Juan Carlos y Sofía

Página 37 de 40. Precedente  1 ... 20 ... 36, 37, 38, 39, 40  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por Invitado el Mar Dic 28, 2010 7:04 pm

Plantagenet, le he dado vueltas al tema, y yo lo interpreto como cambio aunque posiblemente lo interpreto mal. Si abdica el rey, cede su cargo a su hijo antes de expirar su mandato, por lo tanto adelanta el orden regular de sucesión, aquí lo entiendo como una modificación. Es cierto que continua el trono en la misma familia, pero lo sigo viendo como modificación.

La renuncia es algo mucho más complicado y no entiendo que la ley no contemple un proceso más amplio para resolverla.

MJ, basándome en las Leyes fundamentales dinásticas francesas ¿el Principio de másculinidad (el sucesor es primogenito por línea de varón) y la Ley Sálica no son lo mismo?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por mj el Miér Dic 29, 2010 1:22 am

Laura, en teoría si. Aunque entiendo que cuando se habla de ley sálica se refiere a que bajo este sistema, la mujer no figura, bajo ningun concepto, en el order sucesorio. Esto deriva de los reyes francos, y la adoptaron los Capetos ( aunque no al principio). No todas las dinastías en el territorio frances la adptaron. Así tienes el ejemplo de Leonor de Aquitania.

mj
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 173
Fecha de inscripción : 13/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por plantagenet el Miér Dic 29, 2010 11:46 am

Pero Laura si el rey abdica en el principe Felipe la sucesión no sufre modificación alguna. Es el sucesor conforme a la constitución y a la ley. Modificaría la forma de sucesión pero eso no conlleva un cambio en ningún artículo de la constitución ya que esta lo contempla.

plantagenet
Su Alteza Serenísima
Su Alteza Serenísima

Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 01/12/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por Filippos el Miér Dic 29, 2010 1:51 pm

Estimadas;
si el rey abdicara, por lo que entendí del artículo 57.5, las Cortes deberían aprobar esa abdicación a través de una ley orgánica?
Entonces, en caso de que el Rey decidiera abdicar, y mientras las Cortes no se expidieran, funcionaría la regencia (asumo). Lo mismo si Felipe renunciara;
no quedaría Elena como sucesora en tanto dicha ley orgánica no fuera promulgada.
Y supongo que una ley orgánica en esos temas podría tratarse aún si ninguno de los hechos se produjera.
Es correcto?

Filippos
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 2611
Fecha de inscripción : 13/04/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por Invitado el Miér Dic 29, 2010 3:03 pm

Si el rey abdicara las cortes resolverían la abdicacion mediante la elaboración de una Ley Orgánica.

La regencia entra en juego cuando :
a. El Rey es menor de edad
b. El Rey si inhabilitare para el ejercio de su cargo (por ejemplo debido a una enfermedad que le incapacitara)

En virtud de lo dispuesto en el art. 59.1 de la Constitución cuando el rey fuere menor de edad entrará a ejercer inmediatamente la regencia, el padre, la madre del rey o el pariente de mayor edad más próximo a suceder en la corona.

Tal fue el caso de Mª Cristina de Habsburgo con su hijo póstumo Alfonso XIII.

Si no existieren ninguna de las personas anteriores las Cortes Generales nombrarían al regente y la regencia se podría ejercer por una, tres o cinco personas.

Si el actual monarca se inhabilitare para el cargo, entiendo que entaría a ejercer la regencia D. Felipe.

Si el actual monarca decidiera abdicar, imagino que D. Felipe ejercería inmediatamente la regencia, hasta que no se aprobara la L.O. que aprobara la abdicación y le nombrara Rey.

Si D. Felipe abidicará en su hija mayor siendo esta menor de edad , entiendo que entaría a ejercer la regencia Dña. Leticia, y en su defecto, la Infanta Dña. Elena, y así sucesivamente.

¿Si D. Felipe renunciara? Esto es lo que veo más complicado. Entiendo la renuncia como la renuncia a un derecho de efectos civiles.
Es decir, lo dejo todo tanto para mí como para mis descendientes. Tal fue el caso de Felipe V al renunciar al trono de españa. Pero me viene a la cabeza otro principio importántisimo de las leyes dinásticas fundamentales francesas el de "
indisponibilidad de la corona"
. ¿Hasta que punto afecta a los desdendientes del monarca la renuncia de éste último? Entiendo que entaría a ejercer la regencia Dña. Elena hasta que se aprobara la ley resolviendo la renuncia de D. Felipe, pero me gustaría oir las opiniones de mis compañeros al respecto.

Aunque no se dieran ninguno de estos casos, pero si un caso parecido, la mayoría de estas cuestiones relacionadas con la corona se resuelven por Ley Orgánica.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por glorisabel el Miér Dic 29, 2010 3:12 pm

Ley Sálica

La Ley Sálica (del latín Lex Salica) o más exactamente, las leyes sálicas, fueron un cuerpo de leyes promulgadas a principios del siglo VI por el rey Clodoveo I de los francos. Debe su nombre a la tribu de los Francos Salios. Fue la base de la legislación de los reyes francos hasta que en el siglo XII el reino de los francos desapareció, y con él sus leyes.

Este código regía las cuestiones de herencia, crímenes, lesiones, robo, etc. y fue un importante elemento aglutinador en un reino como el franco, compuesto por varios grupos y etnias.

Una parte muy concreta de este código sobrevivió, aparentemente, a los reyes francos, y pervivió en la historia europea durante varios siglos: se trata de aquella que prohibía que una mujer heredara el trono de Francia, e incluso que pudiese transmitir sus derechos al trono a sus descendientes varones.

La realidad histórica, no obstante, es que esta prohibición no fue establecida en Francia sino hasta 1316, con la muerte del rey bebé Juan I de Francia, y que su aprobación se debió a una manipulación de la antigua ley de los salios, motivada por intereses políticos y dinásticos para que no accediera al trono la hermana del niño muerto, sino su tío (Felipe V de Francia).

La Ley Sálica original otorgaba, en realidad, un papel preponderante a la mujer en la sucesión al trono: establecía que el acceso al mismo correspondía al hijo varón de la hermana del rey, siendo este el único medio de asegurar la transmisión de la sangre real y la continuidad del linaje familiar en el poder. En efecto, siguiendo la lógica sálica, nunca se podía estar completamente seguro de si el hijo de la mujer del rey llevaba realmente la sangre del rey, pero es indudable que el hijo de la hermana del rey lleva sangre real y continuará la línea familiar.

La Ley Sálica en Francia

Esta ley fue completamente inexistente para los francos occidentales desde la ascensión al trono de Hugo Capeto en 987, y nunca se planteó problema sucesorio alguno, pues todos los reyes de la Dinastía de los Capetos dejaron siempre un hijo varón heredero. Sólo en 1316 se suscitó por primera vez este tipo de problema: el rey Luis X moría en este año dejando una única hija de cuya paternidad se dudaba (su madre Margarita, primera esposa del rey, había sido encarcelada por adulterio), y una esposa (la segunda) embarazada: el hijo que iría a nacer de ella, de ser niño, sería rey;
pero de ser niña, no se sabía bien qué ocurriría. Es entonces cuando el regente, Felipe de Poitiers (hermano menor de Luis X), tiene la iniciativa de promover y promulgar esta ley, según la cual las mujeres no pueden ser reinas de Francia. Cuando la reina viuda Clemencia da finalmente a luz un varón, éste se convierte inmediatamente en rey con el nombre de Juan I de Francia;
y cuando este bebé-rey muere inesperadamente a los cinco días de nacer, su tío el Regente, en virtud de la ley recién aprobada, se convierte en el rey Felipe V. La crisis sucesoria era así resuelta de modo muy poco ético, pero eficaz. En esta primera época, la ley aprobada por Felipe de Poitiers fue conocida como ley de los varones, y fue la misma que motivó que en 1322 se apartase de la sucesión a las cuatro hijas de Felipe V en favor del hermano de éste, Carlos IV. Y fue la que a su vez, a la muerte de éste en 1328, se encargase otra vez de resolver la sucesión, puesto que el que sería último monarca Capeto dejaba también una única hija y una esposa embarazada;
esta vez el hijo póstumo nacido sería también una niña, lo que dejaba el camino libre para el regente Felipe de Valois, primo paterno del rey.

Los Estados Generales hacen en esta altura, en efecto, la última modificación que conoció la ley de los varones en Francia: según ella, las mujeres estarían privadas para gobernar el reino, pero también para transmitir los derechos sucesorios a sus descendientes;
Felipe de Valois se convertía, así, en Felipe VI de Francia. Esta modificación provocaría sin embargo, en último término, la muy sangrienta Guerra de los Cien Años: en efecto, el rey Eduardo III de Inglaterra declaró esta ley fraudulenta (en lo que no le faltaba razón) y reclamó tener mayores derechos al trono francés, dado que era hijo de Isabel, hermana de los tres últimos reyes Luis X, Felipe V y Carlos IV.

La Ley Sálica estuvo vigente en Francia hasta la Revolución francesa, y después de ella durante la restauración borbónica, de 1815 a 1830. Los reyes que ciñeron la corona de la Flor de Lis gracias a ella fueron:

Felipe V el Largo, a la muerte de Juan I el Póstumo, su sobrino.
Carlos IV el Hermoso, a la muerte de Felipe V, su hermano.
Felipe VI de Valois, a la muerte de Carlos IV, su primo.
Luis XII de Orleáns, a la muerte de Carlos VIII el Afable, su primo en tercer grado.
Francisco I de Angulema, a la muerte de Luis XII de Orleáns, su primo en segundo grado y suegro.
Enrique III, rey de Polonia, a la muerte de su hermano Carlos IX.
Enrique IV de Borbón (descendiente por línea paterna directa del rey San Luis), a la muerte de Enrique III de Angulema, su pariente lejano y cuñado.
Luis XVIII, por la muerte en prisión de su sobrino el Delfín, conocido como Luis XVII aunque nunca llegase a reinar.

La Ley Sálica en España

En España, el rey Felipe V, al subir al trono tras la Guerra de Sucesión Española, hizo promulgar la Ley Sálica a las Cortes de Castilla en 1713: según las condiciones de la nueva ley, las mujeres sólo podrían heredar el trono de no haber herederos varones en la línea principal (hijos) o lateral (hermanos y sobrinos).

El rey Carlos IV de España hizo aprobar a las Cortes en 1789 una disposición para derogar la ley y volver a las normas de sucesión establecidas por el código de las Partidas. Sin embargo, la Pragmática Sanción real no llegó a ser publicada hasta que su hijo Fernando VII de España la promulgó en 1830, desencadenando el conflicto dinástico del Carlismo.

Contenido:

LEY V. D. Felipe V. en Madrid á 10 de mayo de 1713.
Nuevo reglamento sobre la sucesion en estos Reynos. Habiéndome representado mi Consejo de Estado las grandes conveniencias y utilidades que resultarian á favor de la causa pública y bien universal de mis Reynos y vasallos, de formar un nuevo reglamento para la sucesion de esta Monarquía, por el cual, á fin de conservar en ella la agnacion rigurosa, fuesen preferidos todos mis descendientes varones por la línea recta de varonia á las hembras y sus descendientes, aunque ellas y los suyos fuesen de mejor grado y línea;
para la mayor satisfaccion y seguridad de mi resolución en negocios de tan grave importancia, aunque las razones de la causa pública y bien universal de mis Reynos han sido expuestas por mi Consejo de Estado, con tan claros é irrefragables fundamentos que no me dexasen duda para la resolucion;
y que para aclarar la regla mas conveniente á lo interior de mi propia Familia y descendencia , podria pasar como primero y principal interesado y dueño á disponer su establecimiento ;
quise oir el dictamen del Consejo, por la igual satisfacción que me debe el zelo , amor, verdad y sabiduría que en este como en todos tiempos ha manifestado ;
á cuyo fin le remití la consulta de Estado, ordenándo. e , que antes oyese á mi Fiscal: y habiéndola visto , y oídole, por uniforme acuerdo de todo el Consejo se conformó con el de Estado;
y siendo el dictamen de ambos Consejos , que para la mayor validacion y firmeza, y para la universal aceptacion concurriese el Reyno al establecimiento de esta nueva ley, hallándose este junto en Córtes por medio de sus Diputados en esta Corte, ordené á las Ciudades y Villas de voto en Córtes, remitiesen á ellos sus poderes bastantes, para conferir y deliberar sobre este punto lo que juzgaren conveniente á la causa pública;
y remitidos por las Ciudades, y dados por esta y otras Villas los poderes á sus Diputados, enterados de las consultas de ámbos Consejos, y con conocimiento de la justicia de este nuevo reglamento, y conveniencias que de él resultan á la causa pública, me pidieron , pasase á establecer por ley fundamental de la sucesion de estos Reynos el referido nuevo reglamento, con derogacion de las leyes y costumbres contrarias. Y habiéndolo tenido por bien, mando, que de aquí adelante la sucesion de estos Reynos y todos sus agregados, y que á ellos se agregaren, vaya y se regule en la forma siguiente. Que por fin de mis días suceda en esta Corona el Príncipe de Asturias, Luis mi muy amado hijo, y por su muerte su hijo mayor varon legítimo, y sus hijos y descendientes varones legítimos y por línea recta legítima, nacidos todos en constante legítimo matrimonio, por el orden de primogenitura y derecho de representacion conforme á la ley de Toro;
y á falta del hijo mayor del Príncipe, y de todos sus descendientes varones de varones que han de suceder por la órden expresada, suceda el hijo segundo varon legítimo del Principe, y sus descendientes varones de varones legítimos y por línea recta legítima, nacidos todos en constante y legítimo matrimonio, por la misma orden de primogenitura y reglas de representacion sin diferencia alguna : y á falta de todos los descendientes varones de varones del hijo segundo del Príncipe suceda el hijo tercero y quarto, y los demás que tuviere legítimos;
y sus hijos y descendientes varones de varones, asimismo legítimos y por línea recta legítima;
y nacidos todos en constante legítimo matrimonio por la misma órden, hasta extinguirse y acabarse las líneas varoniles de cada uno de ellos;
observando siempre el rigor de la agnacion, y el órden de primogenitura con el derecho de representacion, prefiriendo siempre las líneas primeras y anteriores á las posteriores: y á falta de toda la descendencia varonil, y líneas rectas de varon en varon del Príncipe, suceda en estos Reynos y Corona el Infante Felipe, mi muy amado hijo, y á falta suya sus hijos y descendientes varones de varones legítimos y por línea recta legítima;
nacidos en constante legítimo matrimonio;
y se observe y guarde en todo el misma órden de suceder que queda expresado en los descendientes varones del Príncipe sin diferencia alguna;
y á falta del Infante;
y de sus hijos y descendientes varones de varones, sucedan por las mismas reglas, y Orden de mayoría y representacion, los demás hijos varones que yo tuviere de grado en grado, prefiriendo el mayor al menor, y respectivamente sus hijos y descendientes varones de varones legítimos y por línea recta legítima, nacidos todos en constante legítimo matrimonio, observando puntualmente en ellos la rigorosa agnacion, y prefiriendo siempre las lineas masculinas primeras y anteriores á las posteriores;
hasta estar en el todo extinguidas y evacuadas. Y siendo acabadas íntegramente todas las líneas masculinas del Príncipe, Infante, y demás hijos y descendientes mios legítimos varones de varones, y sin haber por consiguiente varon agnado legítimo descendiente mio, en quien pueda recaer la Corona segun los llamamientos antecedentes, suceda en dichos Reynos la hija o hijas del último reynante varon agnado mio en quien feneciese la varonía;
y por cuya muerte sucediere la vacante, nacida en constante legítimo matrimonio, la una despues de la otra, y prefiriendo la mayor á la menor, y respectivamente sus hijos y descendientes legítimos por línea recta y legítima, nacidos todos en constante legítimo matrimonio;
observándose entre ellos el órden de primogenitura y regias de representacion, con prelacion de las lineas anteriores á las posteriores, en conformidad de las leyes de estos Reynos;
siendo mi voluntad, que en la hija mayor, o descendiente suyo que por su premoriencia entrare en la sucesion de esta Monarquía, se vuelva á suscitar, como en cabeza de línea, la agnacion rigorosa entre los hijos varones que tuviere nacidos en constante legítimo matrimonio, y en los descendientes legítimos de ellos;
de manera que despues de los dias de la dicha hija mayor, ó descendiente suyo reynante, sucedan sus hijos varones nacidos en constante legítimo matrimonio, el uno despues del otro , y prefiriendo el mayor al menor, y respectivamente sus hijos y descendientes varones de varones legítimos y por línea recta legítima, nacidos en constante legítimo matrimonio, con la misma órden de primogenitura, derechos de representacion, prelacion de líneas, y reglas de agnacion rigorosa que se ha dicho, y queda establecido en los hijos y descendientes varones del Príncipe;
Infante y demás hijos mios;
y lo mismo quiero se observe en la hija segunda del dicho último reynante varon agnado mio, y en las demás hijas que tuviere;
pues sucediendo qualesquiera de ellas por su órden en la Corona, ó descendiente suyo por su premoriencia, se ha de volver á suscitar la agnacion rigorosa entre los hijos varones que tuviere nacidos en legítimo constante matrimonio, y los descendientes varones de varones de dichos hijos legítimos y por línea recta legítima, nacidos en constante legítimo matrimonio;
debiéndose arreglar la sucesión en dichos hijos y descendientes varones de varones de la misma manera que va expresado en los hijos y descendientes varones de la hija mayor, hasta que esten totalmente acabadas todas las líneas varoniles, observando las reglas de la rigorosa agnacion. Y en caso que el dicho último reinante varon agnado mio no tuviere hijas nacidas en constante legítimo matrimonio, ni descendientes legítimos y por línea legítima , suceda en dichos Reynos la hermana ó hermanas que tuviere descendientes mias legítimas y por línea legítima, nacidas en constante legítimo matrimonio, la una despues de la otra , prefiriendo la mayor á la menor , y respectivamente sus hijos y descendientes legítimos y por línea recta , nacidos todos en constante legítimo matrimonio, por la misma órden de primogenitura, prelacion de lineas y derechos de representacion segun las leyes de estos Reynos, en la misma conformidad prevenida en la sucesion de las hijas del dicho último reynante;
debiéndose igualmente suscitar agnacion rigorosa entre los hijos varones que tuviere la hermana, ó el descendiente suyo que por su premoriencia entrare en la sucesion de la Monarquía, nacidos en constante legítimo matrimonio, y entre los descendientes varones de varones de dichos hijos legítimos y por línea recta legítima, nacidos en constante legítimo matrimonio, que deberán suceder en la misma órden y forma que se ha dicho en Ios hijos varones y descendientes de las hijas de dicho Ultimo reynante, observando siempre las reglas de la rigurosa agnacion. Y no teniendo el último reynante hermana ó hermanas, suceda en la Corona el transversal descendiente mio legítimo y por la línea legítima, que fuere proximior y mas cercano pariente del dicho último reynante, ó sea varon ó sea hembra, y sus hijos y descendientes legítimos y por línea recta legítima, nacidos todos en constante legítima matrimonio, con la misma órden v reglas que vienen llamados los hijos y descendientes de las hijas del dicho último reynante: y en dicho pariente mas cercano varon ó hembra, que entrare á suceder, se ha de suscitar tambien la agnación rigorosa entre sus hijos varones nacidos en constante legítimo matrimonio, y en los hijos y descendientes varones de varones de ellos legítimos y por línea recta legítimos, nacidos en constante legítimo matrimonio, que deberán suceder con la misma órden y forma expresados en los hijos varones de las hijas del último reinante, hasta que sean acabados todos los varones de varones , y enteramente evacuadas todas las líneas masculinas. Y caso que no hubiere tales parientes transversales del dicho último reynante, varones ó hembras descendientes de mis hijos y míos, legítimos y por linea legítima, sucedan á la Corona las hijas que yo tuviere nacidas en constante legítimo matrimonio, la una despues de la otra, prefiriendo la mayor á la menor, y sus hijos y descendientes respectivamente y por línea legítima, nacidos todos en constante legítimo matrimonio;
observando entre ellos el órden de primogenitura y reglas de representacion, con prelacion de las líneas anteriores á las posteriores, como se ha establecido en todos los llamamientos antecedentes de varones y hembras: y es tambien mi voluntad, que en qualquiera de dichas mis hijas, 6 descendientes suyos que por su premoriencia entraren en la sucesion de la Monarquía, se suscite de la misma manera la agnacion rigorosa entre los hijos varones de los que entraren á reynar, nacidos en constante legítimo matrimonio, y entre los hijos y descendientes varones de varones de ellos legítimos y por línea recta legítima, nacidos: todos en constante legítimo matrimonio, que deberá suceder por la misma órden y reglas prevenidas en los casos antecedentes, hasta que esten acabados todos los varones de varones , y fenecidas totalmente: las líneas masculinas: y se ha de observar lo mismo en todas y en quantas veces, durante mi descendencia legítima y por línea legítima , viniere el caso de entrar hembra, ó varon de hembra , en la sucesion de esta Monarquía , por ser mi Real intención de que, en quanto se pueda, vaya y corra dicha sucesion por las reglas de la agnación rigorosa. Y en el caso de faltar y extinguirse enteramente toda la descendencia mia legítima de varones y hembras nacidos en constante legítimo matrimonien, de manera que no haya varon ni hembra descendiente mio legítimo y por líneas legítimas, que pueda venir á la sucesion de esta Monarquía ;
es mi voluntad, que era tal caso, y no de otra manera, entre en la dicha sucesion la Casa de Saboya, según y como está declarado, y tengo prevenido en la ley últimamente promulgada á que me remito. Y quiero y mando, que la sucesion de esta Corona proceda de aquí adelante en la forma expresada ;
estableciendo esta por ley fundamental de la sucesión de estos Reynos, sus agregados y que á. ellos se agregaren, sin embargo de la ley de la Partida, y de otras qualesquiera leyes y estatutos , costumbres y estilos y capitulaciones, ú otras qualesquier disposiciones de los Reyes mis predecesores que hubiere en contrario;
las quales derogo y anulo en todo lo que fueren contrarias á esta ley, dexándolas en su fuerza y vigor para lo demás: que así es mi voluntad.

(aut. 5. tit. 7. lib. 5. R.)

glorisabel
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 8254
Fecha de inscripción : 07/06/2008
Localización : San Juan, Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por Invitado el Miér Dic 29, 2010 8:52 pm

Gloria, fabuloso este post.

Es curioso como el tiempo pone a cada cual en su sitio, y el listo de Felipe de Poitiers probó su propia medicina siendo bendecido por cuatro hijas, esa es la verdadera justicia.

La Pragmática de Carlos IV tampoco sirvió para favorecer a las mujeres sino que, a mi modo de ver, Carlos IV promulgó este código para asegurarse que el trono continuara dentro de la misma rama, aunque para ello tuviera que estar en manos de una mujer.

Hay otra Real pragmática, pormulgada por Carlos III, y anterior a la que Gloria ha, más que mencionado, que me llama mucho atención a raíz de una ponencía que leí fechada en 1993 cuyo autor es D. Bruno Aguilera Barchet Catedrático de Derecho Histórico de la Universidad de Extremadura y que me ha parecido interesantísima. Es la de 1776, creada para evitar los matrimonios desiguales en el trono español. La elaboración de esta ley vino motivada con ocasión de la boda de un hermano menor de Carlos III, el infante D. Luís, con una dama de rango inferior perteneciente a la nobleza aragonesa, Dña. Teresa de Vallabriga. Gracias a esta ley, desde la boda del infante D. Luís en 1776 hasta el año 1993, fueron nada menos que 14 los miembros de la dinastía borbónica española que han quedado excluídos de la sucesión por razón de matrimonio desigual, 8 de ellos hasta la instauración de la 2ª República y 6 de ellos entre 1931 hasta el año 1993. La actualidad de momento voy a dejarla al margen.

Aun después de haber leido la ponencia y separando dos ámbitos jurídicos, el derecho dinástico de la Casa Real y el Derecho General del Estado Español, no me queda clara una cosa ¿sigue vigente esta Real Pragmática sobre matrimonios de 1776?.

En función de lo expuesto en la ponencia por el D. Bruno Aguilera esta real Pragmática,es compatible con nuestro derecho vigente.

Si le preguntamos esto a cualquier profesional del Derecho, especialmente a un constitucionalista nos dirá tajantemente que no, que la Constitución de 1978 deja sin efecto todas las demás leyes y de esta manera D. Felipe puede contraer matrimonio con quien quiera siempre que no se opongan expresamente el Rey y las Cortes.

Si le preguntamos esto a especialistas en heráldica, Dcho. nobiliario y dinástico como los Sres. Aguilera, Fluviá y Balansó nos van a afirmar lo contrario, es más, no hay una derogación expresa de la Pragmática de 1776.

De estar vigente la Pragmática de 1776 la sucesión al trono daría un giro inesperado.

¿Qué opinan ustedes?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por DUX CANTABRIAE el Miér Dic 29, 2010 10:27 pm

Me gustaría comenzar por el principio de estas dos últimas páginas del post, relativas a la pregunta de Filippos respecto a la abdicación del Rey de España y su procedimiento y consecuencias. (todo desde un punto de vista "
leguleyo"
y documentado)
En primer lugar afirmar rotundamente que NO es necesario modificar la Constitución Española con motivo de una abdicación o renuncia regia. Puesto que no se modifica una coma del Texto Constitucional, no hay ninguna inclusión o exclusión de "
letras, signos o números"
y muchísimo menos proceder a la reforma del artículo 168 CE que implica la inmediata disolución de las Cámaras y nuevas elecciones generales. Por mucho que afecte al Título II de la CE. Repito, NO hay que modificar la CE.

DUX CANTABRIAE
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1310
Fecha de inscripción : 26/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por DUX CANTABRIAE el Miér Dic 29, 2010 10:37 pm

Me he planteado este post desde un punto de vista didáctico para evitar cansar al lector y situarle (particularmente a quienes no estén avezados en el tratamiento que la CE da a la Casa Real).
En los actos solemnes a los que haré referencia, siempre ambas Cámaras estarán reunidas en sesión conjunta (art.74 CE):
La vida de un Rey como tal comienza con su acceso al trono. Ello se produce con su proclamación ante las Cortes Generales. (aquí no hay ceremonia de coronación), ante quienes presentará juramento.
Anteriormente ese nuevo Rey, habría prestado juramento como Príncipe heredero (príncipe de Asturias, art.57.2 CE) ante esas mismas Cortes Generales, así como el de fidelidad al Rey al haber alcanzado la mayoría de edad.
En el matrimonio, tanto en el del príncipe heredero como en el de las demás personas con derecho a la sucesión, pueden intervenir las Cortes Generales. Puesto que los matrimonios regios hoy día no constituyen una cuestión de política internacional. Y aunque no se exige autorización regia por las Cortes Generales,, la CE, excluye de la sucesión a las personas con derecho a ella que contraigan matrimonio contra la expresa prohibición del Rey y de las Cortes Generales.
Si la sucesión no se produce de forma natural por el orden del art. 57.1 CE y se extinguen las lineas llamadas en derecho, son las Cortes Generales las que proveen en función de los intereses de España. Caso de Amadeo I de Saboya.
Lo normal es que se siga la sucesión predeterminada del art. 57.1 CE ( "
El Rey ha muerto, viva el Rey"
) del príncipe heredero., el cual accederá al trono por muerte o abdicación del monarca anterior.
En el supuesto de la abdicación, el art. 57.5 CE prevé la traída y llevada Ley Orgánica, lo que de ninguna manera supone que las Cortes han de aceptar la abdicación.
Abdicar, en términos coloquiales, significa abandonar el oficio regio transmitiendo los derechos al sucesor (de ahí que D.Juan de Borbón, no abdicara, sino que renunció a sus derechos dinámicos a favor del Rey Juan Carlos I).
Distinto de la abdicación es la renuncia, resuelta también por Ley Orgánica. Aunque no queda claro si la renuncia Regia o de Derechos del rey para sí y sus descendientes (Caso de Amadeo I de Saboya en 1873), o sólo la renuncia sucesoria.
También intervienen las Cortes Generales en la inhabilitación que da lugar a la Regencia, en la Regencia del Rey menor y también en la Tutela del Rey menor (ambas instituciones similares a las reguladas en el Derecho de Familia, salvo en lo que afectan a la Jefatura del Estado).
Intentaré explicar de una manera más exacta los aspectos que aquí han planteado debate. Y ya anunció que me decanto totalmente por las posiciones constitucionalistas, puesto que vivimos en el S.XXI, con una Constitución de 1978 una de las más avanzadas y perfeccionadas de las que existen en el mundo.

DUX CANTABRIAE
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1310
Fecha de inscripción : 26/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por DUX CANTABRIAE el Miér Dic 29, 2010 10:53 pm

La abdicación es un supuesto excepcional de sucesión a la Corona, frente al automatismo de la misma como característica que acompaña inescindiblemente a la institución monárquica y sirve -junto a la irresponsabilidad de su titular- para diferenciarla de la forma republicana.
Partiendo de la idea de que la incompleta regulación constitucional de la abdicación y la renuncia, se puede deducir que leyes posteriores llenasen éstas lagunas, algo que en la práctica no ha sido así.
Hemos dicho ya que tanto la abdicación como la renuncia se resolverán por Ley Orgánica. Así con esta fórmula se remite a las Cortes Generales, a la representación popular, en definitiva, la resolución de los problemas sucesorios, para los que se excluye al poder judicial y al Monarca.
Se plantean problemas doctrinales al analizar el art. 57.5 CE, pues puede entenderse que se requerirá una ley Orgánica para cada caso o una Ley Orgánica que regule todo el art. 57.5 CE de una vez. Yo me posiciono en éste segundo grupo por un tema de economía procesal para evitar prolongar en el tiempo la la formalización de decisiones y las interinidades que podrían plantearse en la Jefatura del Estado.
N. Ladhari, en "
L´abdication"
, Revue Internationale d´Historie Politique et Constitutionnelle, 1953, pag. 329 define la abdicación como "
la declaración por la que el titular de un poder soberano, tanto si lo ha recibido directamente del pueblo como de un colegio electoral que lo representa, pone en su conocimiento que cesa en el ejercicio del mismo"
.
Algo que a día de hoy en el seno de una forma de Estado monárquica, la abdicación ha terminado por ser algo no muy diferente a una dimisión.
Partiendo de la necesidad de una Ley Orgánica que regule la abdicación sería necesario la emanación de sendos acuerdos del Congreso y del Senado por los que se autorizará (en la práctica ratificará) la dimisión (que es de lo que se trata) del Monarca ejerciente.
Habría de ser el Consejo de Ministros quien transmitiera a las Cámaras la voluntad regia de abdicar y elevara en el mismo acto una propuesta desacuerdo de autorización parlamentaria de la abdicación. que tomará forma de Real Decreto. No se trataría de una autorización a posteriori, sino de una autorización previa, puesto que parece obligado aceptar, que en una monarquía parlamentaria la renuncia a la corona necesita el previo "
consentimiento"
digamos de la representación popular. De la misma forma que resultaría ridículo que las Camaras negasen la abdicación de quien por propia voluntad desea apartarse de la Jefatura del Estado. Además al no ser un acto unilateral del Monarca, requiere la figura del refrendo presidencial del acto de la abdicación.

DUX CANTABRIAE
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1310
Fecha de inscripción : 26/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por DUX CANTABRIAE el Miér Dic 29, 2010 10:58 pm

A diferencia de la abdicación, el protagonista de la renuncia no es el Rey, sino que lo son, en los términos del art 57.5 CE las personas que tienen derecho a la sucesión. Aquí no está en juego directamente la sucesión (funciones constituciones del monarca), sino una alteración del orden sucesorio.. La renuncia es un acto voluntario, personalísimo,unilateral, recepticio e irrevocable.
Tanto en la abdicación como en la renuncia, ha de decirse que el que la protagoniza no cede derecho sucesorio alguno, sino que se limita a cesar en su propio derecho, identificándose el nuevo titular de la Corona o produciéndose la alteración del orden sucesorio conforme a la CE.
Como en el caso de la abdicación es un tema a desarrollar por ley orgánica.
Dado el silencio constitucional, igual de polémico es la proyección de efectos de la renuncia a los derechos sucesorios que le pudieran corresponder a los descendientes del renuncian. Así las cosas, la CE, ofrece un argumento que avala la interpretación contraria a a la extensión o proyección de estos efectos., puesto que lo haría de modo directo , como sucede en el art. 57.4 CE.

DUX CANTABRIAE
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1310
Fecha de inscripción : 26/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por Invitado el Miér Dic 29, 2010 11:02 pm

Dux Cantabriae comentó:

En el supuesto de la abdicación, el art. 57.5 CE prevé la traída y llevada Ley Orgánica, lo que de ninguna manera supone que las Cortes han de aceptar la abdicación

Aquí no estoy de acuerdo, si una renuncia o abdicación se resuelven mediante Ley Orgánica, las cortes deben elaborar y aprobar o no esta ley con el quorum predeterminado para aprobarla, en este caso sin necesidad de disolución de las mismas pero aceptarlo deben aceptarlo. Realmente, es pura teoría, ¿quién le va a llevar la contraria a un monarca que quiere abdicar en favor del heredero?, pero aceptarse/votarse aunque sea a efectos formales formalmente debe hacerse.

Prometo que no menciono más las leyes organícas. Son un tostón.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por DUX CANTABRIAE el Miér Dic 29, 2010 11:22 pm

@FERRAGUT VERA LAURA escribió:Dux Cantabriae comentó:

En el supuesto de la abdicación, el art. 57.5 CE prevé la traída y llevada Ley Orgánica, lo que de ninguna manera supone que las Cortes han de aceptar la abdicación

Aquí no estoy de acuerdo, si una renuncia o abdicación se resuelven mediante Ley Orgánica, las cortes deben elaborar y aprobar o no esta ley con el quorum predeterminado para aprobarla, en este caso sin necesidad de disolución de las mismas pero aceptarlo deben aceptarlo. Realmente, es pura teoría, ¿quién le va a llevar la contraria a un monarca que quiere abdicar en favor del heredero?, pero aceptarse/votarse aunque sea a efectos formales formalmente debe hacerse.

Prometo que no menciono más las leyes organícas. Son un tostón.

Error mío al escribir "
ninguna"
, debí escribir "
alguna"
. Las prisas no traen nada bueno ;
)

DUX CANTABRIAE
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1310
Fecha de inscripción : 26/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por DUX CANTABRIAE el Miér Dic 29, 2010 11:38 pm

Con respecto a la Regencia, es una institución muy utilizada en España (6 regencias en 120 años: cortes Cádiz, Mª Cristina de Borbón, Espartero, Ministero Regencia, Duque de la Torre y Mª Cristina de Habsburgo. Generando situaciones políticas confusas y conflictivas.
La Regencia y la Tutela del Rey menor, en la CE, tienen un excesivo biologicismo. apoyandose en criterios familiares, basandose en el tradicional derecho de familia, pese a tratarse de una Institución del Estado. Y vemos como el Regente carece de poder efectivo, solapandose los poderes moderador y arbitral y el carácter carismático ( en relación con Fuerzas Armadas). Amén de la posibilidad de la escasa capacidad personal de la persona que asuma la Regencia. Incluso la problemática que puede plantear un divorcio Real, una salida del país y un posterior matrimonio del/la consorte real y posterior muerte del titular y minoría de edad del heredero. Supuesto que parece rocambolesco, pero recordemos la historia de los Windsor últimamente: Lady Diana.



Para la elaboración de estos post he utilizado un sinfín de bibliografía destacando a varios catedráticos de Derecho Constitucional:
Javier Perez Royo, Manuel Aragón Pérez,Antonio Bar Cendón, Antonio Torres del Moral, Juan Joseé Ruiz Ruiz, Lorenzo Cotino Hueso, Florentina Navas Castillo, Esther González Hernández, Luis JImena Quesada…..

Si alguien está interesado en la bibliografía concreta con mucho gusto se la proporciono.

DUX CANTABRIAE
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1310
Fecha de inscripción : 26/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por Invitado el Jue Dic 30, 2010 12:19 am

Si alguien está interesado en la bibliografía concreta con mucho gusto se la proporciono.

Dux, cuando pueda, no hay prisa, si me puede indicar dentro de toda esta bibliografía alguno/s de los que mas le guste le estaré agradecida.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por glorisabel el Jue Dic 30, 2010 12:20 am

Mi estimado DUX - ¿Don Juan renunció a sus "
derechos dinámicos"
o a
sus "
derechos dinásticos"
?

Aaayyy - si Carlos III viera en lo que ha venido a parar su Pragmática . . .

glorisabel
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 8254
Fecha de inscripción : 07/06/2008
Localización : San Juan, Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por DUX CANTABRIAE el Jue Dic 30, 2010 1:43 am

@glorisabel escribió:Mi estimado DUX - ¿Don Juan renunció a sus "
derechos dinámicos"
o a
sus "
derechos dinásticos"
?

Aaayyy - si Carlos III viera en lo que ha venido a parar su Pragmática . . .

Estimada Duquesa de Atenas:
dinásticos es la palabra correcta, dinámicos es un error. Embarassed Gracias por la corrección.

DUX CANTABRIAE
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1310
Fecha de inscripción : 26/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por Filippos el Jue Dic 30, 2010 2:36 pm

Dux, muchas gracias por la lección. Has estado muy dinámico Laughing .

Muchas gracias a todos por contestar a mis preguntas.

Saludos!

Filippos
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 2611
Fecha de inscripción : 13/04/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por letizia princesa astur el Sáb Ene 08, 2011 12:20 am

Broma radiofónica

Un periodista toma el pelo a Zarzuela y le pasan con el Rey

Todo formó parte de una broma de un programa de 'Catalunya Radio', que llamó al Rey para felicitarle el pasado día 5... Y logró hablar con él. Con alguna que otra trampa, eso sí.

Así lo refleja E-Noticies, que desvela el verdadero entuerto de la broma. Los responsables del programa Todo es muy confuso llamó el pasado día 5 de enero a la Casa Real, para felicitar al monarca. ¿Cómo logró que le pasaran directamente con Don Juan Carlos?

Pues bien, el conductor del espacio se llama Pere Mas, y el redactor que llamó a Zarzuela dijo que era "
el secretario del señor Mas en Cataluña"
. El resultado fue que, al otro lado del hilo telefónico se puso rápidamente el Rey, que saludó con un efusivo: "
Hola President"
. Lo había confundido con Artur Mas.

El periodista, Ricardo Ustrell, se apresuró a corregir al monarca, identificándose como miembro del equipo de Todo es muy confuso, señalando la "
confusión"
producida entre los dos Mas.

No pasaron ni cinco minutos después de que ambos colgaran el teléfono cuando Casa Real llamó al director de Catalunya Radio, para que no emitiera el diálogo. El Mas de la radio, ironiza en Twitter con la "
censura"
sufrida, pues no emitieron la broma.

Pero... la red social ha obrado el milagro. Finalmente, la broma se ha filtrado a Youtube, donde podemos escuchar Don Juan Carlos reaccionando ante el falso President.En Youtube ahora mantienen el previo a la entrada en antena del monarca pero no la conversación aunque sí está en otros lugares

Enlace
http://www.goear.com/listen/d32f2a8/a-un-periodista-de-catalunya-radio-le-pasan-con-el-rey-

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 08, 2011 11:51 am

Le ha sentado como un tiro la llamadita.
Me imagino la escena: después de mandar abrazos a todos y agradecer la llamada, golpe en el escritorio, saltan los papeles, los bolígrafos, los pisapapeles, todo marcado con el escudo de la casa y todo tiembla alrededor, empezando por el personal de Zarzuela y ojo con el que pase de casualidad por las inmediaciones de su despacho, que tambíen recibe.
A mi este hombre me da miedo, detrás de ese caracter afable y correcto, hay un mal genio que no conoce límites.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por glorisabel el Sáb Ene 08, 2011 12:42 pm

¿Por qué le tenía que molestar tanto una broma que, al fin y a la postre, no tenía
la intención de ofender? ¿No dicen que es un hombre tan bromista y campechano? Question Question Question

glorisabel
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 8254
Fecha de inscripción : 07/06/2008
Localización : San Juan, Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 08, 2011 1:12 pm

Gloria, lo de bromista y campechano, de puertas para afuera, a mi me da esa impresión.
Más allá de la broma, lo que realmente le debió molestar es que no filtraran la llamada.
Se nota en los silencios que hay después de cada pregunta que le hace el periodista. Lo pillaron deprevenido y aunque la broma no tenía mala intención no le gustó.
Yo le veo cara de pocos amigos en estos últimos años, y de tristeza. Será cosa de la edad, de sus problemas de salud, o de sus nuevas "
circunstancias"
. Quien sabe.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por glorisabel el Sáb Ene 08, 2011 2:11 pm

El Rey no está bien de salud, se da cuenta de que su hijo ha hecho un matrimonio
desastroso, tiene como heredera a una niña, y no al ansiado varón . . .

Se le ve triste y decepcionado. Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad

glorisabel
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 8254
Fecha de inscripción : 07/06/2008
Localización : San Juan, Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por letizia princesa astur el Sáb Ene 08, 2011 9:30 pm

@glorisabel escribió:El Rey no está bien de salud, se da cuenta de que su hijo ha hecho un matrimonio
desastroso, tiene como heredera a una niña, y no al ansiado varón . . .

Se le ve triste y decepcionado. Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad
Perdona Gloria pero su hijo hizo un matrimonio que le hace muy feliz y tiene una heredera preciosa y sana que es lo más importante.
Ahora ya no es imprescindible el varón y hay herederas en Suecia,Bélgica,Noruega...y España con la preciosa Leonor!

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por letizia princesa astur el Sáb Ene 08, 2011 9:32 pm

@FERRAGUT VERA LAURA escribió:Gloria, lo de bromista y campechano, de puertas para afuera, a mi me da esa impresión.
Más allá de la broma, lo que realmente le debió molestar es que no filtraran la llamada.
Se nota en los silencios que hay después de cada pregunta que le hace el periodista. Lo pillaron deprevenido y aunque la broma no tenía mala intención no le gustó.
Yo le veo cara de pocos amigos en estos últimos años, y de tristeza. Será cosa de la edad, de sus problemas de salud, o de sus nuevas "
circunstancias"
. Quien sabe.
Le molestaría seguramente que empezó Hola president y luego se dió cuenta del engaño..
Hay un video de los previos que si encuentro pondré luego ..
Aqui dejo el previo


letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Juan Carlos y Sofía

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 37 de 40. Precedente  1 ... 20 ... 36, 37, 38, 39, 40  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.