Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Página 3 de 40. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 21 ... 40  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Lun Nov 24, 2008 12:43 am

Me direis si puedo continuar retomando el sentido de este hilo..ampliando el tema a Principes de ASTURIAS EN LA HISTORIA..es un tema que me gusta mucho.


Última edición por el Jue Nov 27, 2008 4:29 pm, editado 2 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Lun Nov 24, 2008 1:24 am

PORTADA REVISTA HOLA-PRINCESA DE ASTURIAS



[shadow=darkblue:aca803a855]****************************************************[/shadow:aca803a855]
REPORTAJE EL MUNDO DE LA PRIMERA PRINCESA DE ASTURIAS



LA OTRA CRÓNICA | CATALINA DE LANCASTER
La primera gran princesa de Asturias

MARÍA TERESA ÁLVAREZ

Nunca se sabrá si fue la herencia genética materna o la paterna — tal vez las dos— la que llevó a Catalina de Lancaster a estar siempre convencida de haber nacido para recuperar la Corona de Castilla que había sido arrebatada a la familia de su madre. Lo cierto es que desde muy niña fue consciente de que un día habría de desempeñar tan importante misión. Nació en 1373. Sus padres eran Constanza —hija de Pedro I, rey de Castilla— y Juan de Gante —duque de Lancaster, hijo del rey Eduardo III de Inglaterra—. Así pues, Catalina, pertenecía a las dinastías de Borgoña y Plantagenet.

Desde muy pequeña, supo de la tragedia vivida por su familia materna. De cómo su abuelo, Pedro I, moría asesinado por su hermanastro, Enrique de Trastámara, que se había hecho con el trono castellano, su madre, Constanza, se vio obligada a exiliarse en Inglaterra.

Catalina asumió el odio de su familia a los Trastámaras y esperó confiada, presintiendo que en ella se personificaría la solución al problema dinástico que aún enfrentaba a muchos castellanos. El momento llegó en 1386. No era aquel un buen año para Castilla. Su rey, Juan I, hijo de Enrique de Trastámara, había sido derrotado y humillado contundentemente por los portugueses en Aljubarrota.

Juan I hubo de hacer frente, además, al ataque del duque de Lancaster que, desde Portugal, había penetrado en Galicia con ánimos de arrebatarle el trono. La contienda finalizó con el Tratado de Bayona, en julio de 1388. En él los duques de Lancaster renuncian a todos sus derechos a la Corona castellana a cambio de que su hija Catalina se casara con el heredero al trono castellano, Enrique, el hijo de Juan I. De esta forma se unían las dos ramas, la legítima y la bastarda, descendientes ambas de Alfonso XI. También en este acuerdo se decidió la creación de un nuevo título para los herederos al trono de Castilla.

NOMBRAMIENTO. Catalina y Enrique, tras su boda en la iglesia catedral de san Antolín de Palencia, en septiembre de 1388, fueron jurados como Príncipes de Asturias, los primeros, título que desde entonces llevarían los destinados a reinar en Castilla. Ambos eran Príncipes de Asturias por derecho propio. La suerte de ambos quedaba sellada de manera indisoluble:Enrique no podría acceder al trono si no le acompañaba Catalina y ésta no podría ser considerada heredera en solitario.

No fue fácil la vida de la primera Princesa de Asturias. Seis años mayor que su marido, tuvo que esperar varios años para consumar el matrimonio. La muerte de su suegro Juan I, en 1390, cuando su marido Enrique contaba 11 años, sumió al reino en el caos. Catalina tuvo oportunidad entonces de ser testigo de las disputas, de los graves enfrentamientos entre los nobles y personajes con representación en el reino que peleaban por ampliar sus parcelas de poder, no respetando las últimas disposiciones del difunto monarca, respecto a quienes tendrían que asesorar al futuro rey durante su minoría de edad. Fueron tres años terribles en los que se produjeron graves acontecimientos, como el horrible progrom que en Sevilla destruyó la judería llevando a la muerte a cientos de judíos.

Catalina tendría también que soportar la animadversión de muchos parientes de su marido que no deseaban verla en el trono. Y llevar con paciencia los comentarios y leyendas malintencionadas que pretendían justificar el asesinato de su abuelo, el rey Pedro I.

Por suerte, su matrimonio fue armonioso. Enrique siempre confió en ella, como lo demuestra el hecho de que Catalina actuara a veces en nombre de él, algo insólito en la corte castellana. Y cuando fue proclamado rey, al alcanzar la mayoría de edad, Enrique decidió asociar al trono a Catalina en calidad de reina consorte. El amor no fue inexistente entre ellos como lo prueba esta carta: «Reyna: yo el Rey vos enbio mucho saludar como aquella que amo como a mi corazón. Fao vos saber que yo, considerando el estado en que vos agora estades, et por que tengades ay con vos quien vos faga todo placer e vos quite de algunos enojos, he acordado enviiar por donna Teresa, priora del monasterio de Santo Domingo el real de Toledo para la enviar a vos que este conbusco, porque es tal persona con la que vos abredes mucho placer mas que con otra persona alguna, et que vos fara todavía quantos servicios e placeres ella pudiere».

EMBARAZADA. «...El estado en que vos agora estades...». Catalina, por fin estaba embarazada. Deseosa como estaba de tener hijos, por lo que ello significaba en todos los sentidos, tardó más de siete años en concebir. Desde el momento en que nace el ansiado varón ya no existe para ella más que un objetivo en la vida: conseguir que nadie arrebate el trono a su hijo. Oportunidad tuvo de demostrarlo, porque Catalina hubo de afrontar, junto con su cuñado, el infante Fernando, la regencia del reino, ya que su marido, el rey Enrique III, falleció el día de Navidad de 1406. Tenía 27 años, su hijo y heredero aún no había cumplido los dos.

Fue una regencia complicada en la que Catalina ganó la primera baza, consiguiendo que todos aceptaran su decisión de permanecer al lado de su hijo hasta que éste cumpliera cinco años. Sin duda, la presencia de Catalina en Castilla favoreció las relaciones con Inglaterra y también con Portugal. Era una situación lógica pues dos hermanastros suyos reinaban en ambos países. En Portugal, Felipa de Lacanster;
en Inglaterra, Enrique IV.

Los franceses ya no eran aliados excluyentes e incondicionales de Castilla. Catalina influyó para que, sin romper con Francia —que siempre había sido la aliada de los Trastámaras—, se introdujesen algunas modificaciones en el tratado habitual con los franceses. La innovación, que se plasmó en el nuevo acuerdo, era la posibilidad de que Castilla pudiera concertar treguas con Inglaterra para que los barcos castellanos consiguiesen navegar sin sobresaltos a Inglaterra y Flandes, libres del siempre acechante peligro de los piratas.

POR LA PAZ. Catalina valoraba más la paz que la guerra. Supo perder y renunciar a muchos proyectos y afinidades cuando existía un interés político superior. Por ejemplo, apoyó a su cuñado para que consiguiera la corona de Aragón —cuando su hijo también podía aspirar a ella— y se puso bajo la obediencia del papa Martín V, que ponía fin al Cisma de la Iglesia, aun cuando su afecto era para el papa Luna, Benedicto XIII, encerrado en Peñíscola.

Sus contemporáneos fueron muy críticos con ella. Catalina siguió determinadas pautas de comportamiento que hoy, sin duda, calificaríamos de interesantes, pero que los prohombres de la época llevaron terriblemente mal. El político y escritor Fernán Pérez de Guzmán escribía: «Confusión y vergüenza para Castilla, que los grandes, prelados y caballeros, cuyos antecesores pusieron freno con buena y justa osadía a sus desordenadas voluntades por provecho del Reino... se sometan ahora a la voluntad de una liviana y pobre mujer». En este texto, Pérez Guzmán se refiere a Leonor López de Córdoba, autora de la primera autobiografía que se conoce en lengua castellana y que ocupó un lugar importante al lado de la soberana. Y es que Catalina se atrevió a rodearse de algunas mujeres distinguiéndolas con su confianza y valorando sus opiniones sobre los temas de gobierno.

Los últimos 15 años de su vida hubo de soportar una molesta y crónica enfermedad. Después del segundo parto, se vio afectada por la perlesía. Cuentan las crónicas, y en eso sí que son explícitas, que Catalina de Lancaster era muy dada a la comida y a la bebida y que engordó de forma exagerada. En Generaciones y semblanzas Pérez de Guzmán dice: «Fue esta reina alta de cuerpo e muy gruesa;
blanca e colorada e ruvia. En el talle e meneo del cuerpo tanto parecía onbre como muger (...)».

EL HIJO VARÓN. Catalina murió unos meses antes de que el heredero, el príncipe don Juan —quien reinaría con el nombre de Juan II—, alcanzara la mayoría de edad. Era su único hijo varón, en quien había puesto todas sus esperanzas, la culminación de su misión en la Historia. Juan II, quien reinó 25 años, no heredó de su madre el compromiso dinástico del que ella siempre hizo gala. En la Historia ha quedado una frase suya que refleja un poco sus sentimientos: «Naciera yo hijo de un labrador y fuera fraile del Abrojo, que no rey de Castilla».

Sin embargo sí podemos afirmar que fueron las descendientes femeninas de Catalina de Lancaster quienes supieron dar buena cuenta de la genética recibida. Primero su hija, doña María, reina de Aragón, que durante 26 años estuvo al frente del Gobierno mientras su marido Alfonso V se ocupaba de las posesiones en Italia, dejó constancia del buen hacer de las mujeres en el trono. Años más tarde una nieta, Isabel, se convertiría en la reina por antonomasia de toda la historia de España, y una de las más conocidas de Europa. De ella diría cuatro siglos más tarde, Simone de Beauvoir: «No era ni hembra ni varón: era soberana».

Existen muchos textos en la Historia en los que se alude a que en el aspecto físico de la reina Isabel la Católica se podían observar los rasgos de su ascendencia inglesa. Es cierto, pero habría que puntualizar que se parecía a su abuela, a la reina Catalina de Lancaster, la primera Princesa de Asturias, una desconocida y excelente reina regente.

Confieso que escribí este libro movida por la curiosidad de conocer a quien había sido la primera Princesa de Asturias. Como asturiana siempre sentí cierto orgullo de que Asturias figurara en el título de los herederos a la Corona. Me halagaba por la dignidad que encierra la distinción, pero al conocer las circunstancias que rodearon las vidas de Catalina de Lancaster y Enrique de Trastámara me sentí orgullosa sobre todo porque ese título venía a cicatrizar una herida abierta en el corazón de los castellanos. De ahí mi satisfacción al ver el nombre de mi tierra en un título que más allá de su significación, simbolizaba la paz.

A lo largo de estos seis siglos ninguno de los llamados a la sucesión de la Corona nació en Asturias. Pero quiso el destino que fuera en este siglo, el XXI, cuando por primera vez en la historia una joven y guapa asturiana, Doña Letizia Ortiz Rocasolano, se convirtiera en Princesa de Asturias.


^^^^^^^^^^^^^^^
PERFIL:AUTORA DE ESTE REPORTAJE
María Teresa Álvarez nació en Candás (Asturias) el 27 de octubre de 1945. Licenciada en Ciencias de la Información, fue la primera mujer cronista deportiva en la radio asturiana y la primera presentadora del programa regional de TVE en Asturias.

En 1987 se trasladó a Madrid para conducir la Subdirección de Cultura y Sociedad de los telediarios de TVE. Un año más tarde dejó la información diaria para realizar documentales histórico-divulgativos. En esta línea ha dirigido: Viaje en el tiempo, dedicado a desvelar los enigmas e incógnitas sobre Cristóbal Colón;
La pequeña española, Viena 1791-1991, que recreaba la vinculación de Mozart con España;
Sefarad, la tierra más bella, sobre el pasado y el presente de los judíos sefarditas;
y Mujeres en la Historia, un tema que siempre le ha interesado y sobre el que, además de escribir, da cursos y conferencias.

En 1999 publicó su primer libro, La pasión última de Carlos V. A éste le han seguido: Isabel II. Melodía de un recuerdo, El secreto de Maribárbola, Madre Sacramento, Ellas mismas. Mujeres que han hecho historia contra viento y marea y La comunera de Castilla, ambos publicados con gran éxito por La Esfera.


Última edición por el Vie Dic 19, 2008 7:51 pm, editado 7 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Lun Nov 24, 2008 5:04 pm


Catalina de Lancaster-primera princesa de Asturias

Catalina de Lancáster nació en la ciudad de Hertford, el 31 de marzo de 1373, siendo la mayor de los dos hijos de Juan de Gante y de su segunda esposa, Constanza de Castilla. Fue la abuela de Isabel la Católica



Matrimonio Contrajo matrimonio en marzo de 1388, a los 15 años de edad en virtud del tratado de Bayona. Su esposo era su primo de apenas 9 años, Enrique, príncipe de Asturias y futuro Enrique III de Castilla. Este descendía de los Trastámara, rama bastarda de la familia. Les fue otorgado a ambos el título de Príncipes de Asturias, siendo desde entonces usado por el heredero de la corona castellana y posteriormente de la corona española.

Este enlace puso fin al conflicto dinástico entre los descendientes de Pedro I y Enrique II de Trastámara, afianzándose la Casa de Trastámara y se estableció la paz entre Inglaterra y Castilla.

El matrimonio formal entre ambos se llevó a cabo en la ciudad de Madrid, en el año 1393, siendo ya Enrique soberano de Castilla.


Regencia tras el fallecimiento de su marido Al morir su esposo Enrique III el 25 de diciembre de 1406 a los 27 años de edad, Catalina de Láncaster junto con su cuñado, Fernando de Antequera futuro rey de Aragón, ejerce la regencia del reino por la minoria de edad de su hijo Juan II, de apenas un año.

Ella coordina con su consejo de nobles, eclesiásticos y autoridades municipales (milicias urbanas) de algunas ciudades, la administración de los actuales territorios de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Castilla y León y partes de la actual Castilla-La Mancha (mientras que Fernando de Antequera, el hermano segundón del joven Rey ya fallecido Enrique III, administra las zonas de Extremadura y los reinos cristianos de Andalucía, Jaén, Córdoba y Sevilla.

Las tierras de Almería, Granada y Málaga constituían todavía el Reino Nazarí de Granada.

En 1412, el Infante Castellano Fernando de Antequera se convertiría Fernando I de Aragón por decisión razonada del Consejo Sucesor Catalano-Aragonés (véase también el Compromiso de Caspe), pero con salud débil como su malogrado y valeroso hermano Enrique III murió en Igualada en 1416 con 36 años de edad, no sin antes hacer a su esposa, Leonor Sánchez de Albuquerque madre de cuatro varones, los Infantes de Aragón y de dos niñas, que llegarían a ser Reinas Consortes de Castilla y de Portugal.

Consejera astuta y muy íntima de la Reina Consorte y Reina Viuda Regente Catalina sería Leonor López de Córdoba la noble cordobesa hija del ajusticiado (por orden de Enrique II de Castilla), Maestre de la Orden Militar de Alcántara Martín López de Córdoba, (1364 - 1369), obstinado protector tras las poderosas murallas de Carmona, provincia de Sevilla de los hijos huérfanos del asesinado Rey Pedro I de Castilla.

La Reina Catalina murió en la ciudad de Valladolid, el 2 de junio de 1418, a los 45 años de edad. En su epitafio, en la Capilla de Reyes Nuevos de Toledo, indica que fue Reina de Castilla y que por ella fue puesta la paz en Castilla para siempre.


Última edición por el Sáb Nov 29, 2008 2:31 am, editado 1 vez

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Lun Nov 24, 2008 5:20 pm

Enrique III de Castilla, el Doliente (Burgos, 4 de octubre de 1379 - Toledo, 25 de diciembre de 1406), fue hijo de Leonor de Aragón y Juan I, a quien sucedió como rey de Castilla en 1390.

Antes de ser elevado al trono ostentó el título de Príncipe de Asturias, siendo el primero en ostentar dicho título. Asumió el poder efectivo el 2 de agosto de 1393, a la edad de 13 años, luego de un tumultuoso período de cambios en la regencia. Pudo pacificar a la nobleza y restaurar el poder real, apoyándose en los nobles de segunda fila y desplazando así a sus parientes más poderosos (como Alfonso Enríquez y Leonor de Navarra). Deroga privilegios antes concedidos a las Cortes, como la alcabala y el derecho a asistir al Consejo Real, impulsa la figura de los corregidores en las ciudades, y sanea la economía del Reino. Disminuye las persecuciones contra los judíos, promulgando varios edictos contra la violencia, que había sido particularmente grave en 1391.




Durante su reinado, la flota castellana obtuvo varias victorias contra los ingleses;
en 1400 envió una flota de guerra que destruyó la base pirata de Tetuán, en el África del Norte. En 1402 comenzó la colonización de las Islas Canarias, enviando al explorador francés Jean de Béthencourt. Detuvo una invasión portuguesa, iniciada en 1396 con un ataque a Badajoz, consolidando finalmente la paz con el acuerdo firmado con Juan I de Portugal el 15 de agosto de 1402. Apoyó las pretensiones pontificias de Benedicto XIII y reanudó la campaña contra Granada, alcanzando una importante victoria en Collejares, cerca de Úbeda (1406), aunque no pudo completarla porque le sobrevino la muerte. También envió a dos embajadas ante Tamerlán, la primera encabezada por Hernán Sánchez de Palazuelos y la segunda por Ruy González de Clavijo. De esta segunda tenemos la relación del viaje en un libro, la Embajada a Tamorlán.

En 1388, y en virtud del tratado de Bayona, se casó con Catalina de Lancaster, hija de Juan de Gante, duque de Lancaster, y de Constanza de Castilla, por lo tanto descendiente de Pedro I el Cruel. Esto permitió culminar el conflicto dinástico, afianzar la Casa de Trastamara, y establecer la paz entre Inglaterra y Castilla. De esta unión nacieron tres hijos:

María (1401 - 1458), esposa de Alfonso V de Aragón.
Catalina (1403 - 1439), esposa del infante Enrique de Aragón.
Juan (1405 - 1454), que lo sucedió en el trono a su temprana muerte con el nombre de Juan II.
Con su salud afectada, en sus últimos años había delegado parte del poder efectivo en su hermano Fernando de Antequera, quien sería regente durante la minoría de edad de Juan II.

Falleció en Toledo cuando preparaba una campaña contra el reino de Granada. Fue enterrado en la Capilla de Reyes Nuevos de la catedral toledana.

fué el primer --Príncipe de Asturias
1388 - 1390

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Lun Nov 24, 2008 5:27 pm

Príncipe de Asturias
1405 - 1406

Juan II de Castilla (Toro, España;
6 de marzo de 1405 - Valladolid;
20 de julio de 1454). Rey de Castilla entre 1406 y 1454, hijo de Enrique III el Doliente y Catalina de Lancaster.



Nació en Toro en el palacio Real del Real Monasterio de San Ildefonso (Provincia de Zamora);
tenía sólo un año de edad cuando murió su padre en el año 1406. Los regentes serían su madre y su tío paterno, Fernando de Antequera, que llegaron a un acuerdo que dividía el reino en dos partes.


Durante la regencia se reanudó la guerra intermitente contra Granada (entre los años de 1410 hasta el año 1411) y hubo acercamientos a Inglaterra en el año 1410) y con Portugal en el año 1411. Tras el Compromiso de Caspe (1412), el regente Fernando abandonó Castilla, pasando a ser rey de la Corona de Aragón con el nombre de Fernando I. Dejó en su lugar a varios lugartenientes, y a sus hijos, los llamados Infantes de Aragón. Catalina de Lancaster moría el 2 de junio de 1418 y en el mes marzo del año 1419, Juan fue declarado mayor de edad, cuando tenía catorce años, en las Cortes celebradas en la villa de Madrid.



Descendencia

Con María de Aragón:

Catalina (1422 - 1424);

Leonor (1423 - 1425);

Enrique (1425 - 1474), sucesor de su padre con el nombre de Enrique IV;

María (1428 - 1429).


Enrique IV


Con Isabel de Portugal :

Isabel la Católica (1451 - 1504), futura reina de Castilla con el nombre de Isabel I y casada con su primo Fernando II de Aragón,


Isabel la Católica


-Alfonso (1453 - 1468), Príncipe de Asturias

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Príncipe de Asturias(hermano menor de Isabel la Católica)
1464-1468

Alfonso de Trastámara y Avís (Tordesillas, 17 de noviembre de 1453 - Cardeñosa, 5 de julio de 1468). Infante de Castilla e hijo de Juan II y de Isabel de Portugal, medio hermano de Enrique IV el Impotente y hermano de la futura Isabel I la Católica.

Una parte importante de la nobleza castellana estaba descontenta con Enrique IV y en septiembre de 1464, dicha nobleza obligó al rey a desposeer a Juana, su única hija, del título de Princesa de Asturias y proclamar a Alfonso príncipe heredero en su lugar. A pesar de ello, el descontento nobiliario no disminuyó y en junio de 1465 las Cortes se reunieron en Ávila, derrocaron a Enrique y proclamaron rey de Castilla a Alfonso, con el nombre de Alfonso XII.[1] El nuevo rey tenía solamente 12 años de edad. Este episodio fue llamado por sus detractores "
la farsa de Ávila"
, nombre con el que ha pasado a la historia.

Estalló entonces la guerra abierta entre los partidarios de Enrique IV y los de Alfonso XII, que instaló su "
corte"
en Arévalo.[2] En agosto de 1467 se produjo una importante batalla en Olmedo, en la que ninguno de los bandos consiguió imponerse.[2] Incluso hoy día algunos historiadores consideran que Enrique fue derrotado y hecho prisionero[1] mientras que otros afirman que venció, pero que por debilidad prefirió negociar con los vencidos.[3]

Alfonso falleció, por causas desconocidas.[2] Enrique IV quedó como rey indiscutido a partir de 1469 mientras que el título de heredero al trono pasó a ser disputado entre Juana e Isabel, la otra medio hermana de Enrique. El conflicto terminó dando lugar a la Guerra de Sucesión Castellana (1475 - 1479), en la que Isabel logró finalmente hacerse con el trono.


Última edición por el Mar Dic 02, 2008 4:33 pm, editado 2 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Lun Nov 24, 2008 5:35 pm

Príncipe de Asturias
1425 - 1454
Enrique IV de Castilla, conocido vulgarmente como Enrique el impotente (Valladolid, 25 de enero de 1425 – Madrid, 11 de diciembre de 1474). Rey de Castilla y de León entre 1454 y 1474, hijo de Juan II y de María de Aragón, y hermanastro de Isabel la Católica,
A la edad de 15 años, en una ceremonia oficiada por el cardenal Juan de Cervantes, casa con la infanta Blanca de Navarra, hija de Blanca I de Navarra y de Juan II de Aragón, de la cual no tuvo descendencia. En 1453 y después de comprobar que Enrique IV no había tenido ninguna relación con su esposa, el Papa Nicolás V anuló el matrimonio. Se alegó "
impotencia perpetua"
de Enrique, aunque relativa a sus relaciones con doña Blanca. Blanca y Enrique eran primos, al igual que también era primo de doña Juana de Portugal, con la que deseaba casarse
En 1455 casó en segundas nupcias con Juana de Portugal. De la unión nació una hija:

Juana (1462 - 1530), princesa de Asturias y casada con su tío materno Alfonso V de Portugal. Juana fue aceptada como legítima heredera en las cortes de 1455.[2]
Juana además perdió un hijo varón, estando embarazada de seis meses.

Pero las dudas sobre su legitimidad y el ascenso político del noble don Beltrán de la Cueva, hicieron pensar que Juana no era hija del rey, sino de Beltrán;
de ahí el nombre de Juana la Beltraneja. Sus enemigos lo acusaron de impotencia, por no consumar, supuestamente, sus matrimonios. Tal acusación era en su época, por otro lado, una poderosa arma política.
Asediado por las revueltas y las exigencias de los nobles, Enrique IV tuvo que firmar un tratado por el que nombraba a su hermano Alfonso legítimo heredero. Tras la muerte de éste, Enrique firma con su hermanastra Isabel el Tratado de los Toros de Guisando, según el cual la nombra heredera, dejando a su hija Juana fuera de la sucesión, a cambio de algunas cuestiones, entre las cuales está que Isabel no se casaría sin la aprobación del rey.

En 1469, el rey, ante el matrimonio secreto entre su hermana Isabel y Fernando de Aragón, celebrado en Valladolid, consideró violado el tratado y proclamó a su hija Juana como heredera al trono, jurando públicamente que era hija legítima.

A su muerte, acaecida en 1474, comenzó una guerra civil entre los partidarios de Isabel y los de Juana la Beltraneja. En 1479 terminó la guerra quedando Isabel I como reina de Castilla.

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Lun Nov 24, 2008 5:43 pm

1--Princesa de Asturias
1462 - 1464
2--Princesa de Asturias
(en paralelo con Isabel)
1470 - 1474
JUANA LA BELTRANEJA



Esposo/hijos: Alfonso V de Portugal / sin hijos



Biografía: Juana la Beltraneja tuvo una vida larga y muy desgraciada, desde su nacimiento se tuvo la idea de que era hija de Juana y el valido del rey, Beltrán de la Cueva, tanto es así que se la apodó "
la Beltraneja"
despectivamente.

Unas semanas después de su nacimiento fue declarada heredera del trono castellano. Es sabido que Enrique IV, en el tratado de los Toros de Guisando (1468), esta declaración fue abolida en favor de la futura Isabel la Católica. Este cambio fue tras intensos acuerdos políticos y un malestar general y cada vez más pelilgroso dentro de la nobleza. Más detalles aquí para saber más del desarrollo de este período básico de la Historia de España.

Una vez Isabel casó con Fernando el Católico, Enrique IV, disgustado por esta traición al Tratado de Guisando, revocó la herencia y volvió a declarar a Juana, su hija, como heredera a la Corona el 26 de octubre de 1470. Ella, pues, sólo tenía ocho años de edad y ya estaba siendo objeto de cambio de la alta política.
En 1474 los bandos estaban ya declarados y Enrique IV decidió hablar cordialmente con Isabel la Católica sobre la Corona. Las negociaciones fueron tocadas por la desgracia, la muerte en diciembre de ese año de Enrique IV.

Juana estaba sola, sólo los nobles que estaban en su bando la acompañaban. Pero estos nobles lo que querían, al igual que los nobles de Isabel, era seguir detentando el poder y sus posesiones. El poder como fuerza fáctica, que podía mover el nivel de la balanza según el platillo donde se sentaran (Juana o Isabel) y las posesiones, porque esta ayuda era pagada, con creces, por ambas pretendientes, confirmando además lo que ya tenían.

Tras la muerte del rey, al día siguiente Isabel se autoproclama en Segovia reina de Castilla. Un hecho consumado. Semanas más tarde los partidarios de Juana, que eran muchos, la proclaman reina de Castilla en Trujillo.

A comienzos de 1475 estalla la guerra entre ambos bandos.

Juana en su huida hacia ninguna parte terminó en Portugal, nación amiga por cuanto su madre era lusa. Allí decidió casarse con el rey Alfonso V. Ahora Portugal también entraba en guerra con Isabel la Católica, y Francia, como amiga de Portugal también
En 1479 acaba la guerra con la paz de Alcaçobas.

El matrimonio de Juana con Alfonso V de Portugal fue anulado por el mismo papa que anteriormente lo había sancionado positivamente. El hecho es que el matrimonio era ilegal. Maniobras de Isabel y Fernando el Católico.

Tras esta nueva presión Juana estaba vencida. Isabel le ofreció casarse con el heredero de la Corona de Castilla, su propio hijo Alfonso. Por supuesto no tenía ninguna intención de cumplirlo pero como el infante sólo tenía un año de edad, Isabel podría controlar todos los movimientos de Juana la Beltaneja. Todo un peligro para la estabilidad de su Corona.


Quizá Juana sospechara de estas intenciones. Rechazó este engaño y tomó rumbo al convento de Santa Clara en Coimbra (Portugal).

Ella siguió interesandose por la política castellana hasta su muerte. Ella siempre firmó como "
Yo, la Reina"
. Aún no se sabe y es propable que nunca se sepa si era o no hija de Enrique IV.

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Mar Nov 25, 2008 9:48 pm

Príncipe de Asturias
1560–1568


Carlos de Austria, fue el heredero del trono español durante el reinado de Felipe II y falleció en oscuras circunstancias.
Nació en Valladolid el 8 de julio de 1545. Era el primer hijo de Felipe II y único de su primer matrimonio con María de Portugal, que murió a consecuencia del parto. Desde niño padeció una salud enfermiza y una tendencia al desequilibrio mental que se acentuaron con el tiempo. Siempre fueron frías las relaciones con su padre. La ruptura final se produjo cuando Felipe II ordenó su reclusión en el Alcázar madrileño, el 25 de enero de 1568, pues se decía que una conjura pretendía proclamarle señor independiente de los Países Bajos. El 25 de julio murió don Carlos. La sospecha de una intervención directa de Felipe II en este trágico desenlace se convirtió en un elemento sustantivo de la "
leyenda negra"
. Siglos después, el romanticismo mitificó a don Carlos como víctima de la tiranía (Schiller escribió la tragedia Don Carlos en 1787 y Giuseppe Verdi la ópera de igual nombre en 1867).

Del príncipe don Carlos se llegó a decir que fue amante de su madrastra, Isabel de Valois, de la princesa de Éboli, solamente cinco años mayor que él. Su vida estuvo marcada por un comportamiento alocado, seguramente inspirado en los actos no menos cuerdos que protagonizaba su padre. Los documentos de la época mencionan que con apenas 20 años tiró por la ventana a un paje que le había llevado la contraria. En otra ocasión, también atacó con un cuchillo a varios ministros de su padre, estando entre ellos el temible duque de Alba. También se decía que casi mataba a los caballos por la brutalidad con que los trataba y lo más insólito de todo, a un zapatero que un día se presentó ante él con unas botas demasiado estrechas se las hizo comer como castigo.


Lo más curioso de todo es que a pesar de estas circunstancias, Felipe II no se planteó apartar a su hijo del trono. Al contrario, como apunta Geoffrey Parker, todo parecía señalar que existía un afecto sincero hacia su heredero. Esto quedó demostrado durante la convalecencia de don Carlos en Alcalá por enfermedad, no separándose del pie de la cama el propio Rey. Durante la enfermedad, una de las graves que padeció el príncipe, el Rey mandó colocar en su lecho el cadáver incorrupto de fray Diego de Alcalá (1400-1463), cuerpo al que se le atribuían curaciones milagrosas. No sabemos si del susto o por milagro, el caso es que don Carlos sanó y desde entonces Felipe II aceleró el proceso de canonización del religioso franciscano que con el tiempo se convertiría en San Diego de Alcalá (1588), patrono de Alcalá de Henares.



Genealogía del Príncipe Carlos destacando la consanguinidad. En lugar de 8 bisabuelos tuvo 4 y en lugar de 16 tatarabuelos, 6.



------------------------------------------------------------------------------------

-Princesa de Eboli

Doña Ana pertenecía a una de las familias castellanas más poderosas de la época: los Mendoza. Hija única del matrimonio entre don Diego Hurtado de Mendoza y de la Cerda, virrey de Aragón y también de Cataluña, y doña Catalina de Silva, se casó a la edad de doce años (1552) con Ruy Gómez de Silva, por recomendación del príncipe Felipe, futuro Felipe II;
su marido era príncipe de Éboli (ciudad ubicada en el Reino de Nápoles) y ministro del rey. Los compromisos de Ruy motivaron su presencia en Inglaterra por lo que los cinco primeros años de matrimonio, apenas estuvieron tres meses los cónyuges juntos.

princesa de Eboli
Fue una de las mujeres de más talento de su época, y aunque perdió un ojo, se la estimaba como una de las damas más hermosas de la corte española. Entre las teorías que se barajan sobre la pérdida de su ojo derecho, la más respaldada es la que asegura que la princesa fue dañada por la punta de un florete manejado por un paje durante su infancia. Pero este dato no es claro, quizá no fuese tuerta sino bizca, aunque hay pocos datos que mencionen dicho defecto físico. En cualquier caso, su defecto no restaba belleza a su rostro;
su carácter altivo y su amor por el lujo se convirtieron en su mejor etiqueta de presentación, y ejerció una gran influencia en la corte.

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Miér Nov 26, 2008 8:10 pm

[shadow=olive:5b7f0346ef]Esposa de Felipe II Y Madre de Carlos de España -mensaje anterior [/shadow:5b7f0346ef]--princesa de Asturias consorte
María Manuela de Portugal, (Coimbra, Portugal;
15 de octubre de 1527 - Valladolid, España;
12 de julio de 1545) princesa consorte de Asturias e infanta de Portugal, hija de la archiduquesa Catalina de Austria, infanta de España y hermana de Carlos I de España y V de Alemania;
y de Juan III el Piadoso.
-------------

Viaje a España -Fue la primera esposa del príncipe de Asturias, heredero de la corona española, que reinó más tarde con el nombre de Felipe II, el cual era primo hermano suyo. Aquellas bodas, se contaron entre "
las más notables que se han hecho entre príncipes en España, por el lujo, ostentación y aparato que se empleó desde los primeros preparativos, y por el pomposo ceremonial con que se celebraron"
como dice un historiador. Los escritores de aquel tiempo han dejado minuciosas descripciones del viaje que hizo de Madrid a Badajoz a recibir a la princesa el maestro del príncipe, Juan Martínez Silíceo, obispo ya de Cartagena, y de la grandeza con que el duque de Medinasidonia, Juan Alonso de Guzmán, alhajó su casa para hospedar a la ilustre novia.

El obispo, en su pausado viaje, gastaba, dicen, 700 raciones cada día;
su comitiva era brillante;
llevaba multitud de acémilas y reposteros, pajes, escuderos y criados, todos con ricas y lujosas libreas de seda y terciopelo, con franjas de oro, chapeos con plumas y otros adornos, con los cuales competían los paramentos de los caballos, y en las comidas no faltaba, así en viandas como en vinos, ningún género de regalo. El duque, por su parte, gastaba, dicen, 600 ducados cada día en la mesa, y para el recibimiento del obispo en Badajoz llevaba 200 acémilas, todas con reposteros de terciopelo azul y las armas bordadas de oro.
Unos y otros llevaban músicos en su comitiva, y en la del duque iban además ocho indios con unos escudos de plata redondos y grandes, en cada uno de los cuales había un águila que sostenía las armas del duque y de la duquesa. Y para colmo del lujo y del capricho hacían parte del cortejo tres juglares, llamados Cordobilla, Calabaza y Hernando, ridículamente vestidos, y un enano con sus puntas de decidor y discreto. Así la casa del duque como la que se destinó para alojamiento del obispo competían en el lujo del menaje, en tapicerías, colgaduras, doseles y vajillas de oro y plata. Poco faltó para que la proyectada boda ocasionara un rompimiento entre España y Portugal por cuestiones de etiqueta y de preferencia. Tanto se disputó, que por no estar arreglado el ceremonial no pudo entrar en España la infanta en el día anunciado, y aún llegó a temerse que se deshiciera la boda.

Se arreglaron por fin las diferencias. Corría el mes de octubre cuando la comisión de caballeros castellanos recibió a la infanta en la raya divisoria en el puente del río Caya. Se debían celebrar los esponsales en Salamanca, y en el largo tránsito de Badajoz a aquella ciudad se invirtió cerca de un mes, porque todo eran festejos, fiestas, torneos, vistosos simulacros de infantes y jinetes, esforzándose a competencia y relativamente las grandes y pequeñas poblaciones en obsequiar a la futura princesa de Asturias. El príncipe, en tanto, como cualquier enamorado a quien no es permitido el ver a su amada, seguía a ésta desde la raya hasta Badajoz. Cuando llegaba la real comitiva a una población en la que iba a descansar, el príncipe, siempre de incógnito, se adelantaba, y desde una ventana algunas veces, y casi siempre embozado hasta los ojos, desde una esquina, mezclado con la muchedumbre que ocupaba las calles, se complacía en observar a su futura esposa.


Boda en Salamanca Llegó ésta por fin a Salamanca, en cuyo límite la esperaban el corregidor con el ayuntamiento, el cabildo, la Universidad y otras corporaciones, que la acompañaron en la ostentosa y magnífica entrada. El príncipe se adelantó también como en otras poblaciones, y perfectamente disfrazado se asomó a un balcón de la casa del doctor Olivares para ver una vez más a la infanta. Ésta lo supo, y al pasar por delante del precitado balcón, con cierta decorosa coquetería se cubrió el rostro con el abanico de ricas plumas que llevaba en la mano. Como los bufones tenían para todo libertad, el del conde de Benavente, llamado Periquito de Santervés, que era muy célebre entre los de su clase y acompañaba a la infanta para distraerla con sus gracias, comprendiendo lo que pasaba, apartó el abanico y descubrió plenamente el rostro de la infanta, acompañando la atrevida acción con muy oportunas palabras.

Por la tarde salió el príncipe, de incógnito siempre, fuera de la ciudad, y al siguiente entró públicamente en aquélla por la puerta de Zamora, acompañado del cardenal de Toledo, del duque de Alba y de otros varios magnates y caballeros. El día 14 de noviembre se celebraron los esponsales, por la noche, dando a los esposos la bendición nupcial el arzobispo de Toledo. A las cuatro de la mañana se celebró la misa de velaciones, y todo el día y varios de los siguientes se invirtieron en fiestas y torneos. Después de visitar los establecimientos públicos, los príncipes se dirigieron a Tordesillas a besar la mano a la abuela de ambos, la reina Juana I de Castilla.
La melancólica reina se mostró muy complacida de ver y abrazar a sus nietos, y dice la historia que los hizo danzar en su presencia. En Simancas alfombraron de muy rico paño las calles y festejaron con el mayor entusiasmo a los príncipes, los cuales pasaron de esta ciudad a la de Valladolid, que también se mostró espléndida, digna y magnífica en recibir a los esposos. En aquella ciudad dio María a luz su único hijo, el infante Carlos (8 de julio de 1545) y pocos días después, murió, sin llegar a ser Reina de España.


Última edición por el Mar Dic 02, 2008 3:45 pm, editado 3 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Miér Nov 26, 2008 8:49 pm

Felipe II--Príncipe de Asturias
1528–1556

Felipe II fue hijo del emperador más poderoso de su tiempo cARLOS V y de la reina más hermosa que ha tenido España: Isabel de Portugal.

Isabel de pORTUGAL-Madre de Felipe II



Nació en Valladolid en 1527, hijo del emperador Carlos V
y de Isabel de Portugal.

. En 1543, con 16 años, empezó su experiencia de gobierno al sustituir al emperador en las ausencias de éste, pero no fue hasta 1556 que se convirtió en gobernador de todas las posesiones de su padre fuera de Alemania. Durante cincuenta años gobernó el mayor imperio del mundo, definido en la época como veinte veces mayor que el Imperio Romano.

Su carácter era reservado y ocultó su timidez e inseguridad bajo una seriedad que le valió una imagen de frialdad e insensibilidad. Pocos fueron sus amigos, y ninguno gozó completamente de su confianza, pero no fue el personaje oscuro y amargado que se ha transmitido en la historia.

Le gustaba la soledad y la intimidad, pero también la música, la vida nocturna y las fiestas. Con todo, evitaba las multitudes para disfrutar del campo y del hogar. Amante de la naturaleza y los jardines, era un gran aficionado a la caza y la pesca, aunque sólo practicaba estas actividades cuando estaba demasiado cansado para seguir trabajando. Fue un hombre inteligente, muy culto y formado, aficionado a la música, el arte, el coleccionismo y muy especialmente a la arquitectura.

Gobernó el sistema político más grande que ha existido nunca, y lo hizo convirtiendo Madrid en el centro político mundial. Interesado y preocupado por los asuntos de Europa y del resto del mundo, nada lo sentía como ajeno pero todo lo vio desde la óptica española.




fELIPE II--el Escorial--Embajadores de Flandes

Profundamente religioso, Felipe II se sentía responsable de la marcha de la Iglesia en sus territorios, por lo que mantuvo un control muy estricto sobre los eclesiásticos, y eso le valió la animadversión de los papas, en especial de Pío V y Paulo IV. Algunas de las guerras que emprendió respondieron tanto a motivos religiosos como políticos, y su rechazo al protestantismo fue tajante y definitivo en los autos de fe de Valladolid y Sevilla.


Casó con su prima María de Portugal a los 16 años, pero pronto enviudó al nacer su primogénito, el príncipe Carlos. Se convirtió en rey consorte de Inglaterra al desposar a su tía carnal, once años mayor, María de Inglaterra, con el objetivo político de acercar a Inglaterra al catolicismo y a la corona española.

Tras regresar a España, ya no volvió a salir de la Península. Enviudó por segunda vez en 1558 y tras casarse de nuevo en 1560 con la infanta francesa Isabel de Valois, con la que disfrutó de ocho años de felicidad conyugal y que le aportó dos hijas: Isabel Clara y Catalina.

La misteriosa muerte del príncipe Carlos le dejó sin heredero a la vez que dio inicio a la llamada leyenda negra del rey. La versión más aceptada defiende para el príncipe un carácter enfermizo y violento que aborrecía a su padre y que hubo de ser encerrado para evitar su plan de huir a Flandes. Allí murió en circunstancias no aclaradas, pero difícilmente, como se ha dicho, por orden de su padre.

Su cuarto matrimonio, oficiado en 1570 con su sobrina Ana de Austria, veinte años menor, le aportó por fin un heredero varón, el príncipe Felipe. Ella fue su mayor amor y tras su muerte en 1580, el rey se vistió de luto para expresar públicamente su dolor y su deseo de no volver a contraer matrimonio. De esta época datan los cuadros que han aportado a su historia la imagen adusta y oscura que ya hemos mencionado.

Ana De Austria


Las cartas a sus hijas muestran a un padre afectuoso y cariñoso, preocupado por su crecimiento y que lamenta hallarse lejos. Su vida privada estuvo teñida de desgracias en mayor proporción, incluso, de lo que era normal en aquella época. Así, vio morir a sus cuatro mujeres (se dice que amó a las dos últimas), a su hijo Carlos Lorenzo con dos años, a María con tres, Fernando y Diego Félix con siete y a Catalina Micaela con treinta años.


Última edición por el Mar Dic 02, 2008 5:42 pm, editado 4 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Jue Nov 27, 2008 4:27 pm

Principe de Asturias 1608-1621

Felipe IV (Valladolid, 1605 - Madrid, 1665), hijo de Felipe III y Margarita de Austria, reinó entre 1621 y 1665, tras el inesperado fallecimiento de su padre el 31 de marzo, recién cumplidos los 16 años. En 1608 juró como príncipe y futuro rey de España (concepto que incluía Portugal, con su extenso imperio). Desde los reyes visigodos solamente Felipe III y él mismo tenían tal título. Como heredero recibió una educación propia de su rango, mostrándose despierto en el aprendizaje del oficio real. Por los intereses de la monarquía se concertó su primer matrimonio con Isabel de Borbón (1615), a una edad muy temprana, con 10 y 12 años, respectivamente. En 1648 se casó con Mariana de Austria y de ambos matrimonios nacieron doce hijos, de los que solamente tres sobrevivieron: María Teresa (futura esposa del rey de Francia, Luis XIV, cuyo matrimonio permitió el acceso de los Borbones al Trono de España), Margarita Teresa y el futuro Carlos II. Además tuvo varios hijos naturales, siendo el más célebre Juan José de Austria (1629-1679), fruto de una relación con una conocida actriz, la comedianta Josefa Calderón.


El monarca fue un mecenas de las artes y las fiestas en la Corte, promoviendo la creación literaria, artística y teatral. Al igual que Felipe III, el monarca cedió los asuntos de Estado a la figura de los validos como favoritos reales, entre los que cabe destacar el Conde-Duque de Olivares (1621-1643), que intentaron acaparar las principales funciones del gobierno de la Monarquía. Los influyentes personajes de la Corte confiaban que el nuevo soberano llevaría a la monarquía hispánica a recuperar el prestigio y poder de tiempos pasados. Pronto se desvanecieron las expectativas ya que el monarca no se adaptó al modelo burócrata de Felipe II.

El reinado de Felipe IV, que intentó tener un carácter reformista, afrontó una recesión económica, con cuatro bancarrotas de la Real Hacienda (1627, 1647, 1656 y 1662). La crisis económica, que también se dejó sentir en Europa, tuvo una mayor repercusión en España por los elevados costes financieros de la política exterior que provocó una subida de impuestos, la retención de las remesas de metales preciosos de las Indias, la venta de juros y cargos públicos, revueltas contra el centralismo castellano,...


La agresiva política exterior de Olivares en Europa pretendía mantener la hegemonía española en el continente, y para ello no se escatimaron recursos contra los dos conflictos principales (las Provincias Unidas y Francia): Tregua de los Doce Años con las Provincias Unidas (1621), rendición de Breda (1624-1625), Guerra de los Treinta Años (en apoyo de los Habsburgo austríacos), Guerra de Sucesión de Mantua (1629-1631), conflictos bélicos con Inglaterra y Francia,...



La política exterior del Conde-Duque tuvo repercusiones negativas en el ámbito nacional. Los reinos de la Corona de Aragón se rebelaron cuando se les reclamó una aportación para financiar las campañas europeas;
en 1640, el Principado de Cataluña (los segadores congregados en Barcelona con motivo de la procesión del Corpus Christi se sublevaron y, tras asesinar al virrey, proclamaron la secesión de Cataluña) y Portugal se sublevaron contra Felipe IV, motines que produjeron la caída del Conde-Duque, sustituido por Luis de Haro. El Tratado de Westfalia (1648) reconoció la independencia de las Provincias Unidas mientras que por la Paz de los Pirineos (1659) España cedía a Francia el Rosellón, parte de Cerdaña y los Países Bajos.

En los últimos años del reinado, la Monarquía está sumida en una profunda recesión y crisis, en la que la autoridad real estaba cuestionada por amplios sectores sociales, además de las campañas militares contra Francia e Inglaterra. En el mismo año que muere Felipe IV (1665) se produce la derrota de España ante Portugal. Los 44 años de reinado de Felipe el Grande sellan la pérdida de la hegemonía española en Europa ante la indiferencia de una empobrecida población.


Última edición por el Mar Dic 02, 2008 5:59 pm, editado 1 vez

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Jue Nov 27, 2008 4:30 pm

Esposa de Felipe IV(Principe de Asturias-madre de otro principe).fUÉ PRINCESA DE aSTURIAS CONSORTE

Isabel de Borbón (Fontainebleau, 22 de noviembre de 1602 - † Madrid, 6 de octubre de 1644). Contrajo matrimonio el 25 de noviembre de 1615, siendo así, la primera esposa del entonces Príncipe de Asturias Felipe (futuro Felipe IV) y madre del príncipe Baltasar Carlos. Llegó a ser reina consorte de España y Portugal tras el acceso al trono de su esposo, el rey Felipe IV de la Casa de Austria en 1621. Era hija del rey francés Enrique IV y de María de Médicis. Recibió el sobrenombre de «la Deseada».



Ostentó la regencia de la monarquía española durante la Guerra de Cataluña. En su política, fue partidaria, con el duque de Nochera y en contra de la del Conde-Duque de Olivares, de una retirada honrosa en la Guerra de Cataluña.



De su matrimonio tuvo siete hijos, de los que solo dos, María Teresa que fue esposa de su sobrino Luis XIV de Francia (20 de septiembre de 1638 - † 30 de julio de 1683) y Baltasar Carlos (17 de octubre de1629 - † 9 de marzo de 1646) llegaron a la adolescencia. Este último fue la gran esperanza de la monarquía Hispánica, al mostrar dotes de gran inteligencia y voluntad en las labores de gobierno, pero murió con diecisiete años ostentando el título de príncipe de Asturias.



Baltasar Carlos-principe de Asturias pintado por Velazquez

Su marido, el rey Felipe IV le fue infiel en múltiples ocasiones;
muestra de ello fueron la cantidad de hijos bastardos que nacieron fuera del lecho conyugal.

Isabel destacó siempre por su belleza física, su elevado intelecto y una noble personalidad que le granjeó el cariño del pueblo.

Felipe IV, contrajo matrimonio en 1615 con Isabel de Borbón, hija de Enrique IV de Francia tuvo con ella siete hijos de los que sólo dos llegaron a ser adultos:

María Margarita (1621).
Margarita María Catalina (1623).
María Eugenia (1625-1627)
Isabel María Teresa (1627).
Baltasar Carlos (1629-1646), Príncipe de Asturias.
Maria Ana Antonia ("
Mariana de Austria"
) (1635-1636).
María Teresa (1638-1683), reina consorte del rey Luis XIV.

[shadow=green:823ac1bccd]-----------------------------------------------------[/shadow:823ac1bccd]
El rey contrajo nuevas nupcias en 1649 con Mariana de Austria y tuvo con ella tuvo cinco hijos:



Mariana era hija del emperador Fernando III de Alemania y de la infanta María Ana de España, hija a su vez del rey Felipe III de España. Desde niña estuvo comprometida con su primo Baltasar Carlos, Príncipe de Asturias, pero al morir éste inesperadamente joven en 1646, el rey Felipe IV de España, viudo tras la muerte de su primera esposa, Isabel de Francia se ofreció como novio de la joven archiduquesa austríaca.


Margarita (12 de julio de 1651 - 12 de marzo de 1673), esposa del emperador Leopoldo I (25 de abril de 1666).
Maria Ambrosia de la Concepción (1655).
Felipe Próspero (1657-1661), Príncipe de Asturias.

Felipe Próspero de Austria (Madrid, 20 de noviembre de 1657 - Ibídem, 1 de noviembre de 1661). Príncipe de Asturias. Fue el tercer hijo y primer varón del matrimonio formado por Felipe IV de España y Mariana de Austria.

Nacido como Felipe Próspero José Francisco Domingo Ignacio Antonio Buenaventura Diego Miguel Luis Alfonso Isidro Ramón Víctor de Austria, su venida al mundo fue recibida con gran alegría, ya que desde la muerte del príncipe Baltasar Carlos en 1646 la Casa Real española carecía de herederos varones. Felipe fue inmediatamente convertido en Príncipe de Asturias.

El príncipe Felipe Próspero fue retratado en 1659 por Velázquez. El cuadro, que refleja una profunda ternura hacia el niño pero que también constituye un dramático reflejo de su naturaleza enfermiza, se encuentra hoy en el Kunsthistorisches Museum de Viena.

Las esperanzas depositadas en el príncipe Felipe se vieron truncadas en 1661, cuando el niño falleció prematuramente con solo 4 años y a escasos días del nacimiento de su hermano menor el príncipe Carlos, futuro Carlos II.

Tomás Carlos (1658-1659).
Carlos (1661-1700), rey de España como Carlos II. --FUTURO SUCESOR

De sus amoríos ilegítimos con una hija del barón de Chirel hubo un único hijo:

Francisco Fernando (1626).
De sus amoríos ilegítimos con la actriz María Inés Calderón hubo un único hijo:

Juan José (1629-1679)


Última edición por el Jue Dic 04, 2008 2:02 pm, editado 4 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Jue Nov 27, 2008 5:15 pm

[shadow=green:314dcb68e2]
Príncipe de Asturias
1661 – 1665
[/shadow:314dcb68e2]



Carlos II de Austria (o Habsburgo) (Madrid, 6 de noviembre de 1661 – ibídem, 1 de noviembre de 1700), llamado el Hechizado, fue rey de España [1] entre 1665 y 1700, último de la Casa de Habsburgo. Hijo y heredero de Felipe IV y de Mariana de Austria, permaneció bajo la regencia de su madre hasta que alcanzó la mayoría de edad en 1675. Su sobrenombre le venía de la atribución de su lamentable estado físico a la brujería e influencias diabólicas. Parece ser que los sucesivos matrimonios consanguíneos de la familia real produjeron tal degeneración que Carlos creció raquítico, enfermizo (con frecuencia era atacado por violentas fiebres que lo postraban en cama;
apenas subía en su carruaje, los vómitos lo obligaban a desistir del viaje, y cuando estaba al aire libre, le supuraban los ojos) y de corta inteligencia, además de estéril, lo que acarreó un grave conflicto sucesorio, al morir sin descendencia y extinguirse así la rama española de los Austrias.



A los 18 años de edad, se casa en primeras nupcias con María Luisa de Orleans, sobrina de Luis XIV de Francia. Aunque nunca llegó a estar verdaderamente enamorada de su marido, con el paso de los años María Luisa llegó a sentir un genuino afecto hacia él. Carlos, por su parte, amaba tiernamente a su esposa. Ante la falta de sucesor la reina llegó a realizar peregrinaciones y a venerar reliquias sagradas. Finalmente murió en 1689 dejando a Carlos con el corazón destrozado.


Mariana de Neoburgo, segunda esposa del Rey, era caprichosa y llorona


Aunque en los últimos años de su reinado el Rey decidió gobernar personalmente, su manifiesta incapacidad puso el ejercicio del poder en manos de su esposa, la reina Mariana de Neoburgo, aconsejada por el arzobispo de Toledo, el cardenal Luis Fernández de Portocarrero. Según un embajador francés los últimos años, el rey se encontraba en estado muy precario: «Su mal, más que una enfermedad concreta, es un agotamiento general».
Cuando el joven Rey tenía veinte años, su figura y deplorable estado llegarían a impresionar al Nuncio del Papa

El rey es más bien bajo que alto, no mal formado, feo de rostro;
tiene el cuello largo, la cara larga y como encorvada hacia arriba;
el labio inferior típico de los Austria;
ojos no muy grandes, de color azul turquesa y cutis fino y delicado. El cabello es rubio y largo, y lo lleva peinado para atrás, de modo que las orejas quedan al descubierto. No puede enderezar su cuerpo sino cuando camina, a menos de arrimarse a una pared, una mesa u otra cosa. Su cuerpo es tan débil como su mente. De vez en cuando da señales de inteligencia, de memoria y de cierta vivacidad, pero no ahora;
por lo común tiene un aspecto lento e indiferente, torpe e indolente, pareciendo estupefacto. Se puede hacer con él lo que se desee, pues carece de voluntad propia.

Carlos II, último de los Habsburgo españoles, falleció el 1 de noviembre de 1700, a los 38 años, aunque aparentaba una mayor edad. Según el médico forense el cadáver de Carlos «no tenía ni una sola gota de sangre, el corazón apareció del tamaño de un grano de pimienta, los pulmones corroídos, los intestinos putrefactos y gangrenados, tenía un solo testículo negro como el carbón y la cabeza llena de agua». Se dice que en el momento de expirar se vio en Madrid brillar al planeta Venus junto al Sol, lo cual se consideró un milagro. Al mismo tiempo, en la lejana Bruselas, donde evidentemente no habían llegado aún las noticias de la muerte del rey, se cantó un Tedeum en la iglesia de Santa Gudula por su recuperación. Al enterarse de esto, el astrólogo Van Velen exclamó que rezaban por la mejoría del monarca cuando en realidad acababa de fallecer.

En cuanto Felipe V se aprestó a hacer valer sus derechos, apoyado por el poderoso ejército de su legendario abuelo, una nutrida oposición se levantó contra él dentro y fuera de España, ya que a Inglaterra no le interesaba para nada que los tronos de España y Francia pertenecieran a una sola dinastía enemiga. Comenzaría así la Guerra de Sucesión española, en la que triunfaron los Borbones.


Última edición por el Jue Dic 04, 2008 2:23 pm, editado 6 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Sáb Nov 29, 2008 2:50 am

FELIPE V-PRIMER BORBÓN EN LA DINASTIA REAL DE ESPAÑA


(Versalles, Francia, 1683-Madrid, 1746) Rey de España (1700-1746). Segundo hijo del gran delfín Luis de Francia y de María Ana Cristina de Baviera, fue designado heredero de la Corona de España por el último rey español de la dinastía de los Habsburgo, Carlos II. La coronación de Felipe de Anjou en 1700 supuso el advenimiento de la dinastía borbónica al trono español.


En su primera etapa, el reinado de Felipe V estuvo tutelado por su abuelo, Luis XIV de Francia, a través de una camarilla de funcionarios franceses encabezada por la princesa de los Ursinos. Esta circunstancia indignó a la alta nobleza y la oligarquía españolas y creó un clima de malestar que se complicó cuando el archiduque Carlos de Austria comenzó a hacer efectivas sus pretensiones a la Corona española, con el apoyo de los antiguos reinos de la Corona de Aragón, pues los catalanes mantenían su resentimiento hacia los franceses a raíz de la pérdida del Rosellón y la Cerdaña transpirenaicos.

Tras contraer matrimonio con Maria Luisa Gabriela de Saboya, Felipe marchó a Nápoles en 1702 para combatir a los austriacos. Poco después regresó a España para hacer frente a los ataques de la coalición angloholandesa que apoyaba al archiduque austriaco y que precedieron al estallido de la guerra de Sucesión en 1704. El largo conflicto internacional adquirió en España un carácter de guerra civil en la que se enfrentaron las antiguas Coronas de Castilla y Aragón.


En 1707, la situación se tornó crítica para el soberano español, dado que, si bien había obtenido algunas victorias importantes, perdió el apoyo de Luis XIV, quien hubo de retirarse de la contienda a raíz de los reveses sufridos en el continente. Sin embargo, al margen de las alternativas en el campo de batalla, la muerte del emperador austriaco José I y la coronación del archiduque pretendiente como Carlos VI de Austria en 1711 dieron un vuelco radical a las cosas.



Tras enviudar, casó enseguida con Isabel de Farnesio, quien se convirtió en su principal consejera y, tras apartar al grupo francés, tomó las riendas del poder con el propósito de asegurar el futuro de sus hijos, Carlos y Felipe. A través del cardenal Alberoni, promovió las campañas de Italia y de los Pirineos con la intención de recuperar los territorios perdidos a raíz de la guerra, pero la intervención británica impidió su propósito.

En 1723, a la muerte del regente francés, Felipe V abdicó en favor de su hijo Luis con la esperanza de reinar finalmente en Francia. Sin embargo, la muerte de Luis I ese mismo año a causa de la viruela lo llevó de nuevo al trono español. Esta segunda etapa de su reinado estuvo señalada por el avance de su enfermedad mental y el control que su esposa ejercía sobre los asuntos del reino. Las guerras de Sucesión de Polonia y Austria originaron los pactos de familia con Francia de 1733 y 1743, que clarificaron el futuro de los hijos de Isabel de Farnesio, al asegurar al infante Carlos el trono de España y al infante Felipe el Milanesado, Parma y Plasencia. La ocupación de este territorio suscitó el bloqueo naval por parte de Gran Bretaña, cuyas graves consecuencias económicas para España no llegó a ver el rey Felipe.


Última edición por el Jue Dic 04, 2008 2:50 pm, editado 3 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

video montaje-Principes de Asturias actuales

Mensaje por letizia princesa astur el Sáb Nov 29, 2008 10:26 pm

DINASTIA BORBÓN

Reinado de Felipe V (1700–1746)
Reinado de Luis I (1724)
Reinado de Fernando VI (1746–1759)
Reinado de Carlos III (1759–1788)
Reinado de Carlos IV (1788–1808)
[shadow=yellow:2baad13623]]Primera Restauración Borbónica [/shadow:2baad13623]
Reinado de Fernando VII (1814–1833)
Reinado de Isabel II (1843–1868)
[shadow=violet:2baad13623]Segunda Restauración Borbónica [/shadow:2baad13623]
Reinado de Alfonso XII (1875–1885)
Reinado de Alfonso XIII (1886–1931)
[shadow=orange:2baad13623]Tercera Restauración Borbónica[/shadow:2baad13623]
Reinado de Juan Carlos I (desde 1975)


Carlos III
[shadow=green:2baad13623]************************[/shadow:2baad13623]
Carlos IV-Príncipe de Asturias 1760 – 1788


[shadow=orange:2baad13623]***********************[/shadow:2baad13623]
Fernando VII-Príncipe de Asturias 1789 - 1808


[shadow=yellow:2baad13623]*******************++**[/shadow:2baad13623]
ISABEL II-Princesa de Asturias 1830-1833



Última edición por el Vie Dic 05, 2008 12:07 am, editado 4 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

La chata

Mensaje por letizia princesa astur el Sáb Nov 29, 2008 10:47 pm

ISABEL DE BORBON: La Chata

El Mundo, 12 de abril de 1998
Fue princesa de Asturias en dos ocasiones desde 1851 a 1857 y desde 1874 a 1880. , aunque nunca llegó al trono. . Aficionada a los toros y a las verbenas, se ganó la simpatía del pueblo. Era una excelente pianista. Tras la muerte de Alfonso XII, Cánovas la obligó a renunciar a la corona.
NOMBRES QUE SE LE PUSIERON...
María Isabel Francisca de Asís Cristina Francisca de Paula Fernanda Luisa Josefa Trinidad Joaquina Ana Melchora Gaspara Baltasara María del Olvido Dolores Pilar Concepción Carmen Desamparados Filomena Micaela Rafaela Gabriela Dominga de la Cogolla Tomasa Teresa Rita Lucía Águeda Bárbara Bibiana María de la Cabeza Isidra Rosalía Polonia Lugarda Ramona de Cosme Damiana Antonia de San Antón Juana Bautista Vicenta de Ferrer Genara Francisca de Borja Blasa Jacoba de Roque Caralampia Yurena Tamara Ámbar de la Virgen del camino seco y del cristo de la buena muerte.

REINA ISABEL II Y LA PRINCESA DE ASTURIAS-LA CHATA
Es el único caso de Borbón que, al llegar la II República, recibió la petición de que continuara viviendo en España. Sin embargo, la infanta, que estaba enferma y tenía casi 80 años, se fue al exilio con el resto de la familia para morir en París, en un convento de Auteuil, el 23 de abri de 1931, cinco días después de partir hacia el destierro. El semanario Crónica le dedicó su portada con este pie: «Era, indiscutiblemente, la figura de la Familia Real más popular y querida en Madrid, por su espíritu democrátio y castizo».

Efectivamente, la popularidad de la dos veces princesa de Asturias, cinco años hasta que nació Alfonso XII y unos meses hasta que nació Alfonso XIII, era enorme. Lo fue siempre y por muchas razones, pero acaso la más importante es que habiendo nacido en el Palacio Real acudía a los mismos sitios que el pueblo llano: romerías, procesiones, verbenas, saraos, meriendas y, por supuesto, a los toros.



Los madrileños la querían porque no se perdía una fiesta, porque presidió todas las organizaciones caritativas imaginables, porque vestía de forma llamativa y alegre, porque hablaba con cualquiera y porque, siendo de tan alta cuna, fue desgraciadísima en su vida particular. Esto siempre ha provocado la simpatía popular. Además tenía una cara fea y simpática, con la nricilla remangada, y eso le valió pronto el mote de La Chata que la infanta acabó apreciando. El «¡Viva La Chata!» que gritaban todos a su paso cuando iba a los toros, dadas las circunstancias políticas, era muy de agradecer.

Nació Isabel, princesa de Asturias, el 20 de diciembre de 1851, hija de la reina Castiza, Isabel II. Era su segundo alumbramiento pero el primero, un niño, nació muerto. Casi dos días duró el parto hasta que su padre oficial, el rey consorte Francisco de Asís, la presentó públicamente en la ritual bandeja de plata, junto al presidente del Consejo don Juan Bravo Murillo. Afortunadamente, el rey no montó el escándalo del alumbramiento anterior, buscando parecidos del muertecito con supuestos amantes de su majestad. En cambio, la infanta estuvo a punto de quedarse huérfana antes de salir a la calle, cuando su madre la llevaba a la Virgen de Atocha. A la salida de la capilla de Palacio, un cura loco, llamado Martín Merino, se abalanzó sobre la reina y la apuñaló. El gesto instintivo del brazo y las ballenas del corsé dejaron en herida leve un golpe que pudo ser mortal.

El regicida confeso fue juzgado, condenado y ejecutado rapidísimamente;
el gobierno mandó destruir los legajos del juicio y, como hubo luego no pocas conspiraciones organizadas por el cuñado de Isabel II, duque de Montpensier, se ha especulado mucho con la alta inspiración del magnicidio frustrado;
pero a diferencia del asesinato de Prim, de éste no se ha probado nada. Y ya es tarde.

Tres años después tuvo Isabel una hermanita, Cristina, que murió a los tres días. Y el 28 de noviembre de 1857 nació Alfonso, el futuro Alfonso XII, por ley Príncipe de Asturias y heredero del trono. Se supuso que la niña le tendría celos, pero la verdad es que desarrolló pronto una disposición maternal y protectora que les hizo inseparables de por vida. Juntos y solos pasaron varios años y luego se les unieron las infantas que sobrevivieron: Pilar, Paz y Eulalia. Murió la quinta infanta, María de la Concepción, a los dos años, y el noveno y último, Francisco de Asís, a los 20 días. Siempre hubo dos grupos: el de Isabel y Alfonso y el de las otras tres infantas, con la menor de las cuales, Eulalia, la más lista de todas, se levó La Chata siempre fatal.

Eulalia de Borbón y Borbón


Sabido es que Isabel II ponía tanta prisa en pecar como en arrepentirse, lo que la hizo deudora del padre Claret y de Sor Patrocinio, confesor y consejra espiritual que cargaron no pocas veces con culpas de la soberana. Pero entre los sucesos que de la Reina conceptuó como desastres hubo uno que repercutió trágicamente en su primogénita y fue el reconocimiento del Reino de Italia, creado a costa de la soberanía temporal del Papa y los Borbones de Nápoles. Isabel II reconoció a Italia, porque así lo impusieron los gobiernos constitucionales, pero su corazón inquieto y modorro buscaba un desquite, y lo encontró en la boda de Isabel con uno de los hijos de los destronados napollitanos, Cayetano, conde de Girgenti. No fue una boda de Estado, fue la chapuza de una reina tarambana que quiso hacer un gesto político de sumisión al Papa entregando a su hija de 16 años a modo de penitencia.

No hubo nunca entre Isabel y Cayetano amor, entusiasmo, ni siquiera interés. Se casaron el 13 de mayo de 1868, se fueron de viaje de bodas y en el extranjero les pilló la Gloriosa y el destronamiento de Isabel. Si se adelanta unos meses el general Serrano en echar de España a su antigua amante, se libra La Chata del bodorrio. El desventurado marido, después de obsequiarla con unos ataques de epilepsia -enfermedad sobre la que nadie había advertido a la recién casada- y de tratar de arrojarse por un balcón, acabó pegándose un tiro en Lucerna, el 26 de noviembre de 1871. Con apenas 20 años, Isabel se quedaba viuda y en el exilio. Desde entonces se le tuvo justificada lástima. Tres años pasó de luto, mientras España vivía un trasiego de generales, saboyas, repúblicas y violentos líos. De pronto, la Restauración. Alfonso fue rey gracias a Cánovas, pero sólo tras la obligada renuncia de Isabel II. El rey consorte, muy querido por sus hijos, se quedó en Epinay con su amigo Meneses. A diferencia de la reina, nunca quiso regresar.


Isabel estaba en edad de volver a casarse, pero el destinado a ser otro marido curioso, el archiduque Luis Salvador, no aceptó. Así que se instaló en un palacete de la calle Quintana con tres damas de compañía, algún servicio y un par de gatos. Empleaba su tiempo en obras benéficas y en pasear por la calle, que acaso por la experiencia del exilio recorría con fruición. Pronto perdió la línea y, de ser una chica feucha pero atractiva, pasó a convertirse en señora de triple papada con gesto entre serio y burlón. Gran amiga de la música, excelente pianista y hasta compositora a ratos, apadrinó a jóvenes talentos como Arbós. No fue bibliófila pero le gustaba la cerámica y los cacharros en general. En todas las romerías acudía a ella un enjambre de vendedores y a todos les comproba, emplazándoles a cobrar en su casa al día siguiente. Siempre pagó. Fue también excelente cazadora y gran amazona, pero una vez se cayó del caballo y casi se mata. Le quedó cicatriz y nunca volvió a montar.


Vivió encantada el matrimonio de su hermano con María de las Mercedes, la muerte súbita de éstay luego la del rey, estando María Cristina EMBARAZADA
--ALFONSO XII Y M.de las Mercedes

Era de nuevo heredera del trono, pero Cánovas, para ahorrarse la pensión, se negó a nombrarla Princesa de Asturias. Se aguantó, qué remedio. La tragedia la acercó mucho a Crista y prodigó al recién nacido los mismos cuidados que antaño su padre. De segunda madre viuda, veía pasar los años.

Su mayor hazaña diplomática fue el viaje a Buenos Aires en el Centenario de la Independencia argentina, llevando la representación real. El periplo de Alfonso XII, una epopeya mundana de la época, contó con periódico a bordo que recogía las vicisitudes del empingorotado pasaje. En su biografía de La Chata, Francisco Azorín recuerda que, al pasar el Ecuador, su alteza dio permiso para cambiar el atuendo por pijamas de seda. En Buenos Aires, el gentío estuvo varias veces a punto de aplastarla. Un triunfo.
Además de sus evidentes inquietudes culturales, la Chata practicaba el golf, el patinaje, la equitación, el alpinismo. Hizo una excursión con Alfonso XII a los Picos de Europa, en 1881, que se recuerda bien porque se convirtió en la primera mujer que subía tan alto con aquellos ropajes de época. "
Ella fue la más interesada"
, aseguró su biógrafo, "
en mantener el protocolo en palacio, pero fue uno de los pocos miembros de la Familia Real que asegura que el amor del pueblo no viene dado, sino que hay que ganárselo, que había que trabajar por la imagen de la monarquía"
. Se casó con el príncipe Cayetano de Borbón-Dos Sicilias, conde de Girgenti, uno de los hijos de los destronados napolitanos. No hubo nunca amor, entusiasmo, y ni siquiera interés, entre Isabel y Cayetano. Se casaron el 13 de mayo de 1868, se fueron de viaje de bodas y en el extranjero les sorprendió la "
Revolución Gloriosa"
y el destronamiento de Isabel II. El desventurado marido, después de obsequiarla con unos ataques de epilepsia -enfermedad sobre la que nadie había advertido a la recién casada- y de tratar de arrojarse por un balcón, acabó pegándose un tiro en Lucerna, el 26 de noviembre de 1871. Con apenas 20 años, Isabel se quedaba viuda y en el exilio. Desde entonces se le tuvo justificada lástima.

Isabel estaba en edad de volver a casarse, pero el destinado a ser otro marido curioso, el archiduque Luis Salvador, no aceptó. Fue un personaje fundamental en la Restauración de su hermano Alfonso XII y regresó con él a Madrid en 1875. Así que se instaló en un palacete de la calle Quintana con tres damas de compañía, algún servicio y un par de gatos. Empleaba su tiempo en obras benéficas y en pasear por la calle, que acaso por la experiencia del exilio recorría con deleite. Gran amiga de la música, excelente pianista y hasta compositora a ratos, apadrinó a jóvenes talentos como Arbós. No fue bibliófila pero le gustaba la cerámica y los cacharros en general. Su mayor hazaña diplomática fue el viaje a Buenos Aires en el Centenario de la Independencia argentina, llevando la representación real. El periplo del buque Alfonso XII, una epopeya mundana de la época, contó con periódico a bordo que recogía las vicisitudes del encumbrado pasaje. En su biografía de "
La Chata"
, Francisco Azorín recuerda que, al pasar el Ecuador, su alteza dio permiso para cambiar el atuendo por pijamas de seda. En Buenos Aires, el eufórico gentío estuvo varias veces a punto de aplastarla.

Mecenas cultural, amante del teatro, amiga de actores y actrices, deportista, apasionada del baile, los toros y las romerías, la infanta gozaba de un gran respeto y cariño popular, y era realmente poquísimos quienes se atrevían a hablar una palabra en contra de la venerable infanta. Ya anciana, la infanta Isabel, percibía la nada despreciable cantidad de 250.000 pesetas de parte del Estado, y cierta vez, un parlamentario objetó que la vieja señora cobraba demasiado. Un compañero, arrobado, adujo: "
¡Pero si siempre tiene su popular sonrisa en los labios!"
. A lo que el primero respondió castizamente: "
Mire usted, si mi mujer dispusiera de esa cantidad, se estaría riendo a carcajadas todo el año..."
. Cuando se proclamó la II República y la Familia Real hubo de partir al exilio, sólo a la infanta Isabel el Gobierno le dio la posibilidad, si ése era su deseo, de quedarse en España. Sin embargo, la infanta, que estaba enferma y tenía casi 80 años, decidió irse.


Tan presumida y sociable que había sido, se había transformado en una mujer agotada y triste. Estaba paralítica y casi privada del uso de la palabra, debido a una afección medular. A la estación de la capital francesa llegó en camilla, y nadie la estaba esperando, aunque toda la Familia Real se encontraba ya en París y sin nada que hacer. La llevaron a una residencia de ancianos, en el convento de La Asunción, en Auteuil, donde su estado se fue agravando. Murió allí, el 23 de abril de 1931, cinco días después de partir hacia el destierro. El semanario Crónica le dedicó su portada con este pie: "
Era, indiscutiblemente, la figura de la Familia Real más popular y querida en Madrid, por su espíritu democrático y castizo"
. No pudo soportar vivir lejos de su amado Madrid. Se la enterró, en solitario, sin pompa ni ceremonia alguna, en el cementerio parisino del padre Lachaise. Fue la primera que murió en el exilio y la última que volvió: su cadáver regresó a España 60 años más tarde, y lo enterraron en el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, donde solía pasar los veranos.


Pero su gran éxito político fue convertirse en parte del paiseje madrileño. Por eso al llegar la República a la Puerta del Sol no quería prescindir de tan ilustre vecina. Al saberse su muerte, en Las Ventas se guardó un minuto largo de silencio. En 1991, trajeron sus restos a España y la enterraron en La Granja, donde pasaba los veranos. Cerca siempre de Madrid.

[center]


Última edición por el Dom Dic 14, 2008 2:38 pm, editado 3 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Sáb Nov 29, 2008 10:56 pm

María de las Mercedes de Borbón y Habsburgo-Lorena



María de las Mercedes de Borbón y Habsburgo-Lorena, bautizada el 14 de setiembre de 1880 como María de las Mercedes Isabel Teresa Cristina Alfonsa Jacinta Ana Josefa Francisca Carolina Fernanda Filomena María de Todos los Santos (Palacio Real de Madrid, 11 de septiembre de 1880-17 de octubre de 1904) fue una infanta de España. Fue princesa de Asturias durante toda su vida.



Vida Fue la hija primogénita de Alfonso XII (1857-1885) y de María Cristina de Habsburgo-Lorena (1858-1929). Cuando murió su padre, el rey Alfonso XII, el 25 de noviembre de 1885, se decidió esperar y no proclamar a la princesa María de las Mercedes reina de España porque su madre estaba embarazada y podía tener un varón que tendría preferencia sobre ella. Como la reina María Cristina dio a luz a un niño el 17 de mayo de 1886, Alfonso XIII, éste se convirtió en rey desde su nacimiento bajo la regencia de su madre y María de las Mercedes continuó siendo princesa de Asturias hasta su muerte.


Reina Regente y sus hijos-Mercedes,M.Teresa y Alfonso

Contrajo matrimonio el 14 de febrero de 1901 con el infante Carlos Tancredo de Borbón-Dos Sicilias (1870-1949), hijo de Alfonso de Borbón-Dos Sicilias, conde de Caserta y nieto de Fernando II penultimo rey de las Dos-Sicilias.

La princesa María de las Mercedes y el infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias tuvieron tres hijos:

Alfonso, príncipe de las Dos Sicilias y conde de Caserta (1901–1963) .
Fernando, príncipe de las Dos Sicilias (1903–1905).
Isabel, princesa de las Dos Sicilias (1904–1985). Casada con el Conde Jan Zamoyski (1900-1961).
La princesa de Asturias falleció de sobreparto en 1904 dando a luz a su única hija. Su segundo hijo, Fernando, fallecería un año más tarde. Su esposo Carlos de Borbón se volvería a casar, esta vez con una princesa de Francia, y sería el padre de la madre del rey Juan Carlos I. Su hermana, María Teresa, fallecería bajo las mismas circunstancias en 1912.

A la princesa de Asturias le sucedió como heredero de la Corona su hijo Alfonso hasta que se produjo el nacimiento de Alfonso de Borbón y Battenberg, primogénito de Alfonso XIII en 1907.

Alfonso, príncipe de las Dos Sicilias y conde de Caserta.
Fernando, príncipe de las Dos Sicilias.
Isabel, princesa de las Dos Sicilias.
Carlos, príncipe de las Dos Sicilias.


Última edición por el Jue Dic 04, 2008 2:33 pm, editado 1 vez

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

MC

Mensaje por letizia princesa astur el Sáb Nov 29, 2008 11:11 pm

FAMILIA DE LA PRINCESA DE aSTURIAS mERCEDES DE bORBÓN


Alfonso de Borbón-Dos Sicilias y Borbón


Su Alteza Real el Infante Alfonso de Borbón-Dos Sicilias y Borbón (1901 - 1964) fue heredero de la Corona Española (sin tratamiento de Príncipe de Asturias)[1] brevemente a principios del siglo XX. Era hijo de S.A.R. el Príncipe Carlos Tancredo de Borbón-Dos Sicilias, conde de Caserta, y de S.A.R. María de las Mercedes de Borbón y Habsburgo-Lorena, hija de Alfonso XII de España y Princesa de Asturias desde su nacimiento hasta su muerte. El Infante Alfonso nació en 1901 en Madrid, en el Palacio Real.
Los nuevos esposos habitaron el Palacio desde 1907 a 1914 en que trasladaron su residencia a Sevilla, al ser nombrado D. Carlos, capitán general de Andalucía. En este edificio nació el 23 de diciembre de 1910, Doña Maria de las Mercedes de Borbón y Orleáns, madre del actual Rey de España, D. Juan Carlos I. Una placa conmemorativa con ocasión de su ochenta cumpleaños, el 24 de mayo de 1991, colocada en la fachada principal del edificio, así lo recuerda.

El Infante Alfonso fue el mayor de tres hijos. La muerte de su madre, Princesa de Asturias, en el parto del tercero (Isabel) en 1904 y el hecho de que su tío, el rey Alfonso XIII, no tuviese aún descendientes le convirtió en el heredero de la Corona, aunque, al contrario que su madre, nunca llegó a ostentar el título de "
Príncipe de Asturias"
[1] . En 1907 nació su primo Alfonso, primogénito del rey, por lo que perdió todos los honores que le correspondían como heredero.


Nupcias y descendientes [editar]Se casó con Su Alteza Real la Princesa Alicia de Borbón-Parma, Princesa de Parma (1917-). Hija de S.A.R. Elias, Duque de Parma. Descendientes:

Su Alteza Real la Princesa Doña Teresa de Borbón-Dos Sicilias, casada con Iñigo Moreno y de Arteaga, 12º Marques de Laula. Con descendencia.
Su Alteza Real Don Carlos de Borbón-Dos Sicilias y Borbón-Parma. Infante de España, Príncipe de las Dos-Sicilias, Duque de Calabria.
Si se tiene en cuenta la renuncia de la infantas Pilar y Margarita, hermanas del rey Juan Carlos, como valida se encuentra el primero en línea de Sucesión del Trono Español en caso de que El Rey y su família no puedan reinar. Las infantas Pilar y Margarita renunciaron a sus derechos de sucesión al trono español al contraer matrimonio con una persona ajena a alguna familia real como estipulaba la Pragmática Sanción del rey Carlos III sobre matrimonios de los miembros de la familia real, pero esta renuncia, al producirse con anterioridad a la aprobación de la Constitución y la restauración de la monarquía no ha sido ratificada por las Cortes Españolas.

Aunque la norma de Carlos III quedó abolida de facto con la aprobación del texto constitucional, la mayoría de expertos en la materia consideran que tanto Pilar como Margarita y todos sus descendientes han quedado excluidos de la línea sucesoria pero esta situación no ha sido confirmada oficialmente.

El infante Don Carlos de Borbón-Dos Sicilias está casado con S.A.R. Doña Ana de Orleans, Princesa de Francia. Ana de Orleáns es hija de Su Alteza Real el Príncipe Enrique de Orleáns, conde de París y pretendiente orleanista a la corona francesa y de su esposa Su Alteza Imperial y Real la Princesa brasileña Isabel de Orleáns-Braganza y Dobrzensky, Princesa de Orleans-Braganza. Tienen cinco hijos: Sus Altezas Reales los Príncipes: Cristina, María, Pedro, Inés y Victoria.

Su Alteza Real la Princesa Doña Inés Maria de Borbón-Dos Sicilias, se casó con Luis Morales y Aguado. En 1978 la pareja se divorció. Con descendencia.

Boda real de una hija de la princesa de Asturias M.Mercedes de Borbon y Habsburgo Lorena


Isabel Alfonsa de Borbón y Borbón, Infanta de España, nació en el Palacio Real de Oriente de Madrid, el 16 de Octubre de 1904, fruto del matrimonio de la Princesa de Asturias, Dª Maria de las Mercedes de Borbón y Habsburgo, (hija de D. Alfonso XII y Dª Maria Cristina) y del Infante D. Carlos de Borbón y Borbón (hijo de los Condes de Caserta., de la dinastía del Reino de Nápoles y de las Dos Sicilias), los cuales ya tenían dos hijos más: D. Alfonso y D. Fernando.

Al cuidado de su abuela la Reina Dª Maria Cristina, ya que su madre fallece en el parto, recibe una esmerada educación propia de su rango siendo sus primeros años de una gran felicidad en el Palacio Real.

En 1907, su padre contrae nuevas nupcias con D. Luisa de Orleáns, de cuyo matrimonio nacerán las Princesas Dª Maria de las Mercedes, madre de nuestro Rey Juan Carlos y, asi como las Princesas Dª Dolores y Dª Esperanza y el Principe D. Carlos.

Su padre, el Infante D Carlos, Capitán General del Ejercito, es trasladado como tal a Sevilla, donde junto a su esposa, la Infanta Dª Luisa, serán considerados los Infantes de Sevilla, por su categoria humana y cristiana. De hecho, renunciaron a ser enterrados en el Panteón Real del Escorial y quiesieron reposar para siempre en la cripta bajo el altar de Nuestro Padre Jesus de la Pasión de la antígua Colegial del Salvador de Sevilla.

Isabel Alfonsa, estudia junto con sus hermanos, en Las Irlandesas de Sevilla y Castilleja de la Cuesta. La ciudad los mima siendo tratados cariñosamente como Los Infantitos.

Alternan los veranos entre San Sebastián, Madrid y Chipiona, siendo muy frecuentes las visitas de la regia familia a Villamanrique de la Condesa.



iSABEL A.


[shadow=orange:fefd568199]+++++++++++++++++++++++````^^^^^^^^^^^^^[/shadow:fefd568199]

Anuncio oficial de la boda de Don Juan de Borbón con Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleans, hija de Doña Luisa de Orleans y de Don Carlos de Borbón Dos Sicilias. En el centro, el rey Alfonso XIII.

Fotografía de la boda de don Juan de Borbón y Battenberg y doña María de las Mercedes de Borbón y Orleans celebrada en Roma el 12 de octubre de 1935.
Juan de Borbón: boda en el exilio


Don Juan de Borbón y Battenberg, heredero de los derechos dinásticos por renuncia de sus dos hermanos mayores, Alfonso y Jaime, se casó el 12 de octubre de 1935 en la iglesia de Santa María de los Ángeles de Roma, con María de las Mercedes Bórbón y Orleans. Aunque eran primos de cuarto grado, no se conocieron hasta unos meses antes de la boda en un baile en Roma.

El enlace estuvo marcado por la austeridad, obligada por el exilio tras la proclamación de la república en España. El novio vistió frac y la novia un sencillo vestido sin alhajas. Los padrinos fueron el rey Alfonso XII y la madre de la novia. No asistió la reina Victoria Eugenia, separada del rey desde 1931. El templo estuvo tapizado por banderas españolas, pero los medios de comunicación nacionales apenas se hicieron eco del acontecimiento. Los condes de Barcelona establecieron su residencia en la localidad portuguesa de Estoril.

[shadow=red:fefd568199]``````````````````````````````````````````````````[/shadow:fefd568199]


El Palacio de Castellana 3, cuando era residencia de S.A. R. D. Carlos de Borbón.

El Palacio del Marqués de Villamejor, actual sede en el Ministerio de Administraciones Públicas en el paseo de la Castellana, 3 de Madrid, es uno de los pocos edificios emblemáticos salvados de la piqueta en esta zona privilegiada de la capital, debido, sin duda, a estar adscrito a un uso oficial.
Fue durante el período de la Restauración alfonsina, cuando la alta burguesía madrileña comenzó abandonar el centro histórico de la capital para trasladar sus residencias a mansiones más adecuadas a su “estatus” social y económico, aptas para recibir a relevantes personajes de la Monarquía
Así se empezaron a construir los palacetes de la Castellana, muy dentro del espíritu de la “belle époque” europea, confortables y alegres, a la vez, dotados de luz eléctrica, de cuartos de baño, de calefacción y de todas las novedades que marcaba la moda.
Los herederos del marquésdon Ignacio de Figueroa y Mendieta, ennoblecido con el título de marqués de Villamejor vendieron luego el palacio a D. Carlos de Borbón Dos Sicilias, Infante de España, [príncipe de Asturias, por su matrimonio, el 14 de febrero de 1901, con Doña Maria de las Mercedes, fallecida en 1904 y, por tanto, cuñado del rey Alfonso XIII, quien siempre le profesó especial afecto.


ABUELOS DEL REY jUAN CARLOS_PADRES DE DON JUAN Y DE DOÑA MARIA
Parece que la reina madre, Doña María Cristina de Habsburgo-Lorena ayudó económicamente a la adquisición del palacio a fin de que el Infante Don Carlos lo habitara con su segunda esposa Doña Maria Luisa de Orleáns, nieta del Duque de Montpensier y con los pequeños infantes, Alfonso e Isabel Alfonsa, hijos de su anterior matrimonio con la princesa de Asturias
Según descripciones de la época, aquel hermoso palacio, enclavado en el centro neurálgico del Madrid aristocrático, contaba con un bello jardín, un pórtico de entrada con columnas, hermosos salones y estancias, comedor, sala de billar, despacho y gabinete, que pronto se llenarían de valiosos muebles y recuerdos de familia.


Última edición por el Mar Dic 09, 2008 9:22 am, editado 5 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Mar Dic 02, 2008 5:17 pm


Alfonso de Borbón y Battenberg---Príncipe de Asturias
1907 – 1931


Alfonso de Borbón y Battenberg (Alfonso Pío Cristino Eduardo Francisco Guillermo Carlos Enrique Eugenio Fernando Antonio Venancio) fue un príncipe español. Nació en el Palacio Real de Madrid el 10 de mayo de 1907 y murió en Miami, Florida, el 6 de septiembre de 1938.



Hijo primogénito del rey Alfonso XIII (1886-1941) y de Victoria Eugenia de Battenberg (1887-1969), fue Príncipe de Asturias (heredero de la Corona española) desde su nacimiento. El príncipe Alfonso tuvo una salud muy frágil durante toda su vida, sufrió hemofilia, enfermedad que afectó a algunos descendientes de la reina Victoria del Reino Unido. Tuvo una formación insuficiente y dificultades para desarrollar las funciones públicas como heredero de la Corona a causa de las crisis generadas por su enfermedad.



Reina Victoria Eugenia con sus hijos Alfonso,jaime y Beatirz

Con motivo de su bautizo, el 18 de mayo de 1907 fue nombrado Caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro.

Por Decreto de 2 de febrero de 1931, su padre le concedió el Collar de la Real Orden de Isabel la Católica.


La reina Victoria Eugenia de Battenberg rodeada de sus hijos. De izquierda a derecha: Dª María Cristina, D. Alfonso, D. Gonzalo, D. Juan (padre del rey Don Juan Carlos I), D. Jaime y Dª Beatriz.

Al día siguiente de la proclamación de la II República, el 15 de abril de 1931, partió, junto a su familia, hacia el exilio. Debido a una de las crisis que le aquejaron, tuvo que ser ayudado al abandonar el Palacio Real de Madrid porque no podía andar. Junto a su madre y casi todos sus hermanos viajó en tren hasta Francia.

Alfonso se enamoró de una mujer de nacionalidad cubana y con origen español, Edelmira Sampedro y Robato (1906-1994) que no pertenecía a ninguna familia real, requisito que debía cumplirse según la Pragmática Sanción de Carlos III que regulaba los matrimonios de la Familia Real para no perder los derechos de sucesión al trono. A petición de su padre, el príncipe Alfonso renunció a sus derechos sucesorios por escrito en Lausana el 11 de junio de 1933 y desde entonces utilizó el título de Conde de Covadonga.

Se casó con Edelmira en la Iglesia del Sagrado Corazón de Ouchy, junto a Lausana, el 21 de junio de 1933. Edelmira era hija de Pablo Sampedro y Ocejo (natural de Matienzo, Cantabria), propietario de una plantación de caña de azúcar, y de Edelmira Robato y Turro, de origen asturiano. No tuvieron descendencia. Alfonso y Edelmira terminaron divorciándose en La Habana el 8 de mayo de 1937.

Alfonso de Borbón y Battenberg volvió a contraer matrimonio, civilmente, en la Embajada de España de la misma ciudad el 3 de julio de 1937, con Marta Rocafort y Altuzarra (1913-1993), también de nacionalidad cubana. Marta era hija de Blas Rocafort y González, odontólogo, y de Rogelia Altuzarra y Carbonell. Alfonso y su segunda mujer se divorciaron en la ciudad de La Habana el 8 de enero de 1938. Tampoco tuvo hijos de su segundo matrimonio.

Alfonso de Borbón y Battenberg sufrió un accidente de automóvil en Miami al salirse de la calzada el vehículo que conducía y chocar con una cabina telefónica. En apariencia no tuvo mucha importancia pero un golpe causó una hemorragia interna que no pudo cortarse por la hemofilia que padecía y falleció en el hospital Gerland de Miami.

El título de Conde en España es el tercero en orden de importancia, tras el de Duque y Marqués, pero supone tal prestigio que hasta la misma Casa Real ha optado por emplearlo en ciertas ocasiones. Uno de los últimos casos fue el de don Juan, padre del actual Rey y Conde de Barcelona. Sin embargo no había sido el único, anteriormente su hermano, Alfonso de Borbón y Battemberg, ostentó el título de Príncipe de Asturias y, a partir de su renuncia al trono en 1933, el de Conde de Covadonga.



Alfonso de Borbón y Battemberg nació en Madrid el 10 de mayo de 1907, . Al nacimiento, como mandaba el protocolo, asistieron numerosas representaciones, entre ellas, la de Asturias formada por don Alejandro Pidal, los Marqueses de Teverga, Pidal y Canillejas;
los Condes de Toreno, Revillagigedo y de la Vega del Sella;
el general Suárez Inclán y los señores José Suárez Fernández, Benito Castro García, Ramón Prieto Pazos, José Moutas Blanco y José Cienfuegos.
Hijo primogénito del rey Alfonso XIII y de la reina Victoria Eugenia, de su madre heredó la enfermedad de la hemofilia, con la que tuvo que convivir toda la vida. De cara pálida y ojerosa su rostro siempre denotó cierta tristeza, quizá por no poder desarrollar una vida normal como cualquier persona, dado que el mínimo percance o enfermedad le podría acarrear trágicas consecuencias.
Su padre nunca llegó a superar que fuera un hombre frágil, esperaba del futuro heredero un hombre fuerte y sano, capaz de demostrar fortaleza ante los grandes temas de Estado.
Lejos de todo esto, don Alfonso, llevó una vida tranquila sin preocuparse de políticas ni cuestiones de estado y se dedicó, casi por completo, a disfrutar de la naturaleza en el Palacio del Pardo. Por prescripción médica, allí solía recluirse para descansar y pasear por los jardines y allí fue donde pasó los momentos más felices de su vida, dedicándose al cuidado de sus granjas de gallinas y cerdos (esta última en Riofrío donde era dueño de una fábrica de embutidos).
A sabiendas de que para perpetuar la dinastía debería contraer matrimonio, tampoco en ello mostró gran interés, incluso llegó a rechazar a la Princesa Ileana de Rumanía. Sin embargo, a raíz de la caída de la monarquía y tras los problemas familiares, en 1931 su estado de salud empeoró e ingresó en una clínica de Lausana, donde conoció a Edelmira Sampedro y Robato, dama que le cautivó por su gran estilo y belleza. Hija de Pablo Sampedro, natural de Matienzo (Cantabria) y emigrante a Cuba, donde llegó a convertirse en propietario de una gran plantación de caña de azúcar, y de Edelmira Robato, nacida en Cuba pero de origen asturiano, las aspiraciones de ésta no fueron otras que las de convertirse en Princesa de Asturias y en futura Reina de España.
Si las relaciones entre Alfonso XIII y su hijo no eran nada buenas, empeoraron tras enterarse el monarca, por la prensa, de la relación que mantenía su hijo con la “Pachunga” (nombre con el que popularmente se conocía a Edelmira entre los miembros de la familia real). El rey, desde un principio, se opuso a esa relación y así se lo hizo entender a su hijo pero éste, haciendo caso omiso a los consejos de su padre, en una carta fechada el 11 de junio de 1933, renunció al título de Príncipe de Asturias para contraer matrimonio con la bella dama cubana. Tan sólo unos días después, el 21 de junio, en la iglesia del Sagrado Corazón de Ouchy (barrio de Lausana), tuvo lugar la sencilla ceremonia a la que asistieron la reina Victoria Eugenia y las infantas Beatriz y Victoria. Es entonces cuando don Alfonso deja de ser Príncipe de Asturias y pasa a ostentar el título de Conde de Covadonga.
Tras una larga luna de miel, y conocedora de que nunca llegaría a ser Princesa de Asturias, Edelmira estuvo al lado de don Alfonso dos años, transcurridos los cuales puso tierra de por medio y regresó a su cuba natal. Poco tiempo después, tras verse sólo y desesperado en su casa de París, el Conde de Covadonga embarcó rumbo a América con la intención de reconciliarse con la que todavía era su esposa. Así fue, el matrimonio se rehizo y volvieron a vivir una segunda luna de miel hasta que, al estallar la guerra civil, don Alfonso cae gravemente enfermo y es definitivamente abandonado por la cubana.
El 8 de mayo de 1937 firmó el divorcio en La Habana y dos meses después, el 3 de julio de 1937, se volvió a casar con, la también cubana, Marta Esther Rocafort Altuzarra en una grandiosa ceremonia a la que acudió el entonces Presidente de la isla, Federico Laredo Bru. Muy parecida a su anterior esposa, morena, de grandes ojos negros e hija mayor de un destacado dentista cubano llamado Blas Manuel Rocafort González y de Rogelia Altuzarra Carbonell, fue reconocida modelo de alta costura en Nueva York. La amistad entre ambos había surgido tras conocerse en una fiesta, en Manhattan, pero su matrimonio, al igual que el primero, duró poco tiempo. Estuvieron juntos dos meses y, tras separarse, firmaron el divorcio en Nueva York el 8 de enero de 1938.
Ocho meses más tarde, en la noche del 6 de septiembre de 1938 y en una de las calles de Miami, fallece don Alfonso como consecuencia de un accidente automovilístico en el que su vehículo se estrelló contra un poste telefónico. Siempre la soledad estuvo presente en la vida de don Alfonso incluso en su último adiós, cuando la única persona que envió flores a su entierro fue su madre, la reina Victoria Eugenia.
Respecto a quines habían sido sus esposas, Edelmira siguió conservando, discretamente, el titulo de Condesa de Covadonga hasta su muerte, sucedida en Coral Gables (Miami, Florida), el 23 de mayo de 1994, mientras que Marta Esther volvió a contraer matrimonio con el multimillonario americano E. H. “Tomy” Adkins Jr.
Desde 1985 los restos del Conde de Covadonga, por expreso deseo de su sobrino el rey don Juan Carlos I, descansan en el panteón familiar del Monasterio del Escorial.

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Mar Dic 02, 2008 6:00 pm

TRAS LA RENUNCIA DE ALFONSO EL PRINCIPE DE ASTURIAS FUE DON JAIME


Jaime de Borbón y Battenberg


Jaime Leopoldo Isabelino Enrique Alejandro Alberto Alfonso Víctor Acacio Pedro Pablo María de Borbón y Battenberg (La Granja, Segovia, 23 de junio de 1908 - Saint-Gall, Suiza, 20 de marzo de 1975), fue un infante de España, duque de Segovia, el segundo de los hijos del rey Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg. Nació en el Palacio Real de la Granja de San Ildefonso en Segovia.

A raíz de una operación practicada durante su infancia era sordo. Por Real Decreto de 2 de febrero de 1931, su padre le concedió el Collar de la Real Orden de Isabel la Católica. El 2 de marzo de 1931 fue nombrado Comendador Mayor vacante en la Orden de Calatrava. Tuvo que abandonar España siendo muy joven al proclamarse en 1931 la II República.

Al renunciar a sus derechos sucesorios su hermano Alfonso para casarse con una mujer que no pertenecía a la realeza fué principe de ASTURIAS 10 DÍAS PERO...
, su padre también le pidió a Jaime que hiciese lo mismo, éste aceptó la petición paterna y renunció el 23 de junio de 1933. Alfonso XIII no le consideraba capacitado, al ser sordo, para poder ocupar el trono en caso de que la monarquía se restaurase en España. Desde entonces utilizó el título de duque de Segovia. En 1941, los legitimistas franceses consideraron a Jaime jefe de la Casa de Borbón y pretendiente al trono de Francia. Jaime aceptó estos apoyos y se hizo llamar duque de Anjou, además como verdadero primogénito tomó los títulos carlistas, y sus partidarios le conocieron como Jaime IV de España y como Enrique VI de Francia y Navarra.

Jaime se casó en Roma, el 4 de marzo de 1935, con Emanuela de Dampierre (n. 1913), hija de Roger de Dampierre, duque de San Lorenzo y vizconde de Dampierre (1892-1975) y de la princesa Vittoria Ruspoli (1892-1982). Tuvieron dos hijos:

----

Alfonso de Borbón Dampierre, duque de Cádiz (1936–1989).
Gonzalo de Borbón Dampierre, duque de Aquitania (1937-2000).

Don Jaime y Emanuela de Dampierre se divorciaron en 1947 en Bucarest, (el divorcio fue reconocido por los tribunales italianos en 1949, pero no en España). El 3 de agosto de 1949, Jaime de Borbón y Battenberg se casó en Innsbruck con una cantante divorciada Charlotte Luise Auguste Tiedemann (1919-1979).

El 6 de diciembre de 1949, Jaime de Borbón intentó que su renuncia a los derechos de sucesión al trono de España fuese invalidada y oponiéndose que su hermano Juan de Borbón fuese considerado jefe de la Casa Real. El 3 de mayo de 1964, comenzó a usar el título de duque de Madrid como jefe de una rama del carlismo. El 19 de julio de 1969, Jaime de Borbón renunció definitivamente a continuar reclamando sus posibles derechos dinásticos cuando el príncipe Juan Carlos fue designado sucesor por el general Francisco Franco al solicitarle este gesto su hijo Alfonso. Pero algunos años después trató que el dictador nombrara sucesor a su hijo y apartara a Juan Carlos de Borbón.

Jaime de Borbón murió en el hospital Cantonal de Saint-Gall en Suiza el 20 de marzo de 1975, diez años después, el rey Juan Carlos I ordenó el traslado de sus restos al monasterio de El Escorial.

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Jue Dic 04, 2008 2:34 pm

[shadow=violet:1a524ba0f2]mujeres en la historia-Victoria Eugenia-video[/shadow:1a524ba0f2]




[shadow=cyan:1a524ba0f2]Boda de Alfonso y Victoria Eugenia[/shadow:1a524ba0f2]



Nacimiento del principe de Asturias --ALfonso--hijo de Alfonso XIII Y Victoria Eugenia




[shadow=yellow:1a524ba0f2]Nacimiento de los otros hijos de Alfonso XIII
[/shadow:1a524ba0f2]



Última edición por el Mar Dic 09, 2008 10:31 am, editado 2 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Jue Dic 04, 2008 2:35 pm

VIDEOS FAMILIAS REALES--hijos ALFONSO XIII



Última edición por el Mar Dic 09, 2008 10:24 am, editado 5 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Jue Dic 04, 2008 2:37 pm

-La manera en que luces-Tiene traducción en el lateral derecho
[shadow=red:73fa5c5fd9]--------------------------------------------------------------------------------[/shadow:73fa5c5fd9]


Hubo momentos,
En que yo era todo y nada a la vez
Cuando me encontraste
Me sentía como una nube a través del sol
Necesito decirte,
Como iluminas cada segundo de mi vida
Pero en la luz de la luna
Brillas justamente como un faro en la bahía

Y no lo puedo explicar,
Pero hay algo en la manera en que luces esta noche
Que me quita el aliento
Es ese sentimiento que recibo de la profundidad de ti
Y no puedo describir
Pero hay algo en la manera en que luces esta noche
Que me quita el aliento
La manera en que luces esta noche

Con una sonrisa
Sacas los secretos más profundos de mi corazón,
Con toda honestidad
No tengo palabras y no sé por donde empezar

Y no lo puedo explicar,
Pero hay algo en la manera en que luces esta noche
Oh que me quita el aliento
Es ese sentimiento que recibo de la profundidad de ti
Y no puedo describir
Pero hay algo en la manera en que luces esta noche
Que me quita el aliento
La manera en que luces esta noche.

La manera en que luces esta noche
La manera en que luces esta noche
La manera en que luces esta noche
La manera en que luces esta noche,
La manera en que luces esta noche
La manera en que luces esta noche,
La manera en que luces esta noche

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Jue Dic 04, 2008 2:39 pm

autor-selketgirl-Miradas

[shadow=violet:c2d0c9a93e]++++++++++++++++++++++++++[/shadow:c2d0c9a93e]

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por letizia princesa astur el Dom Dic 07, 2008 10:52 pm

letizia ortiz ( a un paso de tu amor)- autora.chiquinquira30



Última edición por el Sáb Dic 13, 2008 8:49 pm, editado 2 veces

letizia princesa astur
Su Alteza Real
Su Alteza Real

Mensajes : 1362
Fecha de inscripción : 15/11/2008
Localización : Gijón- Asturias-España

Volver arriba Ir abajo

Re: Letizia, Princesa de Asturias (III) (FORO CLAUSURADO)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 40. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 21 ... 40  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.