Coquettes de París

Página 8 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Mar Feb 19, 2008 11:23 pm


avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Mar Feb 19, 2008 11:39 pm




avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por sebastopol el Jue Feb 21, 2008 11:54 am

:-) interesante , no sabia que gaby habia sido amante del rey manuel II de portugal y que tales despilfarros habian provocado o adelantado la revolucion de 1910 que proclamo la republica en portugal.

sebastopol
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 2048
Fecha de inscripción : 22/09/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Miér Feb 27, 2008 10:02 pm

MAUD ALLAN



TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA DEL INGLÉS:


Maud Allan (nacida Beulah Maude Durrant 27 de agosto de 1873, murió 7 de octubre de 1956 en Los Angeles, California) es una actriz y bailarina.

Maud Allan nació en Toronto, Ontario, Canadá. Fuentes conflictivos años para dar su fecha de nacimiento, que van desde 1873 a través de 1880. Pasó sus primeros años en San Francisco, California, donde estudió música desde una temprana edad. Antes del cambio de siglo se trasladó a Europa, y fue aceptada en 1895 por la Hochschule für Musik de Berlín. Más tarde cambió su nombre, impulsado en parte por el escándalo en torno a su hermano Theodore Durrant, que fue ahorcado en 1898 por la sensacional asesinato de dos mujeres en San Francisco.


En 1900, en la necesidad de dinero, Allan publicó un manual ilustrado sexo para mujeres titulado Illustriertes Konversations-Lexikon der Frau.Poco tiempo después ella comenzó a bailar profesionalmente. Aunque atlético, y con gran imaginación, tenía poco entrenamiento formal de danza. Ella fue una vez frente al bailarín profesional y leyenda Isadora Duncan, lo que enfureció a ella, como le disgustaba Duncan .

Ella diseñó y cosió a menudo sus propios trajes, que son creativos. Basada vagamente sobre Oscar Wilde 's jugar, Salomé, su versión de la Danza de los Siete Veils se hizo famoso (y para algunos notorios) y fue facturado como "
Salomé El Bailarín"
. Su libro Mi Vida y Danza se publicó en 1908 y ese mismo año tomó por asalto en Inglaterra una gira en la que realizó 250 actuaciones en menos de un año. [2]

Durante los próximos 5 años estuvo de visita en los Estados Unidos, Australia, África y Asia. En 1915 se estrella como "
Demntra"
en las películas mudas, El Rug Maker's Daughter.



En 1918 los británicos MP Noel Pemberton-facturación, en su propio diario, Vigilante, publicó un artículo, "
El culto de la Clitoris"
, que implica que Allan, que aparecen en su Visión de Salomé, era una lesbiana asociado conspiradores de la época de la guerra alemán. Allan demandó Billings de difamación penal, a saber:

El acto de la publicación de un artículo difamatorio sobre Maud Allan y el Sr JT Grein, su empresario. 2. El acto de ofensa separada incluyendo obscenidades en el artículo.

Esto dio lugar a una sensacional caso judicial, en la que representó a sí mismo de facturación. Lord Alfred Douglas también testificaron en favor de la facturación. Allan perdió el caso. El juicio quedó enredado en la obscenidad cargos presentados por el Estado contra el rendimiento dado por Allan en su baile. Fue acusada de practicar muchos de los actos sexualmente cargado representado (o implícita) en los escritos de Wilde a sí misma, incluyendo necrophilia. En este momento, el Lord Chamberlain 's prohibición de las actuaciones públicas de un juego de Wilde sigue vigente en Inglaterra, y, por tanto, la danza se Salomé en situación de riesgo.

Desde la década de 1920 sobre Allan enseñó danza y ella vivía con su secretaria y amante, Verna Aldrich. [3]

Maud Allan falleció en Los Angeles, California.


avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Miér Feb 27, 2008 10:09 pm





avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Miér Feb 27, 2008 10:17 pm




avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Miér Feb 27, 2008 11:08 pm

Liane de Pougy

Liane de Pougy fue una célebre cortesana y escritora francesa, princesa, y hermana religiosa.


Ella nacida el 2 de julio de 1869, bajo el nombre de Anne Marie Chassaigne. De raíces bretonas por parte de padre y españolas por parte de madre, es educada en un estricto pensionado religioso, contrayendo matrimonio a la edad de dieciséis años con un joven militar amigo de la familia. Cansada de los malos tratos de su marido y tras ser descubierta en flagrante infidelidad, huye a París, abandonando esposo e hijo, para convertirse en la estrella de la Belle Epoque junto con la española Carolina Otero más conocida como la Bella Otero y Emilienne d'Alençon. Esta última además de rival en el medio del music-hall parisino será su amante de manera intermitente.

Su mentora será la conocida Valtesse de la Bigne, cortesana del Segundo Imperio y que además de haber sido una de las últimas amantes de Napoleón III, fue musa inspiradora de Emile Zola para su obra Nana.

Entre sus múltiples amantes masculinos se encontraban numerosas personalidades de la época, entre ellos monarcas y príncipes así como industriales, banqueros y hombres de Estado. Construye una suntuosa mansión en el centro de París y compra elegantes casas de recreo en Bretaña y Niza.

Su famosa colección de joyas rivaliza con la de la Bella Otero y las obras de arte y antigüedad con las que decora su lujosa residencia parisina son parte del éxito de su carrera.

Su hijo, Marc Pourpe, será más tarde un héroe de la aviación francesa y realizará innumerables hazañas aéreas en Francia, Sudán y Egipto. Caerá en el campo de batalla en 1914 durante la Primera Guerra Mundial.

En la cúspide de su carrera artística como bailarina del Folies Bergères de París decide escribir algunas novelas que se convertirán en grandes éxitos de venta para la época y en las cuales mostraba abiertamente sus inclinaciones bisexuales, entreteniendo así al público y cultivando a la vez su ya incipiente leyenda. Inicia una seria relación con la escritora estadounidense radicada en Francia, Natalie Clifford Barney (sobre que ella escribió en su novela Idylle Saphique) y posteriormente decide casarse en 1910 con un príncipe rumano, Georges Ghika, convirtiéndose así en una auténtica princesa. El matrimonio conoce algunos altibajos como resultado de la infidelidad del marido de Liane con la última conquista femenina de ésta.

Una vez reconciliados, se trasladan a la ciudad de Lausana, Suiza, huyendo de la Segunda Guerra Mundial, y tras un profundo acercamiento con la obra religiosa del asilo francés de Santa Inés, Liane decide tomar los hábitos de la Orden Terciaria de las Dominicas consagrando el resto de su vida a la oración y a la reflexión. Liane de Pougy fallece en Suiza el 26 de diciembre de 1950 bajo el nombre religioso de Ana María de la Penitencia.


Última edición por el Jue Feb 28, 2008 12:01 am, editado 1 vez
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Miér Feb 27, 2008 11:13 pm




Su vida comienza como la de cualquier joven de clase media de finales del siglo XIX, casada muy joven, parecía estar dispuesta a ser una madre de familia abnegada. Sin embargo, por su cuidada formación y carácter temperamental, su ciudad natal se la quedaba pequeña, y su matrimonio era una asfixia insoportable, de modo que a la primera ocasión, consiguió el divorcio de su marido, con infidelidad e intento de asesinato incluidos.

Ya libre, se traslada a la capital, París, donde tiene que trabajar en el cabaret para poder ganarse la vida. Pronto, destacó entre todas sus compañeras por su belleza y sus cualidades innatas. Su éxito entre el público masculino, la llevó a ser considerada la mejor de las damas de compañía de lujo, situación está que se lograba solo con una elevada cultura y belleza, convirtiéndose en objeto de deseo y admiración de los hombres más revelantes de la sociedad del momento.

Sus admiradores debían “entretenerla” con ricos regalos, manteniendo a su “protegida” en el lujo más absoluto. Esta posición tan favorable, fue aprovechada de Liane, la cual, casó después de 20 años de vida licenciosa, con un noble rumano, que la convirtió de la noche a la mañana en princesa.

Su vida junto con el Principe Ghika, fue completamente tormentosa. Su relación se rompió en varias ocasiones, siempre por infidelidades del marido de Liane, el cual aceptaba con devoción las infidelidades de su esposa, no aceptando ella ningún “afaire” por parte de su esposo. Se dice incluso que por aquella época, Liane conoció a varias mujeres, con las que mantuvo relaciones intimas.

Sin embargo las separaciones entre ambos no fueron duraderas, sabían que estaban hechos el uno para el otro, durando su matrimonio hasta 1943, momento en el que muere el príncipe. A partir de ese momento, Liane, entra en un convento de dominicas, mostrando auténtico arrepentimiento por su vida anterior. De hecho, su fe y sus actos de contrición fueron en aumento, llegando al momento de su muerte con fama de santa.

Falleció el día de Navidad de 1950, año santo de la iglesia, hecho tenido por casi milagroso, al haber expresado Liane en vida su deseo de morir en esa fecha, como símbolo de perdón divino.

Evidentemente, esta mujer conseguía todo lo que se proponía.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Miér Feb 27, 2008 11:20 pm




avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Miér Feb 27, 2008 11:23 pm

Artículo de la revista Vanidades

Las bellas de la 'Belle Epoque'

por: Martín Mesa
Fuente: Vanidades

¿Qué tenían las ‘demi-mondaines’, que enloquecían de amor a los hombres y de celos a las mujeres?

Carolina Otero... Liane de Pougy... Cleo de Merode... ¿Alguno de esos nombres significa algo para ti? Posiblemente no;
pero en los años de la Belle Epoque todo el mundo los conocía. Los periódicos y las revistas de París y de otras capitales no se cansaban de publicar chismes sobre esas artistas de vaudeville, y todos sus estrenos, amoríos y escándalos eran tema de conversación.
Más que bailarinas, actrices o cantantes —en la mayoría de los casos, sus dotes artísticas fueron más bien escasas—, esas hermosas mujeres eran en realidad una suerte de prostitutas de lujo que vendían muy caros sus favores. Eran las demi-mondaines o cocottes, las reinas de la belleza y la elegancia en el París de finales del siglo XIX y principios del XX. Las divas del Folies-Bergère, del Moulin Rouge y de otros cabarés y teatros de variedades. Tal y como sucede hoy en día, los grandes modistos de la época les enviaban sus vestidos —con la esperanza de que los lucieran en las carreras de caballos del hipódromo de Auteuil o en sus paseos por el Bosque de Boulogne—, convencidos de que no había mejor publicidad para sus negocios.

Mientras más caras, más codiciadas
No cualquiera podía darse el lujo de tenerlas como amantes, pero los emperadores, reyes y príncipes sí. El káiser Guillermo II de Alemania, el rey Leopoldo II de Bélgica, el zar Nicolás II de Rusia o el emperador Mitsuhito de Japón se contaban entre sus clientes asiduos. Otro tanto sucedía con el príncipe de Gales (futuro rey Eduardo VII de Inglaterra) y el príncipe Alberto I de Mónaco (sí, el bisabuelo de Alberto II, Carolina y Estefanía), quienes, en cuanto ponían un pie en París, buscaban la compañía de alguna de estas bellas y carísimas damas. Pero no solo los nobles estaban dispuestos a dilapidar sus fortunas a cambio de sus caricias y mimos. También algunos plebeyos, como el multimillonario estadounidense William K. Vanderbilt y el magnate francés del azúcar Max Lebaudy, se aficionaron a ellas.
¿Cuál era su tarifa? Eso es algo que nunca ha podido precisarse con exactitud. Se dice que, al conocer a Carolina Otero, el rey Leopoldo II ofreció en una especie de subasta pública 20 mil francos oro por una noche de amor con ella. ‘Por esa suma, le incluyo el desayuno’, fue la pícara respuesta de ella a la oferta. Pero, en realidad, más que cobrar una suma acordada de antemano, estas bellas recibían su pago en forma de regalos espléndidos: joyas de gran valor, casas, carruajes con caballos... Cuando Vanderbilt entró en contacto con la Otero en el casino de Montecarlo, quedó tan fascinado con ella que le obsequió un yate de lujo. Y el emperador Mitsuhito de Japón, aún más generoso, le regaló el título de propiedad de una isla.
Quienes no contaban con fondos suficientes para comprar una noche de amor, les pagaban por el derecho a llevarlas a cenar a Maxim’s, Paillard u otro de los restaurantes de moda, o para que les hicieran compañía en los palcos de los grandes teatros. Y es que exhibirse con una de estas mujeres, llevarlas del brazo, era un privilegio que daba prestigio a los caballeros y les permitía ascender en la escala social.
Ahora bien, las demi-mondaines debían ser cuidadosas a la hora de conceder sus favores. Si eran demasiado pródigas, podían desvalorizarse. Cuando alguna de ellas tenía un número de amantes excesivo, podía caer en una categoría inferior y ser considerada una ‘horizontal’ (mujer fácil y barata). Lo ideal, para ellas, era tener un número reducido de clientes, mientras más acaudalados, mejor.

La Bella Otero
De todas las demi-mondaines de la Belle Epoque, ninguna superó en popularidad a Carolina Otero, conocida como La Bella Otero. Esta supuesta andaluza, que en realidad había nacido en una aldea de Galicia, fue violada de niña y huyó de su pueblo en busca de una vida mejor. La suerte le sonrió. Considerada la mujer más atractiva de Francia en su tiempo, la Otero llenaba cualquier teatro en el que cantara, bailara o hiciera pantomimas. Como mientras más reveladores fueran sus vestuarios, más aplausos alcanzaba, salía a escena luciendo profundos escotes, mostrando las pantorrillas o cubriendo su desnudez con velos.
Su leyenda no empezó en París, sino en los Estados Unidos, adonde la llevó un productor que había viajado a Europa en busca de talentos. Aunque por entonces Carolina era una desconocida, él la ‘lanzó’ en New York, haciéndole publicidad como si fuera una gran estrella y tuvo un éxito descomunal. (José Martí escribió, inspirado en ella, su poema La bailarina española.) Al volver a Europa, después de esa larga y triunfal temporada neoyorquina, ya La Bella Otero era una famosa artista.
En el transcurso de su vida, varios hombres se quitaron la vida por ella, lo que le ganó el sobrenombre de La sirena de los suicidios. Entre sus amantes —además de los mencionados anteriormente— estuvo también, supuestamente, el joven Alfonso XIII, rey de España.
En un viaje a San Petersburgo, la Otero enloqueció de tal manera a los aristócratas, que estos le regalaron montones de joyas. Al regresar a París, hizo que un joyero las desmontara todas y le pidió a su modisto que las usara para adornar una ceñida chaquetilla de torero, con la que salió a escena y arrebató al público.

La inteligente Liane
La principal rival de La Bella Otero era la francesa Liane de Pougy, quien compensaba su limitado talento para la escena con una belleza exquisita y un intelecto cultivado (llegó a publicar varias novelas y un libro de memorias). Educada en un riguroso convento de provincia, Liane se casó muy joven con un militar, pero abandonó a su hijito y a su marido cuando este último la sorprendió en la cama con un amante.
En París, decidió convertirse en artista y consiguió un contrato para trabajar en los Folies-Bergère. Lo único que tenía que hacer era salir a escena vestida con una atrevida malla negra y hacer gala de su bien delineada figura.
Se cuenta que el día de su debut, la Pougy le envió una invitación al príncipe de Gales diciéndole que, si acudía al teatro a aplaudirla, eso sería su consagración. El parrandero hijo de la reina de Victoria y heredero del trono de Inglaterra no solo fue a ver la función, sino que pasó con ella esa noche. Al día siguiente, la noticia era vox populi: París tenía otra estrella resplandeciente.
Uno de los primeros ‘protectores’ de Liane fue el marqués de Mac-Mahon, a quien no tardó en dejar en la ruina. ‘Me tragué su fortuna como otras se tragan un huevo’, comentó, despreocupada, la chica.
La ‘ingenua’ Cleo
Aunque los nobles iban de los brazos de una demi-mondaine a los de otra, el rey Leopoldo II de Bélgica —considerado el hombre más rico de su época— tenía una favorita: la dulce y en apariencia ingenua Cléo de Mérode. Cada vez que iba a París, se dejaba ver con ella. A tal punto se volvieron inseparables, que la prensa europea empezó a llamar al monarca, burlonamente, ‘Cleopoldo’.
Aunque nacida en París, Cléo de Mérode pertenecía a una antigua familia de la nobleza belga. Tenía una esmerada educación y un aire de ‘no matar una mosca’, que engañaba a cualquiera. ‘Cleopoldo’ no fue el único soberano que cayó rendido ante sus encantos. Lo mismo le sucedió al maharajá de Kapurtala, quien incluso pretendió casarse con ella. Como Cléo no quiso dejar París para instalarse en la India, el maharajá terminó casándose con otra artista de variedades: la bailarina española Anita Delgado.
Como todas las demi-mondaines, Cléo también ‘tenía su corazoncito’ y a veces se enamoraba gratis. Eso fue lo que le pasó con el escultor Falguière, quien esculpió su figura desnuda con tal realismo que, cuando la exhibió, todo el público parisino supo que se trataba de ella. ¡Gran escándalo... y más publicidad para la encantadora Cléo!

Novelas con final infeliz
Las cocottes más cotizadas del París de la Belle Epoque lograron amasar, gracias a la generosidad de sus amantes, gigantescas fortunas. Sin embargo, sus vidas novelescas tuvieron, en casi todos los casos, desenlaces sombríos. Carolina Otero, quien se retiró de los escenarios justo antes de que su belleza empezara a marchitarse, se arruinó en los casinos de Montecarlo y Niza. La ruleta, que siempre le había atraído, terminó convirtiéndose en una adicción incontrolable que la llevó a la perdición. La muerte la sorprendió, a los 96 años, viviendo muy precariamente en un cuarto de una pensión de Niza. Ni siquiera disponía de una cama: dormía en un incómodo sofá. ¿Quién podía imaginarse, en 1965, que aquella humilde anciana hubiera sido dueña de las más fabulosas joyas, de enormes residencias y hasta de una isla —que nunca se tomó la molestia de ir a conocer— en el mar de Japón?
Cléo de Mérode también dilapidó sus bienes y tuvo un final infeliz. Murió en 1966, a los 91 años, con signos de demencia. Para sobrevivir, alquilaba las habitaciones de su apartamento en París a estudiantes universitarios. Liane de Pougy, en cambio, eligió un camino distinto al de sus rivales. En 1910, al retirarse de la escena, se casó con un príncipe rumano 20 años más joven que ella y se transformó en una dama respetable. Al quedar viuda, se retiró a un convento y se convirtió en una devota religiosa hasta que murió, en 1950, a los 81 años de edad.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Miér Feb 27, 2008 11:54 pm







Última edición por el Jue Feb 28, 2008 12:02 am, editado 1 vez
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Miér Feb 27, 2008 11:58 pm

Diarist of the day: Liane de Pougy, 11 January 1920

"
Like every morning, I have had my enema, in order to preserve a clear skin and sweet breath. It is a family habit, approved of by Dr Pinard. One of Maman's old great-aunts, the beautiful Madame Rhom賬
died at the age of ninety and a half with a complexion of lilies and roses, skin like a child's. She took her little enema, it seems, at five o'clock every evening, so that she would sleep very well. She did it cheerfully in public. She would simply stand in front of the fireplace;
her servant would come in discreetly, armed with the loaded syringe;
Madame Rhom賠
would lean forward gracefully so that her full skirts lifted gracefully, one two there, and it was done! Conversation was not interrupted. After a minute or two my beautiful ancestress would disappear briefly, soon to return with the satisfaction of a duty performed."
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Jue Feb 28, 2008 9:15 pm

Emilienne D'Alencon

Émilie André, dite Émilienne d'Alençon, née à Paris le 18 juillet 1869 et morte à Nice en 1946, est une danseuse de cabaret et grande courtisane française.

Surnommée l'une des « Trois Grâces » de la Belle Époque, avec Liane de Pougy et Caroline Otero, elle fut lancée dans le demi-monde, en 1885, par Charles Desteuque, dit « l'intrépide vide-bouteilles[1] ». Elle fit ses débuts comme danseuse au Cirque d'été en 1889, avant de jouer au Casino de Paris, aux Menus-Plaisirs, aux Folies Bergère, à la Scala, aux Variétés.

Elle fut d'abord entretenue par le jeune duc Jacques d'Uzès, puis par Léopold II de Belgique. Elle épousa, avant 1895, le jockey Percy Woodland. On lui prête une liaison avec la poétesse Renée Vivien, vers 1908.

Ses biens, parmi lesquels une importante collection de veilleuses en porcelaine et son précieux mobilier décoré de plaques de porcelaine, furent vendus à l'Hôtel Drouot en 1931[2]. Elle mourut à Nice et fut inhumée à Paris[3], au cimetière des Batignolles.

No se podia traducir al español. Iré poniendo referencias de ella en español
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Jue Feb 28, 2008 9:24 pm




avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por sebastopol el Vie Feb 29, 2008 9:45 am

:-) fascinante la vida de liane de pougy, su esposo el principe jorge ghika pertenece al tomo tercero del almanaque de gotha, es decir casas principescas no soberanas , en este caso del reino de rumania, descendiente de los principes no soberanos de valaquia y de moldavia.
me ha interesado su vida, me parece muy hermosa, y de rasgos delicados, otra reina de "
la belle epoque"
.

sebastopol
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 2048
Fecha de inscripción : 22/09/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por druxa el Vie Feb 29, 2008 2:41 pm

andromeda, los foros son asi amiga querida a veces decaen y luegfo apaece algo mas que agregar....
Yo9 entro poco por que este tipo de señoras no me atraen, pero supongo que el mundo no seria mundo sin ellas.... :badgrin:

druxa
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 12174
Fecha de inscripción : 22/07/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por Helena el Vie Feb 29, 2008 9:00 pm

Druxa, por que no te atraen estas mujeres que fueron transgresoras y valientes, autenticas, sin poses ni hipocresias?

Helena
Non

Mensajes : 10690
Fecha de inscripción : 21/07/2007
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por andromeda el Vie Feb 29, 2008 10:28 pm

yo, cuando abristeis este foro no conocia a las coquettes o mejor dicho no las conocía con ese nombre, ademas sabia muy poco de ellas , pero una vez que me metí, la verdad es que lo encuentro muy interesante.
avatar
andromeda
Administrador

Mensajes : 12245
Fecha de inscripción : 18/10/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por sebastopol el Sáb Mar 01, 2008 6:25 pm

:-) me imagino que a druxa no le interesan este tipo de mujeres porque a todos no nos puede llamar la atencion de lo mismo, a druxa le interesan mas los miembros de la realeza en exclusividad, lo cual ni es malo ni es bueno , simplemente cada uno es como es.

a mi por ejemplo si me interesan pero no todas, solo aquellas que han sido amantes de reyes o grandes artistas, cada uno es como es.

espero que no se moleste druxa por opinar por ella.

un saludo a helena, ¿tienes el mal de stendhal ?

dicen que es sicosomatico cuando se esta en florencia o en roma, por el exceso de belleza .

sebastopol
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 2048
Fecha de inscripción : 22/09/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por Helena el Lun Mar 03, 2008 5:46 pm

Sebas, el mal de Stendhal es algo muy verdadero, aunque no me canso de ver Florencia pese a lo cambiada que esta...
sin embargo, te digo un secreto y no se lo digas a nade... nunca me ha gustado Roma, no se..., cuestion de quimica, como dru con las coquettes....

Helena
Non

Mensajes : 10690
Fecha de inscripción : 21/07/2007
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por Paddy el Mar Mar 04, 2008 5:01 am

Helena: ¿ tan cambiada està Florencia?
Yo hace 3 años que no voy, y mi marido que viaja màs seguido que yo, me hizo el mismo comentario... y de muchas otras ciudades italianas tambien.
¡Làstima!
Pero igual estaràn preciosas!!

Paddy
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 232
Fecha de inscripción : 02/08/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por druxa el Sáb Abr 05, 2008 2:34 am


druxa
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 12174
Fecha de inscripción : 22/07/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por druxa el Sáb Abr 05, 2008 2:35 am


druxa
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 12174
Fecha de inscripción : 22/07/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por druxa el Sáb Abr 05, 2008 2:35 am


druxa
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 12174
Fecha de inscripción : 22/07/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por druxa el Sáb Abr 05, 2008 2:36 am


druxa
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 12174
Fecha de inscripción : 22/07/2007

Volver arriba Ir abajo

Re: Coquettes de París

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 8 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.