entró en su tienda pidiendo ayuda. La policía trabaja con la hipótesis de que Gordon, que al parecer se encontraba muy afectada por el reciente suicidio de un amigo, se ahorcó mientras su pareja dormía.

leyla
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 05/03/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por leyla el Vie Mayo 22, 2009 10:20 am

Hasta siempre Lucy:



leyla
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 05/03/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por leyla el Vie Mayo 22, 2009 10:27 am

La actriz británica Lucy Gordon se suicida en París


Lucy Gordon en una imagen de la película 'Las muñecas rusas'

-Dos días antes de su 29 cumpleaños

-Participó en filmes como 'Serendipity', 'Spiderman 3' o 'Serge Gainsbourg'

-Su novió irrumpió en una tienda pidiendo ayuda en la mañana del miércoles

La actriz británica Lucy Gordon, de 28 años, se suicidó este miércoles en su apartamento de París por causas que aún no han sido reveladas, según un comunicado difundido por su representante.

"
El miércoles, 20 de mayo, la actriz Lucy Gordon puso fin a sus días"
, ha confirmado la representante sin dar más detalles. El cuerpo de la joven ha sido hallado en su apartamento ubicado en el décimo distrito de la capital parisina, dos días antes de su 29 cumpleaños.

Las autoridades judiciales han ordenado que se realice la autopsia para aclarar las circunstancias de su muerte. El dueño de una tienda cercana al domicilio de Gordon ha declarado a la revista 'Gala' que el novio de la actriz irrumpió en su negocio en la mañana del miércoles solicitando ayuda. Novio y tendero fueron quienes encontraron el cuerpo sin vida de la joven.

La policía baraja la teoría de que Gordon se ahorcó mientras su pareja dormía. "
No hay circunstancias sospechosas"
, manifestaba un inspector en declaraciones recogidas por el 'Telegraph'. Desde el entorno de Gordon se ha insinuado que la actriz estaba profundamente afectada por el reciente suicidio de otro amigo en Gran Bretaña.

Lucy Gordon se dio a conocer por sus actuaciones en 'Spiderman 3' (donde interpretaba a la periodista Jennifer Dugan) y 'Cinéman', así como en el filme francés 'Les Poupées Russes' ('La muñecas rusas'), al lado de Audrey Tautou.

Gordon interpretó recientemente el papel de la cantante Jane Birkin en 'Serge Gainsbourg', un film de Joann Sfar sobre la vida del autor de 'Je t'aime, moi non plus', pendiente de estreno y cuyos primeros tráileres se han exhibido estos días en el festival de Cannes.

La fallecida había debutado en la gran pantalla en 2001. Desde entonces había participado en una docena de filmes, incluyendo 'Serendipity', con John Cusack y Kate Beckinsale.

elmundo.es
Viernes 22 de mayo 2009

leyla
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 05/03/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por leyla el Vie Jun 05, 2009 10:29 am

Hallan al actor David Carradine muerto en una habitación de un hotel de Bangkok



El actor David Carradine, famoso por su papel en una serie de televisión sobre artes marciales, Kung Fu, fue encontrado muerto este jueves en la habitación de su hotel en Bangkok.

Según la agencia Reuters, que cita fuentes policiales, el actor estaba "
desnudo, ahorcado con una cuerda y dentro del armario de la alcoba"
cuando fue hallado. No había signos de lucha.

Por su parte, su representante ha negado esta versión y afirma que todo apunta a que la muerte se produjo por "
causas naturales"
, aunque admite que aún "
están siendo investigadas"
.


El intérprete, que tenía 72 años, estaba en el país asiático realizando una película, Stretch. Al parecer, sus compañeros de reparto notaron su ausencia el miércoles por la noche al no aparecer a la hora de la cena. Uno de los productores, Chuck Binder, fue a buscarle a su habitación la mañana siguiente y descubrió que había muerto.

El cuerpo de Carradine se ha enviado a un hospital donde se le está practicando la autopsia.


Sus últimos trabajos cinematográficos más conocidos fueron sus papeles en Kill Bill, de Quentin Tarantino, y en El gran Stan , de Rob Schneider.

Sin embargo, el personaje que le granjeó la popularidad a finales de los setenta fue el del filosófico monje shaolin Kwai Chang Caine en la serie Kung Fu. Allí por donde iba, mostraba sus conocimientos de artes marciales y la visión filósofica de la vida que le había enseñado su maestro, que llamaba al joven aprendiz "
pequeño saltamontes"
.

Durante su infancia fue un niño inconformista al que no le gustaba ser hijo de un famoso, el actor John Carradine. Viajaba de un sitio para otro con la compañía teatral de sus padres y tuvo que cambiar varias veces de escuela.

Durante su juventud, se convirtió en uno de los pioneros del movimiento hippy norteamericano y vivía en comunas, alimentándose de productos naturales y llevando un tipo característico de ropa.
No quería ser actor sino granjero, por lo que se instaló en Vermont como peón agrícola, aunque más tarde se inclinó por la música y la interpretación teatral y se unió a un grupo escénico del San Francisco College para dar vida a personajes clásicos como Yago de Otelo, Un enemigo del pueblo, La muerte de un viajante, Macbeth o La tempestad.

Es allí donde descubrió su aptitud para el drama y trabajó paralelamente en el cine y en la televisión. En 1971 el productor Jerry Thorpe le pidió que interpretase al monje Kwai Chang Caine en la serie Kung Fu, cuyo éxito lo lanzó a la fama mundial.

La serie se emitió un año más tarde por la cadena ABC de televisión en 63 capítulos que posteriormente recorrieron las cadenas de televisión de casi todos los países.

Además ha trabajado en numerosas películas como Cannonball (1976), El huevo de la serpiente, de Ingmar Bergman (1977), Alerta roja: Neptuno hundido (1978) de David Greene y El desafío del cóndor (1979), de Barry Brown (1979).

leyla
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 05/03/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por leyla el Vie Jun 05, 2009 10:35 am

"
Coco era una mentirosa"

Audrey Tautou interpreta a la gran modista en un filme sobre los orígenes del mito




En sus conversaciones con Paul Morand, Coco Chanel reconocía, no sin rabia, que antes de ser alguien sólo había sido "
aquella pequeña salvaje absurda y mal vestida"
. "
Me creían un pobre gorrión abandonado cuando en realidad era una fiera"
, añadía sobre aquellos años, precisamente en los que se detiene la película Coco, de la rebeldía a la leyenda, que, dirigida por Anne Fontaine, se estrena hoy con la actriz Audrey Tautou en la piel de la mítica costurera.

La película se centra en una Chanel joven, arribista, hambrienta de poder, que sabe coser pero prefiere cantar, de feroz personalidad y decidida a, cueste lo que cueste, triunfar. También, enamorada del hombre equivocado a la que el destino condena a la eterna soledad. "
Continúo sola, sola. Más sola que nunca. No quiero añadir puntos suspensivos tiñendo mi aislamiento de una melancolía impropia de mi temperamento. Constato que he crecido, que he vivido y que envejezco sola"
, decía ya anciana la obsesiva y tiránica creadora.

Audrey Tautou (Puy-de-Dôme, Auvergne, 1976) también es pequeña, fuma sin parar y mueve las manos de manera nerviosa. Lleva una cámara Leica en el bolso, que saca para fotografiar al periodista que toma nota. "
Las guardo de recuerdo"
, asegura. A la actriz le habían propuesto varias veces interpretar al mito francés de la moda, y hasta ahora se había negado: "
¿Presión? Ninguna. No me asusta interpretar a alguien tan conocido, pero no era el momento. Tampoco sabía tanto entonces de ella, fue más tarde, cuando empecé a trabajar en el guión de esta película cuando descubrí su enorme personalidad"
.

El asombroso mimetismo de la actriz parece ser una de las bazas de una película que, por lo demás, se limita a lo previsible. "
He hecho mi trabajo, sin más. He observado muchas fotos y he ido sacando facetas de ella en mí. Ha sido un trabajo de fuera adentro"
, añade Tautou. "
Era una mujer frágil pero no débil, ocultaba sus orígenes, sus defectos, su enorme sufrimiento. Esta película se centra en un periodo de su vida que vivió con enorme humillación"
. Para la actriz, lo más atractivo del personaje es "
el choque entre sus empeños y sus dudas"
. Algo así como el sutil hilo de conciencia de una mujer inteligente que sabía el precio de llegar hasta donde quería y que estaba dispuesta a pagarlo. "
Chanel era una mentirosa, una mujer llena de contradicciones y lados oscuros, pero era una mujer mucho más grande que yo, y eso no lo he olvidado a la hora de interpretarla"
.

Sin duda, una figura fascinante (Coco, de la rebeldía a la leyenda se estrena poco después de que Chanel &
Igor Stravinsky, interpretada por Anna Mouglalis, clausurara el Festival de Cannes) y una mujer de grandes pasiones que siempre admitió que Boy Chapel había sido su gran amor. Él, prometido con otra, la convirtió en su amante fija. Le proporcionó el dinero para montar su primera tienda de sombreros en París y, sobre todo, le dio la confianza en ella misma que entonces le faltaba. Chapel (que murió joven en un accidente de coche) asumió una tutoría estética y ética en una mujer en busca de sí misma. En sus memorias la propia Chanel resume el legado de aquel hombre en una frase perfecta para lo que ella significó: "
Él admiraba lo bello y detestaba lo bonito"
. "
Fue uno de esos encuentros que deciden un destino"
, afirma Audrey Tautou, la actriz de Amélie, que quizá es más bonita que bella con su gorra, su pantalón remangado y sus zapatos de cordones.

Tautou asegura que nunca soñó con comprarse un chanel, que ese tipo de lujo nunca le interesó demasiado: "
el lujo lo he descubierto ahora, con este oficio, antes no me importaba y ahora sólo me parece algo divertido, sin más. Chanel como símbolo rebelde tenía sentido en otra época. Representaba el lujo, pero desde luego no lo amaba"
.

ELSA FERNÁNDEZ-SANTOS - Madrid - 05/06/2009 EL PAIS

leyla
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 05/03/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por leyla el Jue Jun 25, 2009 10:32 pm

Fallece la actriz Farrah Fawcett



"
Siento mucho comunicarles que Farrah ha pasado a un lugar mejor y ha dejado atrás el dolor que le confinaba a una cama. Ahora es libre de ser la mujer que todos conocimos y amamos"
.

Con este post, escrito a las 9.44 AM (hora estadounidense) de este jueves, la web oficial de Farrah Fawcet confirmaba la muerte de la actriz, de 63 años, quien ha pasado sus tres últimos años batallando contra el cáncer.

La página se llenaba de inmediato de comentarios de pésame y de recuerdo para aquella actriz rubia de nariz aguileña que se hizo popular por su papel en la serie Los Ángeles de Charlie.
"
Charlie ha perdido a un ángel, pero el cielo lo ha ganado"
, escribía un usuario. "
Siempre estarás, como una leyenda, en nuestra memoria"
, replicaba otro fan.


La intérprete había ingresado el lunes en un hospital de California y permanecía desde entonces en la unidad de cuidados intensivos, ya que su estado se había agravado, según revelaron este jueves los medios locales.

Diversas fuentes aseguraban que la familia de Fawcett había acudido al centro médico e, incluso, que se había pedido la presencia de un sacerdote.

Hace sólo unos meses Fawcett clamaba en un documental: "
No quiero morir de esta enfermedad, así que le digo a Dios que es la hora para un milagro"
. Para entonces, el cancer anal que padecía se había extendido a su hígado.


Fawcett se encontraba en las últimas semanas muy débil y sólo recibía las visitas de algunas amistades íntimas, como como Jaclyn Smith y Kate Jackson, que fueron sus compañeras de reparto en Los Ángeles de Charlie.


Dicen que el actor Ryan O'Neal estuvo hasta el último momento junto al lecho de la actriz. Hacía sólo unos días que las agencias habían divulgado que la actriz había accedido a contraer matrimonio con él, su intermitente pareja desde los años 80, ex esposo y padre de su único hijo, Redmon.


Redmon, por su parte, se encuentra detenido por posesión de drogas.


Considerada una de las mujeres más atractivas del Hollywood de los años 70, Fawcett enamoró entonces a los televidentes con su papel de Jill Munroe, la dorada y valiente detective de Los Ángeles de Charlie.


Acompañada por las también esculturales Kelly (la detective castaña) y Sabrina (la morena), Jill lanzaba patadas al aire a la vez que lucía curvas bajo un mono ceñido, apresaba a malos sin piedad e, incluso, ingresaba voluntariamente en prisión con el fin de descubrir a un peligroso grupo de mafiosos. Su estilo de vestir y su melena rubia y capeada se convirtió, además, en una referencia de los armarios de las jovencitas.


Tras su paso por esta ficción, la estadounidense sería aclamada por su interpretación de una mujer víctima de abusos en Extremities (1983), del autor William Mastrosimone. Más tarde, participaría en la producción The Burning Bed, por la que sería nominada para un Globo de Oro.

Hasta 2004, siguió trabajando en cine y televisión. Sin embargo, estos trabajos nunca alcanzaron la popularidad que le granjeó su primera serie.
[img][/img]

leyla
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 05/03/2008
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por andromeda el Mar Sep 15, 2009 8:50 am

El actor Patrick Swayze fallece a los 57 años.
Sufría un cáncer de páncreas que le diagnosticaron a principios de 2008




Tras más de año y medio de lucha contra el cáncer, el actor Patrick Swayze ha fallecido en Los Ángeles a los 57 años. “Patrick Swayze murió en paz con su familia a su lado después de enfrentarse a su enfermedad durante los últimos 20 meses” dijo su representante en un comunicado. El artista estuvo hasta el final acompañado por su esposa, Lisa Niemi, y su hermano Don en su rancho de las montañas de San Gabriel, en Los Ángeles, según se ha informado.

Han sido ya muchos los compañeros de profesión y amigos que han recordado a uno de los rostros más conocidos de la gran pantalla. “Patrick fue un hombre bueno, divertido, alguien a quien debo más de lo que podré pagar” ha dicho Whoopi Goldberg, que compartió pantalla con él en Ghost.

Desde que se hiciera pública la grave enfermedad que sufría, el intérprete luchó contra ella con valentía, dando muestras de una gran entereza. En una de las muchas entrevistas que hizo tras el diagnóstico comentó: “No soy de los que escapan de un reto. No sé si estaba asustado. Sería sincero o estúpido si dijera que no, pero entonces, inmediatamente después de decirlo, tengo que decir que sí, lo estoy”. “Estoy atravesando un infierno y sólo es el principio. El cáncer de páncreas es una enfermedad agresiva y así lo he asumido desde que me fue diagnosticada. En ese momento supe que estaba protagonizando una guerra por mi vida. Es una batalla, pero hasta ahora he ido ganando. Soy de los pocos con suerte que respondemos bien al tratamiento"
dijo en otra ocasión.

avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por MANTUANAXXI el Mar Sep 15, 2009 11:15 pm

¡Que Di-os lo tenga en su santa gloria!

MANTUANAXXI
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1729
Fecha de inscripción : 28/12/2008
Localización : Caracas

Volver arriba Ir abajo

María Felix, la gran diva de México

Mensaje por javier12 el Lun Sep 28, 2009 1:07 pm

ENTREVISTA AL HEREDERO DE MARIA FELIX:

Luis Martínez de Anda, el heredero de todos los bienes de María Felix, compartió en exclusiva con la revista QUIEN anécdotas que nadie conoce de su vida con la diva mexicana.

"
Cuando me enteré de que era el beneficiario mayor fue muy emocionante"


Luis Martínez de Anda habla por primera vez a un medio de comunicación las puertas de la que fuera la última morada en el DF de María de los Ángeles Félix: su entrañable casa de Polanco.

La residencia, ubicada en el 610 de la calle Hegel, fue mandada a hacer por el último marido de La Doña, Alex Berger, expresamente para ella. Todo luce impecable. La recámara de María se encuentra como ella la dejó: en su tocador aún están formados los envases vacíos de finas cremas, el pegamento para pestañas postizas y una gran colección de peinetas que parecen esperar a ser utilizadas nuevamente.

Uno juraría que en cualquier momento La Doña aparecerá por ahí y se sentará a charlar, puro en mano, en la elegante sala cuyos muros permanecen tapizados con cuadros de Leonor Fini, Antoine Tzapoff y Leonora Carrington, en los que ella es la modelo.

En el desayunador se observa una foto de María, una veladora blanca y una rosa recién cortada del jardín. La presencia de la sonorense se siente y el silencio sepulcral inspira respeto. El recinto guarda muchos momentos que Luis está dispuesto a compartir con nosotros.

El joven empezó como chofer de María Félix y terminó siendo su mano derecha. Ahora está a la expectativa de la sentencia sobre la apelación testamentaria que el hermano de la actriz, Benjamín Félix Güereña, hizo al conocer la última voluntad de la diva. Luis nunca imaginó las vicisitudes que tendría que pasar al ser nombrado heredero mayoritario de los bienes de La Doñita, como él le dice. Después de ofrecernos algo de tomar y traer una vasta charola de quesos y panes, nos pasa a la biblioteca para comenzar la entrevista.

¿Cómo conociste a María Félix y cuál fue tu primera impresión de ella?
Mi padre era chofer del señor Ernesto Alonso, quien me recomendó con María. En ese entonces yo tenía 18 años, estudiaba Ingeniería Electrónica en el Instituto Politécnico Nacional y estaba de vacaciones. Se presentó la oportunidad y quise conocer a la diva de México.

La recuerdo fumándose un puro y tomando un cafecito en el desayunador. Con todo su estilo, con ese magnetismo tan suyo, me saludó muy amable. Le dije que venía por lo del trabajo de chofer y le comentó a su hijo Enrique, quien estaba sentado a su lado: "
Bueno, Quique, ¿qué pasa? ¿Voy a traer kinder o qué?"
, y soltó la carcajada.

En un principio fue difícil, porque ella estaba acostumbrada a su personal de muchos años, pero poco a poco nació la confianza.

¿Qué recuerdo tienes de aquel 8 de abril de 2002, cuando la encontraste muerta?
La noche anterior nos despedimos normal. Tomó su té como siempre. Hablamos como a las 11:30 p.m. para verificar que estuviera todo cerrado, las luces apagadas… lo cotidiano. Presentí que su amiga Estela Moctezuma quería hacerle algo sorpresa para su cumpleaños, que era justo ese día. Ella iba a venir como a las 10 a.m. con el pretexto de llevarnos a alguien que nos ayudaría con las labores domésticas.

La Doñita comúnmente se recluía en su recámara y para llegar a ella había que atravesar otro cuarto cerrado con llave. A la hora del desayuno le toqué el interfón y no me contestó. Había veces que no respondía a la primera porque se había desvelado viendo la televisión. Dejé pasar un ratito y luego insistí, pero no hubo respuesta. Le marqué por teléfono, pues pensé que tal vez se había descompuesto el interfón, pero tampoco contestó, así que, muy preocupado, le hablé a la señora Moctezuma. Ella llegó de inmediato con su hija Jimena y con Daniel Liebsohn. También vino Jesús Jiménez (anticuario de la Plaza del Ángel al igual que Daniel Liebsohn), un amigo de María que le había llamado para felicitarla y le conté lo que estaba sucediendo.

Cuando entramos a su recámara nos llevamos la sorpresa. Fue increíble, no lo podíamos creer. En esos momentos uno no sabe ni qué pensar. Te enlazan sentimientos. Hasta la fecha sigo creyendo que está de viaje en París. Ya pasó el tiempo y no me hago a la idea. Aún siento mucha tristeza y melancolía.

¿Alguna vez imaginaste lo que vendría después de su fallecimiento?
Nunca. Ella siempre me decía: "
Hay que trabajar porque no somos herederos"
. ¡Fue un shock! Cuando fui a entregarle las llaves de la casa al licenciado Mondragón, hoy albacea de la herencia, él me comentó que no me preocupara, que regresara a la casa, que él sabía lo que La Doña quería y que él me buscaría. Así fue. Un día nos citó a mí y a Javier Téllez Pulido, chofer de Enrique Álvarez Félix por muchos años, que tras la muerte del hijo de María trabajó un tiempo con nosotros. Mondragón me indicó que la señora me había dejado unos beneficios y que tenía que firmar que los aceptaba.

¿Qué fue lo primero que te pasó por la mente?
Que me había dejado un par de sillitas de la sala que me gustaban o tal vez un mueble que tenía en su vestidor y que ella sabía que yo estimaba mucho. Parte de mi herencia fueron las vivencias, el conocimiento, los ratos alegres. Cuando me enteré de que era el beneficiario mayor fue muy emocionante. Me preguntaba por qué yo. Pensé que quizá era como una recompensa. Y aunque no son tres chicles, tampoco son millones y millones como la gente piensa. Así hubiese sido solamente una sillita, toda mi vida hubiera sido muy feliz. María me enseñó a querer y conservar los objetos, a interesarme por las antigüedades. Posiblemente vio que tenía la capacidad de apreciarlos.

¿Cuáles fueron los momentos más difíciles que viviste tras el deceso de La Doña?
Cuando la Procuraduría llevó a cabo las investigaciones penales. Bajé muchos kilos. Yo no tenía nada que ocultar, como se demostró, pero veía en las noticias muchos dedos señalándome. La prensa tiene un gran poder.
Otro recuerdo muy feo fue la exhumación del cadáver. Es horrible ver que se humilla de esa manera a un ser que quieres. Sin embargo, si yo hubiese intercedido habría levantado sospechas. Además, cuando la autoridad aprueba lo que la familia pidió, no hay nada que hacer. Me sentí impotente. No sé qué interés movió a la familia a hacer algo así. Nunca había reclamado nada hasta que se supo lo de la herencia.

¿Por qué crees que la familia está empeñada en invalidar el testamento?
Estamos en un país en el que puedes decidir qué hacer con tus cosas, pero también en el que te pueden demandar. Nos demandaron a mí, a Mondragón y hasta al notario, Mario Rea Vázquez. Pienso que si ella nos quiso dejar algo, hay que respetarlo. No murió intestada. Aunque ya había hecho otros testamentos, el único válido es el último.

¿En alguna ocasión platicaste sobre el tema con María?
Sí. Cuando se refería a la muerte recitaba la frase de Salvador de Madariaga, del libro El corazón de piedra verde: "
Cuando me vaya al país donde no hay puertas ni ventanas"
. Su filosofía era: "
No tengo tiempo para estar enojada. Quiero estar muy alegre. Vivir bien. No me espanto, pero ojalá sea dentro de 120 años porque quiero seguir disfrutando"
. Sin embargo, no era ajena a que en cualquier momento podía suceder. Me dejó instrucciones. La más importante era que me comunicara con Mondragón y que él ya sabía qué hacer. Deseaba ser enterrada con sus sábanas de lino bordadas y deshiladas que tienen todos los años del mundo;
que no la vieran más que sus conocidos, y que la velaran en su casa.

¿Cómo enfrentó la muerte de su único hijo, Enrique?
Fue el 24 de mayo de 1996. Ella estaba en París. Tomó un avión a México y a su llegada al aeropuerto fue recibida por las autoridades, quienes la llevaron directamente a Gayosso, donde ya la esperaba Emilio Azcárraga Milmo. Se mostró muy fuerte. Cuando llegamos aquí a la casa yo no tenía el corazón para dejarla sola con su pena, así que me quedé a acompañarla y creo que le dio gusto. Desde ese día me quedé a vivir aquí, en los cuartos de arriba, que son los de servicio. Algo que le ayudó mucho a superar su dolor fue la remodelación de la casa de Cuernavaca.

Durante el funeral de María, una de las más criticadas fue la actriz Salma Hayek, pues se dijo que sólo se quiso colgar de la fama de la Félix. ¿Qué opinas de esto?
Salma decía que La Doña era su amiga y la verdad es que no. Cuando fue la exposición El arte de Cartier en Bellas Artes, toda la prensa estaba sobre Salma. María y yo entramos por atrás, sin aspavientos, y cuando los reporteros la vieron, dejaron a Salma solita, con la palabra en la boca, y se le fueron encima a La Doña. Salma corrió y se metió al lado de ella para que las grabaran y retrataran juntas. A María no le gustó ese detalle.

También se criticó a la cantante Thalía, aunque ella y La Doña se conocían por la amistad que había entre su hijo Enrique y la cantante.
Sí, eso es cierto. Él se expresaba muy bien de Thalía. En una ocasión, regresábamos de Cuernavaca, era medianoche y justo antes de entrar vimos un coche que se paró unos momentos y luego se siguió. Al otro día llegó una canasta enorme llena de dulces típicos de parte de Thalía. Venía una tarjetita con palabras muy lindas. A la señora se le hizo un muy buen detalle y le llamó para darle las gracias. Le dio en su mero mole, ya que a ella le encantaban los dulces típicos. Tuvieron una bonita amistad por teléfono. Thalía le hablaba de Miami para platicarle lo que estaba haciendo. Le insistió mucho para que fuera a su boda con Tommy Mottola, pero María no pudo ir. Incluso le ofreció mandarle el boleto para viajar a Nueva York, que se quedara en el hotel que quisiera el tiempo que decidiera. Esa forma de hacer las cosas, educadamente, te abren todas las puertas.

¿Qué sentiste cuando te convertiste en el blanco de los medios?
Por favor, sigo con mi vida normal. Me gusta andar en bicicleta por Polanco, continuar con mi rutina. Me tiene sin cuidado lo que publiquen. Sé que ésta es una fama prestada, de la cual no estoy orgulloso. Prefiero el anonimato. Colaboro contigo para dar a conocer estos detalles, para un medio bueno, serio, pero me da flojera lo que los otros escriben.

¿Qué piensas cuando lees cosas sobre La Doña, como por ejemplo que practicaba satanismo, o referentes a su sexualidad o hasta de una supuesta maternidad que nunca se supo?
No puedes hacer nada al respecto. Seguirle el juego a la prensa amarillista sería el cuento de nunca acabar. Además hay que ver qué tipo de medios publican eso: arribistas, advenedizos... La verdad no quiero meterme en esos temas ni darles más cuerda. No los tomo en cuenta para no hacerme la vida pesada.

En ese sentido, ¿cómo manejaba María la fama?
Con mucha naturalidad y seguridad. No era un problema ni un obstáculo. Cuando íbamos a La Plaza del Ángel (ubicada en la Zona Rosa), el problema era para mí, porque se juntaba mucha gente a su alrededor y yo tenía que cuidarla. Pero ella caminaba tranquila, repartía autógrafos, sonrisas, agradecía… Le daba gusto que le gritaran cosas bonitas.

Cuéntanos algunas anécdotas de la diva…
Le gustaba mucho la música. Por toda la casa hay bocinas ocultas. Le encantaban Luis Miguel y Mijares. En el coche siempre traíamos un disco de Agustín Lara y no podían faltar los tangos, algo de José Alfredo Jiménez y de música clásica. A veces me pedía "
Las cuatro estaciones"
de Vivaldi para relajarse;
otras, un disco de Amanda Miguel, de la cual le llamaban la atención los gritos al cantar.

¿La acompañaste a algún concierto?
¡Por supuesto! De hecho, una obra que le fascinó fue el musical “Forever Tango”, de Luis Bravo, que estuvo en el teatro Alameda (hoy Centro Cultural Telmex). ¡La vimos cuatro veces! La primera nos invitó Jacobo Zabludovsky. A los conciertos de Luis Miguel iba muy contenta. Le parecía muy atractivo. Le gustaban sus boleros y en especial el tango "
El día que me quieras"
.

Fue muy sonado el show en donde el cantante Luis Miguel la besó.
Obviamente. Su lugar estaba en la primera fila. Le comentaron a Luis Miguel que La Doña estaba ahí, pues desde que él salió al escenario la buscaba entre el público. Cuando la vio la saludó y ella le correspondió. Parecía una adolescente emocionada. Llegó un momento en que él le pidió que se acercara. Luis Miguel literalmente se acostó sobre el escenario para darle un beso. Ella decía muy orgullosa que entre tantas chamacas presentes, era a la única que había besado.

Y hablando de besos y romance, ¿cuál de todos sus amores recordaba especialmente?
A quien más admiró y quiso fue al banquero francés Alex Berger. Tiempo después de que él falleció lo recordaba con mucho respeto. Decía que era un hombre muy inteligente, políglota, muy trabajador. Estaba orgullosa de haberse casado con una persona así. Él fue quien construyó esta casa. La Doña le decía que cómo podría vivir aquí después de estar acostumbrada a tener 20 jardineros y mucho espacio para ir y venir. Antes vivía en Tlalpan, en la Hacienda de Catipuato, que tenía un inmenso jardín y muchísimos árboles. Al principio no lo aceptaba, pero él la convenció. Con los años le dio la razón.

Aunque María no era mucho de aparecer en televisión, acudió a varios programas nocturnos de Verónica Castro (La Movida y La Tocada)…
Es cierto, no le interesaba. Decía: "
¿Qué me van a preguntar si ya me han preguntado todo: de qué número calzo, de qué lado de la cama duermo?"

La primera vez que fue con Vero yo aún no trabajaba con ella. La segunda asistió porque lo veía como una tribuna para tocar temas importantes. Ahí platicó lo descuidado que estaba el Centro Histórico y tuvo un pequeño arrebato con el entonces regente capitalino Óscar Espinosa Villarreal. Sabía que su voz sería escuchada y tomada en cuenta.

¿Recuerdas en especial alguna enseñanza que te haya dejado?
Me dio la oportunidad de estudiar idiomas. Aquí al lado hay una escuela. Mi francés no es perfecto, pero lo practiqué mucho con ella. Cada día aprendía algo nuevo de la Señora: su manera de resolver las cosas, no dejarse derrotar por nada ni por nadie…

¿Cómo te visualizas en unos cinco años?
Pues espero que contento. Me gustaría formar una familia y hacerla feliz. Eso es lo principal. Trabajando y aplicando la frase de aa: "
Un día a la vez"
. Nunca sabes lo que puede pasar mañana. Siento un gran compromiso. Estudio Derecho. Pienso en todo lo que se puede hacer por ayudar a las personas, quiero dejar huella a como dé lugar. Me tocó una situación injusta, ¿por qué?, no sé, pero afortunadamente se está arreglando.

Por: Jessica Sáenz
Revista QUIEN de México
http://www.quien.com/nivel2.asp?cve=62_18

javier12

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 30/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Otra entrevista

Mensaje por javier12 el Lun Sep 28, 2009 1:09 pm

María Félix, La Doña
"
Esa mujer tan bella que hace daño"


En el año de 1969 conocí a María Félix en una comida en Acapulco, en la casa de Jacques y Monique Davidoff. Inmediatamente hicimos clic y nos sentamos a platicar. Me impresionó su belleza y su ingenio, al hablar tenía una gran fuerza en su dicción, yo iba de sorpresa en sorpresa en la plática;
lo que decía, a veces era una especie de fuete o cuchillo y otras te echabas la carcajada con sus venenosas frases. La conversación con ella era como un encantamiento. Todas sus vivencias, su ánimo festivo, sus proyectos, tenía un cerebro prodigioso, se acordaba de detalles de su vida con sus padres, su niñez, sus primeros novios, su llegada a la capital, a quién quería y a quién no. Ella me decía que ‘‘la vida de una actriz es sueño y si no es sueño no es nada’‘. Era muy irónica, pero a la vez muy amena. En otra ocasión, yo estaba en la casa de mi amiga Magda Pedrero. María habló por teléfono y nos preguntó que qué estábamos haciendo. Entonces le dijimos que íbamos a cenar, Magda la invitó y le dijo que era muy informal. Ella contestó: ‘‘Voy para allá.

Cómprenme un pollito y una manzana, eso es lo que como durante la semana;
no se olviden de un vinito tinto y los puritos los llevo yo’‘. Llegó simpática como siempre. Venía vestida con un traje de saco y pantalón de Dior Couture y nos confesó con la modestia que la caracterizaba que una blusa que no costaba menos de mil dólares no valía la pena ponérsela... lo cual nos deprimió muchísimo.

Nos contó anécdotas de su Puma, como le decía ella a su esposo, el banquero francés Alex Berger, quien le decía Pumita a ella. Decía María: ‘‘Yo salía divina vestida de Dior y Puma me decía: ‘Pumita, no me gusta cómo te queda ese vestido’, y yo, con la modestia que me caracterizaba, le contestaba: ‘Ahorita voy y me cambio’ y salía yo deslumbrante con otro traje de Dior y mis alhajas, que por supuesto me las cambiaba ya que no iban con el anterior traje’‘.

Ya muy animada –María, que era una admiradora de Amparo Montes– nos dijo: ‘‘Vámonos en un viejo taxi’‘. Y nosotras le contestamos: ‘‘¡Pero cómo irnos a estas horas en un taxi!’‘ ‘‘¡A mí, el pueblo me adora y nadie me haría nada;
vámonos!’‘ Por supuesto llevaba el ladrillo que la caracterizaba, su anillo de brillantes de 30 quilates del joyero Harry Winston, al cual Magda le decía ‘‘que era su pista de patinar’‘. Y yo en mi mente pensé: ‘‘Al día siguiente saldrá en los diarios: ‘Dos mujeres desconocidas muertas y a María Félix no le pasó nada’.’‘ Llegamos a la Cueva de Amparo Montes, nos dieron mesa de pista y le empezaron a cantar ‘‘María Bonita’‘. Nos mandaron champaña francesa. Ella no tomaba nada, se cuidaba con una disciplina férrea. Todos se acercaban a pedirle autógrafos o a tomarse fotos con ella, lo cual le molestaba mucho y nunca lo permitió y ahí empezó a recordar al ‘‘Flaco de su alma’‘ –que, según ella, era el amor de su vida– Agustín Lara. Más vale creerlo que averiguarlo, porque ella nos contaba que tuvo tantos amores...

Recuerdo que cuando coincidíamos en París le fascinaba ir a CARTIER donde le hacían los diseños que ella les ordenaba. Aparecía con unos lagartos, víboras de oro, brillantes, zafiros, esmeraldas con esmaltes de distintos colores, nadie podía competir con ella, ya sea en belleza, personalidad, joyas o vestidos. Cuando ella murió, yo acompañé a mi amiga Magda hasta la puerta de su casa en Polanco donde la estaban velando. La estaba esperando todo su servicio, pues sabían lo mucho que María los quería.

Por: Viviana Corcuera
Revista CARAS de México
http://www.esmas.com/caras/firmas/528623.html

javier12

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 30/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Continúan las entrevistas

Mensaje por javier12 el Lun Sep 28, 2009 1:12 pm

MARIA FELIX:

Conocí a María Félix en París en el 1983 y la ví por última vez en New York, en el 1989. En ese lapso de 6 años tuve una amistad bastante estrecha con ella, compartiendo ocasiones especiales tales como cenas formales y recepciones, al igual que momentos más sencillos como visitas a los anticuarios y galerías de arte. Estando tan cercano a ella pude escudriñar con facilidad los rasgos de su personalidad, llegando a descubrir lo complicado que era su carácter. Con gran frecuencia la visitaba tanto en su apartamento de Neuilly en Paris, como en el hotel Regency de Park Avenue en Nueva York, donde se alojaba en la Gran Manzana.

Diva por excelencia y auténtica mexicana, “La Doña” fue adorada por su público. La mayoría de los que lograron acercarse a María Bonita la veneraban como una santa. Pero otros tenían diferentes reacciones: los que veían en ella a un monstruo sagrado que provocaba admiración y fascinación, y los que la calificaban simplemente de monstruo.

Su carácter fue cuidadosamente cultivado y desarrollado al través de los años. También llamada “Puma”, su estilo no era nada sencillo. Este famoso y complejo personaje, impredecible volcán de emociones, podía mentir y exagerar cuando creía conveniente hacerlo. Si algo le molestaba, simplemente se iba inmediatamente;
cuando alguien no era de su agrado, no lo ocultaba;
no tenía pelos en la lengua. Durante el rodaje de la película “French Can Can” de Jean Renoir, en el 1954 en Francia, casi mató a trompones y cachetadas a la segunda actriz Francoise Arnoul, quien por accidente le aruñó elrostro.

Su meta principal era lograr todo lo que deseaba y se proponía, de cualquier manera, sin presentar excusas ni pedir disculpas. A veces podía dar la impresión de ser una chiflada, una loca desmesurada, pero en realidad siempre estuvo muy cuerda, sabía mejor que nadie lo que estaba haciendo. Por supuesto, las reglas eran muy fáciles: todo tenía que estar a su disposición, en armonía completa con ella y con su entorno. María era, al menos así sentía, el centro del universo.

Ciertos artistas como Leonora Carrington y Chavez Marion la representaron como fiera salvaje y fuerza de la naturaleza. Uno de los videntes más destacados de Francia, Axel Benoit Le Mee, decía que María Félix era una bruja y que poseía poderes extraordinarios. Algunos, sobre todo aquéllos que no la conocían bien, trataban de hacer comparaciones y erróneamente veían en ella a una Greta Garbo o Marlene Dietrich latino-americana. En un obituario norteamericano hasta se refirieron a ella como la Marilyn Monroe mexicana.

La verdad es que la Félix no tenía absolutamente nada que ver con las arriba mencionadas, también eximias estrellas, excepto en su talla. Sin ninguna duda María Félix era María Félix y punto. Tratar de compararla con otras divas es un error que demuestra ignorancia. Su estilo fue agudamente trazado y definido, tan propio de ella como el carácter de su patria.

I. Aquella Navidad en París:

Mi primer contacto con la Félix se produjo a través de mi hermana Rosa, quien era muy amiga de ella. Al saber que María iba a pasar sola en París las fiestas de Navidad, mi hermana me pidió, desde New York, que la invitara a la cena que yo iba a dar en mi casa para un pequeño grupo de amistades. Cuando marqué el número telefónico se oyó una voz profunda que declamaba: “¡oui!”. Al identificarme la voz me dijo: “attendez, ne quittez pas, je vais vous passer Madame” (espere, no se vaya, le voy a pasar a la Señora). En unos segundos la misma voz se transformaba en “Madame” y me hablaba en castellano. El rito era parte del teatro creado por ella: la supuesta criada “Denise” le había pasado el teléfono para que no pareciera que la Diva misma contestara. “Así que eres el hermano de Rosita”, me dijo después que me presenté, agregando: “¡Yo adoro a tu hermana!”.

Me trató con gran cariño y simpatía;
hablamos por un rato da varias cosas y la invité a mi cena navideña. Me dijo que le hubiese encantado asistir, pero que ya había hecho planes para cenar con una amiga en el Maxims. “Pasaremos por tu casa después”, me dijo.

Como mi amiga Olga Santos Alvarez y su madre Clementina también iban al Maxims esa misma noche antes de venir a mi fiesta, les sugerí que se encontraran con María y vinieran juntas a mi apartamento. Al llegar se produjo la crisis: al darse cuenta de que yo vivía en el cuarto piso de un antiguo inmueble en la calle Jean Jacques Rousseau, sin ascensor, María les dijo a mis amigas que le iba a ser imposible subir por las escaleras debido a un problema de artritis. Bajé enseguida, y a manera de broma me ofrecí para cargarla. Con una mirada de horror y un tono que ya había perdido la dulzura que escuché por el teléfono, me dijo: “¡no, absolutamente no!”. Se despidió de una manera abrupta , añadiendo muy secamente: “Hablaremos en otro momento”.

A pesar del fracaso me quedé como un “fan” emocionado, celebrando la victoria de que la Doña, la máxima Diva, había venido desde el Maxims hasta mi humilde hogar. Nunca olvidaré la impresión de enfrentar por primera vez el legendario rostro de María Bonita en la penumbra de la entrada de mi edificio, ¡no en celuloide, sino en vivo, con fuego en sus ojos y una actitud altanera!

Unas semanas después, en una de las frecuentes visitas a París que hacían mi hermana y su marido, estuvimos cenando con María en La Tour D’argent. Aunque ya nos habíamos visto con cierta frecuencia, la notaba aún algo distante: su cariño estaba estrictamente reservado para mi hermana y mi cuñado, dejándomelo saber claramente. Cuando cenábamos con ella íbamos a lugares de gran prestigio, como Anibal de Coconas, Le Grand Vefour, L’Orangerie... A veces quedaba sentado directamente en frente de ella y la verdad es que era hipnotizante. La magia y el esplendor de su belleza habían quedado intactos, pese o no a cirugías. Solamente las manos delataban su edad.
Casi siempre la recogíamos en su apartamento en Neuilly, donde tomábamos una copa antes de salir. Su insólito hogar ya me era conocido a través de fotografías que habían aparecido en libros y revistas importantes dedicados a su estilo preferido, el Segundo Imperio o Napoleón III, equivalente francés del Victoriano de Inglaterra. Este estilo servía como fondo ideal para su imagen de diosa desenfrenada: recargado y lleno de detalles de fauna y flora, entre otras cosas;
un escenario perfecto para la personalidad de la Félix. Su colección de arte decorativo era de primera. A ella sólo le interesaba coleccionar piezas dignas de los grandes museos, lo mejor de lo mejor.
Nunca olvidaré la primera vez que estuve en su casa. A pesar de la opulencia de cada pieza y su impresionante contenido, fue el baño lo que más me llamó la atención. Había sido decorado por su compañero Antoine Tzapoff, tan al estilo Segundo Imperio como la sala, dormitorio y el resto de la vivienda: repleto de detalles, era una caverna de Alí Babá. Buscando el inodoro me equivoqué y abrí la puerta que daba a su bidet. No podía dejar de contemplar este rincón tan íntimo de “La Doña”, todo nítido, organizado;
toallas, frascos de shampoo y perfumes;
su bata y pantuflas cuidadosamente colocadas en el pequeño espacio decorado por su amigo, que casi daba la impresión de ser un sitio religioso. Me preguntaba cuántas personas habrían visto el lugar de aseo de esa diosa del séptimo arte.

II. Un día muy frío de invierno:

Mi hermana tiene muchos recuerdos de la Máxima Diva. Uno de sus preferidos ocurrió un día muy frío de invierno en París. En vez de tomar un taxi optó por caminar a lo largo de la Faubourg St.Honoré con su hija y la niñera. “Rosita, ¿a dónde vas?” La inconfundible voz era la de la Doña quien hizo que su chofer parara el carro en la muy concurrida calle. Al explicarle Rosa que iba a hacer varias diligencias, María insistió, “¡Ven que te llevo¡”. Cuando salió para acomodar sus nuevas pasajeras, era Catalina de Rusia, llevaba un abrigo confeccionado con diversas pieles, botas dignas de Siberia y coronada con un enorme sombrero de sibilino, estilo moscovita- ¡una visión resplandeciente! Los espectadores en la calzada igual que los que se encontraban en el denso tráfico estaban paralizados.
No hubo quejas, todo lo contrario, mientras contemplaban a la afamada actriz ayudando a entrar el cochecito de la niña en el maletero.

La verdad es que andar con “La Doña”, en su magnífico Rolls Royce, con chofer uniformado, me recordaba la película clásica de Billy Wilder “El Atardecer de los Dioses”, cuya protagonista enloquecida, Norma Desmond, fue la personificación, la quintaesencia de toda diva egocéntrica, a quien no le interesaba nada que estuviese fuera de su esfera. Le gustaba pasear en su auto y recuerdo en uno de esos paseos, pasando por el Centro Pompidou de Beaubourg, cuya arquitectura en aquel entonces era el non plus ultra de la expresión modernista, exclamó: “¡Vámonos, que detesto este lugar!”. Un rato después, estando en el salón de té del clásico y elegante hotel Plaza Athénée, el pianista se puso a tocar “María Bonita” desde que la vio entrar. “Este es el tipo de lugar que sí me gusta”.

III. Detestaba el modernismo:

María Félix detestaba el modernismo en la pintura igual que en el cine. Me contó que cuando estaba haciendo la película “French Can Can” alguien le recomendó que hablara con Jean Renoir, su director, e hijo del afamado pintor francés, quien en ese entonces todavía vendía las obras de su padre, pero la rápida respuesta de La Doña fue: “Yo odio la pintura de su padre, igual que todo el impresionismo, un movimiento que padece de falta de fantasía”. Igual pensaba de la pintura francesa del siglo 18: Boucher, Fragonard, etc. En una de esas veces que me atreví a hablarle del pasado, le mencioné a Diego Rivera y a Frida Kahlo, sabiendo muy bien que ella había tenido una íntima amistad con ambos. “Conocí a esa gente hace mucho tiempo;
eran muy extraños”. Sus comentarios sobre el arte moderno mexicano, incluyendo a Orozco, Siqueiros, Tamayo y los arriba mencionados, eran bastante desfavorables. Por eso me sorprendió mucho que durante la célebre, maratónica, entrevista que le hizo Verónica Castro, sus comentarios sobre éstos y otros artistas mexicanos sí fueron favorables. En realidad no le quedaba otro camino, pues el pueblo azteca no la hubiera perdonado de haberse expresado negativamente sobre los exponentes del arte nacional. Para María lo más glorioso que se había logrado en la historia del arte universal era la pintura holandesa del siglo 17. También le gustaba una parte de la pintura académica del siglo 19. Del siglo 20 le agradaban algunas cosas, pero por supuesto tenían que tener algún toque de fantasía, un surrealismo más suave, por ejemplo el de Leonor Fini, quien la pintó varias veces. De Magritte o Max Ernst ni hablar.

Mi hermana Rosa le presentó a la afamada escultora venezolana Marisol, quien como latinoamericana estaba loca por conocer a La Doña. A ésta no le agradó el encuentro;
desde que la vio le cayó mal, aún más cuando vio una escultura que le hizo a mi hermana, en su inconfundible y fuerte estilo. Desde ese día María se refería a Marisol como “esa venezolana que mató a tu hermana” o “la scultrice”, en un tono sarcástico. Naturalmente, en la última parte de su vida, su compañero, el pintor Antoine Tzapoff, era para ella el artista más grande que había en el mundo. Este artista francés, de origen ruso, sabía muy bien favorecerla, presentándola en una riqueza de escenarios que ilustraban el delirio de la visión y el ego de la máxima estrella y diva.

Me parece que en un momento dado María Félix decidió que su vida era una película mucho más grande e interesante que cualquiera de las que había interpretado durante su prodigiosa carrera. Hasta cierto punto tenía razón: todo lo que estaba a su alrededor tenía que, por necesidad, servir de apoyo a su magia y a su aura.

No le gustaba nada de lo que se estaba haciendo en el cine contemporáneo. Estoy seguro de que hubiera detestado la reciente obra cumbre del cine mexicano “Amores Perros”. Recuerdo que alguien le preguntó qué le había parecido una nueva película vanguardista francesa. “Haber tenido que ver esa película fue una tortura;
ahora, tener que discutirla sería una tortura aún más grande!”, fue su cáustico comentario. Para ella no sólo los directores contemporáneos eran horribles, sino que también los nuevos galanes. Hablando de Gerard Depardieu, le llamó “de Perrier” para burlarse de él. “Imagínate que tuve la dicha de trabajar con los grandes: Pedro Armendariz, Yves Montand, Vittorio Gassman, Francisco Rabal, Jack Palance, Gerard Philipe y tantos otros. Los de hoy son todos uno títeres y las películas que se están haciendo, abominables”.
En la década del 80 se habló de un proyecto para una película “comeback” para La Doña, basada en una obra de Henry James que se desarrollaba alrededor del 1900. Iba a ser una película de época y, por supuesto, la moda jugaría un papel importante, ya que a través de ella se ubicarían destacados momentos históricos. Unos amigos mexicanos me contaron que María no sólo quería dictarle al director cómo se debía hacer la película, sino que quería llevar los peinados que usaba entonces, con el pelo suelto, negándose a usar moños.

El director, quien parece que estaba al borde de una crisis nerviosa, canceló el proyecto. Fue entonces cuando comprendí la reacción del maestro cineasta Arturo Ripstein cuando, con mucho orgullo, le comenté que yo conocía personalmente a La Doña. “¡Qué horror!”, me dijo, agregando que simplemente no tenía tiempo suficiente para desperdiciarlo con personajes de esa naturaleza. Después me dijeron que parece que hubo un proyecto entre los dos, que también se convirtió en una pesadilla. Es una lástima que no realizara la “Erendira” de García Márquez, que fue interpretada por Irene Papas. Hubiera coronado su carrera, ya que se trataba de un personaje forjado con dinamita, pero es casi seguro que el crudo tema no le hubiera complacido.

IV. El afiche:

María averiguó que yo era el dueño de un afiche espectacular de su película “Mare Nostrum”, hecha en España en el 1948. “¡Me lo tienes que regalar!”, me exigió, viéndome firmemente. Le dije que era una reliquia para mí y me contestó: “Esas cosas yo se las di al mundo, ahora el mundo tiene que devolvérmelas”. No sabía si se estaba expresando en broma o en serio, pues a veces era difícil descifrar el sentido de lo que decía, pero decidí que, aunque me rogara, de ninguna manera le iba a obsequiar mi joya-trofeo cinematográfica. Cada vez que nos veíamos persistía con el tema: “¿cuándo me vas a regalar mi poster?” y yo le contestaba con un lacónico: “¡nunca!”.

Milagrosamente encontré en Bruselas otro ejemplar del escaso afiche y se lo regalé. Desde ese día todo cambió en nuestra relación: ya yo era uno de los suyos, me trataba de “mi amor” y se desbordaba en afecto cuando nos encontrábamos. Siendo coleccionista de afiches de cine yo estaba constantemente en la búsqueda de tesoros que en esa época se podían conseguir como regalados en Bélgica. Cada vez que encontraba un afiche duplicado de sus películas, se lo obsequiaba. Asimismo, sus demostraciones de cariño hacia mí se fueron incrementando.

Desde el principio de nuestra amistad pude darme cuenta de que había dos temas muy delicados cuando se conversaba con María Félix: el pasado y el cine. Solamente si a ella le daba la gana éstos se podían abordar. Si alguien se atrevía a introducir anécdotas de alguna de sus películas o si se refería a algún incidente del pasado era casi seguro que ella saldría con una de las suyas. Cuando vi por primera vez “Enamorada”, del 1947, no pude contenerme y le comenté una escena en particular. “María, la semana pasada vi tu película Enamorada y me pareció extraordinaria”. Le señalé la famosa toma en “close-up” de sus ojos, mientras ella en su cama escucha a Pedro Armendáriz que desde la calle le ofrecía una serenata acompañado por mariachis, cantando “Qué Bonitos Ojos Tienes”. Con una mirada de indiferencia me dijo: “¡yo nunca vi esa película!”. Cuando se lo comenté a su amigo, el diseñador Miguel Cruz, se quedó sorprendido: “¡qué buena mentirosa, es su película preferida y la ha visto al menos 30 veces!”. Decidí entonces no decirle que yo era graduado de la Universidad de Columbia con una maestría en cine y que el cine universal era mi mayor pasión.

En otra ocasión estábamos cenando con un grupo de sus amigos en París y alguien admiró la chaqueta de seda tan bella que ella llevaba. Al preguntarle cuál era el origen de esa hermosa prenda ella contestó: “me la hicieron para la película La Diosa Arrodillada”. Cuando le preguntaron cuándo había hecho esa película me vio, reclamándome: “Federico, ¿en qué año hice esa película?”. Yo, que conocía perfectamente su filmografía, le respondí: “en el 1947”. Con una mirada endiablada me argumentó: “¿Estás loco? En el 1947 yo no había trabajado en el cine”. Pero la realidad es que su carrera comenzó en el 1942 y la película de la chaqueta de seda fue la número 13. Algunas semanas después, en otra cena, ella mencionó la única película que realizó con Dolores del Río, “La Cucaracha”, y alguien de los presentes preguntó que de qué se trataba dicha película. La respuesta de María fue: “Es sobre la revolución mexicana. Dolores fue muy gentil en dejarme trabajar en esa película, hecha cuando yo debutaba en el cine”. A mí me pareció increíble lo que estaba diciendo, porque cuando hizo ese filme ya María Félix era una veterana a todo dar. Esta película se realizó en el 1958 y ya ella había hecho 39, dirigidas por directores internacionales, tanto en Europa como en América Latina.

V. Soberbia y única:

Al mudarme a New York en el 1985 seguí viendo a María, ya que ella visitaba esa ciudad con bastante frecuencia. Como yo era el director de la Galería Jacob Freres, que se especializaba en piezas de museos, se me acercaba aún más frecuentemente. En una ocasión me abrazó, casi estrangulándome, y me dijo: “¡no sé porqué, pero te quiero tanto, tanto!”... en el último “tanto” su voz bajó a su máxima profundidad. Fascinada con los antiguos objetos que estaban a la venta, pero a precios bastante elevados, me dijo que a ella teníamos que tratarla de una forma excepcional. Le dije que, naturalmente, le íbamos a dar precios muy especiales y rápidamente me contestó, en una forma que casi sonaba como una orden militar: “¡al costo!”.
Un día me llamó con una voz muy alegre: “¿Federico, te gustaría acompañarme a Colombia? Me van hacer un homenaje especial en Cartagena y me dijeron que podía llevar todas las personas que yo quisiera. Te pagarán todos tus gastos --pasaje de avión, hotel, todo-- lo pasaríamos muy bien”. La idea de ir a un festival de cine en Colombia, acompañando a María Félix, me parecía una experiencia incomparable e irreal. Por supuesto, le contesté afirmativamente. Después de varios días me dijo que había decidido no ir a Colombia, después de todo. Punto. No me dio explicaciones y no me atreví a preguntarle la razón por la cual había rechazado la oferta. Decidí pensar que quizá era una bendición, porque ya me podía imaginar las complicaciones que hubieran podido surgir.

Algunos días, casi siempre domingos, me llamaba de su hotel y me decía “¿por qué no vienes a tomar el té? Estoy sola”. Cuando llegaba, siempre encontraba a alguien a su lado. Uno de esos domingos había un grupo de gente, un matrimonio con sus hijos, sentados, haciéndole la corte. Eran mexicanos, gente de dinero y muy simpáticos. Pasamos el día entero paseando con ellos en su limosina. Ellos corrieron con todos los gastos: almuerzo en el Hotel Plaza, cena en Le Cirque, etc. Visitamos varios anticuarios en diferentes barrios de Manhattan. El dueño de uno de ellos era latino, admirador de La Doña, pero aún así no quería hacerle una rebaja en la compra de una joya victoriana que ella quería. Salimos de esa tienda y nos fuimos a otra que quedaba al lado. Noté que el señor mexicano se demoró, apareciendo luego con la joya para obsequiársela a María. Esta le dio un fuerte abrazo diciéndole: “eres un amor”. Durante la cena, La Doña se quitó un anillo que llevaba puesto y lo colocó en un dedo de la hija de sus amigos. Era una jovencita de unos 15 años y de una belleza angelical. Su madre le dijo: “imagínate qué honor recibir una prenda de nuestra querida Doña”. Pasamos el día entero con ellos y me pareció que estos compatriotas de ella eran amigos muy especiales.
Regresamos al hotel Regency y casi enseguida se fueron los encantadores mexicanos. Me quedé un rato más conversando con María, mientras tomábamos el té que no llegamos a consumir en la mañana. “¿Viste qué gente tan extrañas?”. Muy sorprendido le contesté: “pero al contrario, son una maravilla, me encantaron”. Contradiciéndome dijo: “no, son muy raros y a primera vista la niña lo que parece es una monjita!”. “Pero María, como tantos jóvenes de hoy, ella lleva la moda punk”. “¡Será la moda pendeja!”. Se despidió de mí con uno de sus rudos abrazos. De regreso a mi casa, que quedaba a unos pasos, pensé que ya yo también sería “tan extraño” para La Doña.

VI. Obsesionada con el fútbol:

Della Koenig me invitó a una cena dedicada a María, en el restaurante La Grenouille de New York. Della Koenig, viuda de un industrial mexicano, conocía a toda la gente importante de Hollywood. Sumamente hermosa y afable, aunque ya no era una jovencita, había sido muy amiga de Marilyn Monroe. En su mocedad había comenzado una carrera en uno de los grandes estudios hollywoodenses, creo que en la “Twentieth Century Fox”. Según recuerdo, conoció a la Félix en Acapulco, donde eran vecinas. Los mexicanos la bautizaron “Zsa Zsa”, aunque la Koenig era mucho más bella que la amiga húngara de Rubirosa. Acompañé a María y su amigo Antoine al restaurante. Della y su compañero nos recibieron, pero esperaban a otras tres personas más, Eleanor Lambert, Martha Reed y Alfredo Ortiz Murias. En total éramos ocho personas: cuatro mujeres y cuatro hombres que podíamos ser los hijos, y aun los nietos, de las presentes. Lo primero que me había preguntado María, cuando fui a recogerlos al hotel, fue: “¿Quién ganó el match de fútbol?”. Francamente no sabía de qué diablos me estaba hablando. “¡Qué te pasa, es que no te gusta el fútbol? Este es el partido más importante, es entre México e Italia, ¿no te das cuenta de la importancia de este juego?”. Cuando le dije que no estaba al corriente de esos eventos me respondió : “¡Eres imposible!”. Tenía una obsesión con el tema y a todos los que se le acercaron esa noche le preguntaba lo mismo. A la pobre Della también le dijo: “¡eres imposible!”, cuando ésta no le pudo dar la información.

María se sentó a mi derecha y enseguida me di cuenta de que no le estaba agradando la presencia de las señoras Lambert y Reed. A La Doña no le gustaba estar rodeada de mujeres de avanzada edad y éstas no eran exactamente unas mozuelas.

Pienso que tal vez veía en ellas su propia realidad, como si se viera en un espejo. Por eso prefería estar con jóvenes. María pasó casi toda la cena pegada de mí. Yo sentía como si ella estuviera trepada como un pájaro exótico en mi hombro.

De las primeras cosas que me preguntó, cuando nos sentamos, fue: el episodio y que me parecía tan increíble que quería que ella me contara los hechos exactamente como sucedieron. Me contestó: “Fue tal como lo oíste. Lo que pasó fue que no me quería equivocar y no estaba segura si el nombre del Presidente era Miguel o Manuel”.
Con esta anécdota me convencí de que La Doña era de guerra;
que le encantaba enfrentarse para fastidiar cuando le daba su santísima gana. Frecuentemente estuve presente cuando se le comentaba de alguien que había conocido en el pasado. Generalmente su respuesta era la misma: “no sé de quien me están hablando”.

María visitaba con mucha frecuencia la casa de mi hermana en New York. Me dijo: “¡Qué felices somos! Mi hijo Quique adora a tu hermana y yo te adoro a ti”. Hubo un año en que nos vimos ocho noches consecutivas en la semana de Navidad. Yo estaba loco por tomarle una foto, pero estaba bien consciente del riesgo que corría. Decidí tomársela de lejos, con un lente especial. Cuando estaba enfocando, La Félix, cual radar, me increpó: “Federico, te veo muy ocupado... pero muy ocupado...”, en otras palabras me quiso decir “no me jodas”.

Mi hermana me contó que cuando su hija Marina era una bebé de algunos nueve meses, María insistió en entrar a su dormitorio para verla, a pesar que se le dijo que la niña estaba acostada. La Doña entró en la penumbra de la habitación haciendo sonidos extraños y contorneando su cuerpo para asustar a la niña: “aquí llegó la bruja”. Marina, a quien ella llamaba igual que a su madre, Rosita, se quedó observándola como intrigada, disfrutando de la juguetona comedia que le ofrecía María. En ese momento salió la voz más teatral de la diva: “Rosita, ya veo que eres mujer. Estás observando todo lo que llevo puesto: la ropa de Dior, las joyas de Cartier, los zapatos de Roger Vivier.... lo mejor de lo mejor”.

En el 1989 cambié de ocupación, yéndome del mundo de las antigüedades al mundo del mercadeo, dos polos opuestos. Muchos cambios habían sucedido en mi vida y para la época La Doña visitaba New York menos que antes. Un día me encontré con ella cara a cara en la tienda de Bloomingdales. Estaba acompañada de un joven y, como es característico de esta ciudad, el mundo que nos rodeaba pasaba rápidamente, sin darse cuenta del personaje que se encontraba presente. Para mí fue una gran sorpresa verla y cuando fui a darle el beso habitual enseguida sentí su brazo impidiéndome que me acercara, tratando de mantenerme a cierta distancia. Era como si me estuviera diciendo: “no te acerques, que ya no es como antes”. A pesar de esta nueva actitud, fue suficientemente cordial y me preguntó por las dos “Rositas”. Esta fue la última vez que vi a La Doña. Su amistad con mi hermana, sin embargo, continuó como siempre: se hablaban por teléfono hasta hace relativamente poco y se invitaban mutuamente a cenas y fiestas. Quizás la diferencia entre Rosa y yo es que mi hermana siempre la trató como a cualquiera de sus amigas y nunca le pidió autógrafos ni trató de tomarle fotografías;
por supuesto, tampoco le hizo preguntas sobre el cine. En cambio yo sí cometí el pecado de actuar como lo que era, un verdadero “fan”.

Desde que María falleció he hablado varias veces con Rosa de la personalidad tan fuera de serie de esa Diva incomparable. Mi hermana la defiende en un ciento por ciento, pues piensa, entre otras cosas, que María fue un gigantesco símbolo feminista latinoamericano. Ella oyó, de labios de la misma Félix, contar anécdotas de su juventud en Guadalajara. ¿Para qué servía una mujer bella en esa época y en ese ambiente tan extremadamente machista? Pues sólo como un objeto para llevar a la cama. La Doña le contó que desde sus inicios como actriz decidió romper con ese molde y que sería ella quien escogería a los hombres que le agradaran. En resumidas cuentas, que haría lo que le diera la gana.

Mientras mi hermana me hacía estos comentarios, me parecía estar viendo claramente la situación de la futura Diva;
el camino tan difícil, lleno de golpes y desencantos;
las guerras, como hubiera dicho ella, llegada desde Sonora a Guadalajara donde fue elegida reina de la universidad de esa ciudad, luego casándose y eventualmente comenzando una gloriosa carrera de cine en el Distrito Federal, que la llevaría muy lejos tanto en la parte económica como en la geográfica. A través de los audaces personajes que caracterizó su carácter evolucionó, transformando su vida real y haciéndola como en el cine: Doña Bárbara, Devoradora, Mujer sin Alma, Mesalina, Generala ... y como símbolo de su liberación, la famosa cachetada que le propinó a Pedro Armendáriz en “Enamorada”. Mi veredicto final, en lo que concierne a María Félix, es: ¡tenía razón! Después de todo, ¿por qué no?

Hace tres años me había vuelto a encontrar con los amigos mexicanos de María (los que nos pasearon por todo New York en limosina), en una elegante fiesta de coctel en México. Por razones obvias no voy a revelar sus nombres. Me invitaron a cenar en la Hacienda de los Morales y, como siempre, fueron muy amables. El señor me dijo: “En tu próximo viaje te llevaremos a casa de La Doña”. Nunca más los volví a ver y creo que lo hice adrede para no tener que enfrentarme de nuevo con la Félix. Se ha escrito mucho en la prensa internacional tanto a favor como en contra de la máxima Diva. Al comentarle a mi amigo, el fotógrafo y anticuario Roger Prigent, algunas de las opiniones negativas que se publicaron en México, donde se quejaban de su egoísmo y su vanidad, la respuesta de éste me pareció la mejor definición de lo que fue María Félix: “Los autores de esa prensa negativa no la supieron comprender, ¡era una estrella!”

VII. Sus temas prohibidos:

Como me había tomado varios whiskies comencé a hablarle a María de sus temas prohibidos. Le confesé que de toda su carrera mi película preferida era “Maclovia” y me sorprendió cuando me dijo: “¿Verdad que es estupenda?, es una de mis preferidas”. Pero el tema que más le gustó fue cuando comencé a hablarle de Agustín Lara, su músico-poeta.

Cuando le dije que me apasionaba la música de ese jarocho y, sobre todo cantada por él mismo, casi me dio un beso. “Estoy completamente de acuerdo, nadie cantaba esas canciones como él. ¡Tienes un gusto excelente!”. Y esa era la pura verdad;
no se lo dije para halagarla, soy de los que pueden pasar horas escuchando a Lara cantar sus canciones. María, que tenía su rostro a unas dos pulgadas del mío, comenzó a cantar cada canción que yo le mencionaba. Ella, según lo expresa, fue la inspiración de casi todas las composiciones del músico-poeta. Sin embargo, cuando le mencioné “Solamente una vez” me dijo: “no, esa se la escribió a... a... ¡a Walt Disney!”. Su forma de decir “Walt Disney” fue como si el legendario animador, creador de Mickey, hubiese sido un desconocido.
El momento me parecía algo surrealista, por no encontrar otra definición: María Félix casi trepada en mi hombro, brindándome un concierto de los éxitos de Agustín Lara, con su inconfundible y honda voz. Me hacía sentir como si yo fuese la única persona en la mesa. Sé que en parte el motivo de estar tan exageradamente cercana a mí se debía a que no se sentía a gusto con algunos de los que compartían la noche con nosotros.

Cuando estábamos tomando el postre y el café se aparecieron dos señoras y un caballero que estaban sentados en una mesa vecina. Vestidos elegantemente, muy “couture”, tenían la pinta de pertenecer a una clase adinerada. Una de las señoras se acercó a María y casi se le arrodilla por delante;
comenzó a declamar un pequeño discurso: “María, eres la gloria de México...” (en la medida en que iba diciendo frases elogiosas, éstas se iban haciendo más cursis) para terminar diciendo: “¡soy mexicana!”. La Doña, que no perdió ni una sola palabra de las que dijo su compatriota, contestó: “¡ah sí!”, ¿y quién ganó el match de fútbol?” Sólo Della y Alfredo Ortiz Murias, quienes hablaban español, y yo pudimos apreciar el humor insólito de María.

Cuando nos despedimos de los demás María decidió que quería caminar hasta llegar al Regency. Me invitaron a quedarme un rato para seguir platicando y nos sentamos en un amplio sofá que estaba ubicado justamente al frente de la entrada principal del hotel. Fui testigo de lo que más tarde supe era uno de los pasatiempos favoritos de “Puma”: reírse de todos los que entraban y salían por el salón, ya fueran jóvenes, viejos, hombres, mujeres, niños, perros... a todos les encontraba defectos, nadie se escapaba. Esta práctica me pareció muy cruel y nada cómica. Tenía ganas de decirles a ambos que se vieran bien en un espejo antes de actuar tan superficial e infantilmente.
Creo que llegué a ver a María Félix con más frecuencia en New York, donde apenas era conocida, que en París, donde era reconocida por todos. Con excepción de los Estados Unidos de América, María podía parar el tráfico en Rusia, Polonia, Italia y el resto del mundo. En uno de nuestros tantos encuentros le llevé unas galletas belgas bajas en calorías, pero muy sabrosas, y les encantaron. Cuando le entregué el paquete a la entrada del hotel, enseguida lo abrió y comenzó a comérselas. Mientras esperábamos por un taxi se nos acercó una joven mexicana que la reconoció inmediatamente y la saludó con mucho respeto, diciéndole que era un gran honor saludarla, etc. María, que tenía la boca llena de galletas, le comentó: “musha glasha, y por favol dishcoupe la boca shena de gaceta”.

Por: Federico Suro
http://www.ahora.com.do/Edicion1258/DEPORTADA/tema1.html
http://www.ahora.com.do/Edicion1259/DEPORTADA/tema4.html

javier12

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 30/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Más

Mensaje por javier12 el Lun Sep 28, 2009 1:38 pm

Como saben María Felix es considerada la Reina de México por su saber estar, elegancia, gusto por las joyas, por su carácter masculino, por darse a conocer en Europa debido a la actuación en sus películas, por su amor a los caballos, antiguedades y joyas, y por su gusto exquisito. Es junto a Dolores del Río la actriz más famosa de México. Ella le dejó toda su herencia a un joven que le servía de chofer y mayordomo, y al que fue puliendo poco a poco como si fuera su madre y incribiéndolo en clases de francés (un idioma que ella hablaba a la perfección y fue en Paris donde ella vivió más tiempo y donde obtuvo la medalla del gobierno) y en Derecho.

María Félix tuvo una cuadra impresionate de caballos de pura sangre (que le dejaron mucho dinero en competencias de Deuville) al casarse con un señor riquísimo francés (Alex Berger), que la dejó muy bien económicamente. Se paseaba por París en su Rolls Royce. Tenía una pasión enorme por las joyas, porcelanasy antiguedades, y un día se presentó en CARTIER de París con un cocodrilo bebé y le dijo al gerente: "
Quiero una reproducción de este animal y tienen que avanzar ya que pronto crecerá"
. Era una mujer muy soberbia y autoritaria. Cuando llegaba a Maxim's y a los mejores restaurantes del mundo le tocaban su canción favorita, María Bonita, compuesta por uno de sus maridos, el compositor y cantante mexicano Agustín Lara. No tenía pelos en la lengua para criticar los presidentes mexicanos de turno. Su última pareja fue un pintor francés-ruso afincado en París llamado Antoine Tzapoff, al que le llevaba mucha edad.

Su ultimo marido, el Sr. Alex Berger, fue un banquero frances que le dejó mucho dinero, pero que ella gasto al final de su vida. Tuvo varios amantes en su vida. Llegó a tener un esplendido departamento en la Ave. Montaigne de Paris, estudió frances tarde en su vida y era una amante de Francia. Fue condecorada por el gobierno frances al final de su vida.

Su hijo también fue actor y murió joven de un infarto. Maria Felix al final de su vida subasto muchas de sus joyas de Cartier (las mejores que tenia, al igual que un diamante grandotote de Harry Winston) y una antigua coleccion de muebles imperio que tenia que valia una fortuna. La subasta de esa coleccion de muebles imperio se realizo en un hotel de Paris.

La Doña no tenia muchos amigos, y la mayoria eran hombres. Su personalidad era de hombre.

Las memorias autorizadas (se llaman "
Todas mis Guerras"
) de María Felix fueron publicadas en 4 tomos por la editorial Clio de México. Tienen unas fotos impresionantes. También existe un libro llamado "
Una Raya en el Agua"
, uno llamado "
María Felix a todo color"
y otro publicado por Assouline. Otro libro que existe es el catálogo de la subasta de sus antiguedades que celebró el heredero (el empleado de María) de los bienes de María Felix en Nueva York.

Pueden encontrar muchos videos y sus películas en youtube. Busquen en youtube los videos de los programas "
La Movida"
y "
La Tocada"
, donde Veronica Castro entrevistó a Maria Felix, y la entrevista que le realizó Jacobo Zabludovsky.

Pueden encontrar muchas fotos de esta diosa en:

http://mx.groups.yahoo.com/group/mariafelixporsiempre/

http://www.casasgente.com/141/Html/Contenido/Casa_maria_felix.htm

http://www.mariafelix.com.mx/

http://i14.ebayimg.com/07/i/000/ab/4b/9ce3_1.JPG

http://www.terra.com.mx/Galeria_de_fotos/images/74/146196.jpg

http://i.esmas.com/image/0/000/002/662/MARIA_N.jpg

http://www.lacotedesmontres.com/IMG/21589.jpg

http://www.lacotedesmontres.com/IMG/21590.jpg

javier12

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 30/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por andromeda el Lun Sep 28, 2009 9:00 pm

Hola Javier,

María Felix tiene que estar emplazada en otro foro.
Hay uno llamado "
actores y actrices de todos los tiempos"
, dentro del foro "
Galerías"
. Se moverán los post que has puesto sobre María allí.

Sería interesante que cuando escribas sobre alguien, no sea sólo copiar y pegar grandes escritos.
Un escrito mas corto sobre sus vidas, entrelazado con fotos, hacen mas ameno el foro.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por andromeda el Mar Nov 03, 2009 12:16 am

El actor José Luis López Vázquez ha fallecido hoy a las 13:25 horas en su domicilio de Madrid a los 87 años de edad después de una larga enfermedad, según han confirmado a Efe fuentes de su familia, acompañado de sus familiares y de su "
amor tardío"
, la actriz Carmen de la Maza. La capilla ardiente con los restos mortales del actor será instalada mañana a las tres de la tarde en el Teatro María Guerrero de Madrid, sede del Centro Dramático Nacional y donde debutó en 1940 con 18 años. Hoy se celebrará un velatorio privado para sus familiares y más allegados.

Protagonista de películas como El pisito o Mi querida señorita, López Vázquez era uno de los más grandes y prolíficos actores españoles de cine y del teatro del siglo XX. A lo largo de su carrera en la que hizo 200 películas recibió la Medalla de Oro de Bellas Artes (1985), el Premio Nacional de Teatro 2002, el Goya de Honor 2004, además de la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo 1997 o la Medalla de Oro al Mérito en la Bellas Artes 2001.

"
Se va uno de los actores más grandes, una de las patas de la mesa del gran cine español junto con Fernando Fernán Gómez y Pepe Isbert"
, ha asegurado a Efe el presidente de la Academia de Cine, Álex de la Iglesia. La actriz Concha Velasco también ha querido recordarle como un "
ejemplo de entrega, disciplina y amor a la profesión. Hemos perdido a uno de los más grandes, si no al más grande de los actores de cine y teatro"


Nacido el 11 de marzo de 1922 en el centro de Madrid y en el seno de una familia con pocos recursos económicos, José Luis López Vázquez fue figurinista y dibujante antes de iniciarse en la interpretación con sólo 17 años en el Teatro Español Universitario. Poco después como escenógrafo en varias películas y como ayudante de dirección de Pío Ballesteros y Enrique Herrero. Su debut profesional como actor de teatro se produce en 1946 en el María Guerrero de Madrid y formó parte de las compañías de Conchita Montes y Alberto Closas. En 1951 comienza su carrera en el cine con la película Esa pareja feliz, de Luis García Berlanga, con quien inicia una larga colaboración de diez películas entre las que destacan El verdugo y La escopeta nacional. Con Carlos Saura rodó La prima Angélica o Pippermint Frappé y Atraco a las tres con José María Forqué.

Su primera etapa en el cine se caracteriza por sus papeles cómicos y haciendo pareja con Gracita Morales, y no sería hasta los años setenta cuando obtiene papeles dramáticos, con los que demostró su excelencia como actor. Trabajó casi ininterrumpidamente desde 1953 y tiene más de 220 películas en su haber tiene (sólo en 1971 trabajó en once de ellas).

Además fue el protagonista de La cabina, mediometraje de Antonio Mercero ganador de un Emmy, y trabajó con grandes directores americanos como George Cukor, que intentó llevárselo a Hollywood cuando vio su tremendo talento interpretativo, aunque López Vázquez prefirió quedarse en España.

En televisión protagonizó la serie Este señor de negro (1975-1976), encarnó el papel de ventero en El Caballero Don Quijote (1990, Manuel Gutiérrez Aragón) e intervino asimismo en las series Los ladrones van a la oficina (1993, Tito Fernández) para Antena 3 Televisión, y Periodistas y Hospital Central (1995-1999) para Telecinco.

La última película que rodó López Vázquez fue a las órdenes de Antonio Mercero, ¿Y tú quién eres?, en la que compartía reparto con Manuel Alexandre y Álvaro de Luna. En el teatro, su última aparición fue en 2004 con la obra Tres hombres y un destino.

Un largo historial sentimental
Casado en primeras nupcias con Ana María Ventura, posteriormente mantuvo una relación con Catherine Magerus (con la que no pudo casarse debido a la inexistencia de divorcio) en la que López Vázquez tuvo dos hijos dedicados al cine y una hija, Virginia, fallecida en 1994. Volvió a contraer matrimonio con la periodista Flor Aguilar, madre de sus dos hijas gemelas. Ya divorciado, López Vázquez mantuvo otra relación sentimental que no terminó en boda, y viviría "
un amor tardío"
con la actriz Carmen de la Maza, una compañera a la que conocía de toda la vida y con la que estrechó su amistad al trabajar juntos en la obra de teatro Cena para dos. A ella dedicó su Goya de Honor en 2004 y con ella vivió una historia de amor que ha durado hasta los últimos días de su vida.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por andromeda el Dom Nov 15, 2009 2:22 pm

Por favor, decidme que MI Brad lleva esa horrible barba por exigencias de algún guión, por favor, por favor!!!!!!!!!!!!!!!!!




Por cierto, la que está a su lado, sobra en la foto Evil or Very Mad
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por andromeda el Dom Dic 20, 2009 10:46 pm

ME HE QUEDADO DE PIEDRA AL LEER ESTA NOTICIA:

FALLECE LA ACTRIZ BRITANNY MURPHY .




La actriz estadounidense Brittany Murphy, estrella de películas como "
Ocho Millas"
o "
Fuera de Ondas"
, ha muerto de un paro cardiaco a los 32 años, según la página de internet TMZ. Fuentes del Departamento de Bomberos de la ciudad de Los Angeles informaron a la página de que a las 08.00 horas locales (16.00 GMT) los servicios de emergencia recibieron una llamada desde la vivienda de Murphy y su esposo, el guionista británico Simon Monjack.

La actriz fue trasladada al hospital Cedars-Sinai Medical Center, donde pese a los intentos de reanimarla llegó ya fallecida. Nacida en Atlanta (Georgia, sureste de EEUU), Murphy comenzó de adolescente su carrera como actriz, al participar en varias series de televisión. Saltó a la gran pantalla con la película "
Fuera de Onda"
, que protagonizó en 1995 junto a Alicia Silverstone.
También apareció en otras películas de éxito como "
Ocho Millas"
, donde intervino junto al rapero Eminem, y "
Sin City"
, la adaptación al cine del comic del mismo título. Los "
fans"
de los dibujos animados la recordarán también como la voz de Luanne Platter en la serie televisiva "
King of the Hill"
o como el pingüino Gloria en la película "
Happy Feet"
. Tras una breve relación con Ashton Kutcher, su coprotagonista en la comedia romántica "
Recién casados"
, en 2002, en 2007 se casó con Monjack.



avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por rocio el Lun Dic 21, 2009 12:30 am

NO PUEDE SER!!!!!!!!!!!!! Shocked Shocked Shocked Shocked Shocked

rocio
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 2569
Fecha de inscripción : 04/10/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por abijms el Lun Dic 21, 2009 1:53 pm

no lo puedo creer es imcreible Sad

abijms
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1849
Fecha de inscripción : 20/04/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por Florchy el Lun Dic 21, 2009 10:00 pm

Me quede sin palabras! Que terrible lo de BRITANNY MURPHY…Es una de mis favoritas!

Que extraño todo…Una mujer tan joven, aparentemente sana.

Florchy
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 2192
Fecha de inscripción : 11/01/2008
Localización : Mar del Plata, Argentina.

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por Rosy el Lun Dic 21, 2009 11:41 pm

En su memoria:


Brittany Murphy llega al estreno europeo de la película "
Happy Feet"
, el 26 de noviembre de 2006.

Rosy
Administrador

Mensajes : 22698
Fecha de inscripción : 24/06/2008
Localización : Quito

http://www.realeza.foros.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por andromeda el Lun Dic 21, 2009 11:46 pm

Un día después de la muerte de la protagonista de Clueless, la expresión RIP Brittany Murphy sigue siendo uno de los trending topics (palabras más utilizadas) en Twitter. La actriz, de 32 años, fue hallada muerta el domingo en su casa de Los Ángeles tras sufrir un paro cardíaco.

Su repentino fallecimiento ha causado un gran impacto en Hollywood y también en la comunidad de Internet. Su ex novio Ashton Kutcher, ahora casado con Demi Moore, ha dejado presidiendo su perfil en la red social la frase "
See you on the other side kid"
("
Nos vemos en el otro lado, niña"
).

Otras amigas de la actriz han hecho lo propio, como Dakota Fanning -"
Era como mi hermana mayor"
- Jessica Simpson -"
Mis oraciones están con su familia"
- o Lindsay Lohan -"
Tenía un gran talento"
-. Hasta el polémico bloguero de las celebrities Perez Hilton le ha dedicado unas palabras.

La autopsia, en marcha

Por otro lado, la web TMZ acaba de anunciar que, en contra de los deseos del marido de la intérprete, ya se estaría llevando a cabo la autopsia al cuerpo. Asimismo, ha revelado que Murphy se encontraba enferma antes de morir, que vomitaba y que estaba tomando "
muchos"
medicamentos para combatir síntomas gripales. Además, tenía diabetes de tipo 2.

Según People, además, la actriz había sufrido un deterioro físico importante en los últimos años, el cual pudo apreciarse en su última aparición pública hace dos semanas. Los rumores sobre sus problemas alimenticios y abusos de ciertas sustancias -a los que que la publicación llama "
sus demonios"
- volvieron entonces a cobrar vida
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: ACTORES Y ACTRICES DE TODOS LOS TIEMPOS

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 33 de 35. Precedente  1 ... 18 ... 32, 33, 34, 35  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.