FEDERIKA DE HANNOVER

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Dom Dic 18, 2011 10:25 am



(Blankenburg, Alemania, 18 de abril de 1917 - Madrid, España, 6 de febrero de 1981)


Reina consorte de los Helenos, princesa de Hanovver y duquesa de Brunswick y Luneburgo, nieta del Emperador Guillermo de Alemania, así como descendiente de Jorge III de INglaterra.


Su padre, Ernesto Augusto de Hannover, era hijo del Tercer Duque de Cumberland y Thyra de Dinamarca.



Su madre, Victoria Luisa de Prusia, única hija del emperador Guillermo II de Alemania y Augusta Victoria de Schleswig-Holstein, a quien vemos abajo, con su hija.






Jorge, el hermano mayor de Ernesto, murió en un accidente de automóvil el 20 de mayo de 1912.
Su automóvil se salió de la carretera y chocó contra un árbol. Iba al funeral de Federico VIII de Dinamarca. Guillermo de Alemania, entonces, mandó un mensaje de condolencia a sus padres, el Duque de Cumberland y Thyra. En respuesta a este gesto, el duque envió a su hijo Ernesto Augusto a Berlín para agradecer al emperador su mensaje.




Allí, Ernesto se enamoró de la única hija del Emperador Guillermo, la Princesa Victoria Luisa de Prusia. La boda se realiza el 24 de mayo de 1913 con toda pompa en Berlín. Esta unión puso fín a las desavenencias entre las casas de Hanover y la de Hohenzollern que comenzaron en 1866 después de la anexión del Reino de Hanover al Reino de Prusia.

Es decir, Federika, al casarse con Pavlos de Grecia se casó con su primo segundo.


Castillo de Cumberland, en Gmunden,Austria, residencia de ERnesto Augusto y Thyra.




Castillo de Cumberland en aquellas épocas



Construido en 1868, en 1938 fue tomado por los nazis. Durante la guerra fue hospital. Con la República Austriaca sirvió como residencia de ancianos.



La señora de la casa: Princesa Thira de Dinamarca, hermana de Jorge I de Grecia, duquesa consorte de Cumberland.



Thyra, la hija menor de los monarcas daneses, había tenido una juventud difícil: se había enamorado de un joven oficial de la marina, Wilhelm Marka, del que quedó embarazada. La niña fue dada en adopción. Dos meses más tarde. el Sr. Marka (o Wilhelm Frimann Marcher,) tuvo una entrevista con Christian de Dinamarca y se sucidó. A Thyra la enviaron a Grecia, a donde su hermano, donde cayó enferma de tifus. Al reponerse fue enviada a Roma, donde conoció a su futuro esposo y se curó por completo. Tardaron seis años en poder casarse y primeramente se instalaron en Salzkammergut.



Última edición por el Jue Dic 29, 2011 7:52 am, editado 2 veces

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Dom Dic 18, 2011 10:30 am



Posiblemente sea el primer retrato de Federika.

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Dom Dic 18, 2011 11:23 am



Blankenburg -la ciudad brillante (de la Alta Sajonia) si no me equivoco- donde nació Federika, fue desde el S.XVII el lugar escogido como segunda residencia de los duques de Brunswick-Luneburgo. Ernesto y Victoria Luisa vivieron en su famoso castillo desde 1930 hasta su expropiación en 1945, aunque luego recibió la familia el castillo como compensación por la pérdida del principado en 1924. Está en ruinas prácticamente, robaron casi todo lo robable y ahora tratan de rehabilitarlo como patrimonio nacional.



https://www.ssl-id.de/rettung-schloss-blankenburg.de/schloss.php?PHPSESSID=8drbi9rjekvqfkgm1ra0gu8lr6


Aquí, Victoria Luisa y Ernesto con todos sus hijos



    El duque y la duquesa de Brunswick tuvieron cinco hijos:

      Ernesto Augusto IV de Hannover (18 de marzo de 1914 - 9 de diciembre de 1987) Padre del aún esposo de Carolina De Mónaco


      Jorge Guillermo (25 de marzo de 1915 - 8 de enero de 2006) Casó con Sofía de Grecia, hija de Andreas de Grecia y Alicia de Battemeberg


      Federica (18 de abril de 1917 - 6 de febrero de 1981)


      Cristián Óscar (1 de septiembre de 1919 - 12 de julio de 1981) Casó en 1963 con Mireille Dutry, de quien se divorció en 1976, sin descendencia.


      Welfo Enrique (11 de marzo de 1923 - 12 de julio de 1997) Casó con la princesa Alexandra de Ysenburg, que se dedica a la política en Munich, Ministerio de Cultura.


Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Dom Dic 18, 2011 11:49 am

El judaísmo es básicamente un tremendo evento escolar:

Hay una Palabra -un verbo que se hace carne- un Logos, de un ser Superior - El HaÉlyon- y un pueblo, esclavo de la santidad, cuya existencia se fundamenta en el estudio de esa Palabra, en la paráfrasis continua, en el aspecto crítico continuo. Cuando el ser humano se reconcilia con la divinidad lo hace mediante el uso de la palabra para que se produzca el milagro de lo racional: el ser humano comparte así lo divino.

Vengo a decir con esto que el mundo judío siempre ha estado vinculado a la ciencia , la cultura y su trasmisión. (De la misma manera que la medicina judía -de gracia secular- sólo es una lucha a muerte con Dios.

Vayamos al grano:

En el S. XIX, el filósofo berlinés de origen judío Kurt Ján (Khan) crea un método de enseñanza , basada en seis pilares que forman un acrónimo del término IDEALS.

(Internacional, Democracia, Entorno, Aventura, Liderazgo, Servicio)

O de cómo ofrecer a un alumno una completa experiencia educativa desde el punto de vista académico, físico y espiritual.

Con esto presupuestos, que dan para escribir libros enteros, se creó en Alemania una de las mejores instituciones académicas del mundo, Schule Schloss Salem, en Baden-Württemberg. (Salem es el nombre de un rey de JeruSALEN)

http://www.salem-net.de/

Quien puso la parte física del colegio fue el Príncipe Maximiliano de Baden en 1920. Casado con la primogénita de Ernesto de Hanover y Thyra de Dinamarca -hermana de Jorge I de Grecia- su hijo Bertoldo casó con Teodora, hija de Andrés y Aliky de Battemberg.



Jorge Guillermo de Hannover y su hermana Federika, estudiaron allí, en el colegio judío de su tío Max. Cuando Jorge Guillermo se casó con Sofía de Grecia en 1946, abominando de su locura nazi cuadno estaba casada con Cristóbal de Hesse, ella misma dirigió el colegio.

Cuando Federika tuvo sus hijos, los mandó a estudiar a este prestigioso centro, considerado uno de los mejores colegios del mundo. La Reina Sofía lo recuerda como una de las mejores cosas de su pasado. La lista de alumnos célebres es, como cabe suponer, muy nutrida. Constantino no asisitó a sus clases.


Kurt Ján tuvo un gran discípulo, Whintrop Young, que fue el preceptor de Constantino, Sofía e Irene. Constantino no estudió en Salem -sus hermanas sí- porque Federika hizo abrir en Atenas una sucursal del colegio para que estudiara su hijo ,el diadojos: el colegio de Anavryta, al norte de Atenas, que hoy es un colegio público pero de los llamados de excelencia (reservado a alumnos aventajados y profesores que como mínimo son catedráticos de la asignatura que imparten) Sí, Federika construyó un colegio para su propio hijo. Aspasia Manos creo que fue la que donó su biblioteca a ese colegio.

El preceptor del diadojo murió en 1974 y desde 1977 es el propio Constantino quien preside la Round Square School, una especie de asociación internacional de institutos de enseñanza secuandaria regidos por las directrices pedagógicas de Jan. A este círculo perteneció el Hellenic College de Londres, donde Ana María dio clases de Historia. Quizás Elena de Borbón tenga por aquí el camino de sus vocaciones.

En España no hay ninguna institución acogida a esta red, que dispone de colegios por todo el mundo.

El otro día, se inauguró el nuevo curso, y la invitada de este año para tal evento...fue Elizabeth II.


Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por glorisabel el Dom Dic 18, 2011 3:46 pm

Su nombre completo era Federica Luisa Thyra Victoria
Margarita Sofía Olga Cecilia Isabel Cristina. ¡Casi nada!

glorisabel
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 8254
Fecha de inscripción : 07/06/2008
Localización : San Juan, Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Lun Dic 19, 2011 11:47 am

A mí siempre me pareció un poco ridículo el hacer honor a tus antepasados cargando con sus nombres como si fueran velos larguísimos que arrastrar por las escalinatas: lío para subir, lío para bajar, que alguien me dé lamno, por favor, ay, que tropiezo!

Todos esos nombres tienen que ver con la dinastía de los janofa. ¿Pero quiénes son los Hannover?



En el principio, hacia el S. XVII, había un Kurfürst -príncipe electoral en el Sacro Imperio Germánico, o dicho de otros modos, los que elegían al Kaiser. (Carlos I de España yV de Alemania fue el último en ser coronado, después de él todos fueron elegidos) Los Duques de Brunswick-Luneburgo eran los electores de Hanover. Ernesto Augusto unificó bajo su mando diversos territorios del noroeste de Alemania, agrupados en torno a la ciudad donde residía -Hannover-, obteniendo del emperador Leopoldo I su constitución en feudo hereditario para los primogénitos varones de su linaje, con la dignidad de electores del Imperio (1692). Se casó con Sofía, hija del elector del Palatinado y nieta de Jacobo I de Inglaterra, enlace por el que la Casa adquirió derechos sobre el trono inglés. (Frederika al nacer ocupó el trigésimo sexto puesto a la corona británica)



La casa de Estuardo, que reinaba en INglaterra, fue sustituida por la de Hanover cuando subió al trono el hijo de Jacobo I, Jorge I, que accedió al trono en 1714. Al casarse con Sofía de Celle seguía manteniendo el ducado de Brunswick. Sucedió su hijo, JOrge II, que expandió los territorios de Hanover y a éste, Jorge III, que amplió con Irlanda el Reino UNido. Durante las guerras napoleónicas, Hannover fue ocupado por los franceses y arrebatado a los reyes británicos, en guerra con Francia;
su territorio fue primero cedido a Prusia (1806), y luego repartido entre el propio Imperio Francés y el nuevo Reino de Westfalia (1807).

En 1815 ,Congreso de Viena, Hanover es devuelto a Jorge III, rey que murió loco y sin descendencia. Sucedió el hijo del rey Jorge III y hermano menor y sucesor de Jorge IV, Guillermo IV. Tuvo cinco hijos y ninguno llegó a adulto. Como no le sobrevivió ningún descendiente legítimo, la corona del Reino Unido pasó a su sobrina de 18 años, Victoria de Kent. Dado que la Ley Sálica estaba en vigor en Hannover, una mujer no podía reinar allí;
por tanto, la corona de Hannover y el ducado de Brunswick-Luneburgo pasaron al siguiente hermano de Guillermo, Ernesto Augusto, Primer duque de Cumberland, que casó con con su prima Federica de Mecklenburgo-Strelitz. Con ella tuvo tres hijos: Ernesto Augusto de Hannover, tercer duque de Cumberland (el marido de Thyra de Dinamarca) y dos chicas, Federica y María.

En el reinado de Ernesto Augusto, Primer duque de Cumberland, tuvo lugar la guerra austro-prusiana. Esta guerra tuvo su base en la rivalidad entre estas dos potencias que pugnaban por conseguir el liderazgo de la Confederación Germánica. En 1864, Austria y Prusia estuvieron aliadas en la Guerra de los Ducados. De acuerdo con lo establecido en la Convención de Gastein que puso fin a ésta, el ducado de Holstein quedó bajo dominio de Austria, y los de Schleswig y Lauenburg bajo el de Prusia, pero ninguno de los dos países quedó satisfecho con el acuerdo. Austria declaró la guerra el 14 de junio de 1866, y el ejército de Prusia conquistó Hanover y Hesse-Kassel. El 23 de agosto de 1866, con la Paz de Praga quedó disuelta la Confederación Germánica. Prusia se anexó Hanover y Hesse-Kassel;
Austria cedió Holstein a Prusia, pagó indemnización de guerra y entregó el Véneto al Reino de Italia al firmar la Paz de Praga. Prusia constituyó la Federación Alemana del Norte. Jorge y el resto de la familia real se refugiaron en Austria. Ya no habría más sucesores.

Mientras tanto, puesto que Victoria de Inglaterra casa con Alberto , príncipe de Sajonia-Coburgo-Gotha, desaparece la casa de Hanover dl Reino UNido.

Ernesto Augusto, el hijo de Jorge V ,ya en Austria, casa con Thyra de Dinamarca, con quien tiene seis hijos.

    Maria Luisa, casada con Maximiliano de Badem (el del colegio)

    Jorge Guillermo, príncipe heredero de nadaque heredar.

    Alejanda LUisa, casada con un duque.

    Olga Adelaida.

    Cristian Federico

    Ernesto Augusto, duque de Brunswick y rey titular Ernesto Augusto III de Hannover (murió reclamando herencia) , que al casarse con Viktoria Luisa tienen a


    Ernesto Augusto IV de Hannover (18 de marzo de 1914 - 9 de diciembre de 1987)
    Jorge Guillermo (25 de marzo de 1915 - 8 de enero de 2006)
    Federica (18 de abril de 1917 - 6 de febrero de 1981)
    Cristián Óscar (1 de septiembre de 1919 - 12 de julio de 1981)
    Welfo Enrique (11 de marzo de 1923 - 12 de julio de 1997) pocos meses antes de morir su padre.



Es decir, el padre de Federika no pudo acceder al ducado de Cumberland , porque su abuelo, de Federika, murió reclamando la herencia en Austria.

Si Pablo era hijo de KOnstantino, y éste, hijo de Jorge I de Grecia, que era hermano de Thyra de Dinamarca, esposa del Duque de Cumberland, el padrede Frederika era primo de Constantino, es decir, Pablo y Frederika ,primos segundos.

Voy a despejarme porque estoy al borde del colapso ernesto-augustino.

Por favor, si alguien puede revisar ....Temo haberme perdido.



Última edición por el Lun Dic 19, 2011 11:12 pm, editado 1 vez

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por glorisabel el Lun Dic 19, 2011 3:34 pm

Tuve que leer varias veces este "
post"
, pero creo que estás en lo correcto. Thyra de
Hannover era hija del rey Christian IV de Dinamarca (que era también padre de la
reina Alexandra de Inglaterra y de la zarina Maria Feodorovna de Rusia, entre otros),
y al cual se le conocía como "
el abuelo de Europa"
. Si tenemos que añadirle a ésto
que práticamente todos descendían de la reina Victoria ("
la abuela de Europa"
),
los royals que no eran primos carnales eran primos segundos, los que no, eran tíos
y sobrinos, los otros, suegros y yernos, etc.

glorisabel
Su Alteza Imperial
Su Alteza  Imperial

Mensajes : 8254
Fecha de inscripción : 07/06/2008
Localización : San Juan, Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Lun Dic 19, 2011 11:13 pm

Esponsales de Ernesto Augusto y Viktoria Luisa



Memorias de Viktoria Luisa cuando conoció a su marido:


"
La visita del príncipe Ernesto Augusto tuvolugar en circunstancias que se harían muy familiares. Nos sentamos fuera y paseamos mientras esperábamos a que se nos sirviera el té. Hasta entonces yo no tenía ni la menor sospecha de la existencia de este príncipe hanoveriano....

Una cierta excitación reinaba en nuestro círculo familiar mientras esperábamos la llegada del príncipe, porque el hecho de que un miembro de los Hanover nos viniera a visitar era algo ciertamente raro....

ERnesto se portó de modo tranquilo y discreto, toda la conversación fue rígida y solemne. Mis padres -el káiser- trataron de facilitar las cosas preguntándole por sus gustos y aficiones y hablándole de aquellos temas que pensaron podían estimularle. Resultó que era aficionado a la equitación y mostró gran interés por ver nuestras caballerizas. Pregunté si yo podría enseñarle mis pura sangre. A partir de entonces la conversación se hizo más animada y tomamosel té de muy bien humor.

Tenía un aspecto espléndido, unos modalesmuy distinguidos. Mi madre dijo que era muy simpático y que tenía los mismos ojos que su madre (Thyra) Yo de repente me sentía fuego y llama..

Todo nuestro amor se llevó en absoluto secreto, ni siquiera mis padres supieron."


Finalmente, mediante Max de Badem (El Conciliador y pedagogo) se llegaron a unos acuerdos. El Duque de Cumberland renunciaría a sus derechos al torono de Hanovver y pasaría el ducado de Brunswick a su hijo. Ernesto Augusto, si quería a su hija VIktoria lUisa, sería el nuevo Duque pero entraría al ejéricto prusiano. Los Hozhenzollern se comprometían a devolver a losHanover la parte de los bienes confiscados ,así como sus tesoros en obras de arte y joyas...

El compromiso se anunció el 10 de febrero de 1913. Un mes más tarde sería asesinado el hermano de la madre del novio, JOrge I de Grecia.

En el compromiso ella vistió un traje de seda rojo y después de unas frases del kaiser se vieron por vez primera a solas. Se fijó la ceremonia para el 24 de mayo de aquel mismo año en Berlín.



Al final, su diseñado destino de ser casada con Alfonso XIII no se cumplió. pero ella había declarado en varias ocasiones que sólo se iba a casar por amor.

Los invitados a la boda fueron los reyes de Inglaterra, elzar de Rusia, Nicolás II, que causó furor entre las masas, el káiserregaló a su hija una diademay un collar de perlas, y la emperatriz una tiara de diamentes;
los de Inglatera, un broche de diamantes;
el zar de Rusia, un collar de aguamarinas y diamantes. Los duques de Brunswick, una diadema de brillantes que había pertenecido a Josefina de Francia y que cincuenta años más tarde sería la que lelvara Sofía de España en suboda. La noche previa a la ceremonia hubo una función de gala con representación de Lohengrin, de Wagner









La boda, un éxito. Pero todo palabras. Los parabienes entre los reyes de INglaterra para con los padres de la novia, por ejemplo, estaban a punto de ser historia....La Guerra MUndial.

El 8 de noviembre de 1918, Ernesto abdica, los revolucionarios les obligan a abandonar Brunswick en tren, por la noche, con los niños, temiendo ser asesinados dentro del vagón. Se fueron a Gmunden y se instalaron en VIlla Weinberg. Federika tiene un año de edad.



Hacia 1930, Ernesto vendió la mitad de las obras de arte para poder comer. Cuatro años más tarde tuvo que cerrar el castillo de sus antepsados, que después pasarían a los nazis. Sólo les quedaba Blankenburg y la parte más mísera de las obras de arte ( que se vendieron en 1950) Ernesto moriría en 1953 (Sofía asistió al funeral)


Última edición por el Jue Dic 29, 2011 9:12 am, editado 2 veces

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Lun Dic 19, 2011 11:35 pm

¿Y quiénes eran los Hohenzollern?







Y aquí, la propia voz de Victoria Luisa



Los Hohenzollern surgieron de un condado de Suabia en el S. XI-XII (no eran vándalos, ni alanos, sino suevos...) y vivían en un magnífico castillo cerca de Stuttgart.

Los Hohenzollern de Franconia, burgraves de Nuremberg, al adquirir el título de electores imperiales en 1363, poseía señoríos en esa región, junto con Ansbach y Bayreuth (al este de Franconia). El primer elector fue Federico VI (1415-1440). Dos siglos después, en 1618, sus sucesores adquirieron el ducado de Prusia, por extinción de una rama menor masculina de los Hohenzollern (uno de cuyos representantes, Alberto, había transformado en 1515 - tras convertirse al protestantismo - los territorios de la Orden Teutónica en el ducado laico de Prusia). Así pues, Juan Segismundo (1608-1619), primer duque de Prusia (por su matrimonio con Ana de Prusia) y elector de Brandeburgo, poseía territorios occidentales y orientales, separados por el estado polaco. De ellos, Prusia adquirió progresivamente mayor importancia. En efecto, el nieto de Juan Segismundo, llamado Federico Guillermo (el "
Gran Elector"
, 1640-1688), comenzó la organización territorial y administrativa del futuro reino, dotándolo además de un fuerte ejército.

Su sucesor, Federico III (1688-1713), fue el primer rey de Prusia con el nombre de Federico I (1701);
éste, aunque con un defecto físico desde su niñez (era jorobado), tenía dotes de gobierno. Anuló el testamento de su padre, que dividía sus territorios entre sus hijos, con ayuda de su padrino el emperador Leopoldo (reponiéndole como compensación el distrito silesiano de Schwiebus), y mantuvo así unidos todos ellos. Estableció su capital en Berlín, y se preocupó de promover las ciencias y las artes: en 1694 fundó la importante Universidad de Halle, en 1696 la Academia de Arte y, en 1700, la Sozietät der Szientien ("
Sociedad de Ciencias"
).

Deseoso de alcanzar la dignidad real, se hizo coronar con gran fasto "
rey en Prusia"
el 18 de enero de 1701 en Königsberg (pues un príncipe alemán no podía ser así titulado porque el emperador del Sacro Imperio era también rey de Alemania;
Prusia, en cambio, no era territorio imperial). Obtuvo el reconocimiento de Leopoldo, a cambio del reconocimiento por parte de Brandeburgo-Prusia de su candidatura al trono de España y ayuda militar. Muerto en 1713, le sucedió su hijo Federico Guillermo I (1713-1740), llamado el "
rey Sargento"
por su formas y su costumbre de llevar siempre uniforme, aunque era pacífico en su política exterior. De confesión calvinista y muy trabajador (sus únicas aficiones eran la caza, y fumar y beber cerveza con hombres de confianza en el Tabakskollegium -"
Colegio de Tabaco"
-), tenía una alta concepción de la dignidad regia y, a diferencia de su padre (amante de las fiestas), controló directa y rigurosamente los gastos para poder constituir un gran ejército regular (con levas proporcionales) de 78.000 hombres;
para él formó un guardia personal de hombres especialmente robustos (Lange Kerls). El estado prusiano adquirió fama de orden y eficiencia. Educó con gran rigor a su hijo y sucesor, Federico II el Grande (1740-1786), quien a su afición a las letras y a las artes (escribió una obra filosófico-política, el Antimachiavel ) unió una alta capacidad administrativa y militar, hasta el punto de dar al reino de Prusia rango de gran potencia europea.
Su poder realmente empieza en el S XVIII con Federico El Grande. Se casó con Isabel Cristina, hija de Fernando Alberto II de Brunswick, en 1733, lo que le valió volver a ser príncipe heredero. Matrimonio de total conveniencia y sin descendencia. Era homosexual. Su amor fue el teniente teniente Hans Hermann von Katte.

Al morir el emperador Carlos VI en 1740 ocupó la Silesia austriaca, ayudándose de Baviera (1740-1742) y Francia (1744-1745) para conservarlas. En su palacio de Sans-Souci (Potsdam) reunió a algunos de los más brillantes pensadores de su época, muchos franceses (Voltaire era uno de ellos);
en cambio, prohibió la difusión de las ideas de Kant. En 1756, casi aislado por sus vecinos (Rusia, Sajonia-Polonia, Austria), invadió Bohemia (patrimonio de los Habsburgo);
se formó contra él una alianza entre Isabel de Rusia, María Teresa de Austria, Luisa Ulrica de Suecia -hermana de Federico-, y Luis XV de Francia, mientras que él sólo contó con la ayuda de Jorge II de Inglaterra y Hannover.

La guerra, llamada de los Siete Años por su duración (hasta 1763), no mermó ni los territorios ni la potencia prusiana;
venció a los franceses en Rosbach (1757), a los austriacos en Leuthen (1757), y a los rusos en Zorndorf (1758) y, al morir la zarina Isabel en 1761, su heredero Pedro III firmó la paz con Prusia. Finalmente, por la paz de Hubertsburg (1763), acababan los enfrentamientos con los otros tres aliados.

Durante su reinado, Federico II adquirió nuevos territorios: Frisia Oriental (por extinción de los Cirksena), la Prusia Occidental (tras el primer reparto de Polonia en 1772), y el Bistum Ermland alemán;
de este modo, Prusia y Brandenburgo pudieron unirse. Muerto sin hijos en 1786, heredó el trono su sobrino Federico Guillermo II (1786-1797), que había sido educado por Federico II;
de gran fortaleza física, tenía ciertas dotes artísticas (fue protector de Mozart). Trató de combatir la revolución francesa de 1789 en compañía del emperador Francisco II, sin demasiado éxito. En el segundo y tercer repartos de Polonia, incorporó la regiones de Posen y de Masovia. Sin embargo, la administración prusiana no pudo hacer frente a este engrandecimiento, y perdió su anterior eficiencia. En 1794, por otra parte, Federico Guillermo II realizó una gran codificación jurídica, el Derecho General de los Estados Prusianos, de tono monárquico pero no absolutista. Murió en 1797.

Le sucedió su hijo Federico Guillermo III (1797-1840). Muy influido por la reina, María Luisa de Mecklemburgo, no tenía especial carácter guerrero, y trató de mantener a Prusia neutral en la guerra de las potencias europeas contra Napoleón. Sin embargo, tuvo que hacerle frente al fin, siendo duramente derrotado en Eylau (1806) y Friedland (1807);
por la paz de Tilsit de 1807, Prusia perdía la mitad de sus territorios. Por presión de su esposa, llevó adelante las reformas ideadas por el primer ministro von Stein;
su sucesor, von Hardenberg, logró levantar el estado prusiano con las guerras de 1813 (victoria de Leipzig) y 1814, y con su labor tras la paz. En 1815, Prusia fue uno de los estados integrantes de la Confederación Germánica a través de sus territorios de Brandenburgo y Renania. En 1817 constituyó una nueva iglesia, de la que él era Summus Episcopus ("
Primer Obispo"
), y que unificaba a la luterana y a la calvinista. Murió varios años más tarde, en 1840, ascendiendo al trono su hijo Federico Guillermo IV (1840-1861);
éste, más dado a discursos que a la acción, se encontró con los problemas que no había solucionado su padre, entre ellos, la constitución de un Parlamento. Su "
Dieta Unida"
(1847) sólo era la unión de las dietas provinciales, y no tenía carácter legislativo ni ejecutivo. Envió el ejército contra los revolucionarios de Berlín (1848), pero finalmente concedió una Constitución, formándose una Asamblea Nacional en Frankfurt (1849, proponiéndole ser nombrado emperador, lo que él rechazó) y luego una Cámara de Diputados. En 1857 comenzaron los ataques de apoplejía que llevaron a Federico Guillermo IV a perder la capacidad de hablar. Sin hijos, debió abdicar en su hermano Guillermo I (1861-1888), regente en 1858, y luego rey tras la muerte de su hermano.

Rey militar, costeó la ceremonia de coronación en Königsberg con sus medios. Junto a él, en el gobierno, contó con la sobresaliente figura del consejero Otto von Bismarck, y del general Helmut von Moltke, que complementaban bien el carácter prudente y discreto de Guillermo I. Las victorias sobre Dinamarca en 1864 y sobre Austria en 1866 dieron a Prusia Schleswig-Holstein, primero, y luego Hannover, Hesse-Kassel y Nassau, con lo que el territorio prusiano constituía un todo continuo entre Prusia Oriental y Renania, convirtiéndose además en el principal estado alemán. Disuelta la Confederación Germánica por la retirada de Austria, una nueva victoria prusiana, ahora sobre la potente Francia de Napoleón III, permitió a Bismarck hacer proclamar a Guillermo I como emperador de Alemania en Versalles (18 de enero de 1871, conservando el título de rey de Prusia).

Las protestas sociales -el ahora emperador sufrió dos atentados en 1878- fueron atajadas primero con leyes contra los socialistas, y luego constituyendo un inicio de seguridad social. Muerto el primogénito Federico Guillermo en 1887, Guillermo I desapareció a su vez en marzo de 1888. Otro de sus hijos, Federico III (1888), fue el segundo emperador, pero durante muy breve espacio de tiempo, pues también murió en junio de ese mismo año. El hijo de éste, Guillermo II (1888-1918), aunque tenía el brazo izquierdo paralizado tenía el aire militar de muchos de sus antepasados y era decidido en el obrar, impetuoso muchas veces, tendía a lo grandioso;
también tenía ciertas inquietudes intelectuales y le gustaba pronunciar discursos exaltados. Cesó a Bismarck en 1890, y a continuación promovió el desarrollo económico;
ayudado del secretario de Estado para la Marina Imperial, gran almirante von Tirpitz, construyó una gran flota. Sin embargo, no advirtió la constitución de una clase trabajadora, subsiguiente a la industrialización;
por otra parte, la socialdemocracia era ya el principal partido en el parlamento. Destruido el equilibrio con los otros grandes países europeos, la Alemania de Guillermo II se encontró en dura guerra contra Inglaterra, Francia y Rusia (1914). El emperador, que trató de participar en los combates, debió ceder el mando en el frente al mariscal Hindenburg.

El final de la Primera Guerra Mundial (1918) significó también la deposición de Guillermo II y, con él, la expulsión definitiva de la familia Hohenzollern del gobierno de cualquier territorio alemán. Abdicó el 9 de noviembre de 1918 como emperador -no como rey de Prusia-, al estallar la revolución en Alemania y dimitir el canciller Max von Baden. Al día siguiente huyó a la neutral Holanda y el 28 de ese mes renunció también al trono de Prusia, mientras en Alemania se proclamaba la República. Vivió aún hasta junio de 1941, en una Holanda ocupada por las tropas alemanas del III Reich nacionalsocialista. La jefatura de la casa Hohenzollern recayó en 1918 en Guillermo, primogénito de Guillermo II, y luego en su hermano Luis Fernando (1933;
su hijo mayor Federico Guillermo nació en 1939).

http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=hohenzollern-familia

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Mar Dic 20, 2011 12:12 am



1963, Los reyes de Grecia visitan oficialmente el Reino Unido.

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Mar Dic 20, 2011 12:13 am



Claridge´s Hotel, para la cena de devolución.

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Mar Dic 20, 2011 12:14 am

Visita Oficial al reino de Thailandia, también en 1963.


Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Mar Dic 20, 2011 12:15 am



A night in Bangkok




Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Mar Dic 20, 2011 10:10 am

Así que Federika era una gran aristócrata europea emparentada con lo más granado de la sociedad británica y alemana. Ella misma dijo que su infancia fue muy feliz. No podía ser de otra manera: era la única hembra entre tanto hermano varón y ,dada la época, el status y las circunstancias, la niña creció apegada fuertemente al mundo femenino de su madre, las institutrices y las gobernantas, todas ellas empeñadas en hacer de ella una señorita digna de su rango y no un marimacho prusiano. Federika, no obstante, empezó a demostrar cierta rebeldía de carácter -sin duda motivada por algo congénito pero también por el rigor de la educación prusiana para una chica de entonces- manifestando interés por las ciencias ocultas, el esoterismo y todo tipo de astrologías y artes adivinatorias, que acabarían, con el tiempo , llevándola a tener veleidades místicas en la India. En aquella época, en aquel lugar, a estos niveles de sociedad, semejantes aficiones estaban muy mal miradas, pero hay que tener en cuenta que Federika creció en un solitario castillo de Sajonia, el de Blakenburg, que ya hemos visto, en la zona del macizo montañosa de Harz, conocido como el mayor punto de encuentro de brujas más famoso de Europa (hasta lo menciona Goethe en su Fausto) Tampoco hay que psar por alto que esta señora en cuestión carga para los restos con el rumor de un posible intento de envenamiento de la reina Sonia de Noruega....entre otras muchas cosas que se dicen de ella..

No, no es Leonor de Borbón, es su bisabuela Federika de Hanover.



Y con la tiara que usó Letizia Ortiz


Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Mar Dic 20, 2011 1:00 pm

Harz: Según la leyenda, todos los años se reúnen aquí, en la Noche de Walpurgis, del 30 de abril al 1 de mayo, las brujas para celebrar su baile. Este es el entorno infantil donde nació y Federika aquel abril de 1917...

La tradición de la noche de Valpurgis es probablemente vikinga (es una noche que se da en toda Escandinavia y países ribereños del Báltico) y cuya difusión celta llega al norte de la Península Ibérica, en donde hoy mismo encontramos topónimos con el nombre del dios Belenos, dios del fuego a quien rendían culto para conmemorar el paso del invierno a la primavera. En muchos lugares ,esta noche era especialmente indicada para las reuniones brujeriles. En el mundo romano,el mes de mayo estaba dedicado a los maiores, es decir, a los muertos, que se supone visitaban a los vivos. La superstición cuenta que estaba hasta muy mal visto casarse en mayo por correr el altísimo riesgo de contraer matrimonio con una bruja. (En fin, un nieto de Federika se casó en mayo, ya sabéis...) Federikaa, hipersupersticiosa, jamás habría permitido esa boda.


Última edición por el Jue Dic 29, 2011 9:22 am, editado 1 vez

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Mar Dic 20, 2011 1:32 pm

CAMPO DE CONCENTRACIÓN MIXTO de

BUCHENWALD


Proyectado el 03-06-1936
Creado el 16-07-1937
Autoliberado el 11-04-1945 con ayuda de tropas norteamericanas
Fallecidos: 34.375

Comandante del Campo entre 1937 y 1941. Karl Otto Koch.



Inaugurado el 16 de Julio de 1937 con los primeros 300 prisioneros varones, sirvió para alojar a opositores del régimen, Testigos de Jehová, homosexuales, gitanos de los pueblos sinti y roma así como presidiarios, en base a las detenciones realizadas en el marco de la "
lucha preventiva contra el crimen"
(asociales). En 1944 Buchenwald pasó a convertirse en campo mixto con la llegada de mujeres.

De todas estas detenciones el mayor grueso de prisioneros étnicos de Buchelwald eran los judíos detenidos durante la Noche de los Cristales Rotos (mas de 10.000)

De este campo dependía el subcampo de Blankenburg, en cuyo castillo ,como hemos dicho, nació y creció Federika.

Las siguientes fotos son de 1938 -cuando se casó Federika- y son falsas: se trata de los juegos de las Juventudes Hitlerianas en Blankenburgo. El juego, presuntamente instructivo, que no pedagógico, consiste en una batalla campal entre jóvenes nacionalsocialistas contra comunistas.







Bueno, pues a la sección femenina de las Juventudes HItlerianas, que primero fueron de membresía voluntaria y luego obligatoria.

Las JH fueron creadas en 1926. En 1938 las HJ incluían unos 7 millones de jóvenes y al año siguiente se unieron un millón setecientos mil más. Se añadió la sección femenina para jóvenes entre 14 y 18 años llamada Schwesternschaft der Hitler-Jugend, y renombrada Bund Deutscher Mädel (BDM) en 1930.

En 1930, Federika tenía....13 años.

Es decir, Federika perteneció a la sección femenina de las Juventudes H, como término ante quem, 1931 y post quem, 1936,año de su mayoría de edad.

La noche de los cristales rotos tuvo lugar, como sabemos, en 1938, en noviembre.

Federika vivía en Aenas desde enero de ese mismo año, es decir, aun año antes de esos trágicos sucesos.



Es decir, esta foto es nazi, visten como nazis, pero no son nazis tal cual el concepto nazi de hoy en nuestras mentes. Todavía no había llegado la degeneración. Hacían todo lo que hacían por inercia la gente de derechas en Alemania entonces: oponerse a que se repitiera lo que había ocurrido en Rusia en 1917.

Federika de Grecia , no lo olvidemos, acabará en la isla de Creta , tirada entre matorrales, escondida en una cabaña, después de haber aterrizado en la isla mientras les bombardeaban, a ella y a toda su familia griega, los nazis. En cartas precedentes a esos sucesos, escribe que cuanto más llora Pablo, más ella odia a Hitler.

También me gustaría dejar claro que un antepasado suyo de la Casa de Hanover, ernesto Augusto I, que reinó entre 1837–1851 fue quien dio todos los derechos de igualdad a los judíos de Hanover.


Última edición por el Mar Dic 20, 2011 1:58 pm, editado 1 vez

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Mar Dic 20, 2011 1:49 pm

La muralla del Diablo, paisajes infantiles de Federika



Las cuevas de arenaa para la NOche de Valpurgis



Blankenburg hacia 1900


Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Miér Dic 21, 2011 7:41 am

Así que Federika era Hanover por papá y Hohenzollern por mamá. Pero lo que quiero destacar es que Viktoria Luisa, la hija del kaiser Guillermo II, madre de Federika, era nieta de Federico III de Prusia (que fue emperador de Alemania durante 99 días, hasta que el cáncer de laringe lo mató) Bueno, pues una de las hijas de Federico III, Sofía de Prusia, sería la madre de Pablo, futuro rey de Grecia. Es decir, la suegra de Federika era sobrina de su propia madre.: Sofía de Prusia, hermana de Guillermo II, y Viktoria Luisa hija de éste. O si se prefiere verlo por otro lado, Pablo es sobrino de Guillermo II, abuelo de su esposa. Pablo, así pues, tenía como suegra a su prima carnal.

Federico III fue el rey de Prusia que anexionó Hanover a su reino, causa de la enemistad interfamiliar que presunta y teóricamente diluyeron Ernesto Augusto y Viktoria Luisa al casarse.

No imaginéis a Sofía de Prusia, consuegra de Viktoria Luisa, reprochándole algo así: nos anexionásteis y ahora quieres que nuestros hijos se autoanexionen a sí mismos. Eso no sucedió. No pudo suceder: Sofía de Prusia murió en 1932, en Frankfurt, de cáncer, cuatro años antes de que se formalizara el compromiso de Federika con su hijo. Y aún menos el rey Constantino, que murió en el exilio y en Palermo en 1923.

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Miér Dic 21, 2011 8:46 am



Guillermo II, que era un gran filoheleno, como la Emperatriz Elizabeth -a quien compró el maravilloso palacio corfiota del Ajilión- mandó hacer una tiara a los joyeros imperiales, Koch (Robert y Luis Koch, que por ser judíos perdieron la joyería en 1938) Era un regalo para su hija Viktoria Luisa. Una diadema de diamantes y platinos con inspiración helena (grecas, columnas y laurel en los motivos)

Viktoria Luisa con la diadema



Es la diadema que llevó en sus esponsales con ErnestoAugusto de Hanover en 1913. Viktoria Luisa regaló la diadema a su única hija, Federika, que se la llevó consigo a Atenas. Pero no se casó con ella puesta.



Federika legó la diadema imperial a su priomogénita Sofía el día que esta cumplió su mayoría de edad. La lució en ese mismo baile.





La han usado las Infantas de España, Cristina y Elena, y por supuesto, se le prestó a Letizia Ortiz cuando se casó con el Príncipe de Asturias.

Hasta aquí, todo muy bonito.

Tan bonito como que dentro de la familia de Federika había tales tensiones que Viktoria Luisa dejó de hablar a su única hija, a cuya boda ni asistió.

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Miér Dic 21, 2011 9:24 am



Federika, no lo olvidemos nunca, nació en plena Primera Guerra Mundial -en 1917- y su abuelo era ni más ni menos que el káiser de Alemania, que un año después tuvo que abdicar y salir al exilio con la abuela Donna, sumida en una honda desesperación en Holanda. Es decir, que el padre de Federika tuvo que dejar de ser el Duque de Brünswick-Luneburg. Yel tío Joachim, a quien se le había interpuesto una demanda de divorcio, para ponerlo mejor todo va y se suicida, por lo cual la abuela Donna, al poco tiempo, abril ´21, muere. Al año siguiente Guillermo se casa de nuevo: tiene 63 años;
su esposa -madre de cinco hijos- 34. Todas estas circunstancias debieron de afectar a su vida infantil, pero lo mejor es que lo cuente ella misma desde sus Memorias:

“El origen de mi familia es, en cierto modo, mitológico. Su historia empieza en un castillo desconocido en el que la joven esposa de su propietario dio a luz a dos niños. En aquellos remotos tiempos era vergonzoso para una mujer tener más de un hijo en un parto, por lo que la joven castellana colocó a los niños en una cesta con el propósito de deshacerse de ellos antes de que volviera su marido. Se encontró en el bosque con su esposo, quien le preguntó qué llevaba en la cesta. « Unos guelphs, señor », contestó llena de terror. La palabra « guelph » significa en alemán antiguo « cachorro de perro ». El marido le pidió que se los enseñara. Al ver a los niños se llenó de alegría e impidió su sacrificio. Esta vieja tradición explica el origen y el apellido de mi familia.

Mi padre, hijo del príncipe heredero de Hannover, nació en Viena. Hasta que en Alemania se proclamó la república después de la Primera Guerra Mundial, fue duque de Brunswick y vivió en su ducado. Luego se trasladó a Austria, en donde su padre, el duque de Cumbeland, vivía desde 1866.

Mi abuelo paterno, el duque de Cumberland, era nieto del viejo duque Ernesto Augusto, tío de la reina Victoria. Debido a la ley sálica, las mujeres no podían heredar el trono en Hannover, por lo que durante el reinado de la reina Victoria se separaron Inglaterra y Hannover y el duque Ernesto Augusto continuó con la dinastía de los Guelphs en Alemania. Cuando después de la guerra de 1866 los Guelphs se establecieron en Alemania, mi abuelo, príncipe heredero de Hannover, contrajo matrimonio con una princesa llamada Thyra, hija del rey Christian IX de Dinamarca. Una de sus hijas sería la emperatriz María Dagmar de Rusia, otra la reina Alejandra de Gran Bretaña, y la tercera, mi abuela, la princesa heredera de Hannover, duquesa de Cumberland.

Su hermano el príncipe Guillermo de Dinamarca, fue elegido por Grecia para ser rey de los helenos con el nombre de Jorge I. Salió de Dinamarca a los diecisiete años de edad y reinó durante cincuenta años en Grecia. Mi marido era nieto suyo. La dinastía danesa ha dado ya seis reyes a Grecia: el rey Jorge I, su hijo Constantino I, los tres hijos de éste, Jorge II, Alejandro I y Pablo I, y por último, nuestro hijo el rey Constantino II. Durante sus reinados, Grecia recuperó sus provincias septentrionales, que estaban en poder de los turcos, las Islas Jónicas, ocupadas por los ingleses, y el Dodecaneso poseído por los italianos.

Debido a la guerra de Prusia, en la que los prusianos ocuparon el reino de Hannover, las relaciones entre los Guelphs hannoverianos y la Casa de Hohenzollern, reinante en Prusia, no eran muy cordiales. Las circunstancias en que mis padres se conocieron fueron extraordinarias.

Mientras desayunaban una mañana en la residencia de sus padres en Austria, mi tío Jorge Guillermo de Hannover, dijo a mi padre: « Esta noche he tenido un sueño extraño. He soñado que, conduciendo mi coche por el norte de Alemania, chocaba contra un árbol y me mataba. El emperador que en aquel momento se encontraba en su palacio de verano, muy próximo al lugar del accidente, envió a dos de sus hijos para que acompañasen mi féretro, así como un destacamento de su Guardia para escoltarlo mientras estuviese en su territorio ». Los dos jóvenes se rieron mucho, pues era divertido pensar que, dadas las circunstancias y la tensión existente entre ambas familias, el Káiser actuara de ese modo. « La verdad es que si hubiese hecho tal cosa, yo incluso estaría furioso », dijo mi tío.

Poco después de aquella conversación, mi tío perdió la vida exactamente como la había soñado. Se dirigía a Dinamarca y el accidente tuvo lugar en el norte de Alemania, donde su coche se estrelló contra un árbol. El Emperador, Guillermo II, envió a dos de sus hijos y a un destacamento de su Guardia para escoltar al féretro. Mi padre no tuvo más remedio que ir a la Corte de Berlín, a dar las gracias personalmente al Emperador por su gesto amistoso, y allí conoció a la única hija del Káiser, con la que se casaría poco después. Su boda sería el último acontecimiento internacional, antes de la Primera Guerra Mundial, que reuniera a reyes y príncipes de todo el mundo.




Recuerdo a mi abuelo Hohenzollern, el Káiser, siendo ya un anciano exiliado en Holanda. La familia Hannover seguía muy distanciada de la familia prusiana, incluso después de la boda de mis padres. Mi madre iba a ver a su padre todos los años el 27 de enero, día de su cumpleaños, pero ni mi padre ni mis hermanos la acompañaban. A mí me llevaba mi madre, ya que, por ser niña, la cosa tenía menos importancia política, pero hacía el viaje a regañadientes, pues mi orgullo y mi sangre Guelphs estaban, naturalmente, del lado de mi padre y mis hermanos. Sin embargo, cada vez que veía a mi abuelo, el orgullo se venía abajo, pues era cariñosísimo conmigo.

Su trato hacia mí era totalmente distinto al que daba a sus hijos. Entre éstos y él parecía existir un abismo. Ya hombres hechos y derechos y casados, seguían besándole la mano. Lo mismo hacían sus nietos, excepto los Guelphs. De sus siete hijos, mi madre había sido la única hembra, por lo que su padre la adoraba. No obstante, ya mayor seguía besándole la mano. La etiqueta de la Corte prusiana y la actitud general ante el Káiser eran tales, que parecía no existir contacto alguno entre las generaciones.

El Káiser sólo era capaz de demostrar cariño a su nieta, única hembra entre varios varones, por lo que cada vez que iba a verle nuestras relaciones no podían ser más afectuosas. Me llevaba con él al jardín para que le ayudase en sus trabajos de carpintería. Mi compañía le divertía mucho y le hacía feliz. Yo podía decirle lo que quisiera y exponer mis ideas y mis opiniones por atrevidas que fueran. En la Corte sorprendía mucho mi modo de tratarle, cosa que encantaba a mi abuelo.

Después de la guerra, mi madre me contó que había seguido la campaña de Grecia con gran interés, no por saber si la victoria sonreía a las tropas alemanas, sino por lo que a mí pudiera ocurrirme. Cuando se estaba muriendo supo que me hallaba en peligro en Creta. Mi madre le dijo, incluso antes de saberlo exactamente, que había llegado sana y salva a Egipto. Una vez oído esto, se tranquilizó y se sintió feliz”.

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Miér Dic 21, 2011 9:37 am

Mis padres vivían en una villa, en Gmunden, más abajo del castillo de mi abuelo, rodeada de un hermoso jardín. Mis cuatro hermanos y yo pasamos nuestra niñez entre Blankenbrugo, un castillo inmenso situado en las montañas del Harz en Alemania, y este bello lugar de Austria.



Uno de mis primeros recuerdos se relaciona con el agua, con algunas caras asustadas y con muchas manos acariciándome. Por lo visto, mi niñera, que me llevaba en brazos, tropezó con un tronco y se cayó al lago. Como no sabía nadar, recuerdo que nos hundíamos en el agua y volvíamos a salir a flote. La verdad es que no tuve miedo, pues no sabía lo que eran la vida y la muerte, por lo que me limité a aceptar un hecho en el que se mezclaban el agua, las caras y las manos.


Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Miér Dic 21, 2011 9:49 am

Aunque veíamos a diario a nuestros padres a la hora de almorzar y a la de la oración de la tarde, la verdad es que vivían muy lejos de nuestro mundo, como era habitual en aquellos tiempos. En la mesa no se hablaba de cosas privadas, ya que por estar presentes el preceptor de mis hermanos y mi institutriz, la comida era un acto oficial. Ignorábamos lo que hacían nuestros padres durante el día, ni se nos ocurría preguntárselo. Supongo que mi padre estaba muy ocupado con la administración de la propiedad. Pasaba mucho tiempo en su despacho y siempre había alguien con él, por lo que los hijos no le interrumpíamos, pues nos dábamos cuenta de que estaba trabajando. Pero cuando podíamos hablarle era muy cariñoso con nosotros.

Los domingos íbamos con nuestros padres a la iglesia que había hecho construir mi abuelo para el culto de una pequeña comunidad protestante en una ciudad prácticamente católica. Al entrar en el templo me daban dos monedas que debía depositar en la bolsa de las colecta, pero no me lo explicaron bien o yo no lo entendía. El caso es – y me avergüenza confesarlo ahora – que sólo echaba una de las monedas y me guardaba la otra.


Poco a poco reuní una fortuna que iba a para a la tienda para aumentar la provisión de chocolate escondido en mi habitación. Cuando mis padres se enteraron de aquello, me regañaron y me dijeron que había infringido el séptimo mandamiento, que dice « no hurtar ». Me dio mucha pena saber que no iría al Cielo para conocer a Jesús, y lloré tanto que al final hube de buscar refugio en los brazos de mi padre, sin poder articular una palabra. De pronto, me di cuenta de que también él estaba llorando, lo cual me consoló. En adelante, siempre que tenía algún problema acudía a mi padre, quién me decía las palabras adecuadas, con las que olvidaba fácilmente mis preocupaciones.

Mi padre nos enseñó a sentirnos responsables de los demás. Su actitud, como la de muchas personas de su generación, era la de que los miembros de una familia como la nuestra tenían que disculparse desde el fondo de sus almas, por ocupar una posición más privilegiada que ellos. Ahora pienso que, en muchos aspectos, nuestras vidas son más difíciles que las de las gentes sencillas. Sin embargo, como sus hechos se ajustaban a sus palabras, sus hijos aprendimos y comprendimos su conducta”.


Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Miér Dic 21, 2011 10:04 am

“Apenas veíamos a nadie ajeno a la familia y al séquito. Como en casa no se celebraban bailes o banquetes, las diversiones eran muy escasas. Todos los otoños mi padre organizaba una cacería en nuestro coto en Austria. Los únicos visitantes eran mi anciano tío el príncipe Jorge de Grecia, a quien los niños llamábamos tío Jacobo, y un tío danés, el príncipe Valdemar, hermano menor de mi abuela. Ambos parientes se reunían con mis padres todos los años para pasar un mes en casa.



1936, Gmunden, Austria.
De izquierda a derecha: Jorge Guillermo, Federika, Valdemar, Príncipe JOrge, Ernesto Augusto de of Braunschweig-Lüneburg y el Príncipe Ernesto Augusto de Hannover

(Ya en 1909, cuando el gran escándalo entre Jorge y la esposa de su tío-amante, María d´Orleans, mientras La Bonaparte se dejaba meter mano por el hijo de ésta, que se acostaba con un miembro del staff, Jorge y Valdemar dejaron en Bernstroff a La Bonaparte y la Orleans para ir a cazar en esta villa y con estos parientes)

N.B. La foto está tomada en otoño del ´36, es decir, un par de meses después de que Federika conociera a Pablo


Última edición por el Jue Dic 29, 2011 9:29 am, editado 1 vez

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Miér Dic 21, 2011 10:12 am

La única parte de la vida de nuestros padres que los niños compartíamos con ellos sin preceptores ni institutrices era un viaje que de vez en cuando hacíamos a Italia. Íbamos en un coche muy grande, los cinco niños y nuestros padres. Conducía mi padre y mi madre se sentaba a su lado. Yo me colocaba en el asiento de detrás con mis dos hermanos mayores, y los pequeños y el coger lo hacían en la banquetas frente a nosotros. Llevábamos mucho equipaje y parecíamos una familia de gitanos que levantara su campamento. El viaje resultaba pesadísimo e incómodo, y como todavía éramos muy pequeños nos aburríamos mortalmente en los museos y las iglesias que nos hacían visitar. Recuerdo, en cambio, lo mucho que me gustaba la excursión a Ischia. Por entonces Ischia era una isla casi totalmente desconocida y muy atrasada. Para nosotros tenía un atractivo sobrenatural, pues cada vez que se acercaba una cerilla al suelo – y sobre todo a un agujero – salía humo. Creo que el fenómeno estaba relacionado con algún respiradero volcánico, pero nos parecía misterioso.

Ischia, en la Bahía de Nápoles , cuyo castillo de Aragón es su mayor monumento. En 1734 fue tomada por los Borbones.


Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Gorgias el Miér Dic 21, 2011 10:20 am

A veces, un ruido desagradable puede destruir los sueños. Así ocurrió el día en que vino el carnicero para matar a unos cerditos con los que yo jugaba. Eché a correr horrorizada porque los alaridos de los animalitos me destrozaban el corazón. Después de la terrible matanza tenía que comer carne. Lloré, grité y me puse enferma porque no podía tragar. Mi aya me castigó por mi obstinación en no comer. Acaso lo hizo porque no había oído los patéticos alaridos de los cochinillos. ¿Por qué se enseña a los niños a amar a los animales, a hacerse amigos suyos y luego no se tiene escrúpulo en matarlos y hacer comer su carne a las criaturas que se habían encariñado con ellos? Esto debe ser algo incomprensible y tremendo para los niños. Quizá por aquel recuerdo, más adelante renuncié a comer carne y pescado. Después de todo, ¿por qué contribuir a los sufrimientos de este mundo, cuando no es necesario?

Me daba clases una institutriz alemana que me enseñaba también un poco de inglés, nociones de francés y me hacía leer la Biblia. Más adelante, mi educación religiosa se encomendó a un pastor que me prepararía para la confirmación. Me confirmaron en Blakenburg, un impresionante castillo medieval construido en lo alto de una colina en las montañas del Harz, en el que no me sentía feliz. Las paredes eran demasiado macizas, y había demasiadas escaleras y puertas con enormes y pesadas llaves. Sus estancias estaban suntuosamente decoradas con hermosos y cómodos muebles antiguos. Todo el castillo contenía tesoros de la familia, coleccionados y heredados durante varias generaciones. Habría sido el sueño de un anticuario, pero no era para mí.

Cuando mis hermanos estaban allí, la vida era agradable. Nos dedicábamos a explorar los sótanos y los desvanes. El castillo tenía un enorme patio, bajo el que se extendían numerosas galerías subterráneas intercomunicadas. Algunas partes del edificio databan del siglo XI. En el interior había un pozo muy profundo, al que arrojábamos piedras y esperábamos oír el ruido que producían al chocar con el agua. Tardaban en llegar y nos preguntábamos cuánto tardaría uno de nosotros si se cayese. Se decía que por las noches un fantasma recorría las estancias y los corredores, pero la verdad es que nunca lo vimos. El castillo estaba lleno de armaduras antiguas, y los morriones, al moverse cuando corríamos, producían un ruido metálico. Todo era fantástico y nos aterrorizaba a Christian y a mí, al mismo tiempo que nos divertía.

Los desvanes eran inmensos, muy altos y con diferentes niveles unidos por escaleras verticales. A veces atábamos a Guelph con una cuerda y le hacíamos bajar de piso. Un día fue él quién me ató a mí, en lugar de hacerlo por la cintura lo hizo al cinturón de cuero que llevaba puesto. Ni que decir tiene que el cinturón cedió y se rompió. Afortunadamente, uno de los criados, que estaba limpiando en la parte inferior, se dio cuenta y me recogió en sus brazos. Otro día amarramos a Guelph para descolgarle por una ventana. Alguien nos vio y frustró nuestro propósito. Las consecuencias fueron una pesadilla para nosotros.

Cuando me quedaba sola no me gustaba el castillo, con los ceñudos retratos de mis antepasados. Tampoco me agradaba sentarme en mi cuarto a mirar por la ventana el pequeño trozo de jardín al que no tenía medios de llegar. Muy cerca había una reserva de venados con una cerca alrededor que me impedía verlos. Como mi caballo se había quedado en Austria, mi soledad era absoluta. Manifesté mis deseos de hacerme enfermera, pero nadie me hizo caso. Leía mucho, cosa que trajo sus complicaciones. En teoría no se me permitía leer nada que no hubiese leído antes la institutriz, pero no tardé en aprender a burlar tal prohibición. Durante las visitas a otros miembros de la familia me apoderaba de algunos libros que escondía en mi habitación para leerlos por la noche. Los que me permitían leer eran aburridísimos. Yo quería saber lo que pensaban los poetas y los filósofos. Aún recuerdo el día en que descubrieron en mi cuarto un libro de Spinoza, confiscado inmediatamente, lo que me convirtió en una rebelde. (Spinoza, filósofo judío, podía ser una lectura extremeadamente comprometedora en esa época) Mis lecturas constituían un tremendo conflicto, pero yo no me daba por vencida. Mi institutriz acabó por hacer la vista gorda y no decir nada de lo que me veía leer”.


Última edición por el Jue Dic 29, 2011 9:36 am, editado 1 vez

Gorgias
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: FEDERIKA DE HANNOVER

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.